Robert Berdella: "El Carnicero de Kansas"



“He visto el futuro y es un asesino”.
Leonard Cohen


Robert Berdella nació el 31 de enero de 1949 en Cuyahoga Falls, Ohio (Estados Unidos), en el seno de una familia católica. Fue bautizado a los doce años. Tuvo un hermano llamado Daniel, siete años menor que él. En 1955, cuando Berdella tenía apenas dieciséis años, su padre murió de un ataque cardiaco. Su madre se fue poco después a vivir con otro hombre, situación que Berdella nunca aceptó.



El joven Robert Berdella


Siendo adolescente, Berdella entró a trabajar a un restaurante. Allí fue abusado sexualmente por un compañero de trabajo. Al mismo tiempo que se alejaba del catolicismo, asumió su homosexualidad. Fue por esos tiempos que descubrió su amor por el cine y la fotografía. Pasaba las tardes solo, mirando películas en algún cinema.



Documento manuscrito de Berdella


No sabía que una de esas cintas cambiaría su vida: se trataba de El coleccionista, en la cual un hombre que recolecta mariposas secuestra a una mujer con la cual se ha obsesionado y a la que mantiene encerrada en el sótano, hasta conseguir que ella acceda a sus deseos. Para el impresionable Robert Berdella, esta película representaba una revelación, y así lo declararía años después.



Robert Berdella


En 1967, Berdella ingresó al Instituto de Arte de Kansas; tenía dieciocho años. No terminó los estudios: comenzó a consumir alcohol y drogas de manera alarmante, hasta que fue arrestado por posesión de drogas. Fue sentenciado a cinco años, sentencia que terminó siendo suspendida. Lo arrestaron otra vez por posesión de marihuana y LSD, pero fue liberado días después. En 1968 entró como cocinero a un restaurante; durante mucho tiempo trabajó allí con gran éxito, al grado de que un año después pudo adquirir una casa en Charlotte Street.



La casa de Berdella



Entre 1970 y 1980 su vida transcurrió con aparente normalidad. Ayudó a conformar una patrulla vecinal contra el crimen en su barrio. Se convirtió en un chef tan prestigiado, que era requerido en importantes restaurantes y clubes. Sin embargo, en 1981 renunció a su trabajo para inaugurar un negocio: un local de artículos góticos bautizado como “El Bazar Bizarro de Bob” (“Bob's Bazaar Bizarre”), ubicado en un mercado local. Vendía además antigüedades.



La plaza donde se ubicaba “El Bazar Bizarro de Bob”



A los 33 años tuvo como pareja a un veterano de la guerra de Vietnam, pero la relación fue un desastre. Cuando se separaron, Robert Berdella comenzó a frecuentar prostitutos. Se involucró sentimentalmente con varios e incluso se llevó a algunos a vivir a su casa, a cambio de compartir gastos. Les hablaba sobre enderezar sus vidas y dejar de prostituirse.



Tarjeta de presentación de Berdella



Pero un evento desconocido lo cambió por completo. Berdella nunca quiso hablar del asunto, pero algo lo transformó por completo. Jerry Howell era un amigo suyo de muchos años; Berdella le había prestado dinero y él se negaba a pagárselo. Como vio que no recuperaría su dinero, Berdella decidió cobrar la deuda de otra manera.



El 4 de julio de 1984 pasó a recogerlo con el pretexto de beber unas cervezas juntos. Ya en su casa, le suministró varios calmantes sin que Howell se diera cuenta, hasta que perdió el conocimiento. Una vez desmayado su amigo, Berdella comenzó a sodomizarlo. Presa de un frenesí, le introdujo en el ano un pepino, desgarrándoselo. Después lo ató y se marchó a trabajar a su bazar. Cuando regresó, se dedicó a inyectarle diversos medicamentos para que siguiera sedado.






Jerry Howell


Como estaba a su entera disposición, Berdella decidió ir más allá: lo colgó del techo, sostenido de los pies, haciéndole heridas para desangrarlo. Luego tomó su colección de cuchillos de cocinero y empezó a cortarlo en pedazos; cuando el trabajo se hizo más difícil, Berdella empleó una sierra eléctrica. Howell no aguantó: comenzó a vomitar por el dolor y terminó ahogándose.



Las fotos Polaroid de Howell torturado


Una vez muerto, Berdella terminó de cortar el cuerpo, empacó los restos en bolsas de plástico y los sacó a la basura. El camión recolector se llevó todo al otro día. A raíz de esto, Berdella comenzó un diario.




En este documento narró lo que sería su escalada criminal, describiendo sus métodos, torturas y asesinatos. Como deseaba que fuera una bitácora muy completa, decidió grabar en videocassettes algunos de sus asesinatos. También lo complementó con fotografías tomadas con su cámara Polaroid.



El siguiente invitado fue Robert Sheldon, ex amante de Berdella, quien había estado en su casa muchas veces. El 10 de abril de 1985, Sheldon fue drogado y atado. Berdella decidió experimentar nuevas cosas, así que esperó a que recuperara el conocimiento, tomó una jeringa, la llenó de líquido destapacaños Drano y se lo inyectó en los ojos.



Robert Sheldon


Luego, con una barra de hierro, comenzó a golpearle las manos de manera salvaje hasta dejárselas completamente rotas y sangrantes. Durante cuatro días, Berdella se dio gusto golpeándolo e inyectándole sustancias, violándolo y cortándole pedazos del cuerpo. Al cuarto día, otro amigo visitó a Berdella quien, para evitar problemas, le puso una bolsa de plástico en la cabeza a Sheldon; este murió asfixiado.



Cuando su amigo se marchó, Berdella destazó el cuerpo, lo metió otra vez en bolsas y lo tiró a la basura. Sólo decidió conservar la cabeza, que enterró en su patio. El camión recolector, puntual, se llevó el segundo paquete con restos humanos.



El cráneo de Sheldon


El tercer amigo fue Mark Wallace, otro conocido de Berdella, con quien experimentó torturas basadas en descargas eléctricas. Pero calculó mal y lo mató muy rápido, lo que le impidió tenerlo varios días cautivo. Otra vez lo cortó en pedazos y otra vez lo tiró a la basura.



Mark Wallace


Para septiembre, James Ferris le pidió a Berdella si podía darle alojamiento en su casa. Este, por supuesto, accedió. Pero Berdella le aplicó una droga de uso veterinario y su amigo murió, lo cual lo frustró mucho. Lo destazó rápidamente y se deshizo del cadáver como siempre, por medio de los basureros.



James Ferris



Todd Stoops, otro amigo de Berdella, fue a la policía y les dijo que algunos hombres reportados como desaparecidos habían estado con el dueño del “Bazar Bizarro de Bob”. Pese a sus sospechas, fue de nuevo a su casa. Aunque era un hombre fuerte, fue sometido con somníferos.



Todd Stoops


Berdella lo ató, lo desnudó y luego lo violó. Después le introdujo por el ano el puño completo y parte del brazo, desgarrándolo y lesionándole el recto. Stoops sangró abundantemente. Mientras gritaba de dolor, Berdella le inyectó Drano en los ojos y luego en las cuerdas vocales. Por supuesto, su agonía fue documentada en videos y fotografías.



Fue la víctima que más resistió. Estuvo vivo varias semanas, padeciendo fiebre, torturas y violaciones, hasta que murió durante los primeros días de julio de 1986. Su destino nuevamente fue el vertedero de basura.



La siguiente víctima fue un joven prostituto, Larry Pearson, a quien capturó en junio de 1987. Pearson trató de cooperar y Berdella lo torturó con deleite. Durante seis semanas estuvo atado y cautivo, hasta que el joven no resistió más. Cuando se rebeló, Berdella lo golpeó a puñetazos hasta matarlo.



Larry Pearson


Le cortó la cabeza y la conservó en el congelador. Luego, sin razón aparente, desenterró la cabeza de Sheldon y puso la de Pearson en el mismo agujero. La cabeza podrida de Sheldon la puso en su clóset. El resto del cuerpo de Pearson encontró su sitio en bolsas negras arrojadas al basurero y recolectadas por el camión.



Su última víctima fue Chris Bryson, un chico a quien Berdella subió a su coche tras invitarlo a una fiesta. Bebieron cervezas dentro del Toyota y luego Berdella lo llevó a su casa. Cuando entraron al sitio, Bryson advirtió que el lugar era un basurero, con los desechos regados por todas partes. Olía a orina y excremento de perro.






Chris Bryson


Berdella le contó que había estudiado Arte; lo llevó al segundo piso para mostrarle una supuesta colección de piezas artísticas. Apenas subió, recibió un fuerte golpe en la cabeza. No logró reaccionar a tiempo y Berdella le inyectó un somnífero. Al recobrar la conciencia estaba desnudo y atado a los barrotes de una cama. Berdella le colocó un collar de perro en el cuello. También le metió un trapo en la boca. Esta vez, Berdella fue documentando en su diario cada cosa que le hacía a su nueva víctima. Lo violó y golpeó durante toda la noche.



Por la mañana, Berdella le aplicó en los ojos alcohol. Después se sentó encima de él y le golpeó las manos y las rodillas con la misma barra metálica que había empleado con otra de sus víctimas. Luego le puso pinzas para pasar corriente eléctrica en el muslo derecho y el escroto. Le aplicó repetidas descargas mientras Berdella lo fotografiaba, riéndose.



Para amedrentarlo, Berdella le mostró las fotografías de sus otras víctimas, torturadas y destazadas. Le dijo que si cooperaba, salvaría su vida. Era su esclavo sexual, un juguete humano que como tal debía comportarse. Durante cuatro días, Bryson fue violado y torturado repetidamente.



Como premio a su comportamiento sumiso, Berdella le ató las manos al frente, en vez de dejarlas atadas a los barrotes. Bryson consiguió liberarse y saltar por la ventana del cuarto, desnudo y con el collar de perro aún en el cuello. Un vecino lo vio; Bryson, extenuado, le pidió ayuda, y el hombre llamó a la policía.



Cuando la policía llegó al lugar, auxiliaron a Bryson y lo cubrieron con una manta. Él les contó su historia; los agentes decidieron esperar a que Berdella regresara para interrogarlo, pues no sabían si Bryson decía la verdad. Cuando Berdella llegó, lo arrestaron como sospechoso de asalto sexual; le pidieron que firmara una autorización para entrar a su domicilio, pero Berdella se negó. La policía sospechaba que podía tratarse de una simple riña entre dos amantes homosexuales.



Pese a todo, consiguieron una orden y entraron a la casa. Tuvieron que asegurar a tres perros chow chow. En la planta baja sólo había basura, pero arriba estaba un cuarto cerrado con una televisión y una cama. En el suelo había trozos de cuerda. Junto a la cama descubrieron un dispositivo eléctrico con cables. En una mesita encontraron jeringas, frascos de gotas para los ojos, drogas y revistas pornográficas tiradas en el suelo.



Plato con una jeringa hallada en casa de Berdella


Fue en otra habitación donde hallaron fotografías de Bryson atado; un par de cráneos y unos dientes guardados en un sobre; una columna vertebral humana; una sierra con fragmentos de cabellos, hueso y sangre; libros y máscaras que sugerían el interés de Berdella en la magia negra; varios cassettes de audio con descripciones de torturas y gritos de las víctimas; videocassettes con las grabaciones de los tormentos y asesinatos; otras fotografías Polaroid de víctimas vivas y de cadáveres; y, por supuesto, el diario de Berdella.



El arresto de Berdella


La policía aplicó Luminol y detectaron la presencia de grandes cantidades de sangre en el suelo, en cubetas y recipientes. El problema es que no había cadáveres completos. Un primer análisis reveló que en las fotografías aparecían por lo menos veinte hombres diferentes.



La prueba del Luminol


Al final se averiguó que muchos no estaban muertos. Escarbaron en el jardín y hallaron otro cráneo con pedazos de vértebras, piel humana y sangre seca. Enviaron los cráneos a la Universidad de Kansas para su estudio; el primero resultó pertenecer a Larry Pearson y la policía procedió a acusar a Berdella de homicidio.



Las investigaciones en la casa de Berdella




Berdella se declaró culpable de la muerte de Pearson. La defensa quería evitar la pena capital si se encontraba evidencia de varios crímenes en su contra. Por un solo asesinato y estableciendo ciertos atenuantes, podrían bajar de grado la sentencia.



Ficha policíaca de Robert Berdella


Pero después de la identificación positiva de los restos de Sheldon, el fiscal quería la pena de muerte, por lo que la defensa ofreció un trato: Berdella realizaría una confesión completa de todos sus crímenes a cambio de la cadena perpetua.



El juicio de Berdella


El trato fue aceptado. Berdella inició su relato el 13 de diciembre; duró tres días y abarcó más de setecientas páginas.



Tras un corto juicio, Berdella comenzó a purgar su condena. El asesino sostenía que era una persona normal e incluso bondadosa y para demostrarlo constituyó un fondo para las familias de sus víctimas, con una suma inicial de $50,000 dólares, lo cual fue considerado como un insulto y una burla.



Los titulares sobre el asesino



Berdella sólo cumplió cuatro años en prisión: el 8 de octubre de 1992 murió por un ataque cardíaco. Una de sus últimas quejas fue que los guardias no le suministraban sus medicamentos para el corazón.



Titulares sobre la muerte de Berdella



Los restos de sus víctimas nunca pudieron ser localizados: permanecen perdidos en el relleno sanitario donde descargaba el camión de la basura que pasaba por Charlotte Street.






La tumba de Robert Berdella




VIDEOGRAFÍA:

Berdella (trailer)
video


El coleccionista (tráileres)
video

video


”Robert Berdella’s theme” – Demon Dogs
video



BIBLIOGRAFÍA:












FILMOGRAFÍA:





28 comentarios:

Radical Ed dijo...

Muy buena historia. Ya no podia esperar para ver que nuevo asesino ponias. Y donde quedo el diario que guardaba?

mernela dijo...

HOLA ESCRITO,EN MI PAIS DURANTE LA ULTIMA DICTADURA LOS METODOS DE TORTURA ERAN IGUALES A LOS UTILIZADOS POR ESTE ASESINO,ENTRE TODOS LOS QUE TENIAN.MORALEJA:ESTUVIMOS GOBERNADOS POR ASESINOS.BUENA HISTORIA,SALUDOS DESDE EL FIN DEL MUNDO.

Anonymous dijo...

Me pareció muy interesante, pero me parece que tomando en cuenta que se cuenta el diario pudo haber sido un artículo mucho más largo. No es una queja, simplemente me hubiese gustado saber más a detalle sobre sus crimetes, más sabiendo que el autor normalmente pone fragmentos de diarios o reportajes.

H3r'O! dijo...

No concuerdo con el comentario del compañero anónimo anterior, si bien es cierto que se cuentan con más datos (sobre todo del diario) creo que el artículo está bien redactado como está, si tuviera citas textuales se vería un trabajo quizá un poco m´s completo pero sin el toque distinto que le da el autor, en lo personal me gusta más así que con citas textaules; lo que quizá sí reclamaría es que faltaron fotos pero imagino que son difíciles de conseguir.

El artículo estuvo muy completo y agradable a la lectura, las fotos, aunque un tanto borrosas, cumplieron su objetivo de ilustrar el texto, el asesino elegido para esta semana lo incluye todo: desde abuso sexual hasta métodos distintos (e interesantes) de tortura, daría mucho morbo ver las grabaciones realizadas por él, ojalá puedas publicarlas o decirnos dónde se pueden conseguir, sería estupendo. En resumidas cuentas, un excelente trabajo como siempre mi estimado. Felicidades.

Pasando a otro tema, esta semana estuve en la ciudad de Veracruz y tuve la oportunidad de visitar la exposición de asesinos seriales en el museo de la ciudad, muy interesante pero creo que le faltó un poco más de información acerca de los asesinos mostrados, quizá hubiera quedado mejor realizada con tu colaboración, pero bueno, después de externar mis sueños guajiros, envío un sangriento saludo a todos los lectores de este blog.

GUITO dijo...

Este caso tiene cierto parecido al de Jeffrey Dahmer.
Por otro lado quiero felicitarte por tu trabajo, esta muy bueno el post de esta semana, muy bien elaborado lo unico que si hicieron falta mas fotografias pero como dijo el amigo H3r´O deben ser muy dificiles de conseguir.
Bueno entonces saludos desde El Salvador y espero que el post de la proxima semana este igual de bueno........

Gracie dijo...

Hola de nuevo como siempre siguiendo todas las semanas tu blog, por supuesto me encanto como relatas los hechos pero en este caso si me hubiese gustado contar con un poco mas de detalles de los que el asesino escribio en su diario y seria fenomenal como dice mi companero arriba ver si se consiguen los videos, saludos de nuevo y ya impaciente por ver q nuevo asesino nos traes la semana q viene

Santiago Night dijo...

Excelente narrado y documentado! Saludos!; los enlazamos por lo genial que son :)

byebye

el mike que tiene weba de iniciar sesion dijo...

bueno tambien debemos de recordar que a veces los diarios, grabaciones y demas cosas encontradas en la escena del crimen se guardan como evidencia y no cualquiera tiene acceso a ellos, por que eso que no siempre la prensa tiene acceso a este tipo de materiales

cekator dijo...

Quisiera hacer una pequeña corrección: Al principio del informe se menciona que Robert Berdella nació en 1939 y que su padre murió en 1965 cuando el tenía 16 años y en 1965 Robert Berdella tenía 26.

Saludos!

Janusz Czubak dijo...

Excelente entrada compadre, solo que me parecio un tanto corta, comparada con otras que has hecho, pero muy precisa al igual que las demas. Ojala y en tus proximas entradas incluyas a Charles Sobhraj y a Imad Mugniyah, puesto que tienen un lugar bien merecido en este blog y en lo mas profundo del infierno.

Lucy In The Sky With Diamonds dijo...

Excelente el blog!!!
aiiii esas fotos me hicieron palpitar el corazon a mil por hora q miedito!!!!
como cada semana excelente felicidades!!!
saludos desde la paz bolivia yuhuuu

Anonymous dijo...

BUEN DÍA, COMO KDA SEMANA AQÍ ME ENCUENTRO DELEITANDOME CON ESTOS KSOS, SÓLO UNA OBSERVACIÓN, EN LA FOTOGRAFÍA DONDE APARECE LA JERINGA, SE ENCUENTRA ÉSTA ENCIMA DE UN PLATO DESECHABLE, NO UN CENICERO.T MANDO SALU2 DSD LA BELLA AIROSA, CUÍDAT Y Q SIGA EL ÉXITO!!!

SisterBoy dijo...

Junto con las fotos de Harvey Glatman creo que son las únicas que un asesino ha tomado de sus víctimas aun con vida y que han salido a la luz

Sandy nash dijo...

Todo un personaje!!! muy buen articulo el de esta semana muchas felicidades
Por fa no dejes de avisar cuando hagas el caso de las Poquianchis si?

Lujan. dijo...

felicitaciones por el blog. cada ves qe puedo leo sus entradas, MUY BUENA INVESTIGACION al igual qe todas, sigan asi.

Aitor dijo...

Joer, la verdad es que el tío estaba un poco mal de la cabeza.

Me gustaría saber qué fue eso que tanto le cambió y que se negó a explicar. De todos modos, alguien así no se hace, se nace. Seguramente siempre sintió ganas de realizar sus macabras aficiones, pero hasta que se vió en un punto sin retorno no lo hizo. Ese punto es sin duda después de drogar y violar a la primera de sus víctimas. ¿Qué iba a hacer? ¿dejarla marchar para que lo denunciase? como sabía que se le había ido la mano en el asunto, hizo lo que quizás hiciéramos muchos si nos hubiéramos metido en un lío tan gordo: asesinar al afectado y deshacerse del cadáver. Sin embargo, lo de Berdella iba más allá de la lógica normal ya que era un enfermo y un sádico.

Escrito con Sangre dijo...

Hola a todos.

Radical Ed y Graciela: El diario de Berdella quedó en manos de la policía.

Mernela: Creo que en mayor o menor grado, los países casi siempre son gobernados por criminales. ¿Tú eres de Argentina? Allí hay buenos asesinos, Cavallo incluido.

Anónimo I: Recuerda que en ocasiones, los diarios de los criminales no son del dominio público. Cuando tenemos acceso a ellos, publicamos siempre citas extensas de los mismos.

H3r'O! y Guito: Las fotos que publicamos aquí son todas las que se encuentran disponibles. Las otras están en poder de la policía, quien no las ha dado a conocer (y no lo hará seguramente durante muchos años). Si hubiera otras disponibles, ten por seguro que aquí estarían. Sobre las grabaciones, pues tampoco pueden conseguirse. Insisto: aquí les ofrecemos siempre todo el material que hay disponible, pero por supuesto hay otros materiales que son clasificados, a los cuáles es muy difícil tener acceso. Pero si llegamos a tener más fotografías o videos, tengan por seguro que aquí los encontrarán.

Sandy Nash: El caso de "Las Poquianchis" está en preparación.

Sobre la exposición de "Asesinos seriales", tuve oportunidad de verla en Puebla y Veracruz, y aunque fue asesorada por un querido amigo, coincido en que es bastante incompleta, lo cual es achacable a la empresa que la montó. Aunque para abarcar lo que el tema merece, sería necesario un Museo dedicado especialmente a los asesinos, con una gran biblioteca y materiales hemerográficos, documentales, fotográficos, de audio y video... o sea, exactamente lo que obtienen ustedes semana a semana, gratuitamente, en este blog. Piensen en "Escrito con Sangre" como un inmenso Museo Virtual del crimen, donde cada semana se integra un nuevo expediente, con Salas en continuo crecimiento e información disponible las 24 horas del día, los 365 días del año.

¡Saludos sangrientos!

Adriana Garrido dijo...

JAJAJAJAJ que onda con el mundo????????? que alguien me explique que ahora resulta que no solo tenemos que convivir con este cólera humano sino que también tenemos que mantenerlos y cuidar de sus pastillas????!!!
si por mi fuera los tendría en agonía todo el tiempo asi kmo ellos lo hicieron pero eso si jamas los mataría, eso no es un verdadero castigo , yo les daria una cucharada de su propio chocolate!!! y las necesidades humana que se las ganen!!


saludos a ESCRITO CON SANGRE y una vez mas felicidades por tu trabajo!!! excelentes fotos ojalá y pudieses conseguir mas o investigar donde podemos ver la narración que hizo de sus crímenes

Anonymous dijo...

isa:
hey solo me quedo una duda, dice que al final se averiguo que muchos no estaban muertos?
entonces? los dejo ir o que paso con ellos? no entendi :P
saludos escrito con sangre y te agredezco mucho que no sigas con las modas de escribr como 3stUUpid0 se agredece entender la lectura, algo de los que carecen la mayoria de las paginas hoy en dia saludos y buen dia XD

Anonymous dijo...

tendrian que haber tirado sus restos a la basura como el hizo con sus victimas.

muy buena la entrada n.n
saludos y gracias x tu trabajo!

AX MURDER dijo...

MALDITO GAY FUE LO MEJOR K LE PUDO HABR PASADO MORIR ALOS POCOS AÑOS DE SU KAUTIVERIO. LE HUBIERAN DADO SUS RESTOS ALOS PERROS!!!!

Anonymous dijo...

esa basura de no debia morir! que sentido tiene que pase a mejor vida, sin sufrir lo mas interesante seria que pase en cautiverio y lo violen por todos lados y lo torturen de muchas formas asi como el hizo a sus victimas.
me parece que si el sufrio un trauma en su adolescencia por abuso sexual eso no es motivo de torturar y matar lentamente a otros inocentes(vil curiosos) si queria matar debia matar a los que lo volvieron homosexual.

clodomira retechula dijo...

Azooo! Todavia tengo el susto los asesinos que violan y torturan son los q se me quedan mas grabados sobre todo por el dolor de estomago que se me queda (diria mi mamá que ganas de torturarte?)es increible cuanto dolor puede aguantar el cuerpo, eso de que una de sus victimas duro semanas en esas condiciones ayssss. Me imagino que tendrian ganas de morir y el cuerpo aguante y aguante... q feo.
Y moraleja: Paga tus deudas no sea que te salga un Robert Bardella!!!

Ahora si ya tuve suficiente, a trabajar...

AlejandroAristóteles dijo...

La canción "The future", de L. Cohen dice "I´ve seen the future,it is murder" ("He visto el futuro, es el asesinato"), y no "...it´s a murderer" ("...es un asesino").

Paulina Mercedes Avalos Gonzalez dijo...

Muchas de estas historias me resultan impactantes, y es cierto, las personas que llevaron a cabo estas acciones seguramente padecían de enfermedades serias mentales, aunque en muchos casos, las razones por las cuales actúan así son desconocidas, o se van formando con el tiempo. Me parece extremadamente interesante conocer la historia de personas así, que las orilla a cometer tantos crímenes o en que parte es donde comienzan a sentir placer por ello.En lo personal creo que todos tenemos nuestros momentos psicópatas, aunque sea mínimo, pero en algún momento de nuestra vida llegamos a sentir placer por el sufrimiento de alguien mas.. ¿Pero hasta que grado esto es normal? ¿Hasta donde podemos llegar con este sentimiento aparentemente "inocente"? ¿O es que los asesinos seriales están conscientes de lo que hacen y no tienen remordimiento alguno? Es interesante hablar acerca de este tipo de temas, ya que conocemos hasta que punto el hombre deja de ser humano y se convierte en animal.. Mientras estos misterios se resuelven, iré a buscar mas victimas...

Myzore'

AnoniMatar dijo...

Hola , solo keria felicitarte escrito por k as echo un buen trabajo es asi k nos gusta las historias con muchas fotos de las victimas en el momento de las tortura aunque me ubiera gustado escuchar el audio grabado de las torturas de estos....
sigue asi con muchas fotos de cadaveres y en la proxima con audio grabados.... exelente despue opinare sobre este asesino

Ampersand dijo...

Okey, yo acostumbrado a hacer un comentario extenso, lo haré de manera corta: No se ni quién fué más sádico y depravado, si Jeffrey Dahmer, John Wayne Gacy o Robert Berdella, lo único que si sé, es que al leer acerca de cada uno, se me indujo la sensación de vómito y al mismo tiempo, un leve escalofrío en la espalda.

Aterradoras muestras de parafilias extremas de estos desperdicios de esperma y óvulos, como decía Kurt Cobain (ya son veinte años de su prematura partida) ... Saludos !!!

Anónimo dijo...

Dios mio és que este hombre és mismo un monstro. Horrible, venderam muchas peliculas sí.