Inés de Castro: "La Reina Muerta"



“Y aquel fantasma negro, que miraba temblando
yo antes, blandamente se fue transfigurando...
En la pálida faz del espectro, indecisa
como un albor naciente, brotaba una sonrisa;
brotaba una sonrisa tan cordial, de tal suerte
hospitalaria, que me pareció la Muerte
más madre que las madres; su boca, ayer horrible,
más que todas las bocas de hembra apetecible;
sus brazos, más seguros que todos los regazos...
¡Y acabé por echarme, como un niño, en sus brazos!”

Amado Nervo


Inés de Castro nació en 1325 en la comarca de A Limia, en el Reino de Galicia (ahora España). Fue una noble gallega, hija de Pedro Fernández de Castro "El de la guerra", primer señor jurisdiccional de Monforte de Lemos y de Aldonza Lorenzo de Valladares. Fue hermana de Fernán Ruiz de Castro (Tercer Conde de Lemos) y de Juana de Castro "La Desamada". En la vida de Inés de Castro hay dos partes muy distintas: la leyenda, que ha transmitido su nombre a todos los pueblos, y la historia real, que muchas investigaciones no han podido aún dilucidar por completo. Su padre era nieto del rey Sancho IV “El Bravo” y pertenecía a una de las familias más antiguas e ilustres de Galicia. Inés era hija natural. Nada se sabe sobre sus primeros años; se supone que debió ser educada en la capital de Galicia, en el palacio de don Juan Manuel (autor de la obra literaria El conde Lucanor).



Don Juan Manuel, autor de El conde Lucanor y padre de Constanza


Inés de Castro vivió con Constanza Manuel, hija del duque y prima suya. Constanza se había negado varias veces a contraer matrimonio, hasta que decidió casarse con Pedro, infante de Portugal y posteriormente rey. Constanza nombró a Inés su Primera Dama, para que pudiera acompañarla. Las dos jóvenes abandonaron la corte de Peñafiel en 1340, e Inés residió en Lisboa o Coimbra en su calidad de dama parente. En el momento de su llegada a la corte de Alfonso IV, se encendió una gran pasión en Pedro, el heredero al trono y quien supuestamente tenía que casarse con Constanza. Inés de Castro, amada apasionadamente por Pedro, se dio cuenta de que ella también estaba enamorada del joven heredero. Pero, tras casarse este con su prima Constanza, decidió por un tiempo mantenerse al margen; al principio, Pedro de Portugal se entregó a sus deberes sexuales con su esposa, hasta que el deseo fue más fuerte. En sus Diarios, Inés de Castro confiesa: “Lentamente acercó sus labios a mi blanca piel y me desvistió. Como amantes, nos olvidamos de todo: de Constanza, del rey, de los criados que caminaban silenciosos. Jamás existió músico alguno capaz de componer melodía tan dulce, tan perfecta”.






Inés de Castro: la amante del príncipe


Lo cierto es que los amores de Inés y de Pedro desataron los celos de Constanza, quien finalmente quedó embarazada. La relación con su prima fue enfriándose, pues su esposo prefería la compañía de su amante que la de su esposa.


Constanza dio a luz a tres hijos: el primero murió a los pocos días de nacer; el segundo viviría y llevó el nombre de Fernando; en su tercer parto, Constanza dio a luz a una niña; sin embargo, murió a consecuencia del parto el 13 de noviembre de 1345.



Constanza Manuel


Pedro de Portugal lloró a su esposa; guardó el luto requerido y después se dedicó a amar a Inés de Castro. No consideraban prudente que la desposara, pero ella era, de facto, la esposa del príncipe. A partir de esta época los lazos que se habían formado entre Inés y Pedro tomaron un carácter muy distinto del que habían tenido durante la vida de Constanza. Inés y Pedro tuvieron varios hijos: Alfonso, Beatriz, Juan y Dionisio.



Nueve años después de la muerte de Constanza, Pedro se casó por fin con la que había sido durante tanto tiempo su amante, santificando su unión ante el obispo de Guarda y de algunos servidores; pero si la unión fue bendecida, ningún documento pudo presentarse que lo probara; nada especificó los derechos que adquirían la nueva esposa y sus hijos, y ninguno de los testigos del matrimonio, ni el mismo príncipe, cuando llegó a ocupar el trono, pudieron asignar una fecha precisa a aquel matrimonio clandestino que debía dar una reina a Portugal.



Pedro de Portugal


En 1355, el rey Alfonso IV “El Bravo”, padre de Pedro, había trasladado su corte a Montemor-o-Velho. Varios personajes influyentes, enemigos de la familia De Castro, persuadieron al rey de que era preciso disminuir las pretensiones de aquella casa poderosa que se hacía temer tanto en Castilla como en Portugal. El rey prestó oídos a los conspiradores, quienes le dijeron que el medio más seguro era asesinar a Inés, quien terminaría por subir al trono de Portugal. Los principales instigadores de este atentado fueron tres hombres: Alonso Gonçálvez, Pedro Coelho y Diego López Pacheco. Dudó el rey Alfonso, pues sabía que eso pondría en peligro a su nieto, el hijo de la difunta Constanza, y además consideraba cruel matar a una mujer inocente, que además era su nuera, y a quien su hijo adoraba.



El rey Alfonso IV


El 7 de enero de 1355, el rey aprovechó que su hijo Pedro había organizado una cacería, y se dirigió secretamente al Monasterio de Santa Clara, próximo a la Quinta das lágrimas, en Coimbra. Cuando Inés supo de la llegada del rey y sus intenciones, se rodeó de sus hijos y salió a esperar al monarca, a quien supo conmover con lágrimas y súplicas. El rey decidió marcharse, cuando varios caballeros que iban con él para presenciar la muerte de Inés, entre ellos Gonzálvez, Coelho y López Pacheco, le suplicaron que los enviase a matarla. Presionado, el rey accedió.






El Monasterio de Santa Clara


Los hombres regresaron al convento, entraron donde estaba Inés y empezaron a apuñalarla delante de sus hijos. Como no moría, la arrastraron del cabello hasta los jardines del convento. Siguieron apuñalándola; Inés gritaba de dolor y luchaba por su vida. Sus hijos seguían observando la escena. Exhaustos, los hombres comenzaron a cortarle el cuello con sus cuchillos. Inés seguía debatiéndose y con cada grito y cada respiración, brotaba un chorro de sangre de su garganta. Entre los tres usaron sus armas hasta casi cercenar la cabeza de Inés. Bañados en sangre, montaron sus caballos y se marcharon.



El asesinato de Inés de Castro



Cuando Pedro regresó, se encontró con la terrible noticia: sus hijos estaban encerrados en una habitación y el cadáver de su esposa, destrozado, yacía en uno de los salones. Pedro de Portugal enloqueció de dolor. Juró ante el cuerpo vengarse de quienes habían realizado aquella acción. Con el cuerpo de su mujer en un cajón, regresó a su castillo.



El asesinato de Inés de Castro desató la guerra fratricida; Pedro de Portugal reunió a su ejército y partió a luchar contra su propio padre. El rey Alfonso se arrepintió de lo que había hecho, pero se vio en la necesidad de enfrentarse a su hijo. La lucha fue cruenta y las batallas muchas. Cientos de soldados de ambos bandos murieron en una guerra que desoló Portugal. Entre el Río Duero y el Río Miño, toda la zona quedó devastada a causa de los incendios y el saqueo. Alfonso IV buscó la reconciliación; un tiempo pareció que eso ocurriría, pero en su hijo pesó más el odio por la muerte de su amada, y la guerra continuó. Agobiado por el peso del odio de su hijo, Alfonso IV murió en Lisboa en 1357.



El castillo


Pedro ascendió entonces al trono de Portugal. Había combatido y derrotado a su padre y ahora tenía el poder en las manos. Lo primero que hizo fue buscar y capturar a los asesinos de Inés; uno de ellos consiguió escapar. Los otros dos fueron capturados. Pedro de Portugal ordenó que a ambos se les torturara durante días en las mazmorras del Castillo. Una vez que sus cuerpos estaban rotos y sangrantes, Pedro Coelho y Diego López Pacheco fueron llevados a la plaza pública, donde expiaron de un modo terrible su crimen: al primero le fue arrancado el corazón por el pecho, y al segundo por la espalda. Una vez arrancado el corazón, cada uno tuvo aún unos segundos de vida para ver cómo, frente a ellos, el rey tomaba sus corazones y les propinaba un profundo mordisco. Luego, sus cuerpos fueron colgados hasta que se pudrieron. Esto le valió el sobrenombre con el que sería conocido: Pedro I “El Cruel”.



Enloquecido por el dolor, la guerra y la venganza, Pedro de Portugal ordenó exhumar el cadáver de Inés. Apenas mirarla, se inclinó sobre el ataúd abierto y beso los labios descarnados; años después, este hecho sería retomado por Charles Perrault para escribir la historia de la Bella Durmiente del Bosque. Pero la realidad no tenía nada de hermoso: en un acto enfermizo, dio instrucciones de que vistieran el cadáver putrefacto con la ropa de gala que se utilizaba en la coronación real; esto incluía las costosas joyas de la corona. Pedro entonces la sentó en el trono de la reina, ubicado junto al suyo, y organizó una ceremonia donde la hizo coronar ante todos sus súbditos, que no daban crédito a lo que veían. El cuerpo podrido de Inés de Castro vestía de gala y el rey incluso se permitió el detalle de besar en los labios al cadáver.



Debido a que el hedor era insoportable, rodeó el cuerpo de Inés con numerosas vasijas llenas de incienso y perfumes exóticos. Por pudor, el rostro de la reina fue cubierto con un velo negro, pero esta tela no alcanzaba a ocultar las cuencas vacías, ni el rostro deforme y podrido del cadáver.



Inés de Castro “La Reina Muerta”, en su trono



Después obligó a los cortesanos a que le rindieran pleitesía a la muerta; todos tenían que darle los honores debidos a una reina, entre ellos besar su mano. El cadáver permaneció allí por años, ante la mirada horrorizada y asqueada de sus hijos y súbditos.





Tras morir, Pedro de Portugal fue enterrado con los honores de un rey. Suntuosos fueron también los nuevos funerales que se hicieron a Inés; su cuerpo fue depositado en Alcobaça en una tumba de mármol blanco, con una efigie coronada que Pedro había hecho preparar de antemano, y cerca de la cual hizo erigir su propia sepultura. El rey dispuso antes de morir que los catafalcos se tocaran los pies: quería que el día de la resurrección, al levantarse, su primera imagen a contemplar fuera la de Inés.






La tumba de Inés de Castro



La descendencia de Inés no ascendió directamente al trono, pero contrajo alianzas con todas las familias reinantes en Europa, en especial su hija Beatriz. De esta se desprendió una gran descendencia materno-lineal, con soberanos que posteriormente serían famosos, entre ellos Maximiliano de Habsburgo. Inés de Castro y su trágica historia fueron motivo de inspiración para numerosos artistas, comenzando por Camoens, que narró su muerte en Os Lusíadas.



Otras obras basadas en su vida son Doña Inés de Castro, Reina de Portugal, de Juan Mejía de la Cerda; Reinar después de morir, de Luis Vélez de Guevara y Corona de amor y muerte, de Alejandro Casona; y la novela Inés de Castro de la escritora española María Pilar Queralt del Hierro. El compositor uruguayo Tomás Giribaldi escribió en 1905 una ópera basada en la trágica leyenda llamada Inés de Castro. Hasta la fecha, las tumbas de Inés y Pedro pueden visitarse en Portugal.





BIBLIOGRAFÍA:





33 comentarios:

Anonymous dijo...

Increíble, simplemente increíble el artículo de esta semana. Hasta podrìa inspirar el inicio de una novela de terror con todo y título "la reina muerta" con cosas oscuras y sobrenaturales y todo.

Creo que hoy me ha inspirado el autor :)

Alexa DeLarge Von Hofstadter dijo...

Estoy anonadada!!!!! wowwwwwwwww que historia!!! no tenia conocimiento al respecto de esto, mañana le comentare a mi madre que es historiadora si tiene algunos datos extra! saludos

Anonymous dijo...

Gracias por la historia! Simplemente genial, hoy por fin he decubierto porque le llamaban pedro el cruel (en le cole nunca quisieron contarnoslo)
Un saludo y enhorabuena por el blog!

Anonymous dijo...

Y aqui donde esta el asesino?

Me parece mas esto una narración extraordinaria.

el mike dijo...

anonimo, me parece que no has leido la historia, aqui se narra un asesinato, se dice quien es el asesino, y que paso con el, pero, en este caso, el asesino y el asesinato pasan a segundo termino, siendo que, precisamente el asesinato es el que despierta la leyenda.
por otra parte, excelente entrada, al principio me dio algo de weba empezar a leer, pero, ya encarrerado la lei toda, y si, por fin se por que le decian Pedro el cruel

margarita dijo...

muy interesante la historia de hoy! ni siquiera habia escuchado sobre la "reina muerta".

Hasta la proxima semana, ya estoy esperando una nueva biografia

mernela dijo...

interesante la clase de historia...

LëëLöö dijo...

MUY BUENAAAAAAAAAAAAAAAAA

saludooos :D

Anonymous dijo...

QUE PINCHES MAMADAS AHORA UNA HISTORIA DE AMOR NO MAMES CABRON QUE EL PEDO NO ERA DE ASESINOS SERIALES?????? O YA SE TE ESTA ACABANDO EL MATERIAL?? PINCHES HISTORIAS RUCAS Y CULERONAS NI MODO HABER CON QUE MAMADA SALES LA SEMANA QUE ENTRA

Tellito dijo...

AHHHHHHHHHHHHHH MUCHA INFO Y POCAS NUECES CHINGAO!

Anonymous dijo...

sacarle el corazon a una pesona-
cortarle el cuello a una mujer y dejarla desangrando---convivir con un cuerpo humano putrefacto-acaso saben lo que es oler uno en descomposicion--historias rucas y me imagino que quizo decir cursis-con la otra palabra que escribio--hoy se hace--son historias diarias de los narcos y los zetas --dejan cuerpos tirados por todos lados --no se que tiene de antiguo --algo que aun hoy en dia se hace--se dice que algo es antiguo cuando se ha dejado de hacer cuando ya paso a la historia--que se necesita para no perder nuestro poder de asombro que vengan y asesinen a alguien de nuestra familia??--que tiren en nuestra banqueta la cabeza de algun ser querido???esta historia me sorprendio porque no la conocia-gracias de nuevo por ella-escrito con sangre--yque bueno que dejas las criticas-aqui si hay LIBERTAD DE EXPRESION--ojala y hubiera mas portales como este donde se pudiera disfrutar de la lectura y se pudiera criticarla como aqui---felicidades escrito con sangre--

Anonymous dijo...

ya nomas falta q venga beausolei a cagar el palo tambien, pinche raza, si no les gusta el tema, ps no lean ni comenten, tan facil

Ana L dijo...

Hola.

Eres mi idolo. Esta increible tu blog, ¿Cuantas personas trabajan en el? tienes informacion que nunca habia visto, y eso que tengo libros y peliculas y etc etc. Mil felicitaciones es demasiado interesante, es un genero morbido pero a la vez adictivo.

Saludos

¿como te llamas?

Escrito con Sangre dijo...

Hola a todos.

El Mike, Anónimos y Margarita: celebro les haya gustado la biografía de esta semana. Creo que este caso es muy interesante y poco conocido, así que valía la pena incluirlo en esta página.

Anónimo Procaz: no, las historias no se me están acabando. Quedan aún cientos de historias por contar, tan interesantes como la de esta semana.

Miss Fermento: el "Diccionario de Asesinos" de Espasa Calpe lo adquirí en una de las librerías del Fondo de Cultura Económica. Hasta donde sé, es muy raro y es difícil conseguirlo. Tal vez si lo encargas en Gandhi puedan localizarlo. Básicamente, se centra en los principales asesinos del mundo, aunque la mayoría está dedicado a homicidas españoles. Presenta fichas biográficas no muy extensas y casi no trae imágenes. Vale como fuente de consulta y referencia, más que nada. Es poco práctico hacer una copia, tiene más de 800 páginas. Te recomiendo mejor buscarlo.

Ana L: en este blog trabaja una sola persona: yo. Me encargo de hacer la investigación, recopilar datos de libros, revistas, documentales, periódicos, películas, websites, etc. Luego redacto y corrijo los textos. Después selecciono y digitalizo todo el material fotográfico y hemerográfico. Rippeo las películas y les bajo resolución. Subo todo a Internet y le doy formato. Escribo y envío los boletines. Contesto comentarios y correspondencia. Y actualizo constantemente los post ya publicados con nuevos materiales. Hay entradas que me ha costado más de un año hacerlas; otras son mucho más rápidas. Desde hace muchos años, el tema me apasiona.

Gracias a todos por sus comentarios.

Rose dijo...

Hola!
Hace poco llegué a tu blog y no paro de leerlo! Soy psicóloga y siempre me interesado muchísimo este tema, de hecho mi tesis trató acerca del ambiente familiar que influye para el desarrollo del trastorno disocial, y al no ser modificado, las consecuencias en la etapa adulta y el posterior desarrollo de la psicopatía. Tu blog es el más completo que he leído, felicidades y muchas gracias por tu trabajo. Saludos desde Chihuahua!

Luis_roach10@hotmail.com dijo...

HOLA HOY VI EN LA TELE LO DEL CASO DEL JOVEN EN ALEMANIA QUE MATO A VARIAS PERSONAS EN SU ESCUELA Y LA POLICIA LO MATO PONE ESE TEMA PARECE BUENO EL CASO RESPONDEME CHAU!

Anonymous dijo...

Qué gracioso. Todavía las hay. La típica común y
corriente "admiradora".
La gente en este blog se interesa por los temas.
Interesarse por los autores de un blog o página es lo típicamente denominado: calzonazo desesperado jajajajajaja. (ay pero aquí se ve de todo vgr: basoleil, anónimos procaces,¡vaya: hasta ancianas ligadoras!). ¿Qué opinas amigo Mike?

S.T.U. dijo...

HOLA POR FAVOR PIDO YA LA HISTORIA RESIENTE DEL ALEMAN LLAMADO Tim Kretschmer QUE FUE EL PROTAGONISTA DE UNA MATANZA EN UNA ESCUELA DE ALEMANIA! EN TODOS LADOS FIGURA LA HISTORIA. ESPERO QUE EN ESTE BLOG EL DOMINGO ESTE!!! NOS VEMOS CHAU!!! AH LO QUE SUCEDIO FUE HACE DOS DIA

Escrito con Sangre dijo...

Hola a todos.

Rose: gracias por tus comentarios, celebro que el contenido de este blog te sea útil.

Luis Roacho y Sindicato de Tomadores Unidos: el caso de Tim Kretschmer "El Tirador de Winnenden", sí aparecerá en este blog, aunque no será este domingo. Pero sí en fechas cercanas, en cuanto haya un poco más de información al respecto. Es parte de un proyecto de empezar a incluir casos actuales a medida que se vayan presentando, como hicimos con Kim de Gelder "El Joker de Dendermonde".

¡Saludos sangrientos!

el mike dijo...

anonimo, que puedo opinar, salvo las acusaciones sin fundamento de beausolei, creo que cualquiera es libre de leer, admirar, admirar, idolatrar, o hasta picarse el cu... leyendo este blog, es cuestion de gustos, saludos

Anonymous dijo...

JAJAJAJJA ES VERDAD AMIGO MIKE...SOBRE TODO LO ÚLTIMO QUE DICES JAJAJJAJA..CHIDO!!!!!!!

Aitor dijo...

Hola amigo!

Soy lector habitual de tu blog. Si bien he de decir que me encanta leer tus artículos, mucho me temo que en este has sido demasiado exagerado y amarillista. Me explico:

Comentas que Pedro arrancó el corazón a los caballeros que asesinaron a su querida Inés y que estos aún tuvieron tiempo de contemplar cómo el regente les propinaba un mordisco.
Créeme, amigo, para llegar al corazón tanto por el pecho como por la espalda has de romper costillas y es un trabajo muy duro para lograrlo en el tiempo suficiente como para que los desventurados siguieran vivos para ver la cruel escena.

Por otra parte, lo de exhumar el cadáver no es más que una simple leyenda sin fundamento alguno. No está documentado por ningún cronista de la época y se trata de una mera invención popular.
Lo que sí se dice es que se debía venerar una imagen en cera de la reina y ni siquiera se sabe si eso es verdad.

Lamento que te hayas referenciado tan mal sobre estos puntos que te comento porque le restan credibilidad al relato. Sin embargo, eso no significa que tu trabajo sea muy bueno en general y por supuesto seguiré leyéndote como hasta ahora.

Un saludo!

POGO1980 dijo...

ha escrito felicidades por tu blog pusiste a la asesina del hormiguero(de aqui de xalapa)en lo personal me gusta las historias haces un gran trabajo por lo tanto si algunos tar...s e imb.....s como anonimo no le gusta lo que lee que se vaya a ver el futbolnaco o las taranovelas con su mama y que deje de joder con sus pend.....s esta bien que podemos opinar pero creo que no con una bola de sandeces como ultimamente lo ha hecho

RenegadoRojo. dijo...

Saludos a todos: He visto con mucha atencion este medio informativo, a manera de comentario quisiera hacer una sugerencia: ¿Por que no poner tambien dentro de la lista de asesinos seriales a la misma iglesia catolica o su medio la "inquisicion", o al monje Torquemada? No se, a ver que opinan ustedes. Gracias.

Anónimo dijo...

me encanto la historia, jamás la había escuchado, al principio cuando lei de k año se trataba me dio un poco de flojerita pero ia despues me pike jejeje.... no me importa si como dicen por ahi, k es verbo k a una persona despues de sacarle el corazón kede unos minutos con vida, no me importa si sono amarillista o no se ke tanta tonteria te publican, lo k si se eske esta mui bien acomodada y me facscino, te felicito una ves mas y poes con tu permiso me voi a kemar otra historia!! ;)..saludos desde Mexicali atte: Arline :D

Fabiola dijo...

Me parece una de las historias de amor más fascinantes de la historia, es sumamente interesante lo que el amor por una mujer puede provocar, una guerra, muertes, crueldad,en un corazón como el de Pedro, que sólo quería vivir su matrimonio, sus hijos y su reinado en paz.... Por cierto, al que hizo este blog, sos sumamente genial en esto, soy periodista y tenés una redacción perfecta, y no paro de leerlo tampoco. Muchas felicidades y sigue adelante.

Anónimo dijo...

Me vino a la mente Drácula.
Triste el destino de Inés, y que inmenso amor le profesó Pedro.

Maria Lourdes Torres dijo...

Escrito no le hagas caso a la gente que critique tu block, lo que pasa es que les gusta el amarillismo popular, en verdad esta historia es parte de la Historia Mundial. Nosotros tus asiduos lectores te agradecemos tu espuerzo por traernos semanalmente tu trabajo, con carino un saludos SANGRIENTOOOOO.

Anónimo dijo...

Me encanta este blog, lo vengo leyendo desde hace poco y hoy me provocó comentar sobre esta historia.

Pues bien, me pareció una historia muy hermosa. Me explico, Pedro no descansó hasta hallar a los culpables y al final rendirle un suerte de tributo a su amada. Es tan romántico. Hahaha, quizás sea retorcido o enfermo, pero no deja de ser un gesto de amor.

Alice~

Edith Bennington dijo...

Yo no le vi nada de romatico. En esa epoca todos estaban sedientos de sangre (Bueno ahora tambien) fue interesante.,

Ampersand dijo...

Lo que en el Cantar del Mío Cid aparece como poesía (cuando confronta al sucesor del rey a quien servía, hermano del heredero, pidiéndole que sea traicionado y asesinado sacándole el corazón si mató a su hermano, para acceder al trono), razón por la cuál fue exiliado, Pedro de Portugal puede que lo haya hecho, y quizá lo más seguro es que no hayan estado vivos los asesinos de Ines de Castro, pero de que si pudo haberles sacado el corazón, si lo creo ... en cuanto a que si fue el cadáver o una reproducción aquien se coronó, lo interesante es el hecho de que aquí si fue "amor hasta los huesos, amar hasta la muerte".

Muy triste final de su vida, pero interesante hecho que ocurrió después, cortesía del enamorado Pedro, un ritual necrófilo en honor de su amada Inés (vaya, verso sin esfuerzo) .... Saludos !!!!

mili dijo...

cuando era una pequeña niña de unos 10 años, leí sobre esta historia,.sin tantos detalles-, y desde entonces me impactó...gracias por esta reseña tan completa!

Laura Díaz dijo...

Hasta que la muerte los separe... oh espera, no esta vez! jajaja
Muy buena historia! puede ser que paso a la historia como "cruel" pero a mi me parece simplemente romántico