John Edward Robinson: “El Esclavista de Internet”



“Esclava mía, témeme. Ámame. ¡Esclava mía!
Mi propio latigazo cae sobre mi vida.
El eco de la voz más allá del silencio.
Y lo que en mi alma crece como el musgo en las ruinas”.
Pablo Neruda


John Edward Robinson nació el 27 de diciembre de 1943 en Cicero, Illinois (Estados Unidos). Fue el tercero de los cinco hijos de un padre alcohólico y una madre muy estricta.



Mapa de Cicero

En 1957 se convirtió en un Eagle Scout, y se dice que viajó a Londres con un grupo de Scouts que realizó una exhibición ante la Reina Elizabeth II.



John Edward Robinson cuando era niño


Ese mismo año se matriculó en el Seminario Preparatorio Quigley en Chicago, una escuela privada para chicos aspirantes a sacerdotes, pero se retiró después de un año, debido a problemas disciplinarios.




En 1961 se matriculó en el Morton Junior College en Cicero, para convertirse en un técnico radiólogo, pero se retiró después de dos años. En 1964 se trasladó a Kansas City y se casó con Nancy Jo Lynch, quien en 1965 dio a luz a su primer hijo: John Jr., seguido de una hija, Kimberly, en 1967, y de los gemelos Christopher y Christine en 1971.



John Edward Robinson con una amiga

Robinson fue arrestado por primera vez en Kansas City en 1969, acusado de malversación de fondos por $33,000 dólares en el consultorio del Dr. Wallace Graham, donde trabajó como técnico en rayos X, trabajo que obtuvo usando credenciales falsificadas. Fue condenado a tres años de libertad condicional. En 1970, Robinson regresó a Chicago sin el permiso o el conocimiento de su oficial de libertad condicional, y tomó un trabajo como vendedor de seguros en la RB Jones Company. En 1971 fue arrestado de nuevo por malversación de fondos de esa empresa y se fue de nuevo a Kansas City, donde se extendió su libertad condicional. En 1975 se amplió de nuevo después de otra detención, esta vez por cargos de fraude de valores y fraude postal en relación con una compañía falsa de consultoría médica, que él había formado en Kansas City.



John Edward Robinson de vacaciones

Durante este período, Robinson conservaba la imagen de un ciudadano modelo. Se convirtió en un pilar de su comunidad; fue jefe de tropa en los Boy Scouts, entrenador de baseball y maestro de la escuela dominical. En 1977 logró su ingreso a la junta directiva de una organización caritativa y consiguió una serie de cartas emitidas por el director ejecutivo, además de otra del alcalde de Kansas City, dirigidas a otros líderes cívicos, elogiando sus esfuerzos voluntarios generosos y alabándolo. Con el tiempo él mismo fue nombrado Hombre del Año de la organización y organizó un almuerzo de premiación festiva en su honor.


En 1979, Robinson completó su condena a libertad condicional; pero en 1980 volvió a ser detenido por múltiples cargos, entre ellos malversación y falsificación de cheques, por lo cual estuvo sesenta días en la cárcel durante 1982.


Después de su liberación, formó un falso negocio de hidroponía y estafó 25,000 dólares de un amigo, a quien le prometió un retorno de inversión rápida para pagar la atención de la salud de su esposa moribunda.


En este tiempo, comenzó a hacerles proposiciones sexuales a las mujeres de sus vecinos, lo que provocó una pelea con uno de los esposos. También afirmó que se había unido a un culto secreto sadomasoquista llamado Consejo Internacional de Maestros, y se había convertido en esclavista, cuyas funciones incluían atraer a las víctimas a las reuniones, para ser torturadas y violadas por miembros de la secta.





En 1984, después de haber iniciado dos compañías fraudulentas más (Equi-Plus y Equi-2), Robinson contrató a una mujer llamada Paula Godfrey, supuestamente para trabajar como representante de ventas. Godfrey le dijo a sus amigos y familiares que Robinson iba a enviarla de viaje a un lugar lejano, para tomar cursos de formación.


Después de no saber nada más sobre ella, los padres de Godfrey presentaron una denuncia de persona desaparecida. La policía interrogó a Robinson, quien negó tener conocimiento de su paradero. Varios días después, sus padres recibieron una carta escrita a máquina, con la firma de Godfrey en la parte inferior, dando gracias a Robinson por su ayuda y afirmando que “estaba bien”, pero que no quería ver a su familia. La investigación concluyó porque Godfrey era mayor de edad y no había pruebas de algo ilícito. Nunca más se encontró rastro alguno de Paula Godfrey.



Paula Godfrey

En 1985 Robinson, utilizando el nombre de John Osborne, se reunió con Lisa Stasi y su hija de cuatro meses de edad, Tiffany, en un refugio para mujeres maltratadas en Kansas City. Las contactó gracias a una trabajadora social llamada Karen Gaddis. Le prometió a Lisa un trabajo en Chicago, un departamento y una guardería para su bebé, y le pidió que firmara varias hojas de papel en blanco.



Lisa Stasi

Pocos días después, Robinson contactó a su hermano y a su cuñada, que habían sido incapaces de adoptar un hijo a través de los canales tradicionales, y les informó que él sabía de un bebé cuya madre se había suicidado. Por $5,500 de "honorarios para el abogado", Don y Helen Robinson recibieron a Tiffany Stasi (cuya identidad fue confirmada por pruebas de ADN en 2000) y un conjunto de documentos de adopción auténticos, que tenían las firmas falsificadas de dos abogados y un juez. Nunca se supo más de Lisa Stasi. La niña fue bautizada como Heather Robinson.



Heather Robinson



En 1987, Cattherine Clampitt, de 27 años, dejó a su hijo con sus padres en Wichita Falls, Texas, y se mudó a Kansas City para encontrar empleo. Fue contratada por Robinson, quien al parecer le prometió un extenso viaje y un nuevo vestuario. Ella desapareció en junio de ese año. Su caso de “persona desaparecida” sigue abierto.



Catherine Clampitt

Entre 1987 y 1993, Robinson fue encarcelado por múltiples condenas por fraude, primero en Kansas (1987-1991) y después en Missouri, para fraude y violación de libertad condicional. En la Correccional de Western Missouri conoció a Beverly Bonner, una mujer de 49 años de edad, quien era la bibliotecaria de la prisión. Después de su liberación, dejó a su marido y se mudó a Kansas a trabajar para Robinson. Este consiguió que los cheques de pensión alimenticia de la mujer fueran enviados a un apartado de correos en Kansas; luego de eso, su familia nunca volvió a saber de ella. Durante varios años, la madre de Bonner continuó reenviando los cheques de pensión alimenticia, y Robinson continuó cobrándolos.



Beverly Bonner

Por esas fechas, Robinson descubrió Internet y vagaba por varias redes sociales utilizando el nombre de "Esclavista", en busca de mujeres que disfrutaran jugando el papel sumiso durante el sexo. La primera víctima que se encontró en línea fue Sheila Dale Faith, una obesa mujer de 45 años de edad, cuya hija de quince años, Debbie Lynn Faith, estaba en silla de ruedas debido a que tenía espina bífida.



Sheila Dale Faith

Robinson se describió a sí mismo como un hombre rico que la apoyaría, pagaría la terapia de Debbie y le daría un trabajo a Sheila. En 1994, la madre y la hija se mudaron de Fullerton, California, a Kansas City, y ambas desaparecieron inmediatamente. Robinson cobró los cheques de pensión de Faith durante los siguientes siete años.






Debbie Lynn Faith

Poco a poco, Robinson se hizo muy conocido en las cada vez más populares salas de chat en línea, especializadas en bondage y sadomasoquismo. Por esto fue considerado el primer asesino en serie a través de Internet. En 1999 le ofreció un trabajo y una relación de servidumbre a Izabela Lewicka, una joven inmigrante polaca de 21 años de edad, que vivía en Indiana. Cuando se mudó a Kansas City, Robinson todavía estaba casado, pero le dio un anillo de compromiso, y la llevó ante el juez del condado, donde pagó por una licencia de matrimonio que nunca fue recogida.



Izabela Lewicka

No está claro si Lewicka creyó que ella y Robinson ya se habían casado; les dijo a sus padres que había contraído matrimonio, pero nunca les dijo el nombre de su marido. Ella lo hizo firmar un contrato de esclavitud, con 115 cláusulas que le daban a Robinson el control casi total sobre cada aspecto de su vida, incluyendo sus cuentas bancarias. En algún momento del verano de 1999 la chica desapareció. Robinson le dijo a un diseñador web que empleaba, que Lewicka había sido sorprendida fumando marihuana y deportada a Polonia. Robinson conservó en su computadora muchas fotografías de la joven siendo sometida por él.



Izabela Lewicka en medio del maltrato

Tras la desaparición de Lewicka, Robinson convenció a una solitaria enfermera llamada Suzette Trouten, para que fuera su esclava en un juego sexual prolongado. Ella se mudó de Michigan a Kansas para que pudieran viajar juntos por el mundo, según el ofrecimiento de Robinson. La madre de Trouten recibió varias cartas mecanografiadas enviadas por correo, donde se afirmaba que la pareja estaba en el extranjero, aunque los sobres habían sido sellados con el matasellos de Kansas City. La ortografía, según diría su madre, extrañamente no tenía errores. Más tarde, Robinson le dijo a la madre de Trouten que ella se había escapado con un conocido después de robarle dinero.



Suzette Trouten

Al igual que muchos otros asesinos en serie, con el tiempo Robinson se volvió cada vez más descuidado e hizo un trabajo muy pobre al cubrir sus huellas. Para 1999, había atraído la atención de las autoridades en Kansas y Missouri, cuando su nombre surgió en varias investigaciones de personas desaparecidas.



El sitio donde Suzette Trouten fue asesinada


Robinson fue detenido en junio de 2000 en su granja cerca de La Cygne, Kansas, después de que una mujer presentó una denuncia por agresión sexual contra él y otra lo acusó de robar sus juguetes sexuales. El cargo de robo por fin dio a los investigadores la causa probable que necesitaban para obtener órdenes de allanamiento.



La granja de Robinson



La policía se encaminó a la granja de Robinson. Un grupo de trabajo encontró los cuerpos en descomposición de dos mujeres, más tarde identificados como Izabela Lewicka y Suzette Trouten, en dos barriles de 85 libras lleno de químicos.



Los cadáveres en la granja



Al otro lado de la frontera del estado de Missouri, los demás miembros del grupo de trabajo, que estaban en busca de una instalación de almacenamiento donde Robinson había alquilado dos bodegas. Encontraron en ellas tres tambos similares, llenos de químicos, que contenían tres cadáveres posteriormente identificados como Beverly Bonner, Sheila y Debbie Faith. Las cinco mujeres habían sido asesinadas de la misma manera: con varios golpes propinados en la cabeza con un martillo u otro objeto contundente.



El almacén



En 2002, Robinson fue juzgado en Kansas por los asesinatos de Suzette Trouten, Isabella Lewicka y Lisa Stasi, junto con varios cargos menores. Tras su condena por todos los cargos, fue sentenciado a muerte por los asesinatos de Trouten y Lewicka, y a cadena perpetua por la Stasi, ya que ella murió antes de que Kansas restableciera la pena de muerte.



Ficha de detención de John Edward Robinson

También recibió una pena de prisión de entre cinco y veinte años por interferir con la custodia de los padres del bebé de Stasi, 20 años por el secuestro de Trouten, y siete meses por robo. Sin embargo, Kansas no ha ejecutado a nadie desde el restablecimiento de la pena de muerte en 1986.



El juicio de Robinson


Después de sus condenas en Kansas, Robinson enfrentó cargos adicionales por asesinato en Missouri, con base en la evidencia descubierta en ese estado. Missouri fue mucho más agresivo en su búsqueda de la condena y la pena capital, y los abogados de Robinson estaban ansiosos por evitar un juicio allí. Chris Koster, el fiscal de Missouri, insistió en que Robinson condujera a las autoridades hasta los cadáveres de Lisa Stasi, Paula Godfrey y Catherine Clampitt, como condición para cualquier acuerdo con la defensa.






Robinson, que nunca cooperó de forma alguna con los investigadores, se negó; pero Koster siguió enfrentando la presión para llegar a un acuerdo, porque el caso no estaba técnicamente cerrado. Entre otras cosas, no había evidencia inequívoca de que alguno de los asesinatos en realidad se había cometido en el ámbito de su jurisdicción. Robinson, por su parte, se enfrentó a la presión para declararse culpable y evitar una sentencia de muerte casi segura en Missouri, y en su defecto, otro juicio por asesinato en Kansas.


Cuando se hizo evidente que los restos de las mujeres nunca se encontrarían sin la cooperación de Robinson, se llegó a una especie de compromiso: en una declaración cuidadosamente redactada en octubre de 2003, Robinson reconoció únicamente que Koster tenía suficientes pruebas para condenarlo por homicidio a causa de la muerte de Godfrey, Clampitt, Bonner y las Faith. A pesar de que su declaración era técnicamente un reconocimiento de su culpabilidad, y fue aceptada como tal por el tribunal de Missouri, los observadores señalaron que se trataba sobre todo de un documento carente de contrición o arrepentimiento. Recibió una sentencia de cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional, por cada uno de los cinco asesinatos.



Instrumentos usados por Robinson para matar y torturar

En 2005, Nancy Robinson solicitó el divorcio después de 41 años de matrimonio, citando diferencias irreconciliables e incompatibilidad. En 2006, Heather Robinson, la hija de Lisa Stasi vendida por Robinson, entabló una demanda civil contra el Truman Medical Center en Kansas City y contra la trabajadora social Karen Gaddis.


En ella, acusa a Gaddis de poner a Robinson en contacto con Linda Stasi y su hija recién nacida, después de que él le dijo que representaba a una organización de caridad que proporcionaba asistencia a las "madres solteras de bebés blancos". En 2007, Heather Robinson y el hospital llegaron a un acuerdo por una suma no revelada, que Robinson dividió con su abuela biológica, Patricia Sylvester. Heather Robinson ganó un segundo juicio en 2007, para evitar que Robinson se beneficie de las ventas de libros sobre él o los derechos para hacer películas sobre su historia.



Dibujo realizado por Robinson

En 2006, se encontró el cadáver de una mujer joven metido en un barril en una zona rural de Iowa, donde Robinson tenía un socio de negocios. La identidad de la víctima nunca se averiguó; los restos habían permanecido en aquel contenedor durante más de veinte años.



Robinson en prisión




Se especuló mucho sobre la posible participación de Robinson. Un investigador afirmó: "Ha mantenido el secreto acerca de lo que hizo con las mujeres. Nunca lo dirá, es el último control que él tiene. Probablemente existen otros barriles esperando ser abiertos, otros cadáveres esperando ser descubiertos". Robinson permanece actualmente en el corredor de la muerte en el Centro Correccional de El Dorado, en Kansas, y podría convertirse en el primer preso ejecutado por inyección letal en ese estado.




BIBLIOGRAFÍA:



21 comentarios:

Quién dijo...

Extrañaba decir: recién salido del horno.
Supongo que el no decir lo que hacía con sus víctimas es parte del pequeño poder que cree aún tener.

Saludos

Anónimo dijo...

No bueno así ó más psicopata...de escalofrios,pero no entiendo,por qué nunca se investigation la identical de la Ultima mujer entambada? no bueno si para inconsistencias,acábado también se pintando solos,qué incongruencia...por cierto...no puedo creek que soy la primera en comentar..weeeeeeeeee!

Anónimo dijo...

Eso me Pasa por verificar lo que escribo...corrijo...la Segunda en comentar...

Anónimo dijo...

Este asesino con cara de imbécil se ganaba la confianza de esas pobres mujeres, pero lo que era un cazador... mucho cuidado con Internet y con los depravados que circulan en la red

Anónimo dijo...

Gracias ESC por otro interesante caso del que no sabía a pesar de ser bastante reciente.
Terrible destino de esas desafortunadas mujeres.
Vaya fichita este Robinson: asesino, vividor y aparte, tranza. Mira que hacerle una jugarreta así a su propio hermano. Por cierto, presentó este alguna acusación?

Y, estoy contento! Soy el 1,2,3,4... Quinto en comentar! :P

Sigue con tu excelente trabajo ESC, te vuelvo a felicitar por el, saludos.

Anónimo dijo...

Gracias Escrito con Sangre justamente estaba hablando ayer sobre este tipo de personas que abunda en la red... como lei por ahi "el internet es el patio de juegos de los psicopatas"... demasiado sencillo para que la gente vulnerable caiga. Ok les recomiendo a todos que se cuiden compren un buen antivirus y repito jamas compartan su vida por la red.

Anónimo dijo...

Por cierto que esta pasando ahora ¿cuentan que lugar en comentar son? ¿hay algun premio o algo asi? ¿que merito tiene? un buen comentario no importa en que lugar este... ¿Tienen 7 años? si es asi los comprendo si no que pereza.

Ashi dijo...

Muy buen caso Escrito con Sangre. Me da tristeza por las mujeres que cayeron en la trampa de este viejo de mierda. Y pobre Tiffany Stasi a quien le asesinaron a su madre así sin más y encima fue vendida a otros que vaya a saber por qué no podían adoptar "a través de los canales tradicionales". Qué impotencia me da que existan tipos como este que hicieron esas cosas, este desgraciado debería morir torturado y a golpes.

Laura Palmer dijo...

Al fin un caso de un asesino serial, lo esperaba con ansias.
La verdad es que no entiendo como tantas mujeres pudieron ser engañadas por este tipo.. no era joven ni apuesto ni nada. aunque las comunicaciones en internet en aquellos días no eran como ahora que uno tiene mas posibilidades de saber con quien está contactando (aunque todavía existan peligros)
Por cierto me recordó un poco a la serie Dexter donde unos asesinos seriales metían a todas sus víctimas (mujeres) en barriles.

Anónimo dijo...

Me encanta éste blog, me declaro fan. Pero esta vez fue muy escasa la investigación. Más detalles no hubieran estado mal. Saludos y gracias por compartir estas historias.

Kenia C. dijo...

Y de esos hay muchos, estafadores, rateros y personas ingenuas que caen... la ambicion puede desencadenar cosas horribles...

Ampersand dijo...

Este "amigo" (de lo ajeno) comparte la metodología para deshacerse de sus víctimas de Bela Kiss, la compulsión por el dinero y los fraudes de Ray Copeland y las parafilias de David Parker Ray, todo esto en un "lindo" paquete que, a primera vista, parece que el individuo en cuestión no mata ni a una mosca, pero caras vemos, corazones y malas mañas no sabemos.

Sólo espero que este tipo de casos sirva para alertarnos a todos que los riesgos existen en todas partes, inclusive en la realidad virtual que Internet puede ofrecernos ..... Saludos !!!

Anónimo dijo...

Muy buen articulo. Hace rato que leo, pero comento poco. Pocos detalles es verdad, pero tengan en cuenta que el tipo nunca confeso nada, asi que por eso hay poca info.
saludos

hada dijo...

De todo un poco, desde su propia familia que resultaron ser "ingenuos" a esas pobres victimas, ahora, sorprendente capacidad de manipulación sobre esas mujeres para llegar a tener tanto dominio sobre ellas!! Que increible, eso se lo atribuyo al léxico y a la inteligencia.....lindo caso....

Anónimo dijo...

Como familiar de gente vulnerable siempre tienes que estar fiero con las demas personas nunca sabes cual se quiere aprovechar, a estas pobres criaturas les falto su protector. Gente como el abundan las personas vulnerables son como antilopes bebes solitarios, el leon los acosa y si nadie los defiende se los traga. Ojo con el internet, ojo con todas las personas que dicen tener buena voluntad.

Anónimo dijo...

Aquí en toluca México, hubo un caso de un joven deportista, sin vicios,buen estudiante, que de la nada mato a sus padres y a su servidumbre. es una historia muy extraña, el se apellida flores. Esto paso en la calle 23 de septiembre en la colonia morelos. Ojala tu pudieras investigarlo. No dejo de leerte

Anónimo dijo...

Este anciano no hizo nada terrible a comparacion con los que suben videos de niñ@s mujeres y ancianos, torturas diarias reales grotescas y asquerosas deje el internet por un año... no puedo creer que existan personas asi... Escrito con Sangre es light a mi parecer con lo horrible que vi en los otros sitios. Grax

Salem dijo...

Un depredador..sin duda alguna..
saludos Escrito

Anónimo dijo...

Muy buen caso , los leo cada semana y nunca me decepcionan. Los artículos q más me gustan son los de asesinos seriales. Gracias ECS ;)

Anónimo dijo...

llevo un par de dias leyendo este blog, honestamente es muy bueno, eh estado leyendo entradas que tienes desde el 2008, ya llevas tiempo haciendo esto y me da gusto que tengas determinacion en esto, eh encontrado datos en tus investigaciones que no encontraba en otros sitios, mis felicitaciones de nuevo y continuare leyendo tus publicaciones hasta que las termine todas y ahora si este esperando lo mas nuevo como todos los demas.

Mad Psycho dijo...

la parte que más me da risa es la de la tipa que lo demandó por robarle los juguetes sexuales xDDD