Magnicidas y Asesinos de Celebridades



Extraído del libro Monstruos entre nosotros. Historia y tipología de los asesinos, de Carlos Manuel Cruz Meza.


El magnicidio es el asesinato de un personaje público importante, por lo general un líder social, un político o un jefe de Estado, siempre y cuando no sea un monarca o príncipe. Por ende, los magnicidios se consideran crímenes políticos. Pueden tener una autoría intelectual y una autoría material, aunque en ocasiones un mismo individuo es el único autor; a esa clase de criminales se les denomina asesinos solitarios. Un magnicida es motivado por diferentes razones: causas políticas, religiosas o sociales. El asesino intenta comunicar así un postulado, enviar un mensaje o plantear una posición. Este tipo de crimen afecta a la sociedad y puede tener repercusiones difíciles de calcular; por ello, muchos sistemas legales castigan este delito con la pena de muerte.








Cuando se da muerte a un rey o emperador, se denomina regicidio. El regicidio es el acto de matar a un rey, emperador o monarca; a su cónyuge si ostenta el título de reina; a un príncipe heredero o a un regente.



El tiranicidio es el asesinato de un tirano, esto es, de un líder déspota y cruel, por lo general un jefe de gobierno. Aunque el término surgió en Grecia, fue popularizado por Santo Tomás de Aquino, quien justificó cometer tiranicidio cuando el pueblo está sojuzgado.



Los crímenes de Estado son asesinatos ordenados por la clase política o el gobierno de una ciudad, un estado, una provincia o un país. Incluyen la eliminación de opositores políticos, líderes sociales, figuras públicas, periodistas, ciudadanos comunes y presuntos delincuentes; forman parte de la política criminal ejercida por un gobierno. Pueden ser ejecutados por sicarios o asesinos a sueldo, agentes encubiertos, policías o militares. Incluyen desapariciones forzadas, guerra sucia, ejecuciones sumarias, terrorismo de estado, algunos casos de magnicidio, democidio, limpieza étnica y genocidio. Muchas veces se justifica el crimen en nombre del bien público, la tranquilidad social o la aplicación de ciertas leyes.



Los asesinos políticos son aquellos cuyas acciones criminales están motivadas por fines ideológicos. Esta clase de asesinatos tienen como víctimas a figuras públicas, del mundo de la política o con alto impacto social. Pueden ser cometidos por propia iniciativa (asesinos solitarios) o por encargo (asesinos a sueldo o sicarios). Muchas veces son el resultado de conspiraciones, planificadas por uno o varios asesinos intelectuales. Su propósito es eliminar a quien representa un riesgo, real o imaginario, para un grupo guerrillero, una organización delictiva, un sistema político, un régimen o un estado. Son muertes violentas, casi siempre realizadas en público, con amplia cobertura mediática y cuyos responsables permanecen muchas veces en el anonimato. Pueden incluir secuestro, tortura o desaparición forzosa. En ocasiones, los encargados de ejecutar esta clase de asesinato son agentes encubiertos, militares o policías. Algunos casos forman parte de los denominados crímenes de Estado.



Por otra parte, los asesinos de celebridades son quienes matan a una figura pública, relacionada con el medio artístico. Casi siempre se trata de actrices o actores, cantantes, productores o directores de cine, o personas vinculadas a la radio o la televisión. Estos criminales están obsesionados con su víctima, guardan fotografías publicadas en revistas o recortes de periódico donde aparecen, les escriben cartas, son miembros de sus clubes de fans, compran sus discos y ven sus películas. Pasan después por un periodo de acoso, en el cual intentan acercarse a sus víctimas, verlas de lejos y conocerlas. Finalmente, planean cómo asesinarlas y lo ejecutan con frialdad. Esta clase de crímenes tienen un fuerte impacto en los medios de información y los asesinos son objeto de repudio por parte de otros seguidores de la víctima. Una hipótesis sugiere que los asesinos de celebridades quieren convertirse en la persona a quien admiran y finalmente eliminan; que la matan por envidia al sentir que ellos nunca podrán ser tan célebres; o en su defecto, que desean que sus nombres queden unidos para siempre al de sus víctimas, al convertirse en sus victimarios.



Los asesinos fallidos son homicidas potenciales que fracasan en su intento de matar a una o más personas. Estos fallos se deben a diferentes razones, aunque uno de los más frecuentes es la intervención de un tercero. La mayoría de los asesinos fallidos son magnicidas frustrados, que son condenados por intento de homicidio u homicidio en grado de tentativa.






CASOS EMBLEMÁTICOS:

Aristogitón y Harmodio “Los Tiranicidas”

514 a.C., Atenas (Grecia): Aristogitón y Harmodio “Los Tiranicidas” asesinan a puñaladas a Hiparco, quien gobierna junto con su hermano Hipias. Ambos son condenados a muerte y ejecutados casi enseguida. Años después, se les erige una estatua.





Pausanias de Orestis

336 a.C. (Macedonia): Pausanias de Orestis, un miembro de la guardia real, apuñala al rey Filipo II, padre de Alejandro Magno, durante la boda de su hija Cleopatra. Es apresado mientras huye y ejecutado por otros guardias.





Marco Junio Bruto y Cayo Casio Longino


44 a.C. (Roma): Marco Junio Bruto y Cayo Casio Longino, dos senadores, asesinan a puñaladas a Julio César, nombrado Dictador Perpetuo, en la Curia Pompeya, durante los idus de marzo. Según los historiadores, al ver a Bruto, Julio César exclama: “Tu quoque, Brute, fili mi?” (“¿Tú también, Bruto, hijo mío?”). Otros 58 senadores intervienen, asestándole a la víctima más de 23 puñaladas. Luego del asesinato, Bruto, Casio y los demás conspiradores huyen de Roma. Tras levantar un ejército, son derrotados por Marco Antonio en la doble batalla de Filipo. Los dos se suicidan en diferentes momentos.





Vellido Dolfos

1072, Castilla (España): Vellido Dolfos, un noble español, atenta contra el rey Sancho II, atravesándolo por la espalda con su propio venablo de oro. Tras ser capturado, es descuartizado vivo por cuatro caballos.





Jacques Clement

1589, Saint-Cloud (Francia): Jacques Clement, un clérigo católico, mata al rey Enrique III apuñalándolo, con la excusa de que va a entregarle un mensaje. Antes de morir, el monarca grita: “¡Malvado monje, me has matado!” Clement es apresado enseguida, torturado y desmembrado, antes de ser quemado vivo.





François Ravaillac

1610, París (Francia): François Ravaillac, un mendigo, roba un cuchillo y espera cerca del Louvre hasta que consigue acercarse al rey Enrique IV. Lo acuchilla en dos ocasiones, matándolo. No intenta huir y es capturado. Tras un breve juicio donde afirma haber actuado por propia iniciativa, es sentenciado a muerte. Diferentes partes de su cuerpo son quemadas con hierros al rojo vivo. La mano con la que blandió el arma es carbonizada con azufre ardiente, plomo derretido, aceite hirviendo y resina caliente. Luego es desmembrado por cuatro caballos y su cadáver reducido a cenizas.





Robert François Damiens

1757, París (Francia): Robert François Damiens utiliza una navaja de doble filo para acuchillar al rey Luis XV después de que éste visita a su hija en Versalles. Es apresado por los guardias y llevado a un calabozo. Intenta suicidarse emasculándose, pero no lo consigue. Es juzgado y se le condena a muerte. En una ejecución pública que dura más de dos horas, se le descuartiza y después se le quema vivo. Su casa es incinerada hasta los cimientos y se exilia a su esposa, su hija y su padre.





Charlotte Corday

1793, París (Francia): Charlotte Corday asesina a cuchilladas al activista, periodista y político Jean-Paul Marat, mientras toma un baño de tina en su domicilio. Por esta acción, cientos de adversarios de los jacobinos son ejecutados. Corday es juzgada y sentenciada a muerte. Se le guillotina poco después.





Richard Lawrence

1835, Washington D.C. (Estados Unidos): Richard Lawrence, un pintor de casas desempleado, intenta asesinar al presidente Andrew Jackson afuera del Capitolio. Le dispara en dos ocasiones con dos armas diferentes, pero ambas veces las pistolas fallan. Tras ser detenido, es declarado mentalmente inestable e internado en una institución psiquiátrica hasta su muerte.





John Wilkes Booth

1865, Washington D.C. (Estados Unidos): John Wilkes Booth, un actor de renombre, dispara por la espalda contra el presidente Abraham Lincoln en el palco del Teatro Ford, mientras se representa la obra Nuestro primo americano. Booth grita “¡Así mueren los tiranos!” Booth se rompe una pierna, pero consigue escapar; Lincoln muere horas después. Simultáneamente, Lewis Powell ataca al Secretario de Estado, William H. Seward, quien sobrevive; y un tercer asesino, George Atzerodt, quien debe matar al vicepresidente Andrew Johnson, huye. Booth es abatido a tiros días después de su huida. Otros 7 conspiradores son detenidos y ahorcados.





Ignacy Hryniewiecki y Nikolai Rysakov


1881, San Petesburgo (Rusia): Ignacy Hryniewiecki y Nikolai Rysakov arrojan bombas contra el carruaje del zar Alejandro II frente al Palacio de Invierno. Sale ileso de un primer bombazo, pero una segunda explosión lo mata. Los asesinos son ejecutados.





Leon Czolgosz

1901, Búfalo, Nueva York (Estados Unidos): Leon Czolgosz dispara contra el presidente William McKinley durante la Exposición Panamericana; muere 8 días después. Czolgosz es juzgado y sentenciado a muerte. Se le ejecuta en la silla eléctrica.





Mateo Morral

1906, Madrid (España): Mateo Morral, un bibliotecario anarquista y políglota, arroja desde el balcón de una casa, un ramo de flores que contiene una bomba durante un desfile, con el objetivo de asesinar al rey Alfonso XIII y a la reina, Victoria Eugenia. El ramo rebota contra los cables del tranvía y cae entre la multitud asistente. La explosión mata a 30 personas y los reyes salen ilesos. Morral consigue huir, pero días después es localizado en un lugar cercano a Torrejón de Ardoz. Se entrega a un guardia, pero después lo mata y se suicida. Su cadáver es expuesto durante varios días.





Alfredo Costa y Manuel Buiça

1908, Lisbon (Lisboa): Alfredo Costa y Manuel Buiça, dos simpatizantes republicanos, asesinan al rey Carlos I y a su heredero, el príncipe Luis Filipe, disparándole con un rifle mientras se encuentran en una plaza pública. Tras el ataque, los criminales son abatidos a tiros por guardias de la escolta.





John Flammang Schrank

1912, Milwaukee, Wisconsin (Estados Unidos): John Flammang Schrank, un barman nacido en Bavaria, dispara contra el ex presidente Theodore Roosevelt antes de que éste imparta una conferencia. La bala rebota contra el discurso impreso del político y no lo hiere. El criminal es detenido e internado en una institución psiquiátrica hasta su muerte en 1943.





Gavrilo Princip

1914, Sarajevo (Bosnia-Herzegovina): Gavrilo Princip, un joven integrante del grupo terrorista La Mano Negra, asesina a balazos al archiduque de Austria Franz Ferdinand y a su esposa, Sophie Chotek. El crimen sirve de pretexto para desencadenar la Primera Guerra Mundial. Princip muere de tuberculosis en prisión en 1918, arrepentido de su acto.





Félix Yusúpov

1916, Petrogrado (Rusia): Félix Yusúpov, príncipe y noble ruso, asesina a Grigori Yefímovich Rasputín, un monje con pretensiones místicas que se ha convertido en consejero de la zarina y en uno de los hombres más poderosos de Rusia. Junto con otros conspiradores (Demetrio Románov y Vladimir Purishkevich), Yusúpov invita a cenar a Rasputín y le sirve pasta y vino, envenenados con cianuro; como el veneno parece no hacer efecto, le dispara por la espalda en varias ocasiones; Rasputín se levanta y huye corriendo, y Purishkevich le dispara tres veces más. Después le dan varias cuchilladas. Velan el cadáver y al otro día lo arrojan, atado, al río Neva. Cuando el cuerpo es descubierto, sus ataduras están casi liberadas y la necropsia revela que Rasputín ha muerto ahogado. Yusúpov se exilia en París tras la Revolución Rusa y muere allí en 1967.





Yákov Yurovski

1918, Ekaterimburgo (Rusia): Yákov Yurovski, un revolucionario ruso de origen judío, asesina al zar Nicolás II; a su esposa, la zarina Alejandra; y a sus 5 hijos: Olga, Tatiana, María, Anastasia y el zarevich Alexis. Junto con un escuadrón, Yurovski fusila a la familia real en un cuarto de la casa Ipatiev. Luego les dispara el tiro de gracia. Los cadáveres son enterrados en el bosque. Es considerado un héroe por Lenin y nombrado Jefe del Tesoro. Muere en 1938 a causa de una úlcera péptica.





Jesús Guajardo

1919, Chinameca, Morelos (México): Jesús Guajardo, un coronel del Ejército Federal, embosca y ejecuta al líder revolucionario Emiliano Zapata en la Hacienda de Chinameca, por órdenes del general Pablo González y con el visto bueno del presidente de México, Venustiano Carranza. El cadáver de Zapata es exhibido y fotografiado. La prensa celebra el asesinato. Guajardo interviene después en el asesinato de Carranza. Tras levantarse en armas, es capturado y fusilado en 1920.





Giuseppe Zangara

1933, Miami, Florida (Estados Unidos): Giuseppe Zangara dispara en varias ocasiones contra el presidente Franklin Delano Roosevelt, quien resulta ileso; sin embargo, Zangara mata a Anton Cermak, alcalde de Chicago, y hiere a otras personas. Es condenado a muerte y ejecutado en la silla eléctrica ese mismo año.





Theodor Eicke y Michael Lippert


1934 (Alemania): Theodor Eicke y Michael Lippert, agentes de la SD, ejecutan en su celda a Ernst Röhm, líder de la SA, un grupo policíaco de filiación nazi. Röhm es arrestado personalmente por Adolf Hitler durante la llamada “Noche de los Cuchillos Largos”, cuando el Führer se deshace de sus enemigos políticos. Tras permanecer un tiempo en prisión, se ordena su muerte por razones de Estado.





Carl Weiss

1935, Baton Rouge, Luisiana (Estados Unidos): Carl Weiss dispara contra el carismático político y senador Huey Long, quien muere dos días después en el hospital. Long ha expresado abiertamente su deseo de ser Presidente y se considera que el crimen tiene un trasfondo político. Weiss muere en la escena del crimen después de recibir 62 disparos de los guardaespaldas de Long.





Ramón Ruiz Alonso, Nicolás Velasco Simarro y José Valdés Guzmán



1936, Granada (España): Ramón Ruiz Alonso, Nicolás Velasco Simarro y José Valdés Guzmán, gobernador civil de Granada, orquestan la detención y ejecución del escritor Federico García Lorca. Es fusilado por problemas políticos con los caciques de la región, junto con Dióscoro Galindo, Francisco Galadí y Joaquín Arcollas. Los cadáveres son enterrados en una fosa común.





Ramón Mercader

1940, Ciudad de México (México): Ramón Mercader, un agente español que se hace llamar “Jacques Mornard”, ataca al exiliado revolucionario ruso Lev Trotsky en su casa, clavándole un piolet en la cabeza. Trotsky muere 12 horas después. Mercader es condenado a 20 años de prisión. Sale libre en 1960 y es recibido como un héroe en la Unión Soviética. Después radica en Checoslovaquia y Cuba, donde muere en 1978.





Jan Kubiš y Jozef Gabčík

1942, Praga (Checoslovaquia): Jan Kubiš y Jozef Gabčík disparan y lanzan una granada contra Reinhard Heydrich, artífice de la “Solución Final”, el plan para exterminar a todos los judíos europeos por parte del régimen nazi. Heydrich muere de septicemia poco después. Se refugian en una iglesia y tras dos horas de enfrentarse a tiros con fuerzas nazis, son detenidos y decapitados. Como represalia, la SS arrasa el pueblo de Lídice y asesina a 1,331 personas; en Bohemia y Moravia son ejecutadas miles más.





Claus von Stauffenberg

1944, Rastenburg (Prusia Oriental): Claus von Stauffenberg, un coronel nazi, intenta asesinar a Adolf Hitler colocando una bomba escondida en un maletín, bajo la mesa donde el dictador analizará varias tácticas en una reunión militar. Aunque el artefacto explota, Hitler sobrevive casi sin heridas. Von Stauffenberg y otros conspiradores, entre ellos Erwin Rommel, son ejecutados, ahorcados con cuerdas de piano o fusilados; en el caso de Rommel, es obligado a suicidarse. Casi 6,000 personas son ejecutadas en relación con el atentado.





Nathuram Godse

1948, Nueva Delhi (India): Nathuram Godse dispara contra el pacifista hindú Mohandas Karamchand Gandhi, a la entrada de un templo. Es arrestado de inmediato y se le sentencia a muerte. Es ejecutado en 1949.





Oscar Collazo y Griselio Torresola


1950, Washington D.C. (Estados Unidos): Oscar Collazo y Griselio Torresola, dos radicales puertorriqueños, disparan contra la Casa Blair, residencia del presidente Harry Truman. En la balacera mueren Torresola y un guardia presidencial. Collazo es detenido y juzgado. Condenado a muerte, su sentencia es conmutada por prisión perpetua. Liberado en 1979, viaja a Cuba, donde es condecorado y recibido como un héroe.





Georges Watin

1963, París (Francia): Georges Watin, un terrorista argelino, intenta asesinar al presidente Charles de Gaulle utilizando un rifle con mira telescópica. Tras ser descubierto, huye. Es condenado a muerte en ausencia. Absuelto en 1968, muere en 1994.





Lee Harvey Oswald y Jack Ruby


1963, Dallas, Texas (Estados Unidos): Lee Harvey Oswald, un supuesto asesino solitario, dispara contra el presidente John F. Kennedy mientras este viaja en un automóvil descubierto junto a su esposa Jacqueline. El mandatario muere poco después. Oswald es detenido más tarde, mientras sale de un cine. Dos días después, es asesinado a su vez por Jack Ruby. Las hipótesis sobre una conspiración se multiplican desde entonces.





Bertha Franklin

1964, Los Ángeles, California (Estados Unidos): Bertha Franklin, dueña del Motel Hacienda, dispara contra el cantante de blues Sam Cooke, matándolo. Es exonerada cuando alega defensa propia, asegurando que el artista la amenazó de muerte.





Bobby Fuller

1966, Hollywood, California (Estados Unidos): Bobby Fuller, guitarrista del grupo The Bobby Fuller Four, muere en el interior de su automóvil, estacionado frente a su domicilio. La policía asegura que ha muerto asfixiado, aunque otras versiones indican que fue obligado a beber gasolina.





Dimitri Tsafendas

1966, Johannesburgo (Sudáfrica): Dimitri Tsafendas, un paje y mensajero blanco en la Cámara de Asamblea, balea al primer ministro Hendrik Frensch Verwoerd, uno de los artífices del apartheid, como venganza por la prohibición de los matrimonios interraciales. Tsafendas es detenido e internado en un hospital psiquiátrico, donde muere en 1999.





Mario Terán

1967, La Higuera (Bolivia): Mario Terán, un soldado boliviano, por orden de los generales René Barrientos y Alfredo Ovando, ejecuta dentro de un cuarto al revolucionario argentino Ernesto “Ché” Guevara, quien ha caído prisionero en la batalla de la Quebrada del Yuro y se encuentra herido. Años después queda ciego y son médicos cubanos quienes, paradójicamente, consiguen devolverle la vista en 2007, cuatro décadas después del asesinato.





James Earl Ray

1968, Memphis, Tennessee (Estados Unidos): James Earl Ray dispara contra el activista negro Martin Luther King, mientras se encuentra asomado a un balcón de su hotel. Ray huye y es capturado semanas después en Londres, después de haber viajado por varios países y gastado más de 10 mil dólares. Es sentenciado a 100 años de prisión. Muere en la cárcel a causa de un mal renal en 1998.





Sirhan Sirhan

1968, Los Ángeles, California (Estados Unidos): Sirhan Bishara Sirhan dispara contra Robert F. Kennedy en el salón de convenciones de un hotel, cuando éste termina de dar un discurso para celebrar su victoria en las elecciones primarias para la presidencia. Kennedy muere horas después. Sirhan es arrestado y juzgado. Se le condena a prisión perpetua.





Valerie Solanas

1968, Nueva York (Estados Unidos): Valerie Solanas, escritora y feminista, integrante del grupo de artistas “La Factoría”, dispara contra el artista plástico Andy Warhol, hiriéndolo gravemente de tres balazos y dejándolo permanentemente lesionado. También daña a Mario Anaya, director de “La Factoría”. Luego huye y más tarde se entrega a la policía. Es juzgada y sentenciada a 3 años de prisión. Al salir, envía cartas amenazantes a varias personas, Warhol entre ellas. Es detenida de nuevo, encarcelada y vuelta a liberar. Pasa sus días internada en una institución psiquiátrica. Muere de enfisema pulmonar a los 52 años, en una institución de beneficencia.





Arthur Bremer

1972, Laurent, Maryland (Estados Unidos): Arthur Bremer le dispara al candidato demócrata a la presidencia, George Wallace, dejándolo paralítico de por vida. Es arrestado en el lugar. Tras ser juzgado, se le condena a 53 años de prisión, de los cuales cumple 35. Es liberado en 2007.





Samuel Joseph Byck

1974, Baltimore, Washington (Estados Unidos): Samuel Joseph Byck secuestra el vuelo 523 de Delta Airlines con el objetivo de estrellarlo contra la Casa Blanca y asesinar al presidente Richard Nixon. Mata a 2 personas, un policía y uno de los pilotos, y hiere al copiloto. Es baleado por un agente y al verse herido, se suicida con un tiro en la cabeza dentro de la cabina del avión.





Lynette “Squeaky” Fromme y Sara Jane Moore


1975, Sacramento, California (Estados Unidos): Lynette “Squeaky” Fromme, una acosadora de celebridades que forma parte de “La Familia”, el grupo de seguidores de Charles Manson, intenta matar al presidente Gerald Ford el 5 de septiembre. Para ello apunta con una pistola contra él durante un evento público; va vestida de monja con un hábito rojo. Sin embargo, aunque la pistola está abastecida, no se encuentra cargada. Es detenida de inmediato por agentes del Servicio Secreto. Se le sentencia a prisión perpetua. Diecisiete días después, el 22 de septiembre, Sara Jane Moore lo intenta también: apunta contra Ford y dispara, pero la intervención de un ex marine, quien le golpea el brazo, provoca que falle el disparo. Es detenida, juzgada y condenada a prisión perpetua. Se escapa de la cárcel en 1979, es recapturada y finalmente se le libera en 2008.





Mario Moretti

1978, Roma (Italia): Mario Moretti, fundador y líder de las Brigadas Rojas, secuestra al ex Primer Ministro italiano, Aldo Moro, tras asesinar a sus guardaespaldas. Lo mantiene cautivo 55 días, después de lo cual lo asesina, dejando su cadáver en la cajuela de un automóvil. Es arrestado en 1981 y sentenciado a seis cadenas perpetuas. Misteriosamente, es liberado en 1994.






Dan White

1978, San Francisco, California (Estados Unidos): Dan White, un ex concejal demócrata, mata a balazos al alcalde George Moscone y al concejal Harvey Milk, un defensor de los derechos de los homosexuales, en el interior del edificio del Ayuntamiento. Su abogado alega que White ha enloquecido a causa de que le gusta comer pastelitos “Twinkies”. Es sentenciado a 5 años de prisión y se le libera tras cumplir 2. Poco después se suicida. Su breve condena provoca la protesta de grupos homosexuales, quienes ocasionan fuertes disturbios la noche del 21 de mayo de 1979, agreden policías, destruyen comercios y causan daños al edificio del Ayuntamiento.






Thomas McMahon

1979, County Sligo (Irlanda): Thomas McMahon, miembro del Ejército Republicano Irlandés (ERI), asesina a Lord Louis Mountbatten, uno de los principales políticos ingleses, ya retirado del servicio público. El anciano muere junto con varios miembros de su familia cuando el bote en el que pescan, estalla a causa de una bomba colocada por elementos del ERI.





Raymond Lee Harvey

1979, Los Ángeles, California (Estados Unidos): Raymond Lee Harvey es detenido portando un arma con la que planea disparar contra el presidente Jimmy Carter, diez minutos antes de que ofrezca una conferencia de prensa. Afirma que un mexicano llamado Osvaldo Espinoza Ortiz está implicado también.





Mark Chapman

1980, Nueva York (Estados Unidos): Mark David Chapman acecha durante días al cantante y compositor John Lennon, ex integrante del grupo The Beatles. El 8 de diciembre, horas después de pedirle un autógrafo, le dispara afuera del Edificio Dakota, matándolo. Chapman es condenado a 20 años de cárcel, pero permanece preso por decisión de los Tribunales. En 2007 se obsesiona con la actriz Lindsay Lohan, a quien envía cartas pidiéndole que lo visite en prisión.





Anwar el Sadat

1981, El Cairo (Egipto): un comando militar asesina al presidente egipcio Anwar el Sadat durante un desfile.




John Hinckley Jr.

1981, Washington D.C. (Estados Unidos): John Hinckley Jr., un acosador de celebridades obsesionado con la actriz Jodie Foster y con la película Taxi driver, acecha al presidente Jimmy Carter para matarlo, pero nunca consigue acercarse lo suficiente. Tiempo después, dispara contra el presidente Ronald Reagan en plena vía pública, perforándole un pulmón de un balazo. Hiere a 2 personas más, entre ellas al Secretario de Prensa, James Brady, quien recibe un tiro en la cabeza y queda lesionado de por vida. Hinckley es declarado mentalmente insano y recluido en una institución psiquiátrica.





Mehmet Ali Ağca

1981, Ciudad del Vaticano (Italia): Mehmet Ali Ağca, un ciudadano turco, dispara contra el papa Juan Pablo II mientras este viaja a bordo de su automóvil en la Plaza de San Pedro, hiriéndolo en el abdomen, un brazo y una mano. Es liberado en 2010.





John Thomas Sweeney

1982, Los Ángeles, California (Estados Unidos): John Thomas Sweeney, un fan de la actriz Dominique Dunne que ha conseguido convertirse en su novio y la maltrata constantemente, la asesina a tiros en su casa durante un arranque de celos. Es sentenciado a 12 años de prisión, pero sale libre 3 años después.





Marvin Pentz Gay

1984, Washington D.C. (Estados Unidos): Marvin Pentz Gay, un predicador y empresario musical, asesina a tiros a su hijo, el cantante de soul y artista de Motown, Marvin Gaye, después de una fuerte discusión. Es absuelto cuando alega legítima defensa.




Satwant Singh

1984, Nueva Delhi (India): Satwant Singh, guardaespaldas de la Primer Ministro hindú, Indira Gandhi, la asesina a balazos en su residencia mientras se dirige a una entrevista con el actor inglés Peter Ustinov. Lo ayuda otro guardaespaldas de la secta Sikh. Es capturado y se le sentencia a muerte. Es ahorcado en 1989.





Christer Pettersson

1986, Estocolmo (Suecia): Christer Pettersson asesina a balazos al Primer Ministro sueco, Olof Palme, cuando sale de un cine en compañía de su esposa. Es detenido dos años después, juzgado y sentenciado, pero inexplicablemente su sentencia es anulada. Muere en 2004. Tras su fallecimiento, se descubre su correspondencia con su novia, en la cual reconoce ser el autor del crimen.





Robert John Bardo

1989, Los Ángeles, California (Estados Unidos): Robert John Bardo se obsesiona con la actriz Rebecca Schaeffer y la acosa durante meses, enviándole cartas donde le declara su amor. Sin embargo, al verla en una escena de sexo en una película, se enfurece; viaja a Los Ángeles, la visita en su departamento y le dispara 2 veces; la actriz muere en el hospital media hora después. Bardo es detenido y juzgado, y se le condena a prisión perpetua. El caso provoca que se endurezcan las leyes contra el acoso de celebridades.





Günter Parche

1993, Hamburgo (Alemania): Günter Parche, un hombre obsesionado con la deportista Steffi Graff, ataca con un punzón a la tenista yugoslava Monica Seles, apuñalándola en la espalda durante un partido de tenis. Su motivo es el deseo de que Graff vuelva a ser campeona. El criminal es detenido en el acto y Seles es trasladada a un hospital. La tenista nunca logra recuperarse del todo del ataque.





Frank Eugene Corder

1994, Washington D.C. (Estados Unidos): Frank Eugene Corder estrella una avioneta contra los jardines de la Casa Blanca, tratando de asesinar al presidente William Clinton; es abatido a tiros por el Servicio Secreto.





Francisco Martín Durán

1994, Washington D.C. (Estados Unidos): Francisco Martín Durán dispara 40 tiros con un rifle contra la Casa Blanca, para tratar de matar al presidente William Clinton. Es detenido y durante el juicio afirma que está conectado a un extraterrestre que vive en las montañas de Colorado. Se le condena a 70 años de prisión.





Mario Aburto Martínez

1994, Tijuana, Baja California (México): Mario Aburto Martínez mata a balazos al candidato a la presidencia Luis Donaldo Colosio, después de un mitin político. Es detenido, torturado y sentenciado a 40 años de prisión en una cárcel de alta seguridad.





Igal Amir

1995, Tel Aviv (Israel): Igal Amir, un joven fundamentalista, mata al Primer Ministro israelí, Yitzhak Rabin, tras una ceremonia pública por la paz. Es sentenciado a prisión perpetua.





Robert Dewey Hoskins

1995, Hollywood, California (Estados Unidos): Robert Dewey Hoskins acosa a la cantante Madonna. Entra en su domicilio en varias ocasiones, le deja cartas amenazantes y asegura que “le rebanará el cuello de oreja a oreja”. Cuando intenta entrar nuevamente, un guardia le dispara en el vientre. Es juzgado y condenado a 10 años de prisión; en su celda escribe frases amorosas alusivas a la cantante.








Yolanda Saldívar

1995, Corpus Christi, Texas (Estados Unidos): Yolanda Saldívar, seguidora de Selena Quintanilla, una famosa cantante de tex mex, la cita en un motel Days Inn; Saldívar es gerente de las tiendas que son propiedad de la artista y presidenta de su club de fans. Tras una discusión le dispara; la cantante huye hacia la zona de la alberca, donde Saldívar la remata. Selena muere poco después. La asesina se atrinchera en una camioneta y horas más tarde es detenida; se le condena a prisión perpetua.





Ricardo López

1996, Miami, Florida (Estados Unidos): Ricardo López, un joven uruguayo, se obsesiona con la cantante islandesa Björk. Frustrado porque ella no responde a sus cartas, se filma a sí mismo mientras construye una bomba de ácido sulfúrico, la cual le envía por correo, dentro de un libro. A lo largo de 20 videos, deja constancia de su fijación. Finalmente, adquiere un revólver y se suicida frente a la cámara. La policía encuentra las cintas y consigue notificar a Scotland Yard, cuyos agentes logran hallar la bomba en el servicio postal inglés antes de que la artista la reciba.





Orlando “Baby Lane” Anderson

1996, Las Vegas, Nevada (Estados Unidos): Tupac Shakur, un cantante de hip hop con un amplio historial delictivo, es muerto a tiros dentro de su automóvil cuando espera la luz verde en un crucero. Muere poco después en el hospital. Entre los sospechosos se encuentran el pandillero Orlando “Baby Lane” Anderson y el cantante “The Notorius B.I.G.”, quien muere en idénticas circunstancias al año siguiente.





“The Notorius B.I.G.”

1997, Los Ángeles, California (Estados Unidos): Christopher George Letore Wallace “The Notorius B.I.G.”, un conocido rapero, es acribillado dentro de su auto mientras espera la luz verde en un crucero. Su asesinato nunca se esclarece, aunque se mencionan como sospechosos al representante musical Suge Knight y a la pandilla Mob Piru Bloods.





Andrew Cunanan

1997, Miami, Florida (Estados Unidos): Andrew Cunanan, asesino en serie homosexual, mata a tiros afuera de su domicilio al diseñador de modas italiano, Gianni Versace, el 15 de julio. El FBI lo persigue y Cunanan se suicida en un yate el 23 de julio, tras asesinar a 5 personas.





Cristin Joyce Keleher y Michael “Mad Mick” Abram


1999, Londres (Inglaterra): Cristin Joyce Keleher, una acosadora, entra a la mansión del cantante George Harrison para comer pizza en su cocina, mientras alega que es su amante. Una semana después, Michael “Mad Mick” Abram ataca al ex Beatle en la misma casa y le asesta una puñalada en el pecho; agrede además a su esposa Olivia, golpeándola en la cabeza. El músico sobrevive y su atacante es internado en un manicomio. La policía nunca descubre cómo entraron los dos agresores, quienes además no están relacionados entre sí.





Jason Mizell “Jam Master Jay”

2002, Nueva York (Estados Unidos): Jason Mizell “Jam Master Jay”, un exitoso cantante de hip hop, es ejecutado con un disparo en la cabeza mientras graba un disco en un estudio en Queens. Su asesino nunca es capturado.





Nathan Gale

2004, Columbus, Ohio (Estados Unidos): Nathan Gale, un joven de 25 años de edad, dispara contra Dimebag Darrell, ex guitarrista del grupo Pantera e integrante de la agrupación Damageplan, dentro del club Alrosa Villa mientras se celebra un concierto. El tirador sube al escenario y le dispara en la cabeza, a quemarropa, en 6 ocasiones. Dispara 15 veces, mata a otras 3 personas y hiere a 2 más, antes de ser abatido por un policía, con un disparo en la nuca. El ataque ocurre en el vigésimo cuarto aniversario del asesinato de John Lennon, ocurrido el 8 de diciembre.





Jared Lee Loughner

2011, Tucson, Arizona (Estados Unidos): Jared Lee Loughner, un hombre de 22 años de edad, le dispara en la cabeza a la congresista Gabrielle Giffords durante un mitin; luego abre fuego contra otras 18 personas. Mata a 6 más, entre ellas al juez federal John Roll, antes de ser detenido.



BIBLIOGRAFÍA:

25 comentarios:

Anónimo dijo...

Por fin, el primero... Ahora si, a leer.

Anónimo dijo...

me encantó el post.

hay una pelicula sobre lo de de gaulle: El dia del chacal, muy buena. y sobre lo de celebridades no hay como El guardaespaldas donde actua Kevin Costner, que protege a una cantante de un asesino.
el verdadero mario aburto fue asesinado, el que esta en la carcel es otro muy parecido.
al gran jazzista Jaco Pastorius lo mataron de una golpiza afuera de un bar. hay un caso en colombia de un fanatico que asesinó a un futbolista porque falló un penalty. en mexico le dispararon a Salvador Cabañas. tambien en colombia el narco asesino al candidato Luis Carlos Galan.
en mexico el crimen organizado mató a los artistas valentin elizalde, victor iturbe "el piruly", a los politicos mouriño, torre cantú, rafael loret de mola, clouthier, ruiz massieu, enrique salinas
en chile balacearon a salvador allende, y asi hay casoa famosos: el general prim, carrero blanco, emiliano zapata...

Halford dijo...

Bueno... lo del asesinato de aburto esta medio jalado de los pelos.

Tal vez menos que lo de mouriño pero ahi se van...

Excelente entrada escrito, muy amplia en cuanto a casos emblemáticos, incluso mas que las tipografias previas, un error pequeño nada más es la foto de Jimmy carter que esta adjudicada al nombre de quien intentó asesinarlo; Raymond Lee harvey, detalle pequeño a corregir, por lo demás, gran trabajo.

Saludos a karuna, Laura, todos los que aqui acuden en general, escrito en especial.

Hasta el proximo domingo.

Halford dijo...

Por cierto , la trama del "Dia del Chacal" es ficticia, Frederick Forsyth tomo como base los atentados de la OAS ( que fueron varios) para la creación de la novela, pero dicho intento por un asesino a sueldo no existió, al menos como se describe en la novela, es algo parecido a lo descrito en "Ha llegado el águila" de Jack Higgins en cuanto al supuesto intento de asesinato de Winston Churchill por paracaidistas alemanes durante la segunda guerra mundial.
Saludos

Anónimo dijo...

Muy buena entrada. Me sumo al recuento. En Nicaragua el lider Sandinista y poeta Rigoberto Lopez Perez asesina de tres balazos al Dictador Anastacio Somoza, el Fundador del Diario la Prensa Pedro Joaquin Chamorro ( Esposo de la Ex-Presindenta Violeta Barrios de Chamorro) es asesinado por los sandinista (cronica no muy resuelta) Pero buena entrada Escrito, Saludos.

oscar dijo...

Escrito: dejame corregirte sobre Robert Kennedy, que fue asesinado en la cocina del hotel, no en el centro de convenciones. Hay un presidente americano que fue asesinado a tiros: James A. Garfield.
Los familiares de Luther King no estan muy convencidos de que Ray sea el verdadero asesino.
El caso de Carrero Blanco merece todo un post, la ETA lo asesinó vilmente con un bombazo.

P.D. Sin duda el caso de Kennedy está sin resolver. Hace tiempo vi JFK, ahi se plantea que Oswald fue solo un chivo expiatorio, por tanto hay una mano negra detrás de ese crimen.

oscar dijo...

Se me olvidaba...

Este caso es muy bueno:

Inejirō Asanuma fue un relevante político japonés, líder del Partido Socialista de su país. Inejirō empezó a ganar notoriedad por su capacidad oratoria sobre socialismo y oportunidades culturales y económicas. Sus ideas de izquierda y las críticas continuas que hacía a los Estados Unidos eran mal vistas por los conservadores. Fue asesinado por un militante de extrema derecha de 17 años, llamado Otoya Yamaguchi.
Yamaguchi logró evadir el cordón de seguridad y se abalanzó contra el político hundiéndole una katana en el pecho, hiriéndolo mortalmente.
El asesinato fue presenciado en directo por casi todo el país, ya que justo ese momento se encontraba participando de un debate televisivo con otro candidato.
En este video puede verse el momento exacto y la rapidez del ataque. Los últimos 10 segundos en cámara lenta, son sencillamente escalofriantes.

http://www.youtube.com/watch?v=D4KROpdUkrM&feature

Laura Alfaro dijo...

Respondiendo al primer anónimo, efectivamente en 1994 fue asesinado Andrés Escobar, un futbolista que cometió el error de marcar un autogol en el mundial de EEUU, eliminando a la selección. Se dice que con esta eliminación gente importante perdió fuertes apuestas, y por eso dieron la orden de asesinarlo.
Y no es el unico caso que cae en estas categorías, En 1948 fue asesinado Jorge Eliecer Gaitán, un prominente lider político, a manos de un joven llamado Juan Roa Sierra. La muerte de este lider sumió a Colombia en un estado de sectarismo político llamado "La Violencia", cuyas consecuencias aún se sienten. Otra fue la muerte de Luis Carlos Galán, a quien mató Pablo Escobar (y segun fuentes, Alberto Santofimio, otro político). Bajo los tiempos de Pablo Escobar también murieron periodistas y otros que se atrevieron a desafiar su poder. Esas son historias que están mejor explicadas en la entrada sobre Escobar de esta página.

Los asesinatos políticos tienen un espectro muy reducido de motivaciones: derrocar a un tirano, cambiar un sistema político, o por el contrario dejar todo como está. Pero con la muerte de estrellas es muy diferente, porque puede ser desde un deseo de llamar la atención, sentimientos de posesión sobre la estrella, obsesion amorosa, descubrir que las estrellas son tan humanas como nosotros o como en el caso de Andrés Escobar, como represalia por haber cometido errores en su desempeño que afectaron económicamente a los asesinos.

Esta entrada me gustó muchísimo, estoy impaciente por leer la de la siguiente semana, con un ejemplo de alguna de estas tipologías. Saludos a todos, Karuna, Halford y por sobre todos, Escrito.

MARCO P.D. dijo...

el tal Nathan Gale es un bastardo,asesino a uno de mis idolos Dimebag Darrell,un hombre que no habia hecho mal a nadie,a un artista,uno de los mejores guitarristas de la historia,maldito Nathan,solo espero que estes ardiendo en el infierno y que Hitler te viole una vez tras otra toda la eternidad,te odio cerdo,desde España te digo que te pudras y me meo en tu tumba

Rev. Alexander Strauffon dijo...

Interesante recopilación.

εїз Whynot εїз dijo...

Muy buen post!
Aunque no sabía que Ali Ağca está libre de prisión >.<

Obliterator dijo...

Realmente sádicas las maneras como ajusticiaban a los reyicidas, pero bueno, el castigo debía ser ejemplar para que no mataran a los reyes muy seguido.

Me uno al repudio contra el asesino de Dimebag, el mejor guitarrista del mundo. Maldito fuckin chalado ese gordo redneck que le disparó.

z0epy dijo...

HOLA A TODOS Y SALUDOS A KARUNA Y EN ESPECIAL A ESCRITO CON SANGRE...
MUY BUENA ENTRADA AUN SIENTO QUE FALTARON LOS MAGNICIDAS DE ALVARO OBREGON, FRANCISCO I. MADERO Y VARIOS MAS PERO CREO QUE CON LOS QUE FIGURAN AQUI ES MAS QUE SUFICIENTE PARA TENER UNA VISION Y UN PANORAMA AMPLIO...
ALGUNOS CASTIGOS FUERON MUY CRUELES COMO EL MATAR A UN REY, MONARCA O EMPERADOR (REGICIDIO, ES UN NUEVO TERMINO PARA MI); NO IMAGINO LA ESCENA COMPLETA DE VELLIDO DOLFOS YA QEU MENCIONA QUE ES DESCUARTIZADO VIVO POR 4 CABALLOS SERE HONESTA AL DECIR QUE ME CORROE LA CURIOSIDAD DE SABER COMO FUE... DEJARIA DE SER HUMANA AL NO SENTIR ESA ESPINITA DE CURIOSIDAD...
TAMBIEN ME INTRIGO EL CASO DEL MONJE JACQUES CLEMENT POR QUE RAZONES MATA AL REY ENRIQUE III, PARA EL TIEMPO Y HABLAR DE FRANCIA SIENTO QUE FUERON RAZONES MAS QEU EXTRAÑAS PRO QEU TIENEN IDEOLOGIAS Y CULTURAS DIFERENTES ADEMAS DE QUE EL ES UN CLERIGO CATOLICO, QUE CASTIGO RECIBIO...
ASI COMO ME INQUIETA EL QUE SE CONVIERTAN EN HEROES QUE AUNQUE NO ES EL TEMA YA QEU LO HAS RETOMADO EN OTRAS ENTRADAS A ESTE ISSEI SAGAWA QUE SE CONVIERTE EN UN IDOLO POR SUS ACTOS, Y ASI HAY UN SIN FIN EN LA LISTA NO CABE DUDA QEU LO QUE ES BUENO PARA UNOS ES MALO PARA OTROS...

ALGUNOS OTROS NI CASTIGO RECIBEN Y OTROS SON INCULPADOS COMO AHORA ESTA CINTA QEU SE CENSURO EN EL CINE, PRESUNTO CULPABLE YA QUE SIEMPRE AQUI EN NUESTRO MEXICO ESTO SUCEDE A MENUDO ASI QEU NO ME EXTRAÑARIA QUE AQUI SE CASTIGUE A ENTE INOCENTE COMO EL CONTROVERTIDO CASO DEL ASESINO DE COLOSIO...

ENIGMAS SIN RESOLVER...

SALUDOS♥

Anónimo dijo...

Hola, muy interesante el post, como siempre.

Me gustaría agregar que el caso de México (nuestro México bárbaro de niempre) se han perpetrado diversos atentados contra presidentes que valdría la pena recordar.

A Manuel Ávila Camacho le quiso disparar a quemarropaun un capitán de artillería, pero el generalle arrebató la pistola. El tipo murió asesinano en prisión.


Un muchacho quiso disparar a Díaz Ordáz el 20 de noviembre de 1969 en el Monumento a la Revolución, pero se le encasquilló el arma. Quéría vengar a los estudiantes asesinados del 68 y pasar a la historia como José de León Toral, pero lo metieron al manicomio y lo olvidaron rápidamente. Ignoro si el pobre cuate sigue vivo.

El 14 de marzo de 1975 Luis Echeverría cometió la pentontada de ir a querer congraciarse con los estudiantes en Ciudad Universitaria. Tuvo que salir corriendo porque lo querían lunchar (y con razón). Recibió por lo menos una buena pedrada en la cabeza.

Y, por último, el 1ero de mayo de 1984, durante el desfile del Día del trabajo, alguien le lanzó a Miguel de la Madrid una bomba Molotov. El general que estaba a su lado desvió la bomba con el brazo, pero le cayó al pobre director del ISSSTE que estaba en el balcón de junto.

Saludos a todos.

Atte Daniel G.

Anónimo dijo...

super interesante :)

Karuna dijo...

¡Hola amigos, Laura Alfaro, Halford, z0epy y en especial, Escrito con Sangre!

Una intersante y excelente tipología, que retrata el magnicidio no sólo como el asesinato de una figura importante, este concepto va más allá.

Los regicidios, los crímenes de Estado, los asesinos fallidos y los asesinos de celebridades se ganan su interés en esta lista.

Con respecto a los casos emblemáticos, todos son interesantes, algun día los veremos en sus propios posts.

Escrito con Sangre: Dominique Dunne fue brutalmente golpeada y estrangulada por su ex-novio John Thomas Sweeney, después de que esta le negó reconciliarse para formar de nuevo su relación de novios.

Para los casos de Harmodio y Aristogitón, Bruto y Casio; les aclaro que la tiranía no es lo mismo que la dictadura ejercida en la Antigua Roma.

Además la tiranía no es concepto de abuso del poder.

Durante la época arcaica de la Antigua Grecia, surge la tiranía.
Un tirano era un líder de la clase noble que tomaba en forma ilegal el poder, pero era apoyado en las masas populares.

La tiranía ejercía su poder en una sola persona para poder ejercer en beneficio de la comunidad y no del propio.
Los tiranos trajeron prosperidad a Grecia. Para atraer a las masas, los tiranos despojaban las tierras de los aristócratas y destruyen la base del poder aristocrático.

Por lo tanto, dentro de los tiranos más recordados en Grecia se encuentra Pisístrato (padre de los tiranos Hipias e Hiparco).

Ahora, el dictador de la Antigua Roma que era elegido por el cónsul mediante el Senado, era una persona capacitada para solucionar los problemas a los que se sometía la República de Roma, en especial cuando se trataban de guerras.
Al principio los patricios (nobles) ejercían el poder, hasta en el año de 356 a. C., los plebeyos de ahora en adelante, tenían el derecho de convertirse en dictadores.

z0epy: Los detalles sobre el descuartizamiento de caballos, se encuentra en esta página:
http://libros.gratisespanol.info/los-instrumentos-de-tortura-mas-dolorosos

Les contara más detalles sobre las historias de Grecia y Roma, pero no puedo comentar de más en esta página.

Bueno, en fin nos leeremos el próximo domingo Laura Alfaro, z0epy, Halford y en especial, Escrito con Sangre.

Fue un placer dejar mis huellas en este blog.

Saludos Karuna ^^

yesi dijo...

exelente como siempre oye me impresiono el de Félix Yusúpov todo lo que hizo y Rasputín no se moria y resulta que murio ahogado y no por todo lo que le hicieron ese fue genial , bueno en realidad todo es genial me despido saludos a todos y sobre todo a escrito y sigo por aqui cada semana

Karuna dijo...

Hablando de los casos emblemáticos, creo que todos deberíamos de leer la historia de Anteo Zamboni.

Anteo era un jovencito de 15 años que intentó a asesinar al dictador Benito Mussolini en el desfile de la Marcha sobre Roma, el día 31 de octubre de 1926 llevado acabo en la ciudad de Bolonia.

Por supuesto que el disparo falló, lo que llevó a Anteo una muchedumbre fascista que lo terminó por atarcarlo y lincharlo.

El cuerpo de Anteo presentaba 14 puñaladas, un balazo de revólver y signos de estrangulamiento.

El hombre que detuvo el intento de homicidio contra Mussolini, fue el oficial de caballería, Carlo Alberto Pasolini, padre del célebre director de cine Pier Paolo Pasolini.

El evento fue utilizado como palanca política por el gobierno fascista para suprimir las libertades y disolver todos los partidos de la oposición.

Fue un placer dejar mis huellas en este blog.

Saludos Karuna ^^

Halford dijo...

Contribuciones realmente interesantes... buena entrada.

halford dijo...

Contribuciones realmente interesantes... buena entrada.

Karuna dijo...

No voy a negar que esta entrada me sigue impactando, porque este tipo de crímenes es en particular, de los más interesantes mucho más que los caníbales y los vampiros.

Sin embargo, ahora si me gustaría leer una tipología de genocidas y criminales de guerra.

Pero antes, entendemos a partir del concepto magnicida y de la mayoría de los casos emblemáticos sobre los magnicidas y ciertos asesinos de celebridades (que por cierto tengo entendido, que la mayoría de los asesinos de celebridades son por circunstancias psicológicas que vive el agresor en el momento del crimen); han sido asesinadas porque son retratadas como personas de izquierda, críticos ante la sociedad que les toca vivir ó que abusan de su poder; en fin, hay algo que hasta la fecha me sigue sorprendiendo y creo que todos ya saben de quién estoy hablando.

Es más que nada sobre Nicolás Maquiavelo, la mayoría sabemos que era una persona de izquierda, aunque le iba muy bien en la política, sería diplomático, funcionario público, pero siempre fue muy crítico ante la sociedad florentina que le tocó vivir.

En especial, su célebre libro El Príncipe (que por cierto no lo he leído) y su Historia de Florencia, dividida en 8 libros; lanzan críticas que muestran una visión cruda de la política, de la Iglesia y sobre todo la familia Borgia.

Es cierto que hay fuentes que indican que fue arrestado y torturado injustamente por conspiriaciones falsas contra la familia Médici.

En particular la historia de Maquiavelo es un misterio, porque si la mayoría de los políticos florentinos sabían que era un hombre de peligro para ellos; siempre me he preguntado, ¿por qué no hubo alguien que tuviera esa iniciativa de asesinar a Maquiavelo ó si hubo alguien capaz?

No es que esté en contra de Maquiavelo, pero es que uno al estudiar un magnicidio, en general los políticos son retrados como personas de izquierda ó abusivas en su poder, como lo había dicho anteriormente.

Maquiavelo, es cierto que pasó por el exilio y es cuando empezó a escribir sus obras, todavía me sigue impactando que aún así lo hayan vuelto al mundo de la política.

No, no, no... su historia sigue siendo para mí un enigma.

Saludos Karuna ^^

Karuna dijo...

Creo que debieron haber puesto la historia Guy Fawkes; La inspiración de V de Vendetta.

Saludos Karuna ^^

Anónimo dijo...

gracias por la información..saludos!..

Anónimo dijo...

Muy bueno el recuento. Me sirvio para conocer la foto de Ramón Mercader. Acabo de leer "El Hombre Que Amaba Los Perros", de Leonardo Padura y estoy en schock. Este hombre fue un idiota útil de Stalin, que vivió demasiado. Que gran novela histórica!

Rocío

Anónimo dijo...

Buenos días. Me gusta muchisimo esta página, es interesante saber las historias y las psiquis de seres tan enfermos como los asesinos (en general) o aquellos que intentan serlo. Siempre me llamó la atención, me hubiese gustado mucho estudiarlo para entender como alguien puede ser tan cruel, pero más allá de mi asombro hacia esto, solo pensar hacerle algo así a alguien ya me espanta.
Tu página es genial, lo que si me gustaría (como humilde sugerencia y capaz que está pero aún no llegué allí) es que los casos antiguos, como algunos que están aquí también se traten un poco más, está claro que no se puede con tanta profundidad como con los otros que son contemporáneos, por lo tanto tienen más información, hay algunas cosas más que se pueden llenar informativamente. De todos modos repito, excelente página.