Joseph Oberhansley: “El Caníbal de Jeffersonville”


"Ella estaba intentando darle una segunda oportunidad al asesino".
Darry Harbin, familiar de la víctima


Joseph Albert Oberhansley nació el 29 de marzo de 1981 en West Valley City, Utah (Estados Unidos). Desde niño presentó conducta antisocial; era muy violento y constantemente se enredaba en peleas con sus compañeros de escuela. Los maestros lo castigaban constantemente. Con el tiempo, se forjó un largo historial criminal. El 9 de diciembre de 1998 mató a balazos a su novia de 17 años, Sabrina Elder, en West Valley City. Sabrina acababa de dar a luz a su hijo apenas cinco días antes. Oberhansley  también disparó contra su madre y luego intentó suicidarse, poniéndose la escopeta bajo la barbilla y disparándose en la cabeza, aunque sobrevivió; sin embargo, restos de la bala quedaron alojados en su cerebro. Fue acusado de homicidio culposo y el 7 de enero de 2000, también fue declarado culpable por homicidio imprudencial e intento de homicidio.



El joven Joseph Oberhansley

Culpó a las drogas, a su juventud y a las muertes de su hermanastro y de su padre. Su madre, Brenda, lo perdonó por dispararle e inclusive lo apoyó pagando su defensa. Oberhansley diría alguna vez que la bala en su cerebro lo calmó. Pero su propia familia lo consideraba un monstruo, y sus parientes aseguraron que debía ser encerrado para luego tirar la llave de su celda. En prisión, se hizo un tatuaje con dos palabras: “Murderous deeds” (“Hechos asesinos”). Oberhansley salió en libertad condicional en 2012.







El 10 de marzo de 2013, el mesero de una taberna de Jeffersonville llamó a la policía para informar sobre una pelea. Cuando la policía llegó, una mujer abrió la puerta del lugar y gritó: "¡Él está matando a mi novio!” Los agentes encontraron a Oberhansley en el baño, desnudo, estrangulando a un hombre que estaba casi desmayado. Los nudillos de su mano derecha estaban hinchados y sangrantes. Le dijo a policía que él estaba asustado y temía por su vida. Aseguró que la mujer lo había invitado a su departamento a tener sexo, y que el hombre lo había atacado con un bate de baseball. Fue acusado de agresión y de resistirse al arresto, pero salió bajo fianza.


En julio de 2014, Oberhansley fue arrestado por conducir en estado de ebriedad, pero su entonces novia Tammy Jo Blanton, de 46 años de edad, pagó una fianza de mil dólares para que saliera en libertad. Los amigos de Blanton, sospechando de su nuevo novio, investigaron su nombre en Internet, encontraron la historia del asesinato de su novia y le advirtieron. Blanton se asustó y decidió separarse de él.


La noche del 11 de septiembre de 2014, una vecina afirmó que la pareja estaba discutiendo y Oberhansley guardó su ropa en el coche a las 21:30 horas. Más tarde, a las 02:52 horas, Blanton llamó a la policía de Jeffersonville, en Indiana, a unos cuantos kilómetros al norte de Louisville, Kentucky, para denunciar que Oberhansley estaba tratando de irrumpir en su casa, ante lo cual la policía acudió al lugar para alejar al intruso.



Tammy Jo Blanton

El hombre les dijo que tenía problemas con su novia y que era su casa. Pero cuando los policías se entrevistaron con Tammy, ella detalló que había cambiado las cerraduras de las puertas, que ya no tenía relación alguna con el sospechoso y les pidió que lo retiraran de su propiedad. Bajo la mirada de los policías, Joseph se subió a su Chevrolet Blazer 2002 y abandonó el lugar. Los oficiales se quedaron algunos minutos más para asegurarse de que no regresara.


La madre de Joseph contó a los investigadores que su hijo entró enfurecido a su habitación alrededor de las 03:30 horas y le explicó lo que había ocurrido en la casa de su ex novia. Joseph se mostró frustrado por el rechazo de Tammy, por sus problemas financieros y por su trabajo. Luego salió y se subió a su auto. Su madre lo siguió e hizo lo mismo; en el coche, habló por varios minutos con él para calmarlo. Después él se bajó del auto y se fue.


Regresó a pie a la casa de Tammy, dispuesto a no ceder esta vez. Consiguió entrar a la casa. La apuñaló en repetidas ocasiones, causándole heridas fatales en la cabeza, la nuca y el torso. Después, la partió en pedazos y se comió varios de sus órganos, incluyendo su corazón, sus pulmones y parte del cerebro.


Una compañera de trabajo de Tammy se preocupó luego de que la mujer no se presentó a trabajar a las 09:00 horas. La compañera sabía por otra colega de los problemas que Tammy tenía con su ex novio, por lo que le marcaron a su teléfono celular, el cual fue respondido por un hombre. El tipo dijo ser hermano de Tammy y afirmó que ella había salido a ver su padre, quien estaba enfermo. La compañera de trabajo no creyó la versión del hombre y llamó al número de emergencias 911 alrededor de las 09:50 horas. Cuando varios policías llegaron a la casa de Tammy, unos 15 minutos después, encontraron el auto de la mujer, una Ford Explorer negra, en la cochera de la casa. Los policías observaron que tanto la puerta delantera como la trasera tenían señales de haber sido forzadas.






Joseph y Tammy

Cuando uno de los policías cruzó la puerta frontal, se encontró con Joseph, quien tenía una herida recién hecha en una de sus manos. Temiendo lo peor, el oficial le dijo que pusiera sus manos contra la pared para ser revisado. Pero Joseph se negó a seguir las órdenes del policía, quien ayudado por otro oficial sometió al intruso cuando este intentó meter su mano en su bolsillo de atrás, donde guardaba un cuchillo. Dijo llamarse "Joe", pero aseguró que no tenía identificación.


Luego de ser esposado, los oficiales se dieron cuenta de lo que posiblemente había ocurrido: el cuchillo tenía sangre fresca y cabellos. Los policías comenzaron a buscar a Tammy habitación por habitación. La policía encontró en la cama de la recámara principal una bolsa con todas las cosas de Oberhansley, las cuales Tammy pretendía dejar afuera de la casa para que Joseph se las llevara.



La escena del crimen




Descubrieron manchas de sangre por varias partes de la casa. Una oficial vio gran cantidad de sangre junto a la bañera, que además estaba cubierta con una manta. Al notar la escena, regresó a buscar al resto de los oficiales, quienes luego ingresaron al baño. La escena era dantesca: el cuerpo de la mujer estaba lleno de heridas causadas por el cuchillo, su esqueleto estaba prácticamente roto a golpes y su cráneo estaba partido. En la bañera había restos de su cerebro.



Los titulares


Los policías aseguraron la escena y llamaron a los detectives de homicidios para que se hicieran cargo del caso. Ellos encontraron que no sólo la puerta frontal fue forzada, sino también la trasera, además de la puerta del baño, lo que indicaba, junto con los restos de sangre dejados por toda la casa, que Tammy luchó por su vida y luego se refugió en esa parte de la residencia. Al ingresar al baño pudieron ver de cerca el cadáver de la víctima, que tenía múltiples heridas en el pecho, el cuello y el cráneo. Tammy tenía el cuello cortado y su frente había sido arrancada. A la mujer le faltaba gran parte del cerebro así como el corazón.







Bajo arresto



Joseph confesó a la policía que irrumpió en la casa y que Tammy se refugió en el baño. Luego de forzar la puerta, atacó a su ex novia con un cuchillo, la mató y luego mutiló su cuerpo. Utilizando una sierra eléctrica, abrió su cráneo y se comió crudo parte de su cerebro. La otra parte la cocinó. Cuando le preguntaron qué había hecho con el corazón de Tammy, el hombre dijo que se lo había comido, así como también una parte de uno de sus pulmones. Lo más sorprendente era que Oberhansley aún se encontrase dentro de la casa. Fue detenido bajo el cargo de asesinato.



La autopsia reveló que Blanton murió tras recibir una serie de golpes con un objeto contundente en la cabeza, el cuello y el torso. Faltaban partes de su corazón, cerebro y pulmones. Oberhansley fue acusado de homicidio, profanación de un cadáver, irrupción e invasión de morada. Presentado ante una corte, esta vez negó todos los cargos. El padre de Tammy aseguró: "Yo deseo que lo maten. Yo lo quiero ido. Yo lo quiero muerto”. Oberhansley se declaró inocente y reclamó a la corte que “tienen a la persona equivocada” ya que dijo no llamarse Joseph A. Oberhansley, sino “Zeus Brown”, el sobrenombre de un jugador de la NFL para los Ravens y los Browns.




"No le creo. Creo que hay un motivo y una razón para lo que dijo en la sala del Tribunal, no creo que él realmente piense que es Zeus Brown", dijo el fiscal del condado de Clark, Jeremy Mull. "Después de ser fiscal durante tanto tiempo crees que lo has visto todo. Este es uno de esos casos que nunca había visto”.



BIBLIOGRAFÍA:


17 comentarios:

Anónimo dijo...

Que loco...

Jumad dijo...

Pobre mujer! Un final terrible por salir con el hombre equivocado. Excelente una vez más ECS. Saludos desde Caracas.

Anónimo dijo...

Yo se que la mujer no tuvo la culpa que la mataran pero que tonta, yo me hubiese asustado mucho al enterarme que mato a alguien ese sujeto YA ESTARIA A MIL MILLONES DE KM LEJOS aunque tuviera la vida hecha ahi. Tambien sus amigos tuvieron la culpa porque hicieron que la mujer confrontara al sujeto; que mala la justicia el tipo mato a su novia le dan prision y sale bajo libertad condicional hace una ofensa y sale bajo fianza fuck the logic man. Lamentablemente es que el hijo de este sujeto tiene muchas probabilidades de que sera igual que el.
PD Maldito compartimos fecha de nacimiento solo que el es mas viejo que yo hdp!! ojala que nadie sepa de este sujeto de los que conozco.

Excelente ECS. Saludos.

Anónimo dijo...

Y entonces? Cómo sigue la historia?? Está preso, salió?? Algunas historias no están cerradas

Anónimo dijo...

Buen caso, pero no concluyeron que paso con el tipo? cual fue la condena?

María Daeva dijo...

Siempre quedo satisfecha y feliz después de leerlos a ustedes, pero, esta vez, sentí que algo faltó al final. Parece incompleto, como a las apuradas... Qué pasó al final?

Anónimo dijo...

No es que este incompleto el caso sucedio el año pasado y aun tienen a este sujeto en juicios (ya esta preso) pero no saben si le van a dar pena de muerte o no.

Perla Ledda dijo...

Que paso con el final ?Es raro siempre sus escritos son excelentes

Anónimo dijo...

Mmmmm!!!

Anónimo dijo...

Blamco tenia que ser... si fuese negro, latino o de otra raza ya estaria muerto desde que lo encontraron en la casa lo hubiesen baleado.

Anónimo dijo...

No está incompleta, aún no tuvo su juicio, por eso no se sabe! Es cuestion de leer e interpretar, no les parece?

Ampersand dijo...

Muy desquiciado este "sujeto" que encima de las muy probables carencias personales que debe tener, tuvo la suerte de encontrarse con mujeres a su paso, a las cuáles les fue muy mal al haberlo conocido: ambas muertas, cada una en circunstancias muy diferentes la una de la otra.

Debo pensar que si el texto no tiene un "final" debe ser porque aún se debe estar en el proceso y juicio en su contra; esto nos indica que aún no se conoce una sentencia definitiva, pero como ya nos tienes acostumbrados, nos relatarás el final en cuanto tengas conocimiento del mismo .... Saludos !!!!

Michelle Castillo dijo...

Esos rednecks...

Anónimo dijo...

Excelente pero yo me la hubiera violado primero

Alejandra Betancur dijo...

Estos artículo son realmente buenos, pero casi siempre tan pobres de detalles al final, por favor más información en cuanto a sus juicios y condenas..

Proyectos Concordia dijo...

Cito la fuente: www.indystar.com/news
Allí dice, el juicio programado para agosto 2016 se pospone para el 12 de junio de 2017 debido a que se encuentran numerosas pruebas aún por clasificar.
Desde Argentina. Ing. Carlos Antonio Gonzalez

Heazel Divóz dijo...

Pq mató a su primera novia???