William Holbert: "Bill el Salvaje"



“¡Hola, Panamá! Muy bonito Panamá... Me encanta Panamá”.
William Holbert ante las cámaras de televisión, tras su arresto


William Dathan Holbert nació el 12 de septiembre de 1979 en Hendersonville, Carolina del Norte (Estados Unidos). Fue un adolescente normal, aunque desde muy joven vivió obsesionado con su cuerpo. Hacía ejercicio como una adicción y consumía esteroides. El abuso de estas sustancias le provocó cuadros psicóticos y accesos de furia, en los cuales su violencia se desbordaba.



William Holbert en su juventud


En la década de los noventa se mudó a Hendersonville, un pequeño poblado en Carolina del Norte. De inmediato entró al gimnasio del lugar. Kevin y Marie Hoover, entrenadores del gimnasio que frecuentaba Holbert, lo describieron como un hombre normal. A quien le preguntaba al respecto, él les respondía que vivía con su abuela. Tenía además una extraña obsesión por la serie televisiva Los Soprano, en especial por el personaje de Anthony “Tony” Soprano.



Holbert se casó por en aquel pueblo con Janeen Kline. Puso un gimnasio que tuvo mucho éxito. Eso le permitió ahorrar una importante cantidad de dinero. Tuvo tres hijos con su mujer. Sin embargo, seguía presentando arranques de violencia.



Janeen Kline, su esposa


Conoció a Laura Michelle Reese, una atractiva rubia nacida en 1983, cuando ella trabajaba para él en el gimnasio. Poco tiempo después, se hicieron amantes. El secreto no duró mucho tiempo: la esposa de Holbert se enteró del romance, confrontó a Holbert y éste tuvo un arranque de violencia. Asustada, su esposa decidió divorciarse.



Laura Michelle Reese, su amante



En el juicio de divorcio subsecuente, Holbert perdió la custodia de sus tres hijos y fue obligado a pagar una generosa pensión. Terminó quebrado, perdió el gimnasio y los únicos que lo ayudaron fueron varios integrantes de un grupo supremacista blanco de Estados Unidos.





Desde ese momento, Holbert les vivió eternamente agradecido, además de que compartía sus ideas. Con ellos adoptó el que sería su nombre de batalla: “Wild Bill” (“Bill el Salvaje”), en homenaje al célebre pistolero “Wild Bill” Hickock.



Cartel de un evento organizado por “Wild Bill”


Pese a ello, Holbert no pagó a tiempo la pensión y fue citado en un juzgado. Se le condenó a dos semanas de cárcel por desacatar la orden de una corte de familia. Al salir, puso en Forest City un negocio de accesorios para motocicletas.



Holbert comenzó a dar muestras de sus inquietudes delictivas en 2003, año en el que trabajó para el propietario de una agencia de bienes raíces y a quien en ocasiones preguntó cómo falsificar un documento.






Holbert en Forest City



Desesperado, junto con Laura Michelle Reese falsificó los papeles de una casa situada en Oak Island, Carolina del Norte, y luego la vendió a una tercera persona en $200,000.00 dólares. Parte del dinero lo depositó en una cuenta bancaria y el resto lo usó en la compra de una vivienda en Kentucky. Ese fraude provocó que las autoridades estadounidenses emitieran una orden de captura en su contra.




Holbert acostumbraba usar identidades falsas, entre ellas las de “Luke Gregory Kuhn” y “Donald Lee Brukard”. Huyó a Wyoming. Intentaba escapar del país. Robó un automóvil, pero unos agentes lo detuvieron y descubrieron que el auto era robado. Holbert se dio a la fuga y consiguió escapar de los agentes. Era febrero de 2006. Sería la última vez que se le vería en Estados Unidos. Holbert consiguió un pasaporte falso y escapó del país con su amante.



William Holbert y Laura Michelle en su tienda


Entre febrero de 2006 y diciembre de 2007, Holbert y Laura Michelle recorrieron México, Belice, Costa Rica y Panamá. Holbert permaneció nueve meses en México y un mes en Belice. Luego llegó a Costa Rica y más tarde a Panamá. Allí, Holbert adoptó el nombre falso de “William Cortez”. Laura Michelle Reese se hacía llamar “Jeana Seana Cortez”.



El propietario de varias fincas en Costa Rica bebió por seis horas con Holbert y éste, borracho, le confesó con orgullo que había matado a dos hombres en México. Para ese entonces, “Wild Bill” regentaba un bar en Puerta Vieja.



El bar en Puerta Vieja


Panamá se llenó de jubilados estadounidenses a partir de 2003. Llegaban y adquirían terrenos o casas baratos. Holbert aprovechó eso para instalarse en Bocas del Toro, una zona en su mayoría formada por islas turísticas. Hacía fiestas e invitaba a todos los extranjeros radicados en el área, luego les decía que quería comprarles sus propiedades. Holbert llegó a Panamá a finales de 2007 y poco después, el 12 de diciembre, ya era dueño de las propiedades del estadounidense Mike Brown, un supuesto narcotraficante y secuestrador buscado en su país desde 1979. En realidad se llamaba Marcos Francis Allen y desapareció misteriosamente después de hablar con Holbert.



Mike Brown


Brown era un hombre sumamente meticuloso y ordenado. La última transacción que hizo, para el pago de un servicio público, quedó registrada el 11 de noviembre de 2007. Entre esa fecha y el 12 de diciembre, cuando “Wild Bill” se apoderó de sus propiedades, fue asesinado por Holbert junto con su esposa y su hijo de dieciséis años. Los ejecutó con varios disparos y luego los enterró en el patio del lugar.



Una vez enterrados los cuerpos, el asesino accedió a la cuenta bancaria de sus víctimas para apropiarse de $300,000.00 dólares, que fue utilizando poco a poco mediante una tarjeta de débito.



Holbert descubrió que podía matar a los propietarios de los terrenos o casas que le gustaban, y quedarse con sus propiedades. Sobre todo, porque la mayoría eran inmigrantes estadounidenses que confiaban en un connacional suyo. Puso un hostal y se dedicó a atenderlo.



El hostal





Dejó de hacer ejercicio y comenzó a engordar. Laura Michelle también abandonó las rutinas físicas y pronto se convirtió en la obesa compañera de delitos de “Wild Bill”. En Bocas del Toro abrió el complejo turístico Villa Cortez (una de cuyas casa se llamaba Hacienda Cortez), que ofrecía como destino de descanso y de contacto con la naturaleza para extranjeros adinerados.




Su método era muy sencillo y se acostumbró a depredar entre sus connacionales. Cheryl Lyn Hughes, una inmigrante estadounidense, fue vista por última vez el domingo 21 de marzo de 2009. Los dos días anteriores había estado con una amiga panameña en una fiesta auspiciada por Holbert y su mujer en el Hostal de Isla Cauchero, que antes era propiedad de Brown. Cheryl Hughes y su esposo, radicado en Estados Unidos, eran amigos de Holbert desde hacía tres años.



Cheryl Hughes con su esposo


La amiga contó que esa mañana iban al muelle, y que Holbert las alcanzó corriendo. A Cheryl le habló en inglés y le pidió que se quedara; a ella la echó en un vulgar y altanero español. Cheryl Hughes era dueña del Hostal Casa del Sapo, en Isla Carenero.



Aquella mañana fue la última vez que se le vio viva. La mató de un tiro en la cabeza, mientras se encontraban en la selva para contemplar a los primates que habitan el lugar. “Wild Bill” la enterró, como había hecho anteriormente. Luego falsificó documentos de compra-venta y se apoderó del hostal.



Bo Icelar, un estadounidense divorciado que vivía en Panamá, habló con su hermana el 29 de noviembre de 2009, y le contó que un hombre tenía interés en comprar sus propiedades, todas registradas a nombre de Iguana Limited Corp., y que si lograba hacer la venta al día siguiente, como estaba previsto, regresaría a casa para Navidad.



Bo Icelar



Pero al día siguiente no tomó sus llamadas: al encontrase con Holbert, éste lo asesinó, enterrándolo después en un terreno baldío. Holbert ordenaba a sus empleados cavar hoyos para enterrar la basura del área, pero luego utilizaba esas fosas para introducir los cadáveres, echarles basura encima y sellarlos, para que las osamentas no fueran encontradas.



Bo Icelar con su ex esposa


Pasarían más de dos años para que sus actividades despertaran la atención de la gente, y muy concretamente de Don Winner, el dueño de panamaguide.com, un sitio de constante revisión por parte de la comunidad estadounidense radicada en Panamá. Winner recibió varias llamadas de los familiares de Bo Icelar y Cheryl Hughes, ambos desaparecidos.






Don Winner y su familia


Después de investigar el entramado de sociedades anónimas y traspasos de acciones al portador de Icelar y Hughes, Winner entendió que algo extraño pasaba y acudió al Ministerio Público el 7 de julio de 2010. No tenía cita y esperó dos horas a que lo recibiera el asesor Neftalí Jaén. El caso comenzó a andar.



Sede de la Policía Nacional


Pero Holbert no calculó que alguien se toparía con los cuerpos. El lunes 19 de julio, varios peones de construcción encontraron los restos de una persona dentro de una bolsa plástica, sepultados debajo de un piso de concreto, en Puerto Viejo de Talamanca, Limón. Estaban quitando parte del piso del garaje de una casa para construir un comedor con vista al mar. El cadáver estaba metido en una bolsa de color verde. Según dirían, “tenía mucho pelo” y “despedía mal olor”. “Cuando vi la bolsa creí que me había encontrado un tesoro, pero cuando la abrimos nos llegó un olor muy feo y fue cuando vimos unos huesos y mucho pelo”, diría uno de ellos.



El descubrimiento



El terreno era propiedad del estadounidense Joe Lawrence, vecino de Holbert, quien vivía allí desde 2009. Al respecto, diría a los medios: “Me vine de Estados Unidos hace año y medio para vivir frente al mar. Compré esta casa porque era la casa de mis sueños. Quería construir un comedor con vista al mar y por eso había que quitar un piso de concreto. Lo malo es que apareció ese cuerpo y esto me tiene francamente frustrado. No sé que voy a hacer ahora”.



Joe Lawrence


Lo que habían hallado era el cadáver putrefacto de Hughes en una fosa en el patio del hostal de Holbert, y al lado, en otra fosa, la osamenta de Icelar. Lo identificaron al comparar sus piezas dentales y gracias a un tornillo quirúrgico en el tobillo de uno de sus pies. Además, tenía puesto un anillo de oro de su propiedad.



Las fosas




Al enterarse del descubrimiento, Holbert y su amante escaparon a Costa Rica, donde “Wild Bill” asesinó a otro estadounidense.



Los cadáveres



La pareja luego escapó de Costa Rica, donde robaron una lancha para navegar por el río hacia Nicaragua, cuando los perseguía la policía costarricense, alertada por las autoridades panameñas. Querían llegar a México a través de Centroamérica para ocultarse allí.



El pasaporte falso


Pero los atraparon en el río San Juan (Nicaragua). Su captura la realizó el Ejército de Nicaragua, que custodiaba la frontera. Al principio, las autoridades nicaragüenses sostuvieron que “William Cortez” era en realidad el holandés William Sectar Howard.



El arresto en Nicaragua




Pero existían muchas dudas sobre su verdadera identidad; inclusive se giró una solicitud a Holanda para confirmar si Holbert realmente había nacido en ese país. Fue hasta que la policía panameña pidió su extradición, que se supo la identidad real de “Wild Bill”.





Una vez en Panamá, Holbert y su amante fueron sometidos a interrogatorios por detectives de la División de Homicidio de la Dirección de Investigación Judicial, para intentar ubicar los cuerpos de otras ocho personas desaparecidas. La pareja fue interrogada por separado, para confrontar sus versiones. Al ser presentado ante los medios, Holbert declaró: “¡Hola, Panamá! Muy bonito Panamá... Me encanta Panamá. La gente en Panamá es muy amable y me gusta vivir aquí”. Cuando le inquirieron sobre los asesinatos, soltó una risita y respondió: “Necesito hablar con las autoridades sobre esto. Sólo quiero decir gracias por el viaje”.



La extradición




Mientras, agentes de Interpol, una jueza y un fiscal allanaron una casa en Santa Cruz de Turrialba, también propiedad de Holbert. La casa donde permanecieron durante más de semana y media fue revisada durante cuatro horas por los agentes. Entre lo que encontraron había dos perreras vacías y varias latas de cerveza en el corredor. Encontraron también cuatro pañuelos, varias armas de fuego, documentos falsos y una computadora portátil. Un vecino declararía a la policía que era habitual observar a Holbert bebiendo cerveza y que sospechaba que su amante era víctima de agresiones, porque se le veía muy sumisa y callada con él.




La indagatoria de Holbert y Laura Michelle Reese se efectuó en la Fiscalía Auxiliar, luego de que abandonaron la sede de la Dirección de Investigación Judicial (DIJ). La diligencia la efectuó el fiscal Ángel Calderón, quien los acusó de homicidio agravado y la desaparición de al menos diez personas, incluidos cinco indígenas panameños. Calderón explicaría a los medios que “Wild Bill” reconoció haber enterrado a cinco personas en Bocas del Toro, y que negó que existieran indígenas desaparecidos. “Identificó un sólo punto en el Hostal Villa Cortez. Dicho punto estaría cercano de donde fue encontrado el cadáver de la norteamericana Cheryl Lyn Hughes y la osamenta que se presume es la de Bo Icelar”, declararía Calderón.




Holbert siempre mantuvo en los interrogatorios una posición "fría y tranquila, como si no hubiera hecho absolutamente nada malo y hubiera venido de vacaciones", según declaraciones Javier Carrillo, de la Dirección de Investigación Judicial. Reconoció haber matado a cinco personas. "Wild Bill" declararía que su amante no había tenido ninguna participación en los asesinatos. Mientras era interrogado, mencionó varias veces que observaba naves extraterrestres y alienígenas. Esto, que era una obvia treta para fingirse demente, provocó el resultado esperado. William Holbert y Laura Michelle Reese fueron sometidos a una serie de estudios de psicología y psiquiatría forense para determinar si padecían problemas mentales.



El director del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses (IMELCF), Humberto Mas, declararía que solo así se podría saber si la pareja era imputable. Mas sostuvo que la gravedad de los cargos que enfrentaban ambos, y su intento de evadir la justicia, indicaban que podían padecer algún tipo de patología psiquiátrica, pero era necesario hacerles exámenes profundos para llegar a una conclusión. Sin embargo, Holbert y Laura Michelle se negaron a ello. El funcionario también explicó que el IMELCF examinaría los restos desenterrados de las personas en Bocas del Toro, para determinar la causa exacta de su muerte y el tiempo que estuvieron sepultadas. Para ello, requirieron meses.





La policía encontró tres osamentas más en el sitio en el que Holbert confesó haber enterrado a sus primeras víctimas. "En el día de hoy se han logrado localizar restos humanos que corresponden con lo que se está buscando en las investigaciones", declararía el subdirector de medicina forense de la Fiscalía panameña, José Vicente Pachar.



El hostal bajo custodia


Un equipo de la Fiscalía y del Instituto de Medicina Legal viajó a la provincia de Bocas del Toro para buscar los restos de Michael Brown, su esposa y un hijo. Holbert confesó haberlos matado y enterrado los cuerpos en Villa Cortez, la hacienda de su propiedad que albergaba un complejo turístico y cuyo logotipo era una calavera. La propiedad de Holbert estaba ubicada en Aguacate, en la comunidad de Tierra Oscura, a una hora en lancha de la isla de Bocas del Toro, fronteriza con Costa Rica.






El auto de Holbert


Por su parte, Laura Michelle Reese se negó a declarar acogiéndose al artículo 22 de la Constitución panameña, además de solicitar un traductor y asistencia de la Embajada de Estados Unidos.



Los titulares



El esposo de Chewryl Lyn Hughes, Keith Werle, declaró a los medios que él y su esposa mantuvieron una relación comercial con Holbert por tres años. Siempre lo conocieron por su apodo de "Wild Bill", pero nunca se imaginaron lo que se escondía tras él y su alias.



La última vez que el esposo de la víctima tuvo comunicación con ella fue el 17 de marzo de 2010, cuando ella le envió un mensaje de texto, que de acuerdo a la investigación se determinó que fue enviado por Holbert y no por ella.



El caso quedó empantanado gracias a la intervención del FBI y a los largos trámites de extradición, solicitada por Estados Unidos. Mientras tanto, varios buzos se dedicaron a buscar en el Mar Caribe a otras posibles víctimas de la pareja criminal.



Holbert volvió a aparecer en televisión, pero esta vez sus palabras fueron muy diferentes. "Yo tomé parte en la muerte de seis personas", aseguró desde su celda de máxima seguridad en la cárcel de La Joyita, en la capital panameña.



"Me siento muy mal por mis acciones y si pudiera cambiar el pasado lo cambiaría. Quiero decir que lo siento y que las familias de las víctimas me disculpen", añadió en una entrevista difundida por varios canales de televisión. “Además, tengo miedo por mi vida. No tengo fe en ver el 2011".



Cronología de los eventos (click en la imagen para ampliar)




VIDEOGRAFÍA:

William Holbert (arresto)
video


William Holbert (noticiarios)
video



BIBLIOGRAFÍA:

21 comentarios:

Anónimo dijo...

buen articulo el de esta semana esta excelenete de un caso latioamericano yo tengo un recorte del excelsior donde se busca a esta pareja en panama
gracias por la información estas biografias y casos son los que valen la pena
ejele¡¡¡¡¡
fui el primero¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Anónimo dijo...

Otra mujer que se hace amante de un asesino, chicas, reaccionen!!! no sean sumisas ni se dejen controlar. Sobre el asesino: desconozco los antecedentes psicológicos, pero estoy segura que la responsabilidad de los esteroides en todo lo ocurrido, es muy grande. Saludos.

Salem dijo...

hola,este caso parece sacado de una novela,tanta sangre fria para engañar y vivir asi,no es normal,lo que hace el dinero,entre otras cosas...

saludos a todos los sangrientosy en especial a Escrito,buen caso

Salem

Anónimo dijo...

Desde Panamá...
esperaba este asesino...
Hay otro caso reciente, muy sonado... lamentablemente...
http://www.elsiglo.com/mensual/2011/09/28/contenido/422473.asp

Saludos...

Manuel Pérez dijo...

Soy de Nicaragua y apenas oí un poco sobre este caso: un asesino estadounidense radicado en Panamá que mató por dinero, pero no mucho más. Ah, y las autoridades de mi país tratando de hacer bulla con sus aciertos, lo común.

Gracias como siempre al autor del blog, por ampliar nuestra información sobre los casos...

La huella del Crimen dijo...

Muy buen artículo!
nosotros acabamos de entrar en el mundo de la blogosfera con un tema similar al tuyo. Si puedes entra en http://lahuella-delcrimen.blogspot.com
será bienvenida cualquier duda, sugerencia u opinión!

gracias
http://lahuella-delcrimen.blogspot.com

Laura Alfaro dijo...

Caso relativamente interesante, yo creo que los esteroides no tuvieron tanto que ver en la ejecución de sus asesinatos, sino que su codicia y su afan de poseer las tierras lo llevaron a quitarle la vida a sus compatriotas en tierras extrañas.
No recuerdo haber oido nada de este caso, y eso que es bastante reciente.

Un saludo a todos, en especial a Karuna, Halford, Z0epy, Galo Nomez y en especial a Escrito

z0epy dijo...

HOLA A TODOS...
UN CASO CORTO Y CONCISO AUNQUE ME QUEDARON 2 DUDAS ESCRITO
1.-DICES QUE NACIO EN EL 80, Y SE MUDA EN LOS 90s. A CAROLINA DEL NORTE DUDA... TENIA 10 AÑOS CUANDO YA ACUDIA AL GIMNASIO (ERROR DE DEDO ESO CREO, O UBICAME POR QUE PARA QUE UNA DE LAS 2 FECHAS ESTA MAL CORRIGEME POR FAVOR)
2.-AUN NO LE DAN SENTENCIA A EL NI A LA SEUDO ESPOSA?

Y CONCUERDO QUE LA AVARICIA LO DESBORDO QUE ASTEROIDES NI QUE NADA... ERA UN ASESINO A SANGRE FRIA...
SALUDOS A TODOS LOS FIELES SEGUIDORES DEL WEBSITE
☺ANAILUY
☺HALFORD
☺KARUNA
☺LAURA ALFARO
☺TESSIO
☺GALO NOMEZ
☺SPIZMA
☻☻☻ESCRITO CON SANGRE☻☻☻

Anónimo dijo...

Z0epy: esteroides, no Asteroides...

Anónimo dijo...

Para los que hablan de una influencia “mínima” de los esteroides, aquí tienen para informarse.

http://www.drogas.cl/anabolicos.htm

“Los efectos de los anabólicos sobre la mente fueron objeto de investigaciones en la Universidad de Harvard, donde se demostró que provocan diferentes trastornos psicológicos como: depresión; extrema irritabilidad: incremento en la agresividad, llegando a agresiones físicas e incluso homicidios; celos paranoicos; sentimientos de invencibilidad; expresiones grandilocuentes; megalomanía”

z0epy dijo...

ANONIMO: GRACIAS POR LA CORRECCION FUE UN ERROR DE DEDO ...

Norma L. dijo...

No cabe duda que la avaricia, hace que la gente haga cada locura,,, que mal por las persona que se cruzaron por el camino de estos dementes!!

Y menos mal que la esposa escapo antes que otra cosa sucediera, si no quien sabe si seguiria con vida!!

Excelente caso, gracias por compartirlo!

Spizma-Krad dijo...

Buen caso, interesante, reciente, desconocido hasta ahora(para mí), un asesino muy "travieso" y movido por la codicia...buen tema, aunque comparto los puntos a tratar de z0epy.
Aun así, el blog sigue en forma...
Saludos!

Anónimo dijo...

Anónimo

Anónimo dijo...

Hola, nada más una aclaración, Puerto Viejo es de Limón, pero no tiene nada que ver con Talamanca, son lugares muy distintos

Anónimo dijo...

El salvaje Bill esta preso en chiriqui, provincia de Panama, la mujer en una carcel de mujeres en la misma provincia, lo ultimo que se sabe de ellos es que la mujer se acosto con el jardinero de la carcel, la noticia le llego a Wild Bill y adivinen el man solocito el divorcio por infidelidad!.. aparte de eso hoy dia wild bill asuza a los demas reos y dirige una organizacion de apoyo al detenido donde se quejan de los malos tratos dentro del penal, increible, q salvaje ese bill...

Anónimo dijo...

Les dejo la página de Facebook de William https://www.facebook.com/william.holbert.921 ahí pueden conversar con él mientras espera su juicio en la prisión.

Ampersand dijo...

Otro sujeto que defrauda y mata para mantener un estilo de vida, que celebraba fiestas para medir a sus víctimas potenciales y después se daba a la tarea de matar y apoderarse de las propiedades de sus víctimas; encontré alguna similitud con Ray y Faye Copeland aquí, salvo con la diferencia de edad.

De lo que se entera uno al revisar el blog ECS, excelente trabajo, saludos !!!

Cristal Rivera dijo...

Por cierto, este personaje es todo un show. Ultimamente han salido a relucir dos videos suyos desde la prisión. Y el último rumor, es que supuestamente se convirtió en un hombre de fe.

Saludos desde Panamá :D

Roger dijo...

Puerto Viejo pertenece a Talamanca.

Anónimo dijo...

Este yipo esnun show, escribió unlibro,norecuerdo el nombre y lo recaudado para la iglesia catolica. En la carcel le tienen miedo ylo respetan y en las noticias vi que la casa donde vivia esta embrujada.