Sandro Santus Rosario: “El Lapidario de Cabo Verde”



“Cabo Verde es un lugar concebido más para el amor que para el sufrimiento. Llenas de amor, nuestras manos harán que el verde florezca sobre la tierra”.
Cesaria Evora


Sandro Santus Rosario nació en 1984 en Cabo Verde, una república enclavada en una isla del Océano Atlántico, en África. A los veintitrés años, trabajaba como guía de turistas y animador en un club de vacaciones local, hablaba inglés, italiano y portugués, ganaba un buen salario (unos $600.00 dólares, el doble de la media en Cabo Verde).



Sandro Santus Rosario


Por las noches, acostumbraba emborracharse con sus amigos. No importando su popularidad con las mujeres que visitaban la isla, sobre todo europeas, el joven mostraba un temperamento violento. Continuamente se enfrascaba en peleas, algunas de ellas a puñetazos. Pese a todo, era considerado un joven serio y conocido con el sobrenombre de “Motche”.



Por su parte, Dalia Saiani había nacido en 1974 en Verona (talia). En 2007, a los 33 años, era dueña de un establecimiento balneario en la playa de Rávena, en el noreste italiano. Además, gozaba de gran popularidad, ya que era una campeona italiana de windsurf. Dalia había expresado su intención de mudarse a Cabo Verde.



Dalia Saiani


Una de sus mejores amigas era Giorgia Busato, de 28 años, también italiana. Giorgia era socia de una agencia de viajes en Verona y había comprado una casa en la Isla de Sal, donde pasaba largas temporadas ejerciendo como guía turística.



Giorgia Busato


En febrero de 2007, Giorgia y Dalia viajaron juntas a la Isla de Sal, que además es una de las mecas de los amantes del windsurf. Una tercera chica italiana, Agnese Paci, acudió a la isla para celebrar sus dieciocho años. Se conocieron allí y comenzaron a realizar varias actividades juntas.



Giorgia y Dalia


Cada año, 50,000 turistas italianos visitan el archipiélago, compuesto por nueve islas, en las que viven 500,000 personas.






La playa de Cabo Verde


Dalia conoció a Sandro Santus Rosario en una fiesta. De inmediato se gustaron. Aunque ella era diez años mayor que él, de inmediato empezaron a salir. Pronto se hicieron amantes. Los dos viajaron juntos por varios lugares de aquel país. Dalia acostumbraba grabar en video los momentos que pasaba junto con su nuevo novio.



Sandro Santus Rosario surfeando desnudo


Pero los arranques violentos de Sandro la asustaban. Cuando discutían, él no podía controlarse: golpeaba las paredes hasta que los puños le sangraban, gritaba y manoteaba, rompía objetos y arrojaba otros contra los muros.



Por eso, decidió terminar su relación con él. Sandro la llamaba continuamente por teléfono, le enviaba mensajes SMS por teléfono celular, con el objetivo de volver, pero ella se mantenía firme. Durante varios días, Dalia y Giorgia disfrutaron de los atractivos de aquel paradisíaco sitio. Agnese las acompañó y entre las tres, pasaron divertidas veladas conociendo nuevos amigos.






La noche del 8 de febrero de 2007, Sandro le pidió a Dalia que fueran juntos a cenar, para conversar y componer su situación. Él deseaba volver con ella: estaba obsesionado con la italiana y no se hallaba dispuesto a perderla. Dalia aceptó con el objetivo de aclarar la situación, aunque puso como condición ir acompañada de sus amigas. Sandro aceptó y también invitó a un amigo. Se puso de acuerdo con él y le advirtió: si Dalia no accedía a regresar con él, tendrían que matarla.



La cena se realizó en Espargos, la capital de la isla. Allí, Dalia fue tajante: no volvería con él. Sandro estaba avergonzado por haber sido rechazado nuevamente, esta vez delante de su amigo y de las amigas de Dalia. Al terminar la cena, fingió que todo estaba bien y que se había resignado. Ninguna de las tres mujeres tuvo inconveniente en seguir la fiesta con los dos hombres.



Tras la cena, Sandro propuso un desplazamiento para tomar una copa. Ellas aceptaron. Los cinco subieron al automóvil de Sandro. Pero cuando iban sobre la carretera, éste cambió de ruta y se dirigió hacia Fontona, una playa de la isla. Según Agnese, Dalia le preguntó el motivo del cambio de dirección, sin obtener respuesta.



Sandro comentó que debía desviarse para dejar en casa a su amigo, quien fingió sentirse enfermo. El desvío, sin embargo, los llevó al oasis de Fontona, a esas horas totalmente desierto. Sandro detuvo el coche, se giró y cegó a las muchachas con un aerosol de pimienta. El joven y su amigo sacaron a Dalia y Giorgia y las arrastraron hacia las palmeras. Agnese permaneció en el coche, bajo amenazas.



Dalia Saiani poco antes de su muerte


“Escuché gritos y lamentos, y la voz de Dalia que imploraba y ofrecía dinero a cambio de que la dejaran tranquila”, explicaría luego. Mientras las dos chicas gritaban por el ardor en los ojos, ellos comenzaron a patearlas. Las golpearon un buen rato. Cuando estaban en el piso, llorando y quejándose, empezaron a buscar piedras.






La última fotografía de Giorgia Busato


Sandro y su amigo empezaron a lanzarles las piedras mientras las chicas seguían gritando. Agnese intentó llamar por teléfono. Sandro y su amigo volvieron al coche, arrastraron fuera a Agnese y le golpearon dos veces la cabeza con una piedra de gran tamaño. Agnese se desvaneció y los dos hombres la abandonaron, creyéndola muerta. Durante casi media hora, siguieron lapidando a las dos chicas, hasta que ya no se movían. A Giorgia le destrozaron la cabeza a pedradas, mientras que Dalia presentaba fracturas de cráneo y exposición de masa encefálica. Pese a ello, seguía viva.



El cadáver de Dalia


Los asesinos habían cavado, previamente a la cena, una fosa poco profunda y arrojaron allí el cuerpo de Dalia, quien seguía viva. Después le lanzaron encima el cadáver de Giorgia. Las enterraron y se marcharon de allí.



La escena del crimen




Tras quedar inconsciente, los asesinos pensaron que Agnese también estaba muerta. Horas después, ya entrada la madrugada, despertó y, herida, logró llegar a pie hasta Santa María, que se encuentra en la otra punta de la isla, y pedir auxilio. El testimonio de Agnese sería clave para poder identificar a los presuntos asesinos. Ella sufrió varias fracturas y necesitó de dieciocho puntos de sutura en la cabeza. “No sé cómo logré recuperarme después de que me lanzaran una piedra a la cabeza”, declaró en el hospital.



Agnese Paci en el hospital


Cuando los policías llegaron a la escena del crimen y apartaron la arena que cubría a las mujeres, a una de ellas le quedaba un hilo de vida. Era Dalia; estaba llena de sangre seca, con la arena pegada a todo el cuerpo. Tenía arena en los ojos, en la boca, en la garganta y en los pulmones; también pegada a las zonas expuestas del cerebro. Todos los intentos para reanimarla resultaron inútiles. Murió pocos minutos después. Había estado enterrada viva durante varias horas.



Después de perpetrar el crimen, Sandro y su amigo acudieron a su puesto de trabajo con toda naturalidad, como si nada hubiera sucedido. Pero tras la denuncia, la policía acudió por ellos y los arrestó. Después de unas horas de interrogatorio, ambos confesaron el crimen y adujeron motivos pasionales.



El arresto


Un empresario inmobiliario residente en Cabo Verde, Renato Evarchi, se mostró sorprendido por lo ocurrido: "Sandro es conocido por todos como una persona muy seria, y para cometer un acto de ese tipo evidentemente debía estar completamente perturbado por el final de su relación con Dalia".



El padre de Dalia Saiani


El crimen desató un escándalo internacional. El padre de Dalia apareció en varios noticiarios europeos hablando sobre el suceso. La Federación Italiana de Agencias de Viajes garantizó a los ciudadanos de su país que Cabo Verde era y es un lugar seguro. "Lo ocurrido es horrible, pero no tiene nada que ver con el turismo", según aseguró a los medios de comunicación el presidente del organismo, Stefano Landi.






Maratón en memoria de Dalia y Giorgia


El presidente del Consejo de Ministros Italianos, Romano Prodi, mostró su "conmoción y horror" ante los dos asesinatos. El Ministerio de Exteriores italiano, informó que uno de sus diplomáticos en Dakar (Senegal) había sido enviado a la isla africana para "asegurase de que los responsables de esta trágica agresión sean llevados ante la justicia".




Los asesinos fueron juzgados y sentenciados a veinte años de prisión. En memoria de las dos chicas asesinadas se instituyó un maratón anual, así como varios homenajes en las asociaciones de surfistas a las que Dalia perteneció.



VIDEOGRAFÍA:

Noticiario sobre el crimen
video



BIBLIOGRAFÍA:

16 comentarios:

Anónimo dijo...

aceptable el caso de hoy. me interesan estos crimenes de extranjeros en otras latitudes.

el famoso william burroughs mató a su esposa en la ciudad de mexico.

Salem dijo...

terrible ,como fue planeado todo,lo que entiendo porque el amigo se metió ,si con el no iba la cosa,los dos eran unos violentos además de asesinos..
saludos a todos los sangrientos
y en especial a Escrito
Salem

manuel dijo...

solo 20 años!!!!!! por un crimen tan atroz.....

halford dijo...

terrible.

Viviendo con máscaras, una para la sociedad hasta que estalla su verdadero yo, una lástima para las chicas.

Buen caso, saludos, laura, zoepy, karuna, escrito.

Galo Nomez dijo...

Bien porque se recuerde la memoria de las chicas, y bien por las gestiones diplomáticas que al final llevaron a la cárcel a los asesinos. Pero me pregunto qué hubiera pasado si la situación se hubiese dado al revés: esto es, que una africana hubiese sido muerta por europeos, ya sea en el Viejo Mundo o la misma África. ¿Habría tanta presión internacional para condenar a los responsables? ¿O en sus países de origen estarían exigiendo clemencia, porque serían juzgados por una horda de salvajes vengativos? Ya se dio un caso de un grupo de franceses, pertenecientes a una ONG, que secuestraba y vendía como esclavos a niños de Chad, a los supuestamente ayudaba. El gobierno de Sarkozy amenazó con embargos económicos y hasta la intervención militar a aquel país, que finalmente debió entregar a los culpables, quienes, por cierto, no pisaron jamás los tribunales de la "libertad, igualdad y fraternidad"

Hector dijo...

Estoy de acuerdo con manuel, 20 años es una maldita burla, y ni siquiera fue un repentino ataque de ira,ya lo tenia planeado.

Saludos sangrientos.

ignat dijo...

estoy completamente de acuerdo con galo nomez los europeos, norteamericanos (canada y usa) y australianos siguen siendo totalmente impunes cuando su comportamiento en los paises subdesarrollados es igual de atroz

Carlos SR dijo...

En cualquier parte del mundo 20 años de sentencia por 2 asesinatos crueles y premeditados es una burla. No sé ustedes pero yo prefiero la fórmula texana: ojo por ojo y a la horca (por lo menos la inyección letal, pero estas bestias merecen la horca)

z0epy dijo...

HOLA DE NUEVO A TODOS...
QUE CASO TAN LAMENTABLE ME RECUERDA EL QUE SE VIVIO EN MEXICO DE OSVALDO MORGAN AHORA MATAN LOS INFELICES POR QEU NO REGRESAN CON ELLOS PUES NO SON UNAS PERITAS EN DULCE ESTAN ENFERMOS...

AHORA 20 AÑOS QUE BURLA POR SI FUERA POCO NO IMAGINO LA AGONIA DE DALIA ENTERRADA VIVA CON SU AMIGA MUERTA Y LA POBRE QUE SE SALVO DE MILAGRO...

TAMBIEN COMPARTO PUNTOS COMO GALO, ES CIERTO LO QUE SUCEDE Y NADIE HACE NADA...

ESPERARE CON ANSIAS EL PROXIMO ESCRITO.
SALUDOS A TODOS LOS FANATICOS DE ESTE WEB

☺HALFORD
☺KARUNA
☺LAURA ALFARO
☺GALO NOMEZ

☻☻☻ESCRITO CON SANGRE☻☻☻

Anónimo dijo...

Ante todo agradecerte el trabajo que te tomas para que disfrute incontables horas sin esperar nada a cambio.
El estudio de las facetas más escabrosas del comportamiento siempre me ha intrigado e interesado, hasta el punto de haber condicionado de manera notable mi vida...y no dudes que lo descrito en este blog ( lo general, lo que se puede abstraer facílmente de los hechos concretos narrados ) me da la clave de muchos sucesos aparentemente triviales relacionados con el comportamiento diario de personas corrientes. No me apena decir que vivimos en un mundo desquiciado...esto es lo que hay, adaptarse es la única solución.
En particular quiero recomendar a los lectores el comic FROM HELL, lo descubrí hoy y SERÍA UN CRIMEN TENERLO AL ALCANCE Y NO LEERLO ( ¡incluidas las notas! ).
Yours truly, J.

Anónimo dijo...

FROM HELL, comic adjunto a la entrada JACK EL DESTRIPADOR.
Firmado......... J.

Anónimo dijo...

despues de varios anios, esta noche me fije' en internet con ganas de ver unas fotos de giorgia, quien fue mi amiga, siendo de la misma ciudad y por otras razones. Encontre' sus fotos aqui, en el ''website de los asesinos''. Tanta vida, belleza y calor, para despues acabar en un sitio internet como este. no los quiero criticar no me importa, ni entendi' muy bien el proposito de tener un website como este. solo queria compartir una imensa tristeza, frente a lo poco que vale, a final del cuento, la vida humana.
adios.
p.

Monica dijo...

cuando paso lo de esta chica yo estaba en un hotel en calafate, que injusta es la vida para las personas buenas, espero que se haya hecho justicia

AngelGabriel dijo...

Excelente blog.. Todos los días leyendo una historia nueva. Saludos sangrientos desde Argentina

Ampersand dijo...

No se necesita estar en un país desarrollado o superpoblado para entender que el crimen es una cuestión universal, porque atrocidades ocurren hasta en pequeños territorios como Cabo Verde.

Con tibieza les dieron 20 años, cuando por aquí, en México,si salen es con oxígeno conectado y en silla de ruedas, si es que salen, pero bueeeno, la justicia aquí también tiene sus fallas ..... Saludos !!!!

Anónimo dijo...

pues perdon pero en Australia misma la ley es demasiado suaves con este tipo de bestias y asesinos....y lo se por que yo vivo en Australia