Marshall Applewhite: “La Puerta del Cielo”


"Qué poética ha sido entonces
su manera de partir. Les imaginé
como a un tropel de ángeles radiantes
cabalgando en la libre, auroral cola
de un tolerante y piadoso cometa”.
Jorge Lobillo. "Recado fugaz para los suicidas por el cometa Hale-Bopp"


Marshall Herff Applewhite nació el 17 de mayo de 1931 en Austin, Texas (Estados Unidos). Fue hijo de Marshall Herff Applewhite, Sr. y Louise Applewhite y tenía tres hermanos. Dado que su padre era ministro presbiteriano, Applewhite fue un niño muy religioso. Asistió a la Escuela Secundaria Corpus Christi y al Austin College; en este último, participó en numerosas organizaciones estudiantiles. Applewhite asistió a varias universidades y, de joven, sirvió en el Ejército de los Estados Unidos. Después de terminar la escuela, dio clases de música en la Universidad de Alabama.



Marshall Applewhite cuando era niño

Obtuvo un título de grado en filosofía en 1952 y más tarde ingresó al Union Presbyterian Seminary para estudiar teología, con la esperanza de convertirse en ministro. Contrajo matrimonio con Anne Pearce en esa época, y más adelante tuvieron dos hijos. Poco después de haber comenzado sus estudios en el seminario, decidió abandonar la escuela e iniciar una carrera musical, por lo que tomó el puesto de director en una iglesia presbiteriana de Carolina del Norte. Era un cantante barítono y le agradaba el canto espiritual y la música de Handel. En 1954, se enroló en el Ejército de los Estados Unidos y sirvió en Austria y en Nuevo México como integrante de los Signal Corps. Abandonó el ejército en 1956 e ingresó en la Universidad de Colorado, donde obtuvo una maestría en música con especialización en teatro musical.



Marshall Applewhite durante su carrera musical

Applewhite se mudó a Nueva York en un intento sin éxito de iniciar una carrera como cantante profesional después de terminar su educación en Colorado. Más tarde, comenzó a dar clases en la Universidad de Alabama. Perdió su cargo en la universidad después de haber tenido una relación sexual con un estudiante; su iglesia no apoyaba las relaciones homosexuales, por lo que Applewhite se sentía frustrado sexualmente. En 1965 se separó de su esposa después de que ella descubriera el engaño, y se divorciaron tres años después. Tras dejar la Universidad de Alabama, Applewhite se mudó a Houston, Texas, en 1965 para dar clases en la Universidad de Santo Tomás.



Applewhite como catedrático


Sus estudiantes lo consideraban un orador atractivo, con buen gusto para vestir. Ocupó la dirección del departamento de música y también se convirtió en un cantante popular a nivel local: fue director del coro de una iglesia episcopal y cantó con la compañía Houston Grand Opera. En Texas, se mostró abiertamente homosexual por un breve período de tiempo, pero también tuvo una relación con una joven, quien lo abandonó presionada por su familia y lo dejó sumido en una profunda depresión. En 1970, renunció a su puesto en la Universidad de Santo Tomás, alegando depresión y otros problemas emocionales. Robert Balch y David Taylor, dos sociólogos que estudiaron la secta de Applewhite, especularon con que esta partida se debió a otro romance entre Applewhite y un estudiante. El presidente de la universidad más tarde recordaría que, en sus últimos años allí, Applewhite se veía confundido y desorganizado.


En 1971, Applewhite se mudó por un breve período a Nuevo México, donde estableció un pequeño restaurante. Tenía muchos clientes, pero decidió regresar a Texas pocos meses después. Su padre falleció en esa época; su pérdida fue un golpe emocional muy significativo para él y lo dejó nuevamente sumergido en la depresión. Sus deudas aumentaron, y se vio obligado a pedir dinero prestado a sus amigos. En 1972, Applewhite conoció a Bonnie Nettles, una enfermera con profundos problemas emocionales, interesada en la teosofía y en las profecías bíblicas. Se hicieron amigos cercanos muy rápido; más tarde, Applewhite dijo que sentía como si la conociera desde hacía mucho tiempo y extrajo como conclusión que se habían conocido en una vida anterior. Nettles le dijo que unos extraterrestres le habían pronosticado su encuentro y lo convenció de que tenía una misión divina. Para esa época, había comenzado a investigar alternativas de la doctrina cristiana tradicional, incluyendo la astrología. También había tenido numerosas visiones, como por ejemplo una en la que una aparición le dijo que había sido elegido para desempeñar un papel similar al de Jesucristo. En su biografía de 2005, la autora Susan Raine explica que Applewhite pudo haber tenido un episodio esquizofrénico en esos años.




Bonnie Nettles

Applewhite pronto se mudó con Nettles. Aunque convivían, aunque al parecer su relación no era sexual; según Applewhite, era la unión profunda y amorosa pero platónica que siempre había querido. Nettles estaba casada y tenía dos hijos, pero después de conocer a Applewhite su esposo se divorció de ella y perdió la custodia de los niños. Applewhite también perdió contacto con su familia de manera permanente. Veía a Nettles como su alma gemela, y algunos de sus conocidos más tarde dirían que ella ejercía una fuerte influencia sobre él. Applewhite y Nettles abrieron una librería que vendía tomos relacionados con varias temáticas espirituales.



La librería

También inauguraron un centro de enseñanza conocido como Know Place, donde impartían clases de misticismo y teosofía, aunque cerraron estos negocios poco tiempo después. En febrero de 1973, decidieron viajar para enseñarles sus ideas a otras personas y condujeron a lo largo del sudoeste y el oeste de los Estados Unidos; según un investigador, eran “viajes espirituales peripatéticos, sin descanso, intensos y a menudo confusos”. Tenían poco dinero para viajar y en ocasiones vendían su sangre o trabajaban de forma temporal para recaudar fondos. A veces subsistían con panecillos como todo alimento, otras veces acampaban al aire libre y a menudo no pagaban sus deudas de alojamiento. Una amiga de Houston intercambió correspondencia con ellos y aceptó recibir sus clases. La visitaron en mayo de 1974, y se convirtió en su primera conversa.



Applewhite y Nettles en su camioneta

En sus viajes, Applewhite y Nettles reflexionaban sobre la vida de San Francisco de Asís y leían obras de varios autores, incluyendo a Helene Blavatsky, R. D. Laing y Richard Bach. Tenían un ejemplar de la Biblia del rey Jacobo y estudiaban numerosos pasajes del Nuevo Testamento, en especial aquellos que hacen hincapié en enseñanzas sobre la cristología, el ascetismo y la escatología. Applewhite también leía libros de ciencia ficción, en especial novelas de Robert A. Heinlein y Arthur C. Clarke. Para junio de 1974, las creencias de Applewhite y Nettles se habían solidificado y ya tenían sus fundamentos básicos. Llegaron a la conclusión de que habían sido elegidos para cumplir profecías bíblicas, y tenían mentes de un nivel superior al del resto de las personas.


Escribieron un panfleto que describía la reencarnación de Jesucristo como un nativo de Texas, que hacía referencia de forma poco sutil a Applewhite. Además, concluyeron que eran los dos testigos que se describen en el Apocalipsis y en ocasiones visitaban iglesias y otras sectas espirituales para hablar sobre sus identidades; solían referirse a sí mismos como “Los Dos” o “Los Dos OVNIS”. Creían que serían asesinados y después regresarían a la vida y, según el punto de vista de los demás, serían transportados en una nave espacial. Este evento, al que se referían como “La Demostración”, probaría lo que decían. Para su decepción, estas ideas tuvieron una recepción pobre.



Applewhite y Nettles

En agosto de 1974, la policía de Texas arrestó a Applewhite en Harlingen por no haber devuelto un auto que había alquilado en Missouri. Fue extraditado a St. Louis y encarcelado durante seis meses. En ese momento, sostuvo que había sido autorizado por una fuerza divina para conservar el auto. En la cárcel, reflexionó sobre varios temas teológicos y decidió abandonar el ocultismo para centrarse únicamente en los extraterrestres y la evolución. Después de la liberación de Applewhite, él y Nettles decidieron contactar a los extraterrestres y buscaron seguidores que pensaran como ellos. Publicaron avisos de reuniones, donde reclutaban discípulos, a los que llamaban “Los Tripulantes”. En los eventos, pretendían representar a seres de otro planeta, el Siguiente Nivel, que buscaban participantes para un experimento y decían que quienes participaran allí ascenderían a un nivel evolutivo superior.



Applewhite en un evento

Él y Nettles se referían a sí mismos como “Guinea” y “Pig”. Applewhite se describía a sí mismo como un “instructor de laboratorio” y era el orador principal, mientras que Nettles intervenía en ocasiones para clarificar observaciones o para hacer correcciones. Ambos hablaban rara vez con los participantes: lo único que hacían era pedirles sus números telefónicos para poder contactarlos. Al principio, nombraron a su organización Anonymous Sexaholics Celibate Church (Iglesia Célibe para Erotómanos Anónimos), pero pronto se hizo conocida como Human Individual Metamorphosis (Metamorfosis Individual Humana). Applewhite creía en la teoría de los antiguos astronautas, que sugiere que los extraterrestres visitaron a la humanidad en el pasado, que depositaron a los humanos en la Tierra y que regresarán para recoger a unos pocos selectos. A menudo, hablaba sobre los extraterrestres usando frases de la serie televisiva Star Trek y declaraba que los aliens se comunicaban con él mediante el programa.



Ficha de detención de Applewhite

Applewhite y Nettles enviaron solicitudes a varios grupos de California y fueron invitados a hablar ante numerosos devotos de la Nueva Era en abril de 1975. En esta reunión, convencieron a casi la mitad de los cincuenta participantes para que los siguieran. También se enfocaron en los campus universitarios: en agosto, dieron una conferencia en el Cañada College. En una reunión en Oregón en septiembre de 1975, lograron reclutar a más personas: alrededor de treinta abandonaron sus hogares para seguir a la pareja, lo que atrajo la atención de los medios de comunicación. La cobertura fue negativa: los periodistas y algunos antiguos miembros se burlaron del grupo y lanzaron acusaciones de lavado de cerebro contra Applewhite y Nettles. Sin embargo, Balch y Taylor declararon que Applewhite y Nettles evitaron las tácticas de presión, ya que buscaban solamente seguidores devotos. Negaron cualquier conexión con el movimiento de la Nueva Era, ya que lo consideraban una creación de los seres humanos. Describían naves espaciales mientras seguían usando lenguaje cotidiano. La mayoría de sus discípulos eran jóvenes y estaban interesados en el ocultismo, o bien vivían apartados de la sociedad establecida. Provenían de una gran variedad de religiones, incluyendo disciplinas orientales y la Cienciología. La mayoría permitieron que Applewhite y Nettles los convirtieran con facilidad.


Applewhite enseñaba que sus seguidores llegarían a un nivel más alto del ser, como una oruga que se convierte en una mariposa; sostenía que sufrirían un cambio biológico, ya que se convertirían en una especie nueva, donde sus enseñanzas serían verdades científicas alineadas con el naturalismo secular. Con sus primeros seguidores, hizo hincapié en que no estaba hablando metafóricamente. A mediados de la década de 1970, intentó evitar el uso del término “religión” porque la veía como una disciplina inferior a la ciencia. Aunque si bien descartaba a la religión por ser poco científica, en ocasiones enfatizaba la necesidad de tener fe en la capacidad de los extraterrestres para transformarlos. Para 1975, Applewhite y Nettles habían adoptado los nombres “Bo” y “Peep”. Tenían alrededor de setenta seguidores y se veían a sí mismos como pastores ocupados con su rebaño. Applewhite creía que la separación completa respecto de los deseos terrestres era un prerrequisito para ascender al Siguiente Nivel y hacía hincapié en los pasajes del Nuevo Testamento donde Jesús hablaba sobre abandonar el cariño por lo mundano. Se instruía a los miembros para que, por lo tanto, abandonaran a sus amigos, su familia, los medios de comunicación, las drogas, el alcohol, las joyas, el vello facial y su sexualidad. Lo que es más, se requería que adoptaran nombres bíblicos. Applewhite y Nettles pronto les pidieron que adoptaran nombres de dos sílabas que terminaran en “-ody” y que tuviera tres letras en la primera sílaba, como Rkkody, Jmmody y Lvvody; Applewhite aclaró que estos nombres remarcaban que sus seguidores eran niños espirituales. Applewhite, Nettles y sus seguidores vivían un estilo de vida nómada: solían pasar la noche en campings remotos y no hablaban sobre sus creencias. Applewhite y Nettles dejaron de organizar reuniones públicas en abril de 1975, y para esa época pasaban poco tiempo enseñándole la doctrina a sus conversos. Los líderes, además, tenían poco contacto con sus seguidores dispersos, muchos de los cuales renunciaron a su lealtad.



Nettles con el cabello corto






Applewhite y Nettles temían que los asesinaran, y les enseñaban a sus seguidores que sus muertes serían similares a las de los dos testigos del Apocalipsis. A principios de 1976, Applewhite y Nettles ya habían adoptado los nombres “Do” y “Ti”; decían que estos nombres no tenían significado alguno. En junio de 1976, reunieron a los seguidores que les quedaban en el Bosque Nacional Medicine Bow, al sudeste de Wyoming, con la promesa de que recibirían la visita de unos extraterrestres. Más tarde, Nettles anunció que la visita había sido cancelada. La pareja, luego, separó a los seguidores en grupos pequeños, que denominaron “Star Clusters” o “Constelaciones”. Entre 1976 y 1979, el grupo vivió en campings, por lo general cerca de las Montañas Rocosas o en Texas. Applewhite y Nettles comenzaron a exigirles más a sus seguidores, que hasta ese momento habían tenido vidas vagamente estructuradas, lo que los ayudó a mejorar la retención de los miembros de la secta. Solían comunicarse con sus discípulos por escrito o a través de sus asistentes y remarcaban cada vez más que eran la única fuente de la verdad: rechazaron la idea de que los miembros pudiesen recibir revelaciones individuales para tratar de prevenir escisiones. Applewhite también intentó evitar que sus seguidores desarrollaran amistades cercanas, ya que temía que las uniones pudieran llevar a la insubordinación. Ambos líderes limitaban los contactos del grupo con las personas que no pertenecieran al movimiento, incluso con aquellos que podrían haber estado interesados en unirse, para evitar de manera ostensible infiltrados de partidos hostiles. En la práctica, esto hacía que sus seguidores dependieran completamente de ellos. Applewhite instruía a sus discípulos para que fuesen como niños o mascotas sumisas: su única responsabilidad era la de obedecer a sus líderes. Se alentaba a los miembros a que buscaran constantemente la aprobación de Applewhite. Para sus seguidores, no parecía un dictador: muchos de ellos lo consideraban tranquilo y paternal. A finales de la década de 1970, el grupo recibió una gran suma de dinero, posiblemente una herencia de un miembro o donaciones de las ganancias de los seguidores. Applewhite y Nettles usaron este capital para alquilar casas, primero en Denver y después en la zona de Dallas. Tenían alrededor de cuarenta seguidores en ese entonces y vivían en dos o tres casas: los líderes, por lo general, tenían su propia casa. El grupo guardaba en secreto su estilo de vida y cubría las ventanas de sus residencias. Applewhite y Nettles manejaban las vidas de sus discípulos como en un campo de entrenamiento para prepararlos para el Siguiente Nivel; se referían a su casa como “La Nave” y reglamentaban todo lo que sucedía minuto a minuto. Los miembros se desesperaban por la aprobación de Applewhite y éste usaba la desesperación para controlarlos.



La pareja durante una entrevista


En 1980, Applewhite y Nettles tenían alrededor de ochenta seguidores. En 1982, dejaron a sus discípulos que llamaran a sus familias. En 1983 relajaron aún más los controles y les permitieron visitar a sus familiares en el Día de la Madre. Se les permitía quedarse por poco tiempo y se los instruía para que le dijeran a sus familias que estaban estudiando informática en un monasterio. La intención de estas vacaciones era tranquilizar a las familias y demostrarles que los discípulos seguían con el grupo por su propia voluntad. En 1983, Nettles se sometió a una operación para la extirpación de un ojo, como resultado de un cáncer diagnosticado varios años antes. Vivió dos años más y finalmente falleció en 1985.



Applewhite y Nettles, poco antes de que ella muriera

Applewhite les dijo a sus seguidores que había viajado al Siguiente Nivel porque tenía demasiada energía como para permanecer en la Tierra y que había abandonado su cuerpo para hacer el viaje. Su intento de explicar la muerte de su compañera con los términos de la doctrina del grupo tuvo éxito y evitó que se fueran casi todos los miembros: solo lo abandonó uno. Applewhite, sin embargo, cayó en una depresión profunda. Decía que Nettles todavía se comunicaba con él, pero sufrió de una crisis de fe. Sus estudiantes lo apoyaron durante esta época y lo animaron en gran medida. Más tarde organizó una ceremonia donde se casó de manera simbólica con sus seguidores. Applewhite les dijo que Nettles no lo había dejado porque todavía tenía cosas que aprender; sentía que ella tenía un rol espiritual más alto que el suyo. Comenzó a identificarla como “El Padre” y desde entonces se refirió muchas veces a ella con pronombres masculinos.


Applewhite animaba a sus seguidores a verlo como a Jesucristo. Mantuvo algunos aspectos de sus enseñanzas científicas, pero, en la década de 1980, el grupo se convirtió en algo más parecido a una religión por su enfoque en la fe y la sumisión ante la autoridad. Después de la muerte de Nettles, Applewhite también alteró su punto de vista sobre la elevación: antes, enseñaba que el grupo ascendería de forma física desde la Tierra y que la muerte les permitiría reencarnar, pero el fallecimiento de su compañera lo obligó a aceptar que la ascensión podía ser meramente espiritual. Más tarde, llegó a la conclusión de que su espíritu había viajado a una nave espacial y había recibido un cuerpo nuevo, y que les pasaría lo mismo a sus seguidores. Según esta visión, el cielo bíblico era en realidad un planeta al que iban los seres muy evolucionados y se requería que los cuerpos físicos ascendieran hasta allí.



La propaganda de la secta



Applewhite creía que una vez que alcanzaran el Siguiente Nivel, facilitarían la evolución en otros planetas. Hacía hincapié en que Jesucristo, que según él era un extraterrestre, vino a la Tierra, fue asesinado y volvió de la muerte con otro cuerpo antes de transportarse a una nave espacial. Durante el duelo por la muerte de Nettles, Applewhite fue volviéndose cada vez más paranoico y temía que hubiera una conspiración contra su grupo. Un miembro que se unió a mediados de la década de 1980 recordó que Applewhite evitaba nuevos conversos, ya que le preocupaba que hubiese infiltrados. Temía que el gobierno atacara su casa. Además, empezó a hablar sobre el fin del mundo, y comparó a la Tierra con un jardín lleno de maleza que necesitaba ser reciclado. Predecía que pronto ocurrirían cambios apocalípticos, más que utópicos, en la Tierra.


Pensaba que la mayoría de los humanos tenían el cerebro lavado por Lucifer, pero que sus seguidores podrían huir de su control. Citaba de forma específica los deseos sexuales como una muestra del trabajo de Lucifer. Además, declaró que había extraterrestres malvados, a quienes se refería como “luciferianos”, que buscaban frustrar su misión. A principios de la década de 1990, Applewhite subió algunas de sus enseñanzas a la Internet, pero se sorprendió por las críticas que recibió. Ese año, habló por primera vez de la posibilidad de un suicidio como forma de llegar al Siguiente Nivel. Explicó que todo lo humano tenía que abandonarse, incluyendo el cuerpo, antes de poder ascender. Luego renombró a su organización como “Heaven's Gate”, “Puerta del Cielo”.



Heaven’s Gate


Desde junio hasta octubre de 1995, el grupo vivió en una parte rural de Nuevo México. Compraron cuarenta acres de tierra y construyeron un complejo habitacional, al que llamaban “La Nave Terrestre”. Se trató de una empresa complicada, ya que Applewhite ya tenía una edad avanzada: no gozaba de buena salud y, en un punto, temió sufrir de cáncer. El invierno fue muy frío y decidieron abandonar el plan. Desde ese momento, vivieron en varias casas en la zona de San Diego.



El grupo aumentó aún más su enfoque en la supresión del deseo sexual; Applewhite y otros siete miembros optaron por la castración quirúrgica. Al principio les costó encontrar un cirujano dispuesto a hacerlo, pero finalmente hallaron uno en México. Según su punto de vista, la sexualidad era una de las fuerzas más poderosas que ligaban a los humanos con sus cuerpos y que, por lo tanto, dificultaba la evolución al Siguiente Nivel; enseñaba que los seres en el Siguiente Nivel no tenían órganos reproductores, mientras que los luciferianos sí tenían géneros. Además, requirió que los miembros adoptaran vestimenta y cortes de cabello similares, posiblemente para reafirmar que eran una familia no sexual.



Las actividades de la secta

En octubre de 1996, el grupo alquiló una mansión en el Rancho Santa Fe, California. Ese año, grabaron dos mensajes en video en los cuales ofrecían a sus espectadores una “última oportunidad para abandonar la Tierra”. Aproximadamente al mismo tiempo, descubrieron que se estaba acercando al planeta el cometa Hale-Bopp. Applewhite creía que Nettles estaba a bordo de una nave espacial arrastrando el cometa, y que planeaba encontrarse con ellos.



El Rancho Santa Fe








Le dijo a sus seguidores que la estela los transportaría a un destino empíreo, y que había una conspiración del gobierno para evitar que se hablara de la nave. Además, declaró que sus seguidores fallecidos también viajarían en la estela, una creencia que se parecía a la doctrina cristiana del arrebatamiento. No se sabe cómo descubrió que el cometa pasaría cerca de la Tierra o por qué creía que lo acompañaban extraterrestres.



El cometa Hale-Bopp


A finales de marzo de 1997, el grupo se aisló a sí mismo y grabó declaraciones de despedida. Muchos miembros alabaron a Applewhite en sus mensajes finales; Applewhite grabó un video poco antes de su muerte, donde calificó los suicidios como la “salida final” del grupo y señaló que “No tenemos nada que ocultar, pese a que se nos considere una secta peligrosa porque amenazamos la norma de los valores familiares. Odiamos este mundo con toda honestidad”.



Los sectarios






En otro momento del video, una de las mujeres del grupo aludió al inminente suicidio diciendo: “No se nos está forzando a esto de ninguna forma. Estoy muy contenta de que hayamos tomado esta decisión”. Lewis conjeturó que Applewhite decidió el suicidio en ese momento porque había dicho que el grupo ascendería durante su vida y, por lo tanto, de esta forma sería inviable que eligieran a un sucesor.



El último video de los sectarios








Los suicidios comenzaron el 22 de marzo. En vísperas de su suicidio, bebieron zumo de limón a fin de purificar su cuerpo. La mayoría de los miembros consumieron una sobredosis del conocido barbitúrico llamado fenobarbital, mezclado con jugo de manzana y vodka. Después se pusieron bolsas de plástico en la cabeza. Calzaban zapatos marca Nike y vestían uniformes negros con parches que decían “Heaven's Gate Away Team”. También unas capas de color morado.



El mensaje final de Applewhite


Junto a la mayoría de los cuerpos, se encontraron bolsos con unos pocos dólares e identificaciones. Los sobrevivientes de la primera tanda de suicidas hicieron limpieza: quitaron las bolsas, los restos de la poción mortal y acomodaron los cadáveres cubriéndolos con el lienzo violeta. Las muertes tuvieron lugar durante tres días y Applewhite fue uno de los últimos cuatro que fallecieron; tres asistentes lo ayudaron a suicidarse y después ellos también se suicidaron. Eran 21 mujeres y 18 hombres.



Las víctimas

El departamento de policía recibió una llamada anónima para que registraran la mansión; el 26 de marzo, encontraron treinta y nueve cuerpos en el lugar. Fue el mayor suicidio colectivo de la historia de los Estados Unidos.



Los cadáveres







Los detectives encontraron el cuerpo de Applewhite sentado en la cama del principal dormitorio de la mansión. Los forenses determinaron que su miedo al cáncer era infundado, pero que sufría de ateroesclerosis coronaria. El médico forense Brian Blackbourne declararía: “Todo estaba en perfecto orden. Para la cita con la muerte, la secta se había puesto ropa nueva, igual e impecable”.













Las muertes tuvieron un gran eco en los medios de comunicación: la cara de Applewhite apareció en las portadas de las revistas Time y Newsweek del 7 de abril. Su mensaje final fue transmitido en gran escala; Hugh Urban, un investigador de la Universidad Estatal de Ohio, describió su aparición en el video como “salvaje y muy alarmante”.



El cadáver de Marshall Applewhite y la imagen hallada en su recámara



Aunque muchos periodistas y comentaristas conocidos, incluyendo a la psicóloga Margaret Singer, sugirieron que Applewhite lavó el cerebro a sus seguidores, la mayoría de los académicos rechazaron esta idea. Se sugirió que estaban dispuestos a suicidarse con Applewhite porque se habían convertido en seres totalmente dependientes de él y por lo tanto no podían vivir en su ausencia.



La policía en el Rancho Santa Fe







Los estudiantes de Applewhite habían hecho un compromiso a largo plazo con él, razón por la que sus interpretaciones de los eventos les parecían coherentes. La mayoría de los fallecidos habían sido miembros por casi veinte años, aunque unos pocos eran conversos recientes. Los seguidores se suicidaron porque creyeron la narrativa que había construido, más que por el control psicológico que ejerció sobre ellos.



Los titulares





En su cobertura de los suicidios, varios medios de comunicación se enfocaron en la sexualidad de Applewhite; el New York Post lo llamó “El Gurú Gay”. El activista por los derechos de los homosexuales, Troy Perry, comentó que la represión de Applewhite y el rechazo de la sociedad hacia las relaciones entre personas del mismo sexo lo llevó a suicidarse.



Tumba de un miembro de la secta

La mayoría de los académicos rechazaron esta idea. Este tipo de creencias ha llevado a algunos observadores a tildar a este grupo como un tipo de “religión OVNI”. Tras su muerte, los medios publicaron un vídeo, en el que aparecieron todos los cadáveres acomodados en literas, cubiertos con cobijas púrpuras y calzados con zapatillas nuevas marca Nike.



Caricaturas sobre Applewhite





En muchos medios hubo caricaturas mostrando a Applewhite como un líder enloquecido. Los productores de la serie de televisión animada estadounidense Padre de familia satirizaron a Applewhite en un episodio, donde se le mostró atrayendo adolescentes a una secta y envenenándolos. Pero el sombrío recuerdo de sus seguidores permanece hasta la fecha.


El poeta mexicano Jorge Lobillo escribió su obra “Recado fugaz para los suicidas por el cometa Hale-Bopp”, con un epígrafe de Ernest Becker que reza: “Ya no era un animal que moría y desaparecía, sino un creador / de la vida que también podía conquistar la vida por medio / de los ritos comunales de la regeneración cósmica”. El texto dice:

“Dejar atrás la ansiedad de la Tierra,
su ociosa avidez por dar sentido
a una civilización temporal
cuyo progreso es mueca prepotente
del tiritar frente al acoso
mudo y glacial del universo. Arrinconar
el cuerpo, la incómoda envoltura,
el vestuario de tantos teatros falsos,
que nunca gozó en su lenta confección
de un absoluto y humano acontecer,
fue una salida pertinente y digna.
Qué poética ha sido entonces
su manera de partir. Les imaginé
como a un tropel de ángeles radiantes
cabalgando en la libre, auroral cola
de un tolerante y piadoso cometa”.





VIDEOGRAFÍA:

La Puerta del Cielo en Informe Final (Discovery Chanel)
video


La Puerta del Cielo en Al desnudo
video


Marshall Applewhite (testimonio) (en inglés)
video




BIBLIOGRAFÍA:







FILMOGRAFÍA:




14 comentarios:

Anónimo dijo...

La gente está muy loca...

Anónimo dijo...

Detesto a estos enfermos mentales (perdón por el término) que siendo su vida una miseria, quieren arrastrar a los demás a lo mismo que sufren

Anónimo dijo...

La religion es un lavado y centrifugado de cerebros

pelusita sangrienta ^^ dijo...

en serio que como hay gente lokita..lokisima eh y no se kien este mas mal.si el que los incita a hacer este tipo de cosas o los que se dejan convencer...a veces hasta increible se me hace...keria ver mas sangre jeje pero estuvo interesante excelente trabajo como.siempre...q feo tener que esperar una semana para leer mas :(
saluditos ^^
pelusita sangrienta ^^

Ampersand dijo...

Una conjunción letal de demencia, fanatismo, ignorancia, vacío existencial, frustración y represión orillaron a éstas personas a terminar de una manera terriblemente ritual con su existencia.

En la época de los acontecimientos las noticias al respecto fueron muy escuetas y no profundizaban realmente en los pseudofundamentos que respaldaban su proceder; pero gracias a tu trabajo me percato, ya bastante tiempo después, que carecían de un trasfondo más arraigado, como aquellos que motivaron, por ejemplo, a David Koresh, Jim Jones, o a Shoko Asahara.

Cuando existen los satisfactores suficientes en la vida del ser humano, es muy probable que se reduzca significativamente alguna conducta de ésta índole; en el blog exhibes bastantes ejemplos de transtornos de diversas conductas, no con un ánimo morboso, depravado o escatológico (hablando de una depravación y corrupción máxima de la humanidad), sino de manera informativa, promoviendo que cada lector haga la mejor conclusión al respecto.

Bueno, en otro orden de ideas, gracias por el expediente de ésta semana ECS ... cómo sabías que lo tenia de sugerencia ???? Saludos ..... !!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Entristece saber que el ser humano tiene la predisposición, que por vivencias trágicas, puede volcarse en desesperación, por encontrarle un sentido en muchas ocasiones iracionales a su existencia y de alguna manera pertenecer a algo. Algo positivo, creo yo, es que Applewhite por ser una persona tan inestable y la incongruencia generada por la muerte de su amiga y socia, generó desertacion de muchos. Inevitablemente esto pone a pensar, y responsabilizarse -aunque parezca tonto- de lo que metemos en nuestro pensamiento en busca de convertirlo en conviccion y afición. Debemos de leer, informarnos, y no tomar salidas fáciles a nuestros problemas, ya que en cualquier momento nos puede llegar alguien que si bien no nos pida suicidarnos colectivamente, pero si sacarnos dinero y el reclutamiento de otras personas, como sucede con tanta frecuencia.
Felicidades por la investigación.
》AM《

salem dijo...

Muy buena la historia.yo creo que todo tiene que ver con una homosexualidad reprimida. .de ahí toda su cacao mental..que pena que no se hubiera muerto de repente.asi no hubiera podido planear todas esas muertes inútiles..
me llama la atencion..una secta sin sexo entre sus miembros .
Deberian estar prohibidas en todo el mundo las sectas.

saludo y en es pecial a Escrito

salem

Anónimo dijo...

Como comento salem "Deberian estar prohibidas en todo el mundo las sectas" empezando por la catolica, cristiana, los testigos, etc.

Anónimo dijo...

hay una secta en mexico muy parecida a esta donde el lider es Oscar Gonzalez Loyo quien en los 80 publicaba su comic karmatron saltandose asi a los padres para poder adoctrinar a los niños

http://ka-boom.com.mx/kronikas/mundojoe/lang/es/2014/04/misteriomistery/#comment-10949

Anónimo dijo...

http://institutokubert.blogspot.mx/2013/07/top-ten-1-los-maestros-extraterrestres.html

Anónimo dijo...

Como que parece que para ellos vivir no tenia sentido, la vida para ellos no tenia razons de ser me da un poco de pena. Pero para mi que justo estas personas que ya de por si se sentian solas o no tenian motivo de vivir o del sentido de la vida juto se toparon con esta persona y al parecer adoparon esa razon de vivir.

dovalpage dijo...

¡Muy interesante y exhaustiva investigación! Estoy terminando una novela inspirada en los suicidios de Puerta del cielo pues creo que no hay ningún libro en español sobre el tema. Muchas gracias por todos los datos.
Saludos,
Teresa Dovalpage

Anónimo dijo...

39 loquitos absolutamente despreciables, manipulables y prescindibles. No se perdió nada.

Anónimo dijo...

Hay dos cosas q son infinitas en este mundo, la estupidez humana y el universo y de la segunda no estoy tan seguro. A. Einstein