Felícitas Sánchez Aguillón: "La Ogresa de la Colonia Roma"



“Desde joven mostró una naturaleza perversa. Se distinguía por su maldad. La creo capaz de destazar niños y cosas peores”.
Carlos Conde, ex esposo de Felícitas Sánchez Aguillón


Felícitas Sánchez Aguillón nació en Cerro Azul, Veracruz (México). Algunas fuentes citan que su segundo apellido era Neyra. Estudió Enfermería y se dedicó a partera. Se casó con Carlos Conde en su pueblo natal; al poco tiempo, Felícitas dio a luz a unas gemelas. Como no deseaba cuidarlas, Felícitas convenció a su esposo de que vendieran a las niñas; así obtendrían algo de dinero. Al principio él no quería, pero ella insistió hasta que él cedió. Cuando él se arrepintió, ella se negó a decirle a quién se las había vendido. Ese hecho destrozó el matrimonio. Se separaron y ella se marchó a vivir a la Ciudad de México. Allí se dedicó a traficar con niños: las madres solteras le daban a sus bebés y ella se los vendía a parejas que no podían tener descendencia. Fue un pingüe negocio durante muchos años. Felícitas se mudó entonces a la Colonia Roma, una de las zonas más elegantes de la Ciudad de México desde los tiempos del Porfiriato. La policía la arrestó en una ocasión por la venta de un bebé, pero Felícitas pagó una fianza y salió libre nuevamente. Regresó a su departamento en la Colonia Roma.



La Colonia Roma


Allí inició una nueva clase de negocio: un día, una mujer casada le pidió que le practicara un aborto; se había embarazado de su amante. Ella lo hizo. Como no sabía qué hacer con el feto, lo tiró a la basura en una de las calles cercanas. La joven le pagó bien y la recomendó con sus amigas. Pronto, Felícitas se halló atendiendo a las mujeres que deseaban abortar, solteras o casadas, muchas de ellas parte de las familias más ricas de la Ciudad de México. En ocasiones hacía visitas a domicilio. Luego expandió su negocio; algunas veces, no encontraba a nadie que quisiera comprar a los bebés recién nacidos. Los tenía con ella una semana y, si no conseguía venderlos, entonces los mataba.



Felícitas Sánchez Aguillón


A algunos los estrangulaba; a otros les daba un destino más cruel. Poseía un enorme calentador de agua: allí los arrojaba bañados en gasolina, como si fueran pedazos de leña, para que se quemaran vivos. Las paredes de su departamento eran muy gruesas y los gritos de dolor de los bebés no se escuchaban. Cuando terminaban de quemarse, tomaba los huesos calcinados y los tiraba a la basura. Al terminar, se duchaba largamente con el agua que había calentado con los bebés quemados vivos.



Una de las víctimas


Felícitas se hizo dueña de una tienda en la calle de Guadalajara nº 69, llamada “La Quebrada”. Luego emprendió otro pingüe negocio: había madres solteras que, agobiadas por las deudas y el señalamiento social, ya no querían tener con ellas a sus hijos pequeños. Las edades variaban entre uno y tres años de edad. Ofrecía sus servicios como supuesta partera en los anuncios clasificados de los periódicos. Felícitas les cobraba a las mujeres una buena cantidad de dinero, bajo la promesa de que les conseguiría un nuevo hogar. Los conservaba unos días, alimentándolos con atole y comida descompuesta. Gozaba golpeándolos.






Los cadáveres


A los fetos los llevaba a su cocina y, con un cuchillo, los descuartizaba para luego arrojarlos por el inodoro. Si tampoco lograba venderlos, llevaba a los niños a la cocina, les hundía el enorme cuchillo en la nuca y luego los descuartizaba. Tiraba los pedazos en los basureros o en el inodoro. Cuando se tapaba, llamaba a un plomero cuyo silencio tenía comprado.



A medida que iba matando a más y más niños, comenzó a volverse más cruel: ahora prefería amordazar a los niños y destazarlos vivos con sus cuchillos de cocina. Les cortaba primero las piernas, después los brazos, y finalmente los decapitaba; todo mientras los niños estaban vivos. Luego los descarnaba, extraía los ojos, los órganos internos y las vísceras para dárselos a su perro, pelaba los huesos y los quebraba, para finalmente envolverlos en papel periódico y llevárselos en costales a tirar en alguno de los lotes baldíos en las calles de la Colonia Roma. La ropa la donaba a orfanatos.



En 1940, la policía detectó los restos de fetos, recién nacidos y niños pequeños en los basureros de las calles de la Colonia Roma. La situación se prolongó hasta el año siguiente. El 8 de abril de 1941: una llamada telefónica al reportero de policía del periódico La Prensa lo puso sobre aviso: en la cerrada de Salamanca número 9, en el departamento 3, le dijo su interlocutor, acaban de ser encontradas en un caño “unas piernitas de niños”. La dirección correspondía a un estanquillo llamado “La Imperial”. El dueño era un joven llamado Francisco Páez.



La policía encuentra los restos


Le contó que se habían tapado los caños del drenaje y, al mandar destaparlos, aparecieron huesos y trozos de carne descompuesta. Primero, el tendero había supuesto que se trataba de restos de un perro o de un gato, pero también había trozos de algodón lleno de sangre y luego apareció un pequeño cráneo. Cuando el drenaje volvió a taparse, llamó a unos albañiles; ellos se encontraron con trozos de cadáveres de niños, entre ellos dos piernas putrefactas pertenecientes a distintos cuerpos.



El lugar del crimen


El reportero avisó a la policía. Acudieron al departamento y entraron para registrar las habitaciones. En un buró hallaron una calavera humana. Había también velas, agujas, retratos de niños pequeños, ropa de bebé.






Cráneo encontrado en la casa de Felícitas


La policía se trasladó a la tienda “La Quebrada”. En la tienda sólo estaba la dependienta, María González. Dijo que Felícitas había salido desde las 06:00 horas, pero varios clientes aseguraron haberla visto quince minutos antes. La policía admitió que la mujer había escapado.



La tienda “La Quebrada”


“Jamás el Dante soñó escribir páginas tan negras como las de esta embaucadora, ‘La Ogresa de la Colonia Roma’”, clamaba el periódico La Prensa el 12 de abril de 1941. El detective José Acosta Suárez, que un año más tarde descubriría la identidad de Gregorio “Goyo” Cárdenas, “El Estrangulador de Tacuba”, se hizo cargo de la investigación. Felícitas había torturado y matado a casi un centenar de bebés y niños pequeños, además de los innumerables abortos practicados. Un chico que la conocía dijo que ella llevaba mucho tiempo “ejerciendo como trituradora de angelitos”.



Los cómplices


El 11 de abril de 1941, la policía detuvo al plomero Salvador Martínez Nieves. Ante el agente del Ministerio Público declaró que era llamado frecuentemente por Felícitas para destapar las cañerías. La primera vez que vio los trozos de cadáveres infantiles, se negó a seguir trabajando. Pero “La Ogresa de la Colonia Roma” lo amenazó con implicarlo como cómplice y lo mejor: le ofreció una buena paga. Ese mismo día, Felícitas Sánchez Aguillón fue detenida en la calle Bélgica, de la Colonia Buenos Aires, a bordo de un automóvil. La acompañaba su amante, Roberto Sánchez Salazar, quien pensaba trasladarla a Veracruz.



Roberto Sánchez Salazar


Felícitas se defendió: “Efectivamente, atendí muchas veces a mujeres que llegaban a mi casa. Las atendí de las fuertes hemorragias que tenían, algunas provocadas por golpes y la mayoría de ellas por serios trastornos ocasionados por haber ingerido sustancias especiales para lograr el aborto. Me encargaba de las personas que requerían mis servicios y una vez que cumplía con mis trabajos de obstetricia, arrojaba los fetos al WC”, declaró.



Los titulares


“Muchos niños nacían muertos. Una mujer me dijo que había soñado que su hijo iba a nacer muy feo, que por favor le hiciera una operación para arrojarlo. En efecto, aquella criatura era un monstruo: tenía cara de animal, en lugar de ojos unas cuencas espantosas y en la cabeza una especie de cucurucho. A la hora de nacer, el niño no lloraba, sino bufaba. Le pedí al señor Roberto que lo echara al canal, y él le amarró un alambre al cuello”.



Felícitas en prisión


Felícitas fue recluida en una celda. Pasó parte de la noche llorando, totalmente vestida de negro, con señales de gran agotamiento físico, en un estado cercano a la inconsciencia. Se le vio temblar, saltar, luchar con seres imaginarios, rodar agotada en el lecho. Los médicos de la Inspección prefirieron sedarla. Pasó varios días casi sin comer. Sólo quería dormir.



Mientras, los periódicos publicaron una nota que causó revuelo: “'La Ogresa de la Colonia Roma' denunciará a todas las señoras que fueron a solicitarla”. Felícitas ingresó en prisión el 26 de abril de 1941 por los delitos de asociación delictuosa, aborto, violación a las leyes de inhumación y responsabilidad clínica y médica.



En el expediente aparece un trozo de hoja papel bond, escrito a mano con tinta sepia, y fechado el 26 de abril, en el que sólo alcanza a leerse: “Puede quedarse la niña de la reclusa Felícitas Sánchez para remitirla al kínder el lunes próximo”. En un oficio fechado el 1º de mayo de 1941, se asienta, sorprendentemente, que el Juez Tercero de la Primera Sala Penal se declara incompetente para seguir llevando el proceso. En el documento siguiente, fechado el 10 de mayo, el juez octavo determina dejar a la partera en libertad bajo fianza, mediante el pago de $600.00 pesos. “¡La descuartizadora saldrá en libertad!”, clamaron los medios al conocer la resolución.



Los abogados de Felícitas se habían aprovechado de vacíos legales “para exigir que se comprobara el cuerpo de sus delitos”. Pero el cuerpo de sus delitos no estaba en ningún lado: habían desaparecido “las piernitas de niños”, no había acusaciones, todo se fundaba en dichos. Y efectivamente, fue dejada en libertad.



La policía acababa de capturar a una célula de espías alemanes nazis, que operaba con un radiotransmisor también en la Colonia Roma, lo que robó la atención de la opinión pública. Los rumores afirmaban que las familias de las mujeres implicadas con Felícitas habían pagado sobornos para que el Juez cerrara el caso: grandes reputaciones, se decía, procuraban impedir que se dieran a conocer los nombres de las distinguidas clientas de “La Ogresa de la Colonia Roma”.



El juicio de Felícitas Sánchez Aguillón


El 16 de junio de 1941, Felícitas se levantó de su cama a la medianoche. Llevaba días sin poder dormir. Su amante le preguntó a dónde iba. “Voy a escribir unas cartas a la cocina”, respondió. “¿Por qué a la cocina?”, preguntó él. Felícitas ya no le contestó. Él volvió a dormirse. Cuando despertó, ya había amanecido. Felícitas no estaba en la cama. Fue a buscarla a la cocina y la encontró tirada en el suelo: se había tomado un frasco completo de Nembutal. Estaba muerta. Sobre la mesa había tres cartas escritas a lápiz.








La primera, para su abogado, el licenciado Enríquez: “Yo nunca le he firmado ningún traspaso, pues usted sabe de sobra que no son propiedades mías. Por mi parte, hasta aquí fui su víctima”. La segunda, para el abogado Martín Silva: “En sus manos todo va bien y le tengo confianza. No lo hago por cobardía o duda de que me salvará. Ya me cansé de luchar. Ya no puedo. Don Carlos me ha ganado. Pero no tanto porque si usted puede hacer la denuncia penal, por lo menos me habré vengado”. La tercera, un recado para su amante: “Beto: dirás al licenciado que el traspaso no se efectuó y el que verdaderamente va a traspasar se llama Ponce, que el dueño de la casa ya le había hecho contrato porque a él lo engañaron diciendo que yo decía. Adiós, Beto”. Sus notas de despedida eran indicaciones sobre propiedades y asuntos legales; un distanciamiento total hacia la muerte, la suya incluida. Un reportero del periódico La Prensa escribió: “La esperaban los angelitos a los que no dejó nacer. La habían rodeado alegres, visiblemente alegres…”





HEMEROGRAFÍA:

Recortes de prensa sobre el caso (30 páginas) (doble click sobre la imagen para ampliar y ver todas)




BIBLIOGRAFÍA:




42 comentarios:

Vicky dijo...

Excelente Historia!

Glyniss® dijo...

"Y la abofeteó delante de todo el mundo y le gritó que ella no tenía derecho a hablar de honradez porque era una puta [...] Mariana se levantó y se fue a su casa en un libre y se tomó un frasco de Nembutal o se abrió las venas con una hoja de rasurar o se pegó un tiro o hizo todo esto junto, no sé bien cómo estuvo. El caso es que al despertar Jim la encontró muerta, bañada en sangre."

- José Emilio Pacheco, "Las Batallas en el Desierto"

Dos cosas me llaman la atención del caso: el uso del Nembutal (vaya que era popular en esos días), y la meticulosidad y orden con el que llevaba a cabo su trabajo y sus asuntos, hasta el último momento. Su proceso tenía sólo el inconveniente de no haber calculado bien la capacidad del ineficiente drenaje de la Ciudad de México. Fuera de ahí, pudo haber cometido el crimen perfecto, sobre todo a causa de tan grandes influencias con las que seguramente contaba (al final creo que la conciencia le traicionó). ¿Qué personalidades tan grandes habrán estado detrás de este caso tan intrigante? Quedará la duda... Muy buen caso, como siempre. Es uno de esos que te dejan pensando... Mis más sinceras felicitaciones, hablando de Felícitas, es un caso verdaderamente oscuro y apasionante. Tendré que leerlo más de una vez.

Didi21 dijo...

me kede sin comentarios tremendo caso ..........mendiga vieja lo k hace el dinero pero kien era mas mounstro ella o las madres k abandonaban a sus hijos

bryannasnails dijo...

LADY TIJUANA♪♪♪♪
hayyy.... pego de gritos con estos casos con ganas de despellejarla viva chin..... van a decir luego que tenemos instintos asesinos chicos aguas con lo que comenten je je je es un chascarrillo,que caso tan feo hay veces que no termino de creer asta donde somos capaz los seres humanos,(y dizque segun somos la especie que mas razona ¡AJA!) buen post como siempre MY TU FAN DE HUESO COLORADO OSEA MUA ( YO PUES)

Anonymous dijo...

maldita vieja perra... yo si la mato... no tuvo el final que se merecía... no hubieras puesto las fotos de los pobres angelitos...que horror...

rafa dijo...

....verdaderamente me quede sin palabras ...supongo que todaslas fotos de los bebes son fotos del caso ..en verdad me llego este caso y ..creo q aunque se libro de la carcel , felicitas no pudo apaciguar su consciencia y vivio atormentada hasta que ella se quito la vida ...fair enough
escrito muchas felicidades es un excelente entrada
saludos a todos
....halford ....mac ????...donde andan ???

Anonymous dijo...

Esta historia me traumo....
Que tristeza que exista gente con esos sentimientos tan crueles.

mac-10 dijo...

...donde estaba te enteraras luego en facebook-jeje.
en cuanto al caso:
fue muy conmovedor conocer este caso como lo fue conocer la cantidad de casos de esta categoría...es muy triste,como dice el anónimo anterior a mi,que existan personas con esos sentimientos tan despreciables.

saludos a escrito por otra obra de publicación-jeje,a rafa por ser un gran amigo-jeje...
y a halfor...no se por donde estará-ja!

y a todos los demás grouppies

mac-10

"fin del mundo"

halford dijo...

Aquí estoy, leyendo como siempre, saludos Mac, rafa, todos en general, este caso es dantesco, especialmente brutal, y mas espeluznante que varios mas conocidos, y solo en paises como los nuestros se dá una salida legal tan pueril, declararse incompetente... vaya si ha de haber recibido presión el citado juez, si se sabia toda la verdad acerca de sus clientes... en fín, muy buen caso, felicitaciones escrito, te luciste, vaya talento narrativo ( es en serio), describes escenas grotescas con elegancia, como lo que hacía a los pequeños, lo cual no es facil.
saludos.

Anonymous dijo...

carmen Vzla
Dios mio no quiero faltarte el respeto pero donde estabas?, sobre todo cuando se tranco el inodoro? (la foto fue muy fuerte)se supone que estas en todas parte! es que no escuchaste sus llantos?,era necesario tantos bebecitos? cual fue el mensaje PapaDios? por que niñitos inocentes? verga.... yo soy madre soltera y desde q nacio tuve q dejar a mi pulga en "descuidados"diarios y el primero fue el peor me la estaban matando ella tenia 3 meses de nacida y duro un mes esa agonia hasta que consegui a la enviada de dios en la tierra, hasta q mi nena cumplio 3 añitos,solia preguntarle si la trataban bie y no mostro ningun sintoma,pero entro a la escuela,por lo tanto dejo de ir a la segunda cuidadora y ya en la escuela no tenia clases y le dije que la llevaria a su antiguo cuidado y comenzo a gritar q la casi santa la golpeaba y los hijos y los otros niños y hasta fiebre le dio... pobrecita ahora me la llevo al trabajo asi me boten... asi que a los papas pendiente de preguntarle bien a sus hijos ya que a muchos ni la confianza los hace hablar de lo contrario y ni cuenta se daran de lo q sucede.. en mi caso gracias a que mi bebe hablo sin tapujos, yo diria suerte y miren q yo soy desconfiada.

mernela dijo...

hola me gustó la historia pero me hubiese encantado mas fotos de las víctimas.saludos escrito desde el fin del mundo.

Anonymous dijo...

2 fotos de las que pusiste no son de esta historia, la primera la de la niña con quemaduras en la boca despues de una autopsia y la segunda la del craneo, ese graneo es de un adulto no de un niño. buena historia por cierto ya las eh leido todas paso cada domingo aver las nuevas sigue asi amigo

GIS dijo...

HOla!! debo estar medio loca para decir esto pero, muy buena historia!! aunque sinceramente es algo desagradable para mi ver imagenes de las victimas; tengo 7 meses de embarazo y se que aqui ponen casos fuertes pero llevo leyendo el blog desde sus inicios y no soy capaz de perderme un solo caso.
Excelente inicio de semana !!

Osito Panda dijo...

"Me hubiese encantado más fotos de las víctimas"... ¿Como para qué? =S

Acabo de ver la película "La huérfana". Al principio parece una buena historia: una familia que adopta a una niña ya grandecita sin saber nada de su vida, que luego empieza a mostrar su lado psicópata y manipulador. El problema fue cuando descubren que es "una mujer madura" con una rara enfermedad que la hace parecer una pequeña (eso y que ella lo finje con muchos trucos).

Los niños asesinos existen (aquí hay muchos casos y seguro el autor prepara muchos más), el director debió enfrentar esa realidad, en lugar de ponerle un bonito disfraz. Seguro que la enfermedad es real, pero le dio un giro totalmente fantaseoso a la historia, que pasó a ser como cualquier película Hollywoodense de terror: todo un cliché completamente predecible.

Está mejor la del Ángel Malvado.

Escrito con Sangre dijo...

Osito Panda: Gracias por tus comentarios. Pero esta vez lamento decepcionarte: aunque, en efecto, la película "La huérfana" es muy mala, sí está basada en un caso real. Un caso que publicaremos aquí mismo dentro de muy poco.

¡Un saludo y no dejes de leernos!

Osito Panda dijo...

Ja! Qué cosas! Aun así insisto en el hecho de que todo lo convierten en película Hollywoodense de terror tipo Scream.

Entonces tengo una duda: ¿Por qué al principio de la película dicen que los personajes son ficticios?

Anonymous dijo...

Diablos me dolio y me traumatizo esa mujer o mas bien una mounstruo sea capaz de matar a unos angelitos mas hermosos del mundo, diablos no puedo creer que esa Ogresa si existio en la vida real... Demonios, buena investigacion y vemos que estamos viviendo en un infierno, cada uno de ellos son los demonios...

nkaslo dijo...

Saludoos!! Vuelvo a la rutina de los coments ;) Lamentablemente me toco volver con uno de los peores casos que he visto hasta ahora, o por lo menos el que mas me impactó..

Estuve muchas veces cerca del vómito al leer esta entrada..

Por eso los felicito, por poder transimitir con total fidelidad los hechos ocurridos.

Saludos!! ♥♥♥♥♥ 5/5

Sinave dijo...

a mi tampoco me parecen las fotografias reales del caso, mugre vieja traumada....

Anonymous dijo...

Que asco de persona, y las mujeres de la alta sociedad mexicana de mierda, muy lindas cabronas como las que mataron a 49 angelitos en la guarderia ABC

El Entenado del Ahuizote dijo...

ESTA ES UNA MUESTRA MAS DE LA CORRUPCION, EL TRAFICO DE INFLUENCIAS Y LA INCONPETENCIA DE LAS AUTORIDADES MEXICANAS. COMO EN LOS CASOS DE FRANCISCO GUERRERO Y GOYO CARDENAS, ESTE SER TAN DESPRECIABLE QUEDO LIBRE, SIN CASTIGO. LA JUSTICIA EN MEXICO NO EXISTE Y NUNCA HA EXISTIDO POR LO MENOS PARA LOS MAS INDEFENSOS.

Anonymous dijo...

me gusto la historia, aunque yo también hubiera querido ver más fotos, ....

loto0104 dijo...

ORALE,K HISTORIA TAN HORROROZA.SI K TENIA SANGRE FRIA ESTA BRUJA,LO UNIKO K HISO BIEN FU QUITARC LA VIDA,BUENO SI A ESE KOSTAL DE BASURA SE LE PUEDE LLAMAR,VIDA..BRUJA ARDE EN EL INFIERNO

Anonymous dijo...

No se porque me gusta leer esto si termino traumada, es impactante creer que una persona pueda ser capaz de disfrutar del dolor de otro y sobre todo de un bb, lo que me intriga saber es que fue de sus hijas que la genetica es bien importante (a lo mejor ni las vendió y fueron sus 1ras victimas) y cual es el caso sobre el que se basa "La Huerfana" ya esta publicado? pq debo decir que es la primera vez que paso por el blog, saludos.

z0epy dijo...

waooo ESTE CASO COMO EL ANONIMO ANTES QUE YO DICE ALGO CIERTO ME TRAUMA ESTE CASO ME IMPACTO DE VERDAD NO PUEDO NI IMAGINAR EL DOLOR DE UN SER INDEFENSO. SIEMPRE HE CREIDO QUE LO MAS SAGRADO SON LOS NIÑOS TAL VEZ POR QEU SON LOS MAS INDEFENSOS...
ESO DE TRITURADORA DE ANGELITOS DE VERDAD QEU ME PUSO LA PIEL DE GALLINA...
Y LA VERDAD QUE SER TAN DESPRECIABLE ESTA FELICITAS NO TENIA ESCRUPULOS Y SE VENDIO O MATO A SU HIJA HAY QUE TENER AGALLAS Y SI ESO HIZO CON SU SANGRE QUE SE ESPERABA LA SOCIEDAD...

Edw dijo...

Hija de su p.m. ojala estas bien refundida en el infierno achicharrandote, cada centimetro de la piel!!


Lo siento, pero me da coraje, al saber lo que esta maldita hiena hacia con los niños,,, y que làstima que haya muerto de esa manera,, ya que merecia algo peor..!!

Anónimo dijo...

es un caso impactante, y pensar que en nuestro propio México se ven esas atrocidades.

José Augusto dijo...

Amen a sus hijos, compartan tiempo con ellos, enseñenles que dar amor al projimo les traeran hermosas recompensas, de todo lo anterior, quizá solo carecí del tiempo por parte de mis padres, y aun así, me hicieron buena persona.

Esta historia no es de una asesina, sino de muchas, que se deshicieron de sus hijos, Felicitas Sánchez solo era un engrane más, digamos la que hacía el trabajo sucio.

Alguien sabe que pasó con esa casa? Sigue en pie en la colonia Roma?

Nony dijo...

wooow :O QUE POCA MADRE!!! maldita gorda asquerosa hija de puta, no puedo creer que en el mundo exista gente tan maldita!!!tan mierda!!! esa mierda merecia ser torturada y molida a golpes y quemada viva!!! y de verdad ustedes creen que se mato por que ya no soportaba el cargo de consiencia? CLARO QUE NO!!! se mato por cobarde la basura esa asquerosa,ojalá que su maldita alma asquerosa no tenga descanso nunca y si es que halló lugar en el infierno, su tortura y dolor sean eternos!!!

Anónimo dijo...

Hay cosas igual de horrorosas, tengo 43 años, sin hijos, y 3 meses de embarazo. Mi madre y mi hermana me hacen terror psiquiátrico para que aborte. Saben que mi mente es frágil porque tengo esquizofrenia, pero no estoy tan mal como para atentar en contra de un ser que crece dentro de mi. Así que hasta el mismo ser que nos dio la vida "y que nos quiere" parece como Felícitas. O creen que no tengo derecho a tener un hijo?

Anónimo dijo...

nosotros los seres humanos no tenemos derecho de quitarle la vida a nadie, todos tenemos derecho a la vida, y una criatura no tiene la culpa de nuestros errores

sanya tijuana dijo...

exelente recordatorio d las historias de nuestro mexico pero no existe un vendedor si no hay un comprador,me hubiera gustado conocer las identidades d las distinguidas clientas d esta dama con doctorado y poca alma para estos inocentes angeles

Anónimo dijo...

maldita perra, si viviera la mataria es una hdp!!!, aggg que cosas , buscaba vestidos de 1940 y me encuentro con esto que repugnancia de personas , espero que la maldita se este pudriendo en el infierno

Anónimo dijo...

Vieja asesina ojala que tu agonía en el infierno sea la peor de todas, que tu agonía sea tan cruel que en el infierno estés deseando no haber existido JAMAS......

Anónimo dijo...

No puedo ni imaginar a la maldita destazando a los bebes vivos o metiendolos al boiler, simplemente muertes dignas para que se las dieran a tanto maldito que hay vivo delinquiendo sueltos por las calles pero no a unos pobres bebés....Realmente inimaginable.

ANA DE ESPAÑA dijo...

varias personas antes que yo manifiestan todo lo que siento tras haber leido esta atrocidad...me he quedado fria,boquiabierta y francamente...no tengo palabras.lo unico que se me pasan por la cabeza son delitos gravisimos que yo misma le practicaria a esa perra.ASI SE PUDRA EN EL INFIERNO!!!!

Ampersand dijo...

Recuerdo una frase de la hollywodesca versión del Señor de los Anillos: Galdalf el Gris le dice a Frodo Baggins: Hay vivos que merecen la muerte y muertos que merecen la vida ..... si la hubieran aplicado en los tiempos de la Ogresa, le habrían dado pena de muerte o Ley Fuga como a Francisco I. Madero, por ahí del camino a Tepepan. Cada vida inocente que las desnaturalizadas e irresponsables "madres" de la "alta suciedad" y la perpetradora de la espeluznante solución al escándalo, merecían vivir.

Pero otra frase que se me quedó grabada de ese diálogo fue: Quién eres tú para repartir juicios ??? en este caso, personalmente haría oídos sordos y si se la aplicaría a esta despreciable persona ... innumerables actos de sadismo y sangre, como mínimo se merecía este error de la naturaleza, a la uál la muerte fue un premio, debió sufrir en vida sólo un poco (y con eso bastaba) de lo mucho que hizo sufrir a inocentes ..... Saludos !!!

Anónimo dijo...

Oh yeah mi asesina faborita to tambien habria matado esos putos bebes cagones

Alejandra dijo...

Qué terror!! no puede ser que hoy que me dediqué a darle gusto al gusto, leyendo sobre asesinos, me encuentro con dos temas casi iguales!! la historia es parecida a la de la asesina Amelia Dyer en Inglaterra en el siglo XIX ppor ahí de 1870 y tantos creo.... es muy similar incluso en el hecho que ninguna de las dos recibió como tal el castigo que merecía, así que no le hechen tanta tierra a nuestra país. Muy bueno, no tenía idea de la existencia de esta mujer, vivo cerca de la col Roma, trataré de documentar más y checar si aún existen los inmuebles donde se dieron tan salvajes hechos.

Julio PY dijo...

Muy interesantes relatos permiso para compartirlos, aporto historias de Sudamérica en este blog. http://crimenesaldescubiertopy.blogspot.com/2014/06/que-es-el-caso-fuster-el-caso-fuster-es.html

Pika-chan dijo...

No la criticare por los abortos, ni tampoco criticare a las mujeres que acudieron a dejar a sus hijos a sus manos, pero enserio, ella mataba niños de 2 a 3 años, niños que ya estaba MUY grandes para estar conscientes de el dolor y el terror que la Ogresa les infligía a sangre fría. No entiendo por que todos escandalizados por el aborto, a mi me escandaliza mas el hecho de que haya sido capaz de arrebatarle la vida a un infante de manera tan cruel y abominable, mientras sus pequeñas vidas se resbalaban por el filo del cuchillo y ella limpiaba la sangre con billetes, un mal juicio, y la desviación de la atención de la gente a otro punto. Dejen de preocuparse por fetos amorfos, preocúpense por niños completos y vivos.

Ignacio Ramírez, (El Nigromante) dijo...

No tenía idea de la existencia de este caso en la colonia Roma. Vivo muy cerca y aunque conozco algunas casas con historias, Esta no la conocía y es sin duda una de las más espeluznantes. Dudo que existan aun los inmuebles. Alejandra (tu comentario fue del 15 de enero del 2015) si lees mi comentario me gustaría saber si lograste averiguarlo.