El Terrorismo en México



“¿Qué tendrá que ver mi sangre con tu lucha?
¿Qué tendrá que ver mi risa con tu odio?

¿Qué tendrás tú que ver conmigo
si yo contigo no tengo que ver nada?”
Anónimo. “Poema a un terrorista”


El terrorismo en México tiene una historia inconexa. Ligada primero a la violencia revolucionaria, se manifestó después como parte de la guerra religiosa. El siguiente paso fue hacia el terrorismo de estado y el terrorismo guerrillero. Finalmente, se transformó en narcoterrorismo y en patrimonio de asaltantes solitarios. Los ingredientes religioso, político, social y delictivo formaron en México un extraño conglomerado del terror, donde lo mismo se realizaban ataques en nombre de Dios, de la Patria, del Pueblo, de los Pobres, de la Ley, de la Autodefensa, de los Animales o, simplemente, del Dinero.



El 6 de febrero de 1921 estalló un cartucho de dinamita en la puerta de la casa habitación del Arzobispo de México, Monseñor José Mora y del Río. El prelado no estaba en esos momentos y no hubo víctimas. El ataque fue realizado por socialistas, y para todos era un secreto a voces que la Confederación Regional de Obreros de México (CROM), dirigida por Luis N. Morones, estaba detrás de ello. Dado que el arzobispo se había expresado desfavorablemente sobre el comunismo, la reacción católica ante el atentado no se hizo esperar.



José Mora y del Río


El 14 de noviembre de 1921 tuvo lugar una ceremonia en la Basílica de Guadalupe, con motivo de la toma de posesión de una prebenda en el coro por el presbítero Antonio Castañeda. Terminado el acto, el sacristán pasó unos momentos al presbiterio, llamado por los canónigos del santuario. En ese momento, de un grupo de obreros que estaban en el templo, se adelantó un individuo pelirrojo, vestido con un overol azul nuevo, a colocar rápidamente un ramo de flores ante la imagen original de la Virgen de Guadalupe. Su nombre según algunos era Luciano Pérez; otros lo identificaron como Juan M. Esponda. Bajó y un momento después se produjo una tremenda explosión, que sacudió los muros de la Basílica: había estallado una bomba ante la imagen, que curiosamente quedó intacta.



El atentado en la Basílica de Guadalupe



Luego del primer momento de estupor, los fieles reaccionaron y se dirigieron hacia el grupo de obreros, dispuestos a linchar al culpable. Entonces llegó el presidente municipal de la Villa, quien en esos momentos recibió una llamada telefónica del Presidente de la República, Álvaro Obregón, quien le encargó que diera garantías al prisionero. El bombardero fue llevado a las oficinas municipales, custodiado por la policía para evitar que los católicos se le fueran encima. Lo trasladaron en un camión militar. El atentado había sido ordenado por el sindicalista Luis N. Morones, un furibundo anticlerical. El terrorista era funcionario de la Secretaría Particular de la Presidencia de la República.



Luis N. Morones: terrorista intelectual


El 11 de enero de 1923 tuvo lugar un evento en el Cerro del Cubilete, ubicado cerca de Silao, Guanajuato. En solemne ceremonia, el delegado apostólico, Monseñor Ernesto E. Filippi, bendijo la primera piedra para un gran monumento a Cristo Rey que iba a construirse allí por iniciativa del obispo de León, Emeterio Valverde. El hecho escandalizó a los comunistas, entre ellos la sindicalista española Belén de Zárraga, quien al frente de la Liga Anticlerical Mexicana protestó contra la Iglesia Católica, diciendo que el acto del Cerro del Cubilete era violatorio a la Constitución. El gobierno del presidente Álvaro Obregón consideró que Filippi había incurrido en violación del artículo 24; pero el gobernador de Guanajuato, Antonio Madrazo, aseguró que el acto se había llevado a cabo en una propiedad privada y no podía ser considerado "acto de culto público". El 30 de enero de 1928, una bomba destruía la primera escultura de Cristo Rey; sólo quedaron intactas la cabeza y el corazón de la estatua, que aún se conservan en el museo de ese lugar.



La estatua de Cristo Rey destruida durante un atentado


El 13 de noviembre de 1927, Álvaro Obregón, quien viajaba en su automóvil Cadillac por el Bosque de Chapultepec, sufrió un atentado. Un fundamentalista católico miembro de la Liga Nacional Defensora de la Libertad Religiosa, el ingeniero Luis Segura Vilchis, le lanzó una bomba que explotó junto a su automóvil. Le provocaron escoriaciones en la cara y una mano. Junto a él iban sus amigos Arturo H. Orcí, Tomás Bay, Juan Jaimes e Ignacio Otero Pablos. Los guardaespaldas de Obregón, que viajaban en otro auto, persiguieron a los atacantes. Sonriendo, Obregón acudió más tarde a una corrida de toros.



Obregón junto al automóvil tras el atentado


El atentado le costó cárcel, tortura y fusilamiento a René Capistrán, al sacerdote Miguel Agustín Pro y a su hermano Humberto, quien fueron señalados como autores intelectuales del atentado. También Luis Segura Vilchis y Juan Tirado terminaron en el paredón el 23 de noviembre. Meses después, en marzo, un segundo atentado contra Obregón en Orizaba, Veracruz, así como bombazos en mayo en la Cámara de Diputados y en el Centro Director Obregonista lo hicieron reflexionar. Sintió la muerte cercana, que llegó en julio a manos del magnicida José de León Toral, un fanático religioso.



Luis Segura Vilchis rumbo al paredón


En enero de 1929 el candidato antirreeleccionista José Vasconcelos y sus partidarios fueron atacados en Guadalajara con palos, puñales y bombas pesticidas, y la policía desarmó a gente que iba a disparar contra el político, quien pudo llegar ileso a su hotel, si bien entre sus seguidores hubo varios heridos. Vasconcelos disputaba la Presidencia a Pascual Ortiz Rubio, quien ganó las elecciones. El día que éste tomó posesión, 5 de febrero de 1930, fue herido de bala por Daniel Flores a las puertas de Palacio Nacional, y tuvo que guardar reposo durante dos meses.



José Vasconcelos


El gobernador de Tabasco, Tomás Garrido Canabal, ejerció el terrorismo de estado. Llevó a cabo una campaña antirreligiosa, anticlerical y anti-católico radical. Apoyó la persecución promovida por el presidente Plutarco Elías Calles y la represión contra los Cristeros, que se oponían al endurecimiento de las leyes anticlericales. Fundó varias organizaciones de tinte fascista, principalmente los llamados Camisas Rojas. La persecución de Garrido Canabal contra los católicos incluyó el asesinato de sacerdotes, la clausura de todas las iglesias en Tabasco, el obligar a los sacerdotes a casarse y la prohibición del uso de la cruz en las tumbas. Todos los sacerdotes que no contrajeran matrimonio fueron puestos fuera de la ley en el estado y sus vidas estuvieron en riesgo.



El fervor anticlerical de Garrido Canabal se reflejó en los nombres de sus hijos, Lenin y Zoila Libertad; además tuvo una sobrina a quien llamó Luzbel. Tenía una granja con animales llamados Dios, Papa, María y Jesús. Fue Senador por su estado en 1926, año en el que fue objeto de un atentado con bomba y pistola en la Ciudad de México, llevado a cabo por organizaciones religiosas. Permaneció un tiempo en los Estados Unidos y regresó a Tabasco en 1927. Fue Ministro de Agricultura y Ganadería durante el sexenio del presidente Lázaro Cárdenas, pero se vio obligado a renunciar a su puesto, ya que los Camisas Rojas, grupo del que era fundador, y que era un bloque conocido como "Jóvenes Revolucionarios", dispararon en 1934 contra un grupo de católicos en la Plaza Coyoacán de la Ciudad de México, matando a una joven de veintisiete años: María de la Luz Camacho, generando indignación entre los católicos. La presión política fue tan fuerte que tuvo que exiliarse.



Tomás Garrido Canabal


El 24 de mayo de 1940 por el pintor David Alfaro Siqueiros, quien, junto con un grupo de simpatizantes del Partido Comunista disfrazados de policías, atacó con explosivos y ráfagas de ametralladoras el domicilio del estadista soviético Lev Trotsky, asilado en México. Siqueiros fue encarcelado cinco meses en la penitenciaría del Palacio Negro de Lecumberri.



David Alfaro Siqueiros tras las rejas


El 10 de abril de 1944, el presidente Manuel Ávila Camacho resultó ileso de un ataque cuando, al transitar por el Patio de Honor hacia su despacho en Palacio Nacional, se detuvo a saludar al teniente Antonio de la Lama Rojas, y éste le disparó con una pistola, sin éxito porque el presidente usaba chaleco antibalas. En esa ocasión el militar argumentó que lo había hecho porque en México no había justicia, ya que tenía prohibido asistir, uniformado, a la logia y a la iglesia. Hubo diversas versiones sobre el caso, documentadas en libros y revistas, y algunas coinciden en que Maximino Ávila Camacho, hermano del presidente, ordenó que al atacante se le aplicara la “Ley Fuga”. Dos días después la policía descubrió un complot para asesinar tanto a Manuel como a Maximino Ávila Camacho, lo mismo que a los ex presidentes Plutarco Elías Calles y Lázaro Cárdenas, mediante la colocación de bombas en sus respetivas camas.



Manuel Ávila Camacho


En septiembre de 1952, Emilio Arellano Schetelige y el cantante Francisco “Paco” Sierra, casado con “La Reina de la Opereta” Esperanza Iris, reclutaron, mediante un anuncio en el periódico, a treinta personas para ofrecerles trabajo en Oaxaca. Les obsequiaron unas carteras con sus iniciales y les dieron un pequeño adelanto sobre su sueldo. El 5 de octubre citaron a todos en el aeropuerto; ya en el avión, perteneciente a Mexicana de Aviación, Emilio Arellano les obsequió una esclava de plata con sus nombres a cada uno, como supuesto regalo de la empresa que los contrataba. Cuando estaba en el aire, estalló una bomba de tiempo, colocada allí por los supuestos empresarios, quienes habían comprado seguros de vida para aquellas treinta personas donde los nombraban a ellos beneficiarios. Pero la bomba no destruyó la aeronave, el piloto pudo aterrizar de emergencia y ninguno de ellos murió. Francisco “Paco” Sierra primero declaró voluntariamente ante la policía y culpó de todo a su socio, pero luego intentó huir. Cuando la policía detuvo a Emilio Arellano, este confesó que el atentado era el primero de un negocio al que habían bautizado como “Post Mortem, S.A.”, consistente en matar personas para cobrar sus seguros de vida. Ambos fueron recluidos en la prisión del Palacio Negro de Lecumberri.



Emilio Arellano y Francisco “Paco” Sierra, al ingresar a Lecumberri


En febrero de 1954, una pareja de amantes, Guillermina Porta y el taxista Carlos Andrade Macías, decidieron asesinar al esposo de ella, el industrial millonario Enrique Reynaud Tron. Como Guillermina Porta no quería prescindir de las comodidades que le brindaba su marido, planeó asesinarlo. Su amante estuvo de acuerdo. Ella le entregó $300.00 pesos a Carlos Andrade para que consiguiera los materiales para construir una bomba, pues él había trabajado dinamitando bancos de arena. Una vez que estuvo lista, Carlos Andrade decidió que la enviarían por correo. Se trasladó a Jojutla, en el estado de Morelos, para remitir el paquete a la Ciudad de México. En el camino, se quedó dormido. Cuando despertó, se bajó del autobús somnoliento… y descubrió que había olvidado la bomba. Pero el camión ya había partido rumbo a Zacatepec. Allí lo encontraron; además, el malogrado bombardero lo había registrado a su propio nombre. Lo detuvieron y fue condenado a treinta años de prisión. Guillermina Porta negó su participación en los hechos, pero poco después su esposo le exigió el divorcio.



Jojutla, Morelos: sitio de la “Bomba Olvidada”


En junio de 1965, el cubano Luis Posada Carriles, junto con Jorge Más Canosa, intentaron volar un barco soviético en el puerto de Veracruz. No tuvieron éxito. Posada Carriles era un ex militar cuyo expediente estaba en la Agencia Central de Inteligencia (CIA), en los Estados Unidos.



Luis Posada Carriles


En los sesenta, guerrilleros como Genaro Vázquez, Lucio Cabañas y Rubén Jaramillo, se convirtieron en autores de actos rebeldes que el gobierno calificó como “terroristas”, aunque en su mayor parte no iban dirigidos contra la población civil, sino contra los militares que combatían.



Genaro Vázquez, Lucio Cabañas y Rubén Jaramillo


El 23 de septiembre de 1965, una docena de campesinos, estudiantes, maestros y líderes agrarios, intentaron tomar por asalto el cuartel del Ejército Mexicano en Ciudad Madera, Chihuahua. Como resultado de aquel ataque murieron un teniente, dos sargentos y tres soldados, además de ocho guerrilleros: Arturo Gámiz García, profesor rural y principal dirigente de la guerrilla; Pablo Gómez Ramírez, médico y profesor; Emilio Gámiz García, estudiante y hermano de Arturo; Antonio Scobell, campesino; Oscar Sandoval Salinas, estudiante de la Escuela Normal del estado; Miguel Quiñones Pedroza, profesor rural; Rafael Martínez Valdivia, profesor rural, y Salomón Gaytán, campesino de Dolores, Madera. Inicialmente se contaba con la presencia de treinta insurgentes, pero solo acudieron trece debido a las torrenciales lluvias de ese día. El ataque al Cuartel Madera se realizó en la madrugada y fue repelido por los guardias del cuartel. Se cuenta que un maquinista, por accidente, prendió el reflector de su locomotora al momento del ataque e iluminó a los guerrilleros parapetados, que así fueron un blanco fácil para los militares. Esta acción fue la más importante de la organización insurgente Grupo Popular Guerrillero (GPG). La acción tuvo como consecuencia la fundación de la organización política Liga Comunista 23 de Septiembre.






Los atacantes al Cuartel Madera, muertos tras el atentado


Entre 1965 y 1980 operaron treinta grupos guerrilleros en México, siendo la Liga Comunista 23 de Septiembre la organización guerrillera más importante del país, pues era operada desde la ciudad de Guadalajara y tenía militantes en las principales ciudades de México. Tras los acontecimientos del Movimiento Estudiantil de 1968 y la masacre de Tlatelolco, la izquierda mexicana se radicalizó. Se formaron nuevos grupos guerrilleros y se fortalecieron otros que ya existían. La denominada “Guerra Sucia” en México comprende desde finales de la década de los sesenta y principios de los setenta del siglo XX. En esos años, México registró una serie de eventos armados que tuvieron como común denominador la utilización de artefactos explosivos contra edificios públicos, bancos y oficinas del Partido Revolucionario Institucional (PRI). También se asesinó a policías y militares. Los autores eran miembros de la guerrilla urbana.



La Guerra Sucia


Las autoridades del gobierno participaron en la desaparición de militantes y simpatizantes de los guerrilleros, quienes fueron retenidos y torturados en bases militares, prisiones secretas del gobierno y en lugares de la extinta Dirección Federal de Seguridad (DFS), a cargo de Fernando Gutiérrez Barrios. La marginación y desigualdad sufridas en el estado de Guerrero durante la década de los sesenta generaron una serie de movimientos sociales que propiciaron el surgimiento de grupos guerrilleros armados.



Fernando Gutiérrez Barrios, director de la DFS y artífice de la Guerra Sucia


La guerra sucia dejó un número aún desconocido de muertos y desaparecidos en México. El número de denuncias recibidas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) relacionadas con crímenes de Estado durante la década de 1960 a 1970 asciende a trescientos setenta y cuatro. Es lógico que las víctimas sean muchas más. En esta etapa, el gobierno mexicano creó agrupaciones paramilitares como el Batallón Olimpia, Los Halcones y la Brigada Blanca para reprimir a los guerrilleros. Mataron a más de quinientas personas. Los diversos gobiernos mexicanos en esa etapa realizaron terrorismo de estado contra algunos sindicatos o ciudadanos que no estaban de acuerdo con el régimen estatal. En la Ciudad de México, el Partido Revolucionario Obrero Campesino Unión del Pueblo (PROCUP) estalló bombas incendiarias en las tiendas departamentales Astor y Blanco, en pleno centro histórico de la capital mexicana. Era terrorismo puro y duro, con objetivos no solamente políticos o militares, sino civiles y comerciales.



El Partido Revolucionario Obrero Campesino Unión del Pueblo (PROCUP)


En 1974, el grupo guerrillero Unión del Pueblo marcó su presencia con una escalada de veintiún explosiones en Guadalajara, Michoacán, Oaxaca y San Luis Potosí, en apoyo del líder guerrillero Lucio Cabañas. Este periodo concluye con la reforma política de 1977, que legaliza la existencia del Partido Comunista Mexicano (PCM), que había sido ilegalizado por el gobierno mexicano. Los movimientos guerrilleros fueron causa directa de la Reforma Política que paulatinamente transformó la política electoral de México.



El Partido Comunista Mexicano


El sábado 13 de mayo de 1978, varias bombas fueron colocadas en Astor, una de las tiendas más grandes de la Ciudad de México, ubicada en pleno centro. La primera explotó en el departamento de artículos escolares; como resultado, se desató uno de los peores incendios que hayan tenido lugar en la capital mexicana. Los bomberos combatieron el fuego durante varias horas, pero el edifico quedó completamente destruido. Una persona murió carbonizada y se cree que falleció en el momento de las explosiones.



El atentado en la tienda Astor


Apenas media hora después de los bombazos en Astor, más bombas detonaron en otra tienda departamental: Blanco. Los dos edificios terminaron derrumbándose a causa de la fuerza de las explosiones y de la magnitud del incendio. Millones de pesos en pérdidas y daños fueron ocasionados.



Los bombazos en Astor y Blanco mataron a cincuenta y ocho personas, entre bomberos, clientes y trabajadores. Las autoridades atribuyeron los atentados a grupos terroristas. Los periódicos de la Ciudad de México mostraron fotografías de los desastres.



Una de las víctimas del ataque a la tienda Blanco


El 1 de mayo de 1984 en la Ciudad de México, mientras se desarrollaba el desfile de los trabajadores frente al Palacio Nacional, un estudiante del plantel de Tacuba, perteneciente a las preparatorias populares, lanzó una bomba molotov contra el Palacio Nacional, que aterrizó frente a la enorme puerta de madera. La televisión, presente en el evento, cortó sus transmisiones. Pocos minutos después, un trabajador llamado José Armando Palacios Marquina alias “El Pato” arrojó otra bomba molotov contra el palco presidencial, tratando de matar al entonces presidente de México, Miguel de la Madrid Hurtado. Los embajadores de Cuba y de Brasil resultaron con quemaduras; también el periodista Ricardo García Sainz y el fotógrafo Juan Miranda. Hubo heridos leves. “Iba a atentar contra la vida del presidente Miguel de la Madrid durante el desfile del Día del Trabajo aunque me costara la vida, como parte de un complot de la Brigada Urbana de Ajusticiamiento”, declaró. Quien resultó herido en esa ocasión fue el director del ISSSTE, Alejandro Carrillo Castro, debido a que el general Arturo Cardona atajó la bomba molotov y la desvió hacia un palco contiguo al que ocupaba el Presidente. El pantalón de Carrillo Castro se incendió y él comenzó a correr con las piernas en llamas, hasta que lo auxiliaron. Según la misma versión, el atentado iba a tener lugar el 15 de septiembre de 1983, “pero un chivatazo dio al traste con el plan”.



Miguel de la Madrid


Tras el levantamiento armado el 1 de enero de 1994, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) derrumbó varias torres de energía eléctrica. Pocos días después, el 8 de enero, hizo estallar un potente coche bomba en el estacionamiento de Plaza Universidad, un concurrido centro comercial del sur de la Ciudad de México. No hubo muertos; no obstante, cinco personas resultaron heridas. Pintadas cercanas al lugar con la leyenda "Ya hemos llegado" advertían del inicio de una campaña de terror por todo el país.



El Subcomandante Marcos, del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)


La explosión se produjo a la 01:00. Minutos después, la ciudad se convirtió en un ir y venir de coches policiales, bomberos y ambulancias. La bomba de Plaza Universidad fue colocada en un taxi de color amarillo, cuyo propietario había denunciado horas antes su robo. El estruendo se escuchó en toda la Delegación Benito Juárez. La onda expansiva afectó a la estructura del edificio, que resultó gravemente dañada y alcanzó a otros cuatro automóviles. Al menos veinte comercios resultaron dañados, entre ellos un restaurante. El coche que portaba la bomba fue levantado por la explosión más de veinte metros. Aunque el ataque hacía alusión al EZLN, fue reivindicado por el Partido Revolucionario Obrero Campesino Unión del Pueblo (PROCUP).



El atentado en Plaza Universidad


El coche bomba en la Ciudad de México fue el primer aviso. Cinco horas después, un segundo artefacto explosivo volaba las oficinas del Gobierno Federal en la localidad turística de Acapulco, a 440 kilómetros de la capital, también sin provocar víctimas mortales aunque sí muchos heridos. Esta segunda explosión alcanzó de lleno el Palacio Federal y provocó serios destrozos en sus instalaciones, entre ellas las dependencias de la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos, la Aduana marítima, la Secretaría de Pesca y el Banco del Ejército. La explosión de Acapulco afectó también a varios comercios y destruyó los automóviles que se encontraban aparcados en los alrededores del edificio. Otras instalaciones oficiales próximas al lugar del atentado, entre ellas el Instituto Federal Electoral, también resultaron dañadas. En la Ciudad de México, hubo después dos avisos de bomba que resultaron falsos: uno en la sede de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y otro en la Bolsa de Valores, cuando se desarrollaban las operaciones financieras del día.



El atentado de Acapulco


El 10 de agosto de 1994 en Tijuana, Baja California, fueron detenidos Jesús Martínez Tafoya, Esteban Saldívar Gutiérrez y Magdalena Velazco. Tafoya y Saldívar fueron arrestados junto a los depósitos de combustible del aeropuerto de Tijuana, media hora antes de que llegara el sucesor del asesinado Luis Donaldo Colosio a la candidatura presidencial, Ernesto Zedillo Ponce de León. Querían hacer explotar el aeropuerto con Zedillo allí. A Velazco se le decomisó una pistola cuando entraba al auditorio donde el político tendría un acto de campaña.






Ernesto Zedillo Ponce de León


El 8 de agosto de 2001 en la Ciudad de México, tres artefactos de fabricación casera hicieron detonación frente a sucursales de Banamex ubicadas en Palmas, Calzada de Tlalpan y la Colonia Bondojito. Las denominadas Fuerzas Armadas Revolucionarias del Pueblo (FARP) se adjudicaron el ataque en protesta por la venta de esa institución a capital extranjero. Los hermanos Alejandro, Antonio y Héctor Cerezo Contreras fueron acusados de haber colocado las bombas en los atentados contra esa institución bancaria. Años después, serían liberados.



Antonio y Héctor Contreras


El 11 de agosto de 2001, un grupo ligado al insurgente Ejército de Liberación Popular Independiente, escisión del Ejército Popular Revolucionario (EPR), hizo estallar petardos de fabricación casera en sucursales bancarias de Banamex y BBVA Bancomer, cuyo saldo fueron unos cristales rotos y la pinta de consignas en las paredes de dichas sucursales.



Atentado contra BBVA Bancomer


En 2004, en Cuernavaca, Morelos, el Comando Jaramillista Morelense 23 de Mayo, hizo su aparición al adjudicarse la autoría de la explosión de tres bombas de "penetración" en tres sucursales bancarias de esa ciudad, mismas que provocaron destrozos en un radio de seis kilómetros.



El Comando Jaramillista Morelense 23 de Mayo


El 18 de noviembre de 2005 a las 04:00 horas, se registró un estallido en la sucursal BBV Bancomer de la Colonia Jardines de Atizapán, en el Estado de México. Ahí se encontraron algunos folletos con la leyenda: "No al apoyo de México a Estados Unidos", cuya autoría fue adjudicada al supuesto grupo subversivo "México Unido contra la Pobreza".



Ataque a Bancomer


El 6 noviembre de 2006 en la Ciudad de México, detonaron explosivos en la sede del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Tribunal Electoral; se reportó la existencia de otro explosivo en un banco Scotiabank, el cual fue desactivado.



Atentado en la sede del PRI


El 5 de julio de 2007 se reportaron explosiones en las instalaciones de la empresa Petróleos Mexicanos (Pemex) ubicadas en los municipios de Salamanca, Celaya y Valle de Santiago, en el estado de Guanajuato.



Los atentados contra Pemex en Guanajuato


Cinco días después, el 10 de julio de 2007, ocurrió una explosión en los ductos de Pemex en Querétaro. El Ejército Popular Revolucionario (EPR) se atribuyó los ataques de ese día y los del día 5.



El Ejército Popular Revolucionario (EPR)


En febrero de 2008, grupos de narcotraficantes orquestaron un atentado con explosivos que tenía como objetivo matar al jefe sectorial de la Policía Preventiva, Julio César Sánchez Amaya, identificado con el nominativo "Pegaso". Los narcotraficantes utilizaron a un grupo de narcomenudistas del barrio de Tepito, integrado por al menos ocho personas, para hacer llegar la bomba a su destino.



Gráfico sobre los atentados en la Colonia Roma (click en la imagen para ampliar)


El 14 de febrero de 2008, Juan Manuel Meza Campos “El Pipen” (originario del estado de Veracruz), Karla Monserrat González Gallegos, Óscar Piña Reyes “El Panqué” y Óscar Santoyo Rodríguez "El Mosco" se reunieron en el Bar Tequilas, localizado en Ciudad Azteca, en el Estado de México, para ultimar los detalles. En ese lugar, “El Pipen” le dijo a Karla: "Mañana me voy a chingar a un güey de la Secretaría de Seguridad Pública", acción por lo que le iban a pagar mucho dinero. Otro implicado fue Daniel Ramírez Ávila “El Nazi”.



Juan Manuel Meza Campos “El Pipen”


El 15 de febrero de 2008, Tania Vázquez Muñoz, Juan Manuel Meza Campos “El Pipen”, Óscar Santoyo Rodríguez y Mauricio Navarro Hernández “El Mauro” se vieron a las 13:00 horas en el restaurante Wings de Avenida Chapultepec. Ahí le dijeron a “El Pipen” que tenía que colocar el paquete en la parte trasera de una camioneta con antenas y que ese vehículo podría traer una lona. Tras abandonar el Wings, los cuatro sujetos caminaron juntos por la acera de Avenida Chapultepec. Dos de ellos hicieron llamadas telefónicas, pues habían olvidado un boleto de estacionamiento del automóvil Jetta negro en el que habían llegado.



Tania Vázquez Muñoz


Después arribó un vehículo Phantom verde al que subieron Juan Manuel Meza Campos “El Pipen” y Tania, y que era conducido por Gerardo Sánchez Montoya, que a su vez estaba acompañado de Erika N., otra implicada en los hechos. Eran las 14:30 horas. Dentro del vehículo, Erika le entregó a “El Pipen” la bolsa negra que contenía el explosivo. Tania y “El Pipen” caminaron sobre la acera de Avenida Chapultepec hacia el estacionamiento de la policía, pero en ese lapso algo ocurrió con el mecanismo de detonación.



Los terroristas Tania Vázquez Muñoz y Juan Manuel Meza Campos caminan abrazados por Avenida Universidad (click en la imagen para ampliar)


Al llegar a un lugar en donde había unas láminas con anuncios, Tania recibió una alerta en su radio Nextel, verificando que quien le marcaba era el mismo número que ese día 15 de febrero le había marcado al medio día.



El sitio de la explosión




Minutos antes, Mauro le había llamado a Tania por un teléfono celular para decirle que luego pasarían por ella. Al recibir Tania la llamada, escuchó como un eco y sintió que se le quemaba el cuerpo. Había sufrido quemaduras de primero, segundo y tercer grado.



Tania Vázquez Muñoz, herida tras la explosión



La bomba había estallado en las manos de su acompañante. Juan Manuel Meza Campos “El Pipen” estaba vivo, pero tenía destrozadas las piernas, había sufrido la amputación de un brazo, le habían estallado los ojos y se encontraba totalmente quemado. Intentó incorporarse, pero no lo logró. Moriría poco después. El denominado “Hombre Bomba” destaparía una cloaca de conspiraciones narcoterroristas.



El destrozado Juan Manuel Meza Campos




Un muerto y dos heridos fue el saldo de la explosión ocurrida frente a un terreno baldío, en la Avenida Chapultepec nº 346, Colonia Roma, a dos cuadras de la Secretaría de Seguridad Pública.




Los agentes utilizaron robots para abrir los automóviles estacionados cerca de allí, buscando más explosivos. Pero no encontraron nada más. Hubo versiones que aseguraban que el "Hombre Bomba" había sido utilizado como carne de cañón para enviarle un mensaje a las autoridades.



Robots de la policía abren los automóviles cercanos


Tania Vázquez Muñoz fue hospitalizada por semanas y después juzgada, y sus cómplices perseguidos acusados de terrorismo y otros delitos.



Los titulares (click en la imagen para ampliar)


El 30 de marzo de 2008, tres envases de aerosol cargados con trozos de metal y tubos, fueron detonados en una sucursal bancaria Banamex, ubicada en el Centro Comercial Imán, en la Delegación Coyoacán. Hubo destrozos, pero no lesionados. Tampoco detenidos.



Atentado contra Banamex


El 15 de septiembre de 2008, en Morelia, Michoacán, durante la Ceremonia del Grito de Independencia, se perpetró un atentado con granadas de fragmentación contra los civiles que celebraban en la plaza. Muchas familias estaban allí reunidas; ocho personas murieron y ochenta y cinco quedaron heridas, entre ellas mujeres, ancianos y niños.



Mapa de los atentados (click en la imagen para ampliar)


Cuando el gobernador del estado, Leonel Godoy, sonó la primera campanada en el Palacio de Gobierno, se escuchó la primera detonación. Luego hubo gritos, gente corriendo y llorando, confusión y caos. La plaza quedó llena de sangre.



Los muertos en Morelia




Las investigaciones sobre el atentado fueron atraídas por la Procuraduría General de la República (PGR) y el desfile cívico militar del 16 de septiembre se suspendió por primera vez.




Las autoridades atribuyeron el ataque a grupos de narcotraficantes, como La Familia Michoacana; pero ellos se deslindaron y acusaron a Los Zetas, el brazo armado del Cartel del Golfo.









Incluso se llegó a afirmar que había sido un atentado orquestado desde altas esferas políticas, para acusar del hecho a los narcotraficantes y atraer en su contra a la opinión pública.



Los titulares (click en la imagen para ampliar)


En octubre de 2008, un extraño personaje surgió en la Ciudad de México. En su primer intento de asaltar un banco nadie le creyó. Su edad y el método empleado no fueron suficientes para sorprender al cajero de la sucursal. María Esther Rosano González “Doña Bomba”, una mujer de sesenta y dos años de edad con una Maestría en Psicología por el Instituto de Terapia Racional Emotiva de México, tuvo entonces que salir de uno de los bancos de Universidad y Parroquia, en la Colonia Tlacoquemécatl Del Valle. En el pecho, debajo de su sudadera gris, llevaba amarrado un reloj digital con dos pilas sujetadas con cinta de aislar. Le dijo al cajero que era una bomba que podía activar al apretar un botón de su celular, y le exigió el dinero: $400,000.00 pesos. De lo contrario, todos explotarían. El cajero sonrió; no le creía. María Esther Rosano tuvo que salir sin el dinero. Pero la Policía ya tenía el reporte y la buscaba. La mujer caminó sobre Avenida Universidad, donde semanas antes el llamado “Hombre Bomba” había volado en pedazos, y llegó a otro banco, en la esquina de San Lorenzo, sin saber que las autoridades ya estaban en su búsqueda, alertadas por los empleados de la primera sucursal sobre su fisonomía y peculiar modus operandi. Su táctica fue la misma: amenazar a los cajeros para que le entregaran $400,000.00 pesos a cambio de mantener intacta la supuesta bomba que se asomaba por su pecho. Ahí tampoco le creyeron. Otra vez, María Esther Rosano salió de la sucursal con las manos vacías, ante la mirada expectante de los usuarios del banco. Pero ahora la suerte no le favoreció. Afuera de la sucursal ya la estaban esperando. La tenían rodeada. Al menos quince policías habían llegado hasta el banco y en la calle detuvieron a la mujer.



María Esther Rosano González “Doña Bomba”


Entonces, María Esther soltó una mentira más. Argumentó que un joven de alrededor de veinticinco años de edad le había arrebatado su bolsa, en la que llevaba $3,000.00 pesos, cuando se dirigía a una tienda departamental a hacer pagos. Dijo que fue secuestrada y obligada a participar en los intentos de asalto. Explicó que salió de su casa dispuesta a hacer algunos pagos en una tienda departamental. Pero a la mitad del camino, tres hombres y una mujer que viajaban en una camioneta oscura la forzaron a subir al vehículo, donde le colocaron la supuesta bomba, una peluca y una sudadera gris. La policía le practicó exámenes sicológicos y descartó que la mujer tuviera algún desorden mental. Sentada en uno de los escalones del banco, relató su verdad, pero la falsa bomba la delató. Fue llevada al Ministerio Público bajo un fuerte operativo. Fue consignada al penal femenil de Santa Martha Acatitla, por su responsabilidad en tres intentos de robo a banco cometidos en la Delegación Benito Juárez. La conducta de María Esther Resano González “Doña Bomba” sorprendió a sus vecinos, con quienes había convivido alrededor de veinticinco años en la Colonia Acacias, de la Delegación Benito Juárez. Era conocida en su calle por dar consultas psicológicas. "Ella es una mujer tranquila, atiende a sus pacientes y dividió su casa para adaptar un consultorio”, comentaría una de sus vecinas. "Va por sus cigarros al Oxxo porque fuma mucho y se regresa". Eduardo García, su esposo, relató que el día en que la detuvieron, acusada de querer asaltar dos bancos, la esperaban para comer. "La mesa ya estaba puesta. Por la tarde nos enteramos de lo que había sucedido porque la dejaron hacer una llamada", recordó.



La casa de “Doña Bomba”


El 9 de septiembre de 2009, otro loco intentó llamar la atención con un supuesto ataque terrorista. Un pastor boliviano y cantante de himnos religiosos, José Marc Flores Pereyra “Josmar”, secuestró durante varias horas el vuelo 576 de Aeroméxico, desviándolo de Cancún, Quintana Roo, a la Ciudad de México. Se paseó por el avión con una Biblia en la mano, hablando de que un terremoto pronto destruiría la Ciudad de México.



José Marc Flores Pereyra “Josmar”


La supuesta bomba resultó ser un artefacto hecho con latas de jugo marca “Jumex”, tierra, cables y luces, y amenazó a la tripulación con hacer volar la nave, donde viajaban 104 pasajeros. “Josmar” exigió una entrevista con el presidente Felipe Calderón para “ponerlo sobre aviso”.



El avión secuestrado


"Josmar" enfrentó cargos de terrorismo y privación ilegal de libertad (secuestro). Su acción inspiró el ataque, diez días después, de Luis Felipe Hernández Castillo “El Asesino del Metro Balderas”.



Los titulares (click en la imagen para ampliar)


Durante septiembre de 2009, el denominado Frente de Liberación Animal (FLA) se atribuyó una serie de atentados con bombas de gas butano afectaron sucursales bancarias de Banorte, Bancomer y Banamex; la concesionaria automotriz Renault; la tienda de ropa Max Mara y la boutique Masaryk, en la zona de Polanco, en la Ciudad de México. Acusado del delito de terrorismo, Ramsés Villarreal Gómez, de veintisiete años de edad y ex estudiante de la UNAM, fue detenido y encarcelado, como responsable de uno de los seis ataques perpetrados con artefactos explosivos.



Ramsés Villareal Gómez


Aunque negó su participación en los atentados, la Procuraduría General de la República mostró un video del 16 de septiembre en una sucursal de Bancomer, en el que Villarreal aparece colocando el artefacto que detonó esa madrugada. Villarreal fue consignado al Reclusorio Sur, por su probable responsabilidad en la comisión del delito de terrorismo. Fue liberado poco después, a causa de que su abogado alegó que el retrato había sido superpuesto al de la cámara de seguridad.



El 26 de noviembre de 2009 a la medianoche, en el cruce de Perlillán y Calle 11, colonia Progreso Nacional, en la Delegación Gustavo A. Madero de la Ciudad de México, una pareja sin identificar a acudió a una tienda Oxxo, donde solicitaron unas bebidas. Se marcharon y después el hombre regresó, arrojando un artefacto explosivo que detonó, causando daños a la tienda.



El Oxxo del atentado


El 25 de abril de 2010 explotó un artefacto frente al número 949 de la avenida de los Insurgentes Sur, casi esquina con el Eje 5 Sur, en la colonia Ciudad de los Deportes. Ocasionó la ruptura de cristales de una sucursal del Banco del Bajío y de un bar llamado Gabanna. Y el viernes 16 de julio, un coche bomba explotó en Ciudad Juárez, como represalia por la detención de Jesús Armando Acosta Guerrero “El 35”, presunto líder operativo de La Línea, brazo armado del cártel de Juárez. El vehículo carado de explosivos se impactó contra dos unidades de la Policía Federal, causando la muerte de un agente federal, un policía municipal y un rescatista. Una segunda explosión mató a un médico y un camarógrafo de Canal 5.



El coche bomba de Ciudad Juárez


El sábado 22 de enero de 2011, otro coche bomba explotó en la colonia El Carmen, en Tula (Hidalgo), cuando cuatro agentes policíacos intentaban abrirlo. En su interior se había reportado la presencia de un cadáver. El comandante Víctor Peña murió en el lugar del atentado.




El coche bomba de Tula



En mayo de 2011, el grupo Individualidades Tendiendo a lo Salvaje (ITS), un grupo de terroristas ambientales inspirados en organizaciones similares estadounidenses, dejó un paquete bomba en la Universidad Politécnica del Valle de México, en la colonia Villa Esmeralda, en Tultitlán. El mismo grupo volvió a atacar en 9 de agosto, esta vez en el Tec de Monterrey, campus Edomex, en el Estado de México. Un paquete bomba fue arrojado a través de los barrotes, donde un jardinero lo encontró y se lo entregó a uno de los catedráticos, Armando Herrera, quien era el destinatario. Él, suponiendo que se trataba de un reconocimiento, fue al cubículo de otro profesor, Alejandro Aceves, para mostrárselo. Lo abrió allí y el paquete explotó, lesionando a ambos.



El bombazo del Tec




VIDEOGRAFÍA:

Atentado en la Basílica de Guadalupe
video


Himno Cristero
video


Atentado en la Colonia Roma
video


Atentados en Morelia
video


Secuestro del avión de Aeroméxico
video



BIBLIOGRAFÍA:














33 comentarios:

halford dijo...

Estupendo articulo el de esta semana, la historia oculta de méxico es simepre interesante, y en realidad es poca la informacion oficial acerca de estos temas, en particular la guerra sucia, solo me permito comentar acerca del ultimo caso que mencionas que Villareal, el estudiante de la UAM fue liberado por falta de pruebas, la foto que suspuestamente lo incrimina no fue aceptada ( se superpuso su foto a la tomada por la camara del banco, de acuerdo a su abogado _ y tuvo que reconocerlo la PGR- ni su tipo de nariz ni otros rasgos faciales coinciden con la evidencia original, esto ocurrio ya hace algunas semanas pero no tuvo gran difusion en los medios. Otra investigacion que se le cae al MP.
Enhorabuena por el articulo, así como muchos claman por B y C, yo espero pronto el del zodiaco. Tambien seria sumamente interesante que escribieras acerca de los asesinos en serie sudafricanos que describe Ressler en su libro Inside The Monster, son casos interesantisimos, OK, saludos.

Anonymous dijo...

ORALES ESTUVO BUENO YA NADA MAS TE FALTO PONER EL DEL JUEVES EL BOMBAZO EN LA TIENDA OXXO DE LA GUSTAVO A MADERO.

Anonymous dijo...

Definitivamente ya no se puede vivir en paz en México. Es triste decirlo pero esa imagen tan mala que tenemos internacionalmente nos la hemos ganado y todavía peor, que los extrangeros crean que todos somos así.

Bueno, al menos todavía no llegamos tan bajo como medio oriente o Africa.

rafa dijo...

muy buena entrada no me voy a cansar de repetir que el blog es excelente (aunque supongo que no van a faltar las quejas de los que no sean mexicanos) la verdad es que encontre muchisimas cosas que no sabia como lo de vasconcelos o lo del coche bomba en plaza universidad (eso mas que nada me impacto por que vivo por ahi jaja)y para terminar lo de josmar mas que terrorismo es ..como de risa por cierto no se si este bien pero creo que por ahi de los 70s unos estudiantes secuestraron un avion en la ciudad de mexico y les dieron refugio en cuba sabes algo de eso?
bueno saludos a todos

halford dijo...

Cierto, lo de Josmar parece mas cómico dado lo acontecido, incluso se dice en plan de chiste que aparecerá en la camapaña publicitaria de TV de jugos jumex contando " mi historia con jumex",ja, no tendria de hecho mucho de tétrico si no hubiera desencadenado aunque sea indirectamente el incidente del metro balderas.

rafa dijo...

Cierto no recordaba que por josmar fue lo del metro balderas

Alexa DeLarge Von Hofstadter dijo...

Wowwwwwwwwwwwwww las fotos de mi pueblo (Morelia) esas jamás las habia visto!!! excelente entrada!!!!! la imprimo para leerla mañana en el camion rumbo a mis clases de Alemán!

Anonymous dijo...

Mexico es un pais lleno de violencia y secuestros. Cual es la novedad?
Deberian centrarse en los asesinos, pero bueno......

POGO1980 dijo...

QUE RARO QUE EN NUESTRO PAIS PASE ESTE TIPO DE COSAS Y VAYA NUESTRA QUERIDA IGLESIA TIENE LO SUYO LO CUAL NO ME SORPRENDE YA QUE EN NOS VOLVIMOS CATOLICOS A FUERZAS Y SINO PARA QUE ESTABA LA SANTA INQUISICION.EN TIEMPOS MAS MODERNOS NUESTROS HEROICOS PRESIDENTES A QUIENES SE LES HOMENAJEA EN SU CUMPLEÑOS TIENEN LO SUYO FUERON TAN BUENAS PERSONAS QUE TENENOS CALLES CON SU BENDITO NOMBRE.EN 1994 YO ESTUDIABA LA SECUNDARIA COMO NO RECORDAR AL FAMOSO EZLN,PERO IMAGINO QUE MARQUITOS REGRESO A SU ANTIGUO TRABAJO O EN ALGUN PUESTO DE GOBIERNO POR SU TEATRITO GUERRILLERO.YA SUPIMOS NADA DE EL.EL ASESINATO DE COLOSIO SOLO FUE PARA PONER A ZEDILLO EN LA SILLA.Y RECIENTEMENTE EL RELIGIOSO TERRORRISTA LA CUAL SOLO FUE PARA DISTRAERNOS.LO CUAL ES TRADICIONAL EN ESTE O EN OTRO CUANDO HAY UNA CRISIS Y NOS AUMENTAN LOS IMPUESTOS HASTA POR EL AIRE CONTAMINADO QUE RESPIRAMOS.Y DUDO QUE ALGUIE NO ESTE DE ACUERDO CON LO QUE HE ESCRITO.

Quién dijo...

Bueno eso es solo una probada de los sangrientos de México.... bueno me gusta tu blog por salirse fuera de lo común.

Veremos que nos traes en la próxima entrada; que ya espero con ansias.

el221 dijo...

Ahora han disminuido sus ataques, pero ETA durante mucho tiempo tuvo sobrecogida a España. Aun asi no creo que hayamos tenido nada parecido al narcoterrorismo mexicano. ¿Porque hay tanta visceralidad en ellos? Por cierto, me impresiono lo de PostMortem S.A.
Un saludo.

Galo Nomez dijo...

Acá en Chile también tuvimos grupos terroristas o mejor dicho, guerrilleros de izquierda, como FP Manuel Rodríguez o el Lautaro. De todas, el peligro actual, tanto en Chile como en México como en otras partes del mundo, está dado por las pandillas de neonazis, que acá ya han perpetrado asesinatos, aunque no sé cuál es la situación más al norte.

Por otro lado, una interesante sugerencia sería averiguar algo sobre los anti aborto de Estados Unidos, que ya tienen un sinnúmero de crímenes y atentados en el cuerpo.

mac-10 dijo...

me uno a rafa en que no van a faltar las quejas de los que no sean mexicanos.

a mi me parecio un excelente articulo,te felicito.
aca tenemos "miniterroristas".
se llaman "pungas" y "piqueteros"
unos roban y te privan de la vida
y los otros cortan calles y te privan del paso (jeje).

ya se que no son mas graves que los de alla pero espero de corazon que todo esto se termine y mexicanos y argentinos (¿ya lo mencione?) vivamos en paz.

¡saludos y esperando a bonni y clyde!

mac-10

"fin del mundo"

Adriana Garrido dijo...

Muy muy muy de cuerdo con POGO!!! me robaste las palabras!!! la verdad más que tristeza o cualquier otro timpo de sentimientos esto me da ASCO!!!

AMO MEXICO PERO ODIO A SUS GOBERNANTES, POLICIAS, REPRESENTANTES Y SOBRE TODO A LA IGLESIA...son una mierda y los estudiantes tampoco se quedn atras jajajajajajajaja como hace poco que por no quererme unir a uno de sus contingentes jodidos de SME me golpearon!!! NO SE SUPONE QUE LUCHAN POR EL PUEBLO, POR LOS DERECHOS DEL PUEBLO??????????????
PORQUE CARAJOS NO PRACTICAN LO QUE PREDICAN. ¿cual libertad? ya lo habia mencionado antes, no se sorprendan si el proximo año tenemos una revolución ya estamos hasta la madre de todos y de todo..

no necesitamos ser llamados heroes, LOS MISMOS MEXICANOS SOMOS UNOS HEROES AL SOBREVIVIR CADA AÑO A NUESTRAS CRISIS A CAUSA DE ESTA BOLA DE RATEROS HUEVONES, porque eso es lo que so....
POBRE DE MI MEXICO NO PUDIMOS RESCATARTE DE LAS MANOS DE ESTOS IGNORANTES, NO PUDIMOS PROTEGER A TUS AGRICULTORES, A TU GENTE...

espero no termines en la manos de... olvidalo..

SALUDOS ESCRITO CON SANGRE, SUPISTE POR DONDE LLEGARME!!!! espero encontrar otra cosa el prox fin de semana!!!!

sausur_roj dijo...

FUAAA la historia de america latina en general es asi, nunca se sabe cuando va a terminar; ya sea guerrilleros de izquierda, derecha, narcotraficantes o el mismo estado.
Genial como siempre, exelente capitulo....parece que el mundo en que vivimos se puede tornar un desastre de un momento a otro...nunca vamos a aprender parece...(que es tener poder hoy en dia)....
Bueno en fin la historia de cada pais tiene lo suyo.
Saludos

Anonymous dijo...

No soy mexicano, pero soy Colombiano y tambien tenemos que soportar dariamente las acciones de estos sujetos, que buen aporte.

mernela dijo...

hola escrito,en argentina tuvimos terroristas llamados "montoneros"y tuvimos un terrorismo peor que fué el del estado.una dictadura sangrienta donde quedó el saldo de 30.000 personas desaparecidas y hasta en la actualidad siguen los juicios a los militares.sería muy largo entrar en detalles,solo queria decirle a mac-10,que debe ser muy joven si cree que los pungas y los piqueteros son terroristas.los primeros siempre estuvieron,los segundos son producto de la gran desigualdad social que existe,en fin,saludos escrito,desde el fin del mundo.

Anonymous dijo...

Soy española, y les entiendo. Aquí llevamos un monton de años (mas de 40) con la gentuza de ETA asesinando gente. Ánimo.

mac-10 dijo...

hola mernela,tiempo sin leerte:

solo queria contarte que una vez comente sobre la dictarura y los montoneros aca y se armo un quilombo lleno de bardos con otros argentinos.por eso y por que no tengo todos datos (queria que los ponga alguien que sepa mas)

(¡por favor! no quiero que se me enoje un patria)

me quede con la impresion de que si lo decia de vuelta se iva a armar aca.en lo de escrito y ya tuve mi "ebsabrupto" (perdon por eso escrito,rafa,todos)

se lo que paso,la esma y lo que contaste,pero pense que era poco para decir y que me ivan a decir
_¡che! te olvidaste de tal y tal
¡hdp! (o)_¡los montoneros no estan gobernando gi..!

¡por fa! no te ofendas/enojes que admiro tus comentarios

pd:tengo 19

saludos mernela te espero pronto

saludos rafa te veo en el blog

saludos escrito y a todos

mac-10

"fin del mundo"

el piyo dijo...

si, asi es mac en argentina, se olvidan de la amia, (aunque ofenda eran judios)... pero a lo largo de la historia y por defender las ideas y seguir ciertas doctrinas se perdieron millones de vidas, donde pais se ocurra, es parte de la historia misma que por el bienestar y conveniencia de unos se derrame sangre, es parte de un cambio
muy bueno

Anonymous dijo...

Excelente blog, pero la foto titulada "atentado en Acapulco" es errónea. Corresponde a un atentado realizado en España, por parte de la organización criminal terrorista ETA en la casa cuartel de VIC, en Cataluña. Aparece un Guardia Civil llevando a una niña. Murieron varios niños que jugaban plácidamente en el patio de ese cuartel cuando el coche bomba entró en sus instalaciones.

Alfio Basigle dijo...

Tu artículo pierde toda su seriedad y se convierte en un panfleto anarquista al tratar de engañar a tus lectores poniendo fotografías que NO CORRESPONDEN con los hechos que narras. Sólo uno de tantos casos: en la foto que dices es Plaza Universidad en el 94, aparecen autos que son muy posteriores.

Juan Miguel dijo...

nunca faltanlos trolls que inventan cosas para tratar de quitar meritos a un blog serio como éste,no hagas ecs,tu info es muy buena

Jeanette dijo...

Hasta el momento me han gustado los artículos sobre asesinos, pero al leer este, que más bien parece discurso de ultraderecha, me has decepcionado. Me parece que debes formular una definición exacta de terrorismo, pues haces una extraña mezcla de muchos conceptos. Verás que al hacerlo, algunos de tus ejemplos estarán fuera de lugar.

Saludos =).

Anónimo dijo...

Un comentario, acabo de leer el articulo, pero puedo afirmar que en una parte deben investigar mucho mas, por lo que su articulo carece de veracidad en un aspecto, yo vivía muy cerca del palacio federal de Acapulco en 1994, tan cerca que podía ver perfectamente el edificio donde fue la explosión, la cual no causo el numero de heridos que indican, ya que yo estuve ahí, nadie me lo contó ni me podían ocultar nada, ni había daños a vehiculos ya que mi auto quedo a unos pasos de donde ocurrió la explosión y hubiera resultado dañado, por lo que de la misma manera hubiera afectado mi domicilio y comercios cercanos, recomiendo al autor de este articulo realmente investigar mas, hacer una verdadera labor periodística y no basarse en publicaciones de dudosa procedencia, como el incendio de la tienda astor y blanco en 1979, ¿una revista amarillista es tu fuente? disculpame y con todo respeto, pero si carece eso de veracidad, creo que otros detalles más por la falta de ética periodistica, sin ofender y además de investigación de campo, no solo basarte en algunos libros y revistas tendenciosas, para que quede claro puedes investigar aquí: http://www.km-cero.tv/Oficiosybeneficios/18/18.html y si no es suficiente, te aconsejo acudas al cuerpo de bomberos del df para que te ayuden mejor. un consejo: cuando hagas un reportaje como informador debes ser mas imparcial, el amarillismo finalmente no deja nada bueno ni habla bien de un periodista. solo desinformas.

Anónimo dijo...

El 18 de julio de 1994 la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) de Buenos Aires, Argentina, sufrió un atentado con coche bomba que dejó un saldo de 85 muertos. Se trató de uno de los mayores ataques terroristas sucedido en la Argentina.

CocoNash dijo...

también hubo una explosión en un bacomer de toluca, el asesinato de Colosio es considerado como terrorismo??? y pues, te faltó documentar lo del ataque a las Torres Gemelas

pp dijo...

Felicito a los creadores de este espacio por su exhaustiva investigación, pero cabría la aclaración de si el terror es el fin en sí mismo o una estrategia de un objetivo distinto. El caso de la guerrilla es lo más significativo: la lucha es contra enemigos de clase, no el terror mismo como objetivo.

Anónimo dijo...

El terrorismo apesta, no importe cual fuere su fin. EN primer lugar por que siempre habran inocentes perjudicados y en segundo lugar por que esa gente usa la fuerza por que no tiene la suficiente moral ni valor para enfrentarse con argumentos e ideas.
Por ultimo quiero añadr que en mi pais nunca hubo terrorismo (a no ser de una bomba que mato a una persona hace años), tengo la siguiente pregunta. Por que estos paises(y su gente) lo toman como un espectaculo mas del medio dia y agachan la cabeza sabiendas de la atrocidad de estos grupos?...bueno no es facil, pero tampoco es dificil levantar 10 millones de personas honestas que saben que esto esta mal. 10 millones contra 1000 terroristas?...de sobre ganan la afrenta...pero no. Sera conformismo? sera "mientras no me toque a mi?...o sera talves que solapan concientemente esta barbarie.

Anónimo dijo...

Muy interesante, pero me he dado cuenta que has puesto una foto equivocada en "El atentado de Acapulco", porque esa imagen correspone a otro atentado, pero de E.T.A. contra el cuartel de la Guardia Civil de Vic (Barcelona).

Anónimo dijo...

sería interesante que agregaras el atentado contra el Papa Juan Pablo II

Anónimo dijo...

Hola. Revisa el Unomásuno del 3 de febrero de 2013, casi toda la información de la nota principal de primera plana se la volaron de este post.


Aquí puedes revisar el periodicucho: http://issuu.com/unomasuno/docs

Ampersand dijo...

Puntos blancos en el mar negro de la historia oculta acerca del terrorismo en México, así es tu información ... si es verdad que aún estamos lejos del estándar de atentado con explosivos que ocurre en Medio Oriente (región que bulle de situaciones similares todos los días), aquí hay algunos ejemplos de subversión y guerrillas que practican con atentados de menor escala al que el imaginario popular piensa.

Es una táctica mundialmente generalizada, con los toques culturales que cada región del mundo y movimiento o ideología le otorgan ... aquí esta la muestra de la manifestación del fenómeno en nuestro país .... Saludos !!!!