Kip Kinkel: la masacre de la Thurston High School



“Soy el Diablo. Deseo matar y provocar dolor gratuito”.
Nota de Kip Kinkel


Kipland Phillip "Kip" Kinkel nació el 30 de agosto de 1982 en Springfield, Oregon (Estados Unidos). Fue hijo de William Kinkel y Faith Zuranski.



Los padres de Kip Kinkel


Tuvo una hermana mayor llamada Cristina, que nació el 22 de diciembre de 1976. Sus padres eran profesores de español. Faith Kinkel también enseñaba francés.



Kip Kinkel cuando era niño





La familia Kinkel vivió un año en España cuando Kip tenía seis años; asistió a la escuela, pero enfrentó grandes problemas. Cuando su familia regresó a Oregon, estudió en la Escuela Primaria Walterville en Springfield. Sus profesores lo consideraban inmaduro, con escaso desarrollo afectivo, fuertes problemas conductuales y un bajo coeficiente intelectual. Basándose en la recomendación de sus profesores, sus padres lo obligaron a repetir el primer grado. En el cuarto grado se le diagnosticó dislexia y fue inscrito en clases de educación especial.



Kip con su familia






Kinkle creció en un entorno familiar cálido, con unos padres atentos, una comunidad confortable. Pese a sus obvios problemas emocionales, nada en el expediente escolar de Kip hacía pensar en que se tratara de un chico con predisposición a la violencia. Aunque era frecuente la aparición de dibujos relacionados con muertes y asesinatos en sus cuadernos escolares.



Los dibujos de Kip




Durante la adolescencia, Kinkel enfrentó varios problemas legales. Fue arrestado por primera vez a finales de 1996, por el robo de unas cintas en una tienda. El 4 de enero de 1997, fue detenido de nuevo en Bend, Oregon, después de que él y sus amigos tiraran piedras a los coches que pasaban por la carretera. Después de su segunda detención, Kinkel fue condenado a 32 horas de servicio comunitario, y se le ordenó someterse a una evaluación psiquiátrica. Más tarde fue colocado en psicoterapia, donde le diagnosticaron depresión clínica.



Kinkel mostró un gran interés en las armas de fuego desde una edad muy temprana. Su padre primero se negó a que su hijo aprendiera el manejo de armas de fuego, pero más tarde inscribió a su hijo en los cursos de seguridad para manejar pistolas. Con el tiempo y mientras el interés del chico crecía, le compró un rifle calibre .22 y una pistola Glock de 9 mm. Cuando Kip tenía quince años, su psicólogo, Jeffrey Hicks, le recomendó a Bill Kinkel que dejara a Kip tener armas en su poder, ya que sería una buena terapia. Por esos días, Kinkel inclusive logró tener una novia, con quien tuvo una breve relación amorosa, la única que tendría.



Kip con su novia



Un amigo suyo, Korey Ewert, había robado una pistola Beretta calibre .32, cargada con nueve balas. El arma era de Scott Keeney, el padre de uno de sus amigos, y se la vendió a Kinkel, quien pagó $110.00 dólares por el arma. Luego la puso en una bolsa de papel y la guardó en su casillero. Scott Keeney pronto descubrió que le faltaba un arma de fuego, y llamó a la policía para denunciarlo. Les dio además una lista de nombres de los estudiantes que creía que podrían haberla robado. El nombre de Kinkel no estaba en la lista. El 20 de mayo de 1998, las autoridades de la escuela se dieron cuenta de su posible participación y mandó por él. Cuando fue interrogado, respondió: "Miren, voy a ser sincero con ustedes. El arma está en mi armario". Kinkel fue expulsado de la Thurston High School, y él y su amigo Ewert fueron detenidos. Tras ser dejado libre bajo fianza, regresó a su casa.



Esa misma tarde, su padre le dijo que sería enviado a un internado si no cambiaba su actitud. A las 15:30 horas, Kinkel tomó del armario su rifle Ruger semiautomático, lo cargó y se dirigió a la cocina, donde le disparó a su padre en la parte posterior de la cabeza. Luego esperó a que su madre volviera a casa. Cuando llegó y se dirigió hasta las escaleras desde el garaje de la planta baja, alrededor de las 18:00 horas, Kinkel le dijo “Te quiero, mamá” y le disparó en repetidas ocasiones: tres veces en la cara, dos veces en la parte posterior de la cabeza y una vez en el corazón.



Los padres de Kip, poco antes del asesinato


Kinkel arrastró el cuerpo de su madre desde la parte inferior de la escalera y la puso junto al cuerpo de su padre, en el piso del baño. Colocó una sábana blanca sobre cada uno de los cuerpos y cerró la puerta. Poco después recibió la llamada telefónica de un amigo, con quien conversó durante más de una hora con aparente tranquilidad. Luego se preparó un tazón de cereal con leche y leyó el periódico. Durante esa noche, reprodujo en varias ocasiones la canción "Liebestod" de la banda sonora de la película Romeo + Julieta. La canción seguiría sonando, una y otra vez, durante horas enteras.



Kip cargó su pistola y dejó escrita una extraña nota en su casa: “¡Acabo de matar a mis padres! No sé qué está pasando. Amo a papá y a mamá tanto... Acabo de conseguir dos crímenes para mi expediente. Ellos no se merecían eso, lo que he hecho los destruiría, la vergüenza sería demasiado para ellos, no podrían soportarlo. Estoy tan apenado. Soy un hijo horrible. Deseo que me hubieran abortado. Destruyo todo lo que toco. Era gente maravillosa.



El cadáver de la madre de Kip


“Es la maldición de Dios, estas voces dentro de mi cabeza. Deseo morir, debo irme pero tengo que matar a gente, no sé por qué. ¡Tengo tanto pesar! ¿Por qué permitió Dios que yo hiciera eso? Nunca he sido feliz. Yo sólo quería ser feliz. Quería que mi madre estuviera orgullosa de mí. No soy nada. Intenté con dificultad encontrar la felicidad. Pero lo odio todo. No tengo ninguna otra opción. ¿Qué he hecho? Tengo tanto pesar. Estoy solo, siempre me encuentro solo. Sé que tengo que ser feliz con lo que tengo pero odio vivir. Estoy tan lleno de rabia que siento que algo me presiona constantemente. Mi cabeza no funciona bien, oigo voces dentro de ella. Soy el Diablo. Deseo matar y provocar dolor gratuito. Me odio por haberme convertido en esto. ¡El amor apesta!"



La carta de Kip



Pero el doble asesinato era apenas el comienzo. El 21 de mayo, Kinkel condujo la Ford Explorer de su madre hasta la escuela secundaria. Llevaba puesto un abrigo para ocultar las cuatro armas que portaba: un cuchillo de caza comprado para él por su padre, su pistola Glock 9 mm., otras diecinueve pistolas, el rifle Ruger y una pistola calibre .22. Llevaba además 1127 cartuchos útiles.



La foto escolar de Kip Kinkel


Se estacionó afuera de la escuela, entró en el pasillo principal y disparó dos veces. Hirió de muerte a Ben Walker y a Ryan Atteberry. Luego se encaminó a la cafetería y, caminando a través de ella, disparó cincuenta y un tiros con su rifle, hiriendo a veinticinco estudiantes y matando a Mikael Nicholauson, también estudiante.



El cadáver de Mikael Nicholauson


Cuando el arma se quedó sin municiones y Kinkel comenzó a recargar, uno de los estudiantes heridos, Jacob Ryker, sabiendo por su propia experiencia con las armas que Kinkel estaba sin municiones, lo derribó de un fuerte empujón. Pronto fue ayudado por otros estudiantes.



El día del ataque


Pero Kinkel desenfundó la Glock, y disparó un tiro antes de que fuera desarmado, hiriendo a Ryker de nuevo, así como otro estudiante. Los estudiantes consiguieron desarmarlo y lo sometieron, hasta que la policía llegó y lo arrestó.



Mikael Nicholauson murió en el lugar. Otro estudiante apellidado Walker murió después de ser transportado al hospital; aunque los médicos consiguieron mantenerlo con vida hasta que sus padres llegaron y pudieron despedirse de él.



Los otros estudiantes, incluyendo a Ryker, también fueron llevados al hospital con diversas heridas. Ryker estaba en estado crítico a causa de un pulmón perforado de un balazo, pero más tarde se recuperó por completo. Siete estudiantes participaron en el sometimiento y el desarme de Kinkel. Cinco serían condecorados por ello.



Cuando era llevado a la comisaría de policía, Kinkel logró liberarse y se lanzó con el cuchillo que había llevado oculto, agrediendo al oficial de policía Al Warthen. Mientras lo hacía, Kinkel gritaba “¡Dispárame, mátame!” Pero el agente lo roció con gas pimienta, impidiendo su ataque.



Kinkel más tarde declararía que había querido forzar al policía para dispararle, ya que había querido cometer suicidio después de matar a sus padres, pero no se había atrevido a hacerlo. Kinkel tenía dos balas pegadas a su pecho en el momento de los disparos, con el fin de poner fin a su vida.



El arresto



La policía encontró los cadáveres de sus padres esa misma tarde. La canción seguía sonando. Kinkel declaró que quería proteger a sus padres de la vergüenza que su expulsión y su arresto habían causado.



Ficha de detención



La defensa presentó testimonios de una serie de expertos psiquiatras, en un esfuerzo por demostrar que Kinkel era un enfermo mental. Jeffrey Hicks, el psicólogo que lo había tratado antes de los ataques, sostuvo que su estado mental era satisfactorio.



Cristina Kinkel, hermana de Kip


Sin embargo, sólo lo había visto durante nueve sesiones, ya que sus padres dieron por terminado el tratamiento.






El 24 de septiembre de 1999, tres días antes de la selección del jurado, Kinkel se declaró culpable de asesinato y tentativa de homicidio, renunciando a la posibilidad de ser absuelto por causa de locura.



El juicio




En noviembre de 1999, fue condenado a ciento once años de prisión, sin posibilidad de libertad condicional. Tras escuchar la sentencia, Kip Kinkel pidió disculpas por el asesinato de sus padres y el tiroteo en la escuela.



En junio de 2007, Kinkel solicitó un nuevo juicio. Sostuvo que sus abogados anteriores deberían haber llevado el caso a juicio para utilizar la defensa por demencia. Dos psiquiatras testificaron que Kinkel exhibió signos de esquizofrenia paranoide en el momento del tiroteo.



Homenaje a las víctimas





En agosto de 2007, un juez del condado de Marion le negó el nuevo juicio. Su abogado anunció que pensaba apelar.



Kip Kinkel en la actualidad


El 11 de junio de 2007, Kinkel, cerca de su vigésimo quinto cumpleaños (edad máxima para permanecer en una cárcel de menores en Oregón), fue transferido de la Autoridad Juvenil de Oregon, la MacLaren Correctional Facility, a la Institución Correccional Estatal de Oregón, en Salem. Permaneció en ella de ahí en adelante.





VIDEOGRAFÍA:

Confesión completa de Kip Kinkel a la policía (en inglés)
video


"Liebestod" (Romeo + Juliet)
video



BIBLIOGRAFÍA:




FILMOGRAFÍA:

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Como siempre, Estados Unidos es pionero en la "costumbre" de que las familias compren armas a sus hijos, como si fuesen un regalo común y corriente. Mal los padres además en retirar el hijo del psicólogo. Estaría bueno saber en cuánto tiempo el psicólogo habría comenzado a detectar los problemas de Kinkel, ya que era una bomba de tiempo a punto de explotar. A esto último hay que agregarle el historial de delincuencia que tenía. Su rostro en las fotos muestra también una expresión muy desgarbada, creo que ya con las fotografías alcanza para ver que tenía problemas. Psicólogos, a trabajar.

[€][b][€][r]-[A][r][G] dijo...

si, es muy cierto eso de las armas... alla estan acostumbrados, es parte de su cultura tener un arma... igual, creo que es hora que revean todo eso xq en crimenes escolares, eeuu tiene un nivel alto de casos que se podrian haber evitado si se regula mas las armas en los menores de edad: fijate que en todos los casos de matanzas escolares que muestran aqui, los menores son de eeuu y tienen curiosidad por las armas desde temprana edad... aqui en la argentina es rarisimo ver que un menor porte un arma, como asi tmb que no hay muchos casos de matanzas escolares como en eeuu.

[€][b][€][r]-[A][r][G] dijo...

hablando de matanzas escolares, me gustaria que pasen el caso de rafael "junior" hernandez, creo que en la tipologia de crimenes escolares lo nombraron... si quieres, te ayudo en la recoleccion de informacion o algo de eso. tambien googleando vi que al fin condenaron al chelo satan y creo que a sus complices. saludos sangrientos!! =D

Hector dijo...

Hola, muy interesante la entrada, como siempre. Estoy de acuerdo, deberia haber un control mas responsable sobre las armas, es increible la facilidad con la que se cosiguen en la sociedad norteamericana, como en el caso de la masacre decolumbine o el incidente con Brenda Ann Spencer.

Saludos, y por cierto, no sabia lo del Cehelo Satan.

Anónimo dijo...

Encima, el propio psicólogo le recomienda al padre de Kinkel que le deje tener el arma, y así, utilizarla como terapia...¿estamos todos locos?

Norma L dijo...

me choca culpar como casi siempre se hace a los papas, de lo que hacen los hijos,,, porque la verdad sabemos de antemano que no siempre es asi, aunque en este caso, es todo lo contrario,,, ya que al momento que el papa y el mismo piscoloco le dieron el pase libre para usar armas, le dieron carta abierta para que el pudiera hacer todo lo que quisiera!!

Que malo,,, y ahora que no se quiera hacer el demente, porque claro que sabia lo que hacia,,, si tanto amaba a sus padres como dice, no hubiera hecho tanta tonteria,,, en fin...
excelente caso, gracias por compartirlo ;)

z0epy dijo...

HOLA A TODOS
ESTE CASO ME CAUSA MUCHA TRISTEZA COMO LA QUE REFLEJA KIP YO APOYO EL COMENTARIO DEL PRIMER ANONIMO POR QUE SU FOTO REFLEJA UNA DEPRESION Y SU MIRADA ESTA PERDIDA, LA CARTA QUE DEJA REVELO QUE ERA MUCHA SU TRISTEZA Y QUE DE VERDAD TENIA PRBLEMAS Y VOLVIENDO AL ANONIMO AQUI FALTO APOYO DEL PSICOLOGO Y SI CREO QUE DIJO EN EL JUZGADO QUE ESTABA SANO ES POR QEU PODRIAN CULPAR AL PSICOLOGO POR INCOMPETENTE YA QUE QUE ESTUPIDES AUTORIZAR UN ARMA NO DEFIENDO QUE EL PADRE LE PAGARA UN CURSO POR QUE TAL VEZ CREYO QUE LE QUITARIA LA ESPINITA PERO DEJARSELA YA FUE MUCHO QUE PENA Y ME DIO PENA AL VER LA FOTO DE LOS PADRES.

Y APOYO EL COMENTARIO SEGUNDO DE EBER-ARGEN ES CIERTO ESCRITO QUE POSIBILIDAD HABRIA DE QUE NOS INFORMARAS SOBRE LOS CASOS QUE HEMOS LEIDO SEMANA A SEMANA DE COMO VAN SUS PROCESOS YO AVECES ME DOY A LA TAREA COMO DICEN A GOOGLEAR HABER SI HAY ALGO NUEVO Y LO DEL CHELO SATAN SI LO VI PERO ME GUSTARIA SABERLO MAS POR TI YA QUE ERES SIEMPRE MI FUENTE DE INFORMACION.

GRACIAS Y SALUDOS A TODOS LOS FIELES Y LOS QUE RECIENTEMENTE VISITAN
SE EXTRAÑAN ALGUNOS
☺ANAILUY
☺HALFORD
☺KARUNA
☺LAURA ALFARO
☺TESSIO
☺GALO NOMEZ
☺SPIZMA
☻☻☻ESCRITO CON SANGRE☻☻☻

Anónimo dijo...

ke klase de psicologo recomienda a un padre que deje a su hijo portar un arma de fuego??? :s definitivamente esta entrada es una buena reflexión para nosotros los padres de tener una mejor comunicación con los hijos i entender lo k pasa con ellos es obvio ke a este muchacho algo le hizo falta mucha falta!! :'(.....muy buena entrada algo triste pero mui buena!!


atte: Arline ♥_♦

Chocolate Ruby dijo...

Me solidarizo con este chico, a que no recibió nunca el cuidado psicologico adecuado, en su mirada se ve una tristeza profunda, un vació enorme, que no supo llenar.

La Huella del crimen dijo...

estoy de acuerdo con lo que se ha comentado anteriormente. Es evidente que la atención psicológica no fue la adecuada y que comparle un arma fue un error absoluto (aunque es cierto que en los EEUU es completamente normal tenerla).

Otra cosa que me llama la atención es el acogedor ambiente familiar que tenía. Normalment los asesinos parten de una inestabilidad emocinal y afectiva coon la familia. En cambio, en este caso es al contrario.

Felicidades por la entrada, la documentación y las fotografías

http://lahuella-delcrimen.blogspot.com/

rony dijo...

este chico no necesita cariño ni atencion psicologica lo que necesita son mas armas para cargarse a la humanidad, lo que hizo es una puta proeza,logro lo que muchos soñamos con hacer ... a caso vosotros no deseais nunca matar a tu madre, a un compañero o a alguien que no conozcais...
matar es la hostia, prueba con matar a una mascota, despues tendras ganas de mas.
por cierto kip kinkel era y es la hostia. kinkel forever

Ernesto dijo...

Rony, eres tan patético y tan estúpido... ojalá si tantas ganas tienes de matar mátate tú solo en lugar de andar matando animales, que estoy seguro de que cualquiera de ellos vale más que tú. Madura de una vez, busca ayuda o algo, la necesitas de verdad.

Sade_Satani dijo...

La opresion demoniaca esta presente en miles de jovenes alrededor del mundo, este es otro caso mas.

Unos se suicidan, otros se autodestruyen lentamente, otros como este dañan y matan a la gente.

Pero el sistema sigue produciendolos, los oculta y los niega, para que cuando salgan a la luz sea por crimenes y violencia.

Tienes una responsabilidad con tus hijos muy grande si eres padre.

Anónimo dijo...

MUY COMPLETO CON MUY BUENA INFORMACION

Miguel de los reyes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Miguel de los reyes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

La "opresión demoniaca" no tiene nada que ver en esto. Los asesinos en serie nacen por culpa de la alienación inherente a nuestra sociedad capitalista. Los niños nacen sin más ideales que ganar dinero a costa de los demás. Algunos notan que no encajan en este juego, se enscudan en el cinismo o la apatía y dedican sus esfuerzos a cosas improductivas como apartarse de la sociedad y hasta asesinar.

Ampersand dijo...

Lo que si es muy cierto, es que teniendo en cuenta que padecía depresión e inestabilidad mental, lo correcto era darle un seguimiento más responsable, en lugar de una terapia "lúdica y recreativa" obsequiándole armas y permitirle practicar con ellas.

Pero con laxitud en el control de armas en la hermana república de las hamburguesas, continuarán las balaceras "espontáneas" hasta que se permita sólo poseer armas de fuego a quién tenga una responsabilidad comprometida para usarlas .... tienes aquí un muestrario de acontecimientos funestos derivados de la irresponsabilidad en el control, posesión y manejo de armas, quien lo dude, que continúe leyendo .... Saludos !!!!

Anónimo dijo...

HAY UN ERROR EN ESTE ARTICULO!

EL Dibujo en el cual aparece un Demonio con los brazos abiertos pertenece a otro asesino llamado Eric Harris. quien fue uno de los autores de la masacre de Columbine.

sandy dijo...

El tercer dibujo en los dibujos de Kip pertenece a uno de los asesinos de Columbine.

Anónimo dijo...

El tercer dibujo lo hizo uno de los agresores de la masacre de Columbine, no es de Kip.