Jesús Guajardo: el asesinato de Emiliano Zapata



“El asesino Guajardo por traición, mató a Zapata;
y a él, que fue de pico pardo, también por ley se le mata.
Por llegar a general fue de traición en traición,
a todos causando mal y afrentando a la Nación…”

Corrido de Jesús Guajardo



Jesús María Guajardo Martínez nació en 1892, en Candela, Coahuila (México). Fue hijo de José Juan Guajardo Tijerina y María Martínez Barreda. Su abuelo había dado muerte a traición a un famoso bandido apellidado Villegas “El Endiablado”, cuyas hazañas se consignaban en los anales del bandolerismo de la época porfirista. En 1913, tras los sucesos de la Decena Trágica y el asesinato del presidente Francisco I. Madero, Guajardo se unió a las fuerzas del general Pablo González ante la usurpación de la presidencia por parte de Victoriano Huerta. Era un soldado que, poco a poco, fue ascendiendo hasta obtener el grado de Coronel.



El coronel Jesús Guajardo


Tras la caída de Victoriano Huerta, Venustiano Carranza fue electo como Presidente de México. Sin embargo, Francisco Villa en el norte del país y Emiliano Zapata en el sur, seguían alzados en pie de guerra. Villa y Zapata se oponían a Carranza, por lo que el Ejército Federal los combatía. Al mando de las fuerzas de Carranza estaba Álvaro Obregón, quien jamás perdió una batalla.



Emiliano Zapata: "El Caudillo del Sur"


Hacia 1919, Zapata se había replegado. Vivía a salto de mata en el Estado de Morelos, perseguido, sin pertrechos y sin parque. Desesperado, intentó acercarse a algunos oficiales federales.



Entre Pablo González y Jesús Guajardo hubo muchas desavenencias. Estos rumores llegaron al campamento de los zapatistas. Zapata siempre tuvo miedo a ser traicionado, pero tenía que confiar en alguien. Le escribió entonces una carta a Guajardo, donde lo invitaba a unirse a sus fuerzas y luchar juntos. Pero la carta fue interceptada por Pablo González. Guajardo, decidido a demostrarle su lealtad, se puso de acuerdo con González para tenderle una trampa a Zapata.



El general Pablo González


Le contestó afirmativamente, poniéndose a sus órdenes y enviándole como obsequio unas pistolas con cacha de oro. Zapata, sin embargo, desconfiaba. Como prueba de lealtad, le pidió que fusilara a varios militares de menor rango, los cuáles formaban parte del batallón a las órdenes de Guajardo. Esos militares habían cometido saqueos, violaciones y asesinatos contra los zapatistas en el transcurso de la Revolución. Sobre todo destacaba uno: Victoriano Bárcenas.



Guajardo no lo dudó: durante día y noche, se dedicó a fusilar a docenas de sus propios soldados para ganarse la confianza de Zapata. En una carta que le escribió a Pablo González, Guajardo afirmaba: “Esta operación nos ha costado muy cara. Ya he fusilado a cincuenta y nueve de mis hombres para ganarme la confianza de Zapata. Espero que se la trague”.



Zapata aceptó entonces entrevistarse con Guajardo. En ese encuentro, Guajardo le regaló un caballo alazán, llamado “El As de Oros”. Mientras bebían tequila, Guajardo le pidió que pusiera una fecha para que él se incorporara, con sus hombres, a las fuerzas zapatistas.



Como Zapata se mostraba aún receloso, Guajardo le dijo que además quería darle todo el parque del que disponía: doce mil cartuchos, que las fuerzas zapatistas necesitaban con desesperación. Lo llamaba “mi General”, intentando así ganarse más fácilmente su confianza.



Guajardo propuso que se vieran en la Hacienda de Chinameca. Zapata no estaba muy convencido: ocho años antes, las fuerzas de Porfirio Díaz le habían tendido una celada en ese mismo lugar y había escapado de milagro. “A Chinameca le tengo ojeriza”, afirmó. Pero su necesidad era grande y terminó por aceptar.



La Hacienda de Chinameca


La mañana del 10 de abril de 1919, Zapata llegó con sus fuerzas y se dedicó a rondar la hacienda. No se animaba a entrar: algo no le gustaba. Envió a su lugarteniente, Feliciano Palacios, quien dedicó un buen rato a conferenciar con Guajardo en el interior de la hacienda. Guajardo le envió mensajes en repetidas ocasiones a Zapata, invitándolo a comer. Finalmente, hacia las 13:30 horas, decidió entrar, aunque algunos de sus hombres le pidieron que no lo hiciera.








A las 14:10 horas, acompañado solamente del mayor Reyes Avilés y de diez de sus hombres, montó su caballo y se dirigió a la puerta de la hacienda, en una de cuyas piezas seguía Feliciano Palacios. Al aproximarse Zapata a la hacienda, una banda de guerra formada en ambos lados tocó llamada de honor: un clarín sonó tres veces. Como los soldados presentaban armas al pasar Zapata, el primero en disparar fue el centinela y a continuación siguieron las descargas que otros hicieron en su contra.



El asesinato de Zapata (ilustración de José Guadalupe Posada)


Zapata quiso sacar la pistola en los últimos momentos que le quedaban de vida y, tratando de dar media vuelta, el caballo arrojó su cuerpo al suelo. Aún intentó, bañado en sangre, tomar su pistola, pero un soldado lo remató estando Zapata boca abajo. Murió como vivió: abrazado a la tierra. A su lado quedó su fiel asistente Agustín Cortés, y dentro de las habitaciones de la hacienda quedó Feliciano Palacios, asesinado en el momento en que caía Zapata.



Las descargas de fusilería se convirtieron en mortífero fuego general contra los zapatistas, desde los puestos en que los federales se encontraban apostados. Bajo el cerrado fuego de fusilería, ametralladoras y bombas que simultáneamente estallaban, las despavoridas fuerzas zapatistas huían sin saber lo que había pasado y tratando de ponerse a salvo del furioso ataque del que eran víctimas. Una vez fuera del alcance de los proyectiles, comenzaron a reunirse para conocer las causas del ataque. Los mismos que iban atrás de Zapata informaron la funesta noticia de la muerte de su jefe.



El parte oficial de Guajardo dijo que quedaron muertos Emiliano Zapata, Zeferino Ortega y otros generales zapatistas, “habiendo causado bajas, entre muertos y heridos, como treinta hombres, que no fue posible identificar”. Guajardo aseguró que él personalmente hizo fuego en contra de Palacios, Bastida y Castrejón, a los que mató en el acto. Posteriormente, se comprobó que ni Zeferino Ortega ni Gil Muñoz fueron sacrificados en aquella ocasión. Guajardo también dijo que Zapata había “muerto en combate” y esa versión se manejó en los periódicos de la época. Se procedió a levantar los cadáveres y se dispuso que se persiguiera al enemigo por todos los rumbos hasta dispersarlo completamente, causando gran número de bajas entre los zapatistas.



Con el objeto de conducir el cadáver de Zapata, se tocó botasilla y media hora más tarde, a las 16:00 horas, Guajardo salió de la Hacienda de Chinameca con la fuerza a su mando, rumbo a Cuautla, donde llegó a las 21:10 horas, haciendo entrega del cadáver al general Pablo González. El cuerpo de Zapata lo llevaban amarrado al lomo de una mula y cuando llegaron a las puertas de Cuautla, adelantándose Guajardo a donde estaba Pablo González, le informó: “Mi general, sus órdenes han sido cumplidas”.



El cadáver de Emiliano Zapata expuesto en Cuautla



Los despojos de Emiliano Zapata fueron llevados a los bajos de la Presidencia Municipal de Cuautla. Para identificar el cadáver, se hizo traer a Eusebio Jáuregui, que había sido jefe del Estado Mayor de Zapata, quien declaró ante el notario Ruiz Sandoval que, efectivamente, se trataba del “Atila del Sur”, como lo llamaban los periódicos de la Ciudad de México. Se le practicó la autopsia y se comprobó que solamente había ingerido líquidos. El cuerpo presentaba siete perforaciones correspondientes a siete tiros que le causaron la muerte. El cadáver no presentaba ninguna herida en el rostro. Al cuerpo le fue cambiada la ropa: se le quitó el traje de charro que llevaba y se le puso ropa limpia. El cadáver de Emiliano Zapata fue expuesto al público, colocándosele sobre una caja en la inspección de policía: allí empezaron a acudir centenares de curiosos y vecinos del lugar.



Para evitar la descomposición del cadáver se ordenó que un médico apellidado Loera y varios practicantes lo inyectaran, realizado lo cual se ordenó que fuera puesto en exhibición. Todos los curiosos que acudieron a ver el cadáver de Zapata, lo primero que le buscaban era un lunar que tenía arriba de un ojo.








De inmediato, los rumores comenzaron: mucha gente dijo que el cuerpo no era el de Zapata, pues la faltaba una verruga en la cara; otros dijeron que tampoco tenía una marca en un dedo de la mano. Unos más afirmaban que el muerto era Jesús Delgado, compadre de Zapata, a quien este habría enviado en su lugar previendo la traición.



Las leyendas llevaron a Zapata hasta el Lejano Oriente, donde un compadre árabe le habría ofrecido protección; según esa leyenda, Zapata se había embarcado en Acapulco para huir a Arabia. Otros más aseguraban que en las noches de luna, se le podía ver cabalgando cerca de Anenecuilco, el sitio de su nacimiento. También allí ubicaban, décadas después, a un anciano encerrado en una casa, que aseguraban era Zapata. Un corrido escrito en esos días da una idea de esta situación:


“Su cuerpo al fin sepultaron llenos de júbilo y gozo

y muchos, muchos lloraron por sus culpas y reposo. 
Pero su alma persevera en su ideal libertador
y su horrible calavera anda en penas, ¡oh terror!
Por las orillas de Cuautla flota una horrible bandera,
que empuña la calavera del aguerrido Zapata.
Tal constancia a todos pasma; de la noche en las negruras,
se ve vagar su fantasma por los montes y llanuras.
Se oyen sonar sus espuelas, sus horribles maldiciones
y, rechinando las muelas, cree llevar grandes legiones.
Extiende la yerta mano y su vista se dilata...
¡Recorre el campo suriano el espectro de Zapata!”




Calavera de Zapata (ilustración de José Guadalupe Posada)


El general Pablo González envió a la Ciudad de México al coronel Miguel Cid Ricoy, para que comunicara los hechos al presidente Venustiano Carranza. Inmediatamente se dio el boletín a la prensa. La noticia produjo verdaderas peregrinaciones rumbo a Cuautla con el objeto de ver el cadáver de Zapata. Se especuló en la Ciudad de México que el cuerpo iba a ser trasladado a la capital del país, pero no fue así.




En la prensa nacional se dieron algunos datos sobre Guajardo, diciendo que se había incorporado a las fuerzas revolucionarias el año de 1913, que había empezado su carrera como soldado raso y que sus ascensos se debían a su singular valor. De pronto, Guajardo era un héroe: aseguraron que en Saltillo, Puebla, Guerrero y el Estado de México tuvo participación en importantes combates y que siguió a la Revolución en todo su formidable avance desde el norte.



Los titulares de la época sobre la muerte de Zapata



Se afirmó que Zapata seria sepultado el lunes siguiente en Tlaltizapán, en un mausoleo construido por el propio Zapata para que guardara los restos de los firmantes del Plan de Ayala, mediante el cual Zapata había exigido "Tierra y Libertad".



El mausoleo era una sencilla tumba con numerosas gavetas, en las cuales podía verse el nombre de cada uno de los firmantes; allí reposaban ya los restos de Otilio Montaño, Eufemio Zapata y algunos otros zapatistas.



El funeral de Zapata





Se aseguró que en ese lugar debían quedar los restos de Emiliano Zapata. También que con la muerte de Emiliano Zapata quedaba desaparecido el zapatismo, y que muy pronto se restablecería la paz, pues ya quedaban muy pocas gavillas con las armas en la mano.



Las tumbas de Zapata, desde 1919 hasta la actualidad





Pero, contrario a lo que se esperaba, al paso del tiempo su figura fue retomada por pintores y escritores, su historia idealizada e integrada al panteón de la Revolución Mexicana, y su nombre utilizado para bautizar cualquier organización campesina.



Zapata fue el autor de la famosa frase “Prefiero morir de pie que vivir de rodillas”. Dolores Ibárruri "La Pasionaria" la popularizó, al lado de varias frases de Esquilo, en sus discursos durante la guerra civil española.



Tras el asesinato, Venustiano Carranza le concedió al traidor Jesús Guajardo el grado de General. Pero esa no sería la última vez que Guajardo demostraría su verdadera naturaleza.



Cuando el invicto general Álvaro Obregón, seguido por la mayoría de los generales y de muchos gobernadores, dio un cuartelazo y proclamó el Plan de Agua Prieta, Venustiano Carranza tuvo que huir. A medida que Carranza huía hacia Veracruz, acompañado de su Estado Mayor, el tren en que se trasladaba era asediado por las tropas leales a Obregón.






Venustiano Carranza


Y fue precisamente Jesús Guajardo, a quien Carranza había ascendido a General por traicionar a Zapata, quien ahora traicionaría a Carranza, lanzando una “máquina loca” (una locomotora sin gente, cargada de explosivos, que se estrelló contra uno de los trenes presidenciales y destruyó las vías férreas. Gracias a ello, Carranza tuvo que abandonar el convoy, huir a pie a través de la sierra de Puebla y llegar al poblado de Tlaxcalantongo, para finalmente ser asesinado también a traición a manos de Rodolfo Herrero. El corrido que se le escribió a Guajardo da cuenta de esta situación:


“Más hasta en eso se ve que su conciencia era poca,

pues él fue quien puso en pie lo de la máquina loca…”




El general Jesús Guajardo, tras Chinameca y Tlaxcalantongo


El último capítulo en la historia de traiciones de Jesús Guajardo ocurrió apenas dos meses después, el 2 de julio de 1920: se rebeló en la región de La Laguna contra el nuevo presidente interino, Adolfo de la Huerta.



Adolfo de la Huerta, Presidente Interino de México tras el asesinato de Carranza


Ante esta acción, el presidente De la Huerta, quien había instaurado una política de reconciliación, decidió mostrar su mano dura: Jesús Guajardo fue aprehendido poco después en Monterrey y sometido a un Consejo de Guerra. El hombre que traicionó y asesinó a Zapata, y que además contribuyó a la muerte de Carranza, no tuvo éxito en su tercera traición.



Representación de Guajardo en la película Zapata


Hallado culpable, Jesús Guajardo fue fusilado en Monterrey, Nuevo León. Su nombre, desde entonces, se convirtió en sinónimo de traición.



El corrido de Guajardo sentencia:


“Dura es la Ley, pero es Ley que no perdona al osado;

y el caso de Monterrey está bien patentizado.
Guajardo bajó a la tumba y con él irá González;
¡Que así la maldad sucumba! ¡Que así acaben los desleales!”






VIDEOGRAFÍA:

Videos sobre el asesinato de Emiliano Zapata (en español)
video

video

video



BIBLIOGRAFÍA:









FILMOGRAFÍA:







34 comentarios:

Kozure Okami 浪人 dijo...

Viva Zapata!!!!

Una lastima que los grandes hombres todos hayan sido muertos a traicion: Zapata, Pancho Villa, Sandino, El mariscal Sucre...

Y lo peor, quiza, es que despues de muertos, "movimientos libertarios" quieran tomar su imagen para instaurar gestas que sin duda no habrian estado de acuerdo en su tiempo (Vease en lo que se transformaron los Sandinistas en el Poder....)


En fin. Excelente entrada!!!!

Kozure Okami 浪人 dijo...

ahhh, a proposito: POR FIN SOY EL PRIMEROOOOOOO!!!

llevo casi una hora esperando...aqui en colombia es la 1:25 am.....pero vale la pena!

el mike dijo...

aaaaaaah me ganaste, estas en mi lista negra jajaja :P.
estoy de acuerdo contigo, los nombres de losgrandes, se usan a diestra y siniestra para cualquier causa, aqui tenemos al ejercito zapatista metido en chiapas, y hace años tuvimos un partido politico llamado frente cardenista de no recuerdo que mas jaja
pero claro, los fundadores solo usaron los nombres para ganar adeptos, y seguir con sus cruzadas personales, sin tomar en cuenta el nombre que estan usando, y los ideales que este nombre conlleva

Anonymous dijo...

porque sólo los retrasados votan y creen en la democracia...áquí están ni más ni menos los resultados de tanta ignorancia...

Nocturne dijo...

hey!
hola, aki desvelandome!

buenisima la entrada de esta semana, algo que no debemos olvidar y muchisima historia bellamente citada por los corridos mexicanos.


salu2!

Anonymous dijo...

A VER.. ME PARECE QUE SE HA DSDIBUJADO UN POCO EL CONTENIDO DE LA PÁGINA... SI ES VERDAD SIGUEN HABLANFÇDO DE MATONES PERO ME GUARIA QUE SIGUERAN POR LA LINEA DE LOS QU SON UNA PATOLOGIA SOCIAL... ESOS QUE SI3NTEN UN PLACER INDIVIDUAL EN MATAR... O QUE LO HACEN POR NECESIDAD... PERO MAS LOS QUE SE LAS INGENIAN PAR SATISFACER UN PLACER......LOS ASESINOS EN SERIE ... ESA S MI HUMILDSE OPINION ... SU FIEL LECTORA

el mike dijo...

bueno, a mi personalmente me agrada este post, por que habla de la historia de mi pais
sobre jesus guajardo, sin duda, el seguia un patron al momento de asesinar, asi que creo que tiene cabida aqui

Kozure Okami 浪人 dijo...

a mi me gusta que haya tambien espacio para la Historia. El pueblo que la olvida esta condenado a repetirla...

Y aqui, el blog se llama "escrito con sangre"... Osea que Lee Harvey Oswald al solo matar 1 persona no tendria cabida???

Chida entrada!!!! Arriba el Norte....

Abajo el sur!!!!

A la Derecha... depende...

Anonymous dijo...

NO, NO: DERECHA NO: ABSOLUTISMO. PROFIRIO DIAZ REMEMBERED...

Escrito con Sangre dijo...

Hola a todos.

Kozure Okami: ya están listas dos biografías de colombianos y una tercera se halla en preparación. Ya casi llegan y están muy buenas. Y sí, Lee Harvey Oswald sí tiene lugar en estas páginas... Está, de hecho, en lista de espera, como los pasajeros de un avión.

Mike: qué bueno que te agradó la entrada. Poco a poco iremos viendo más casos vinculados con la historia de México, tan rica en asesinos y asesinados.

Nocturne: un gusto leerte de nuevo por estas páginas. No olvides convertirte en un grouppie sangriento, un seguidor de este blog. ¡No dejes de leernos y de escribirnos!

Fiel Lector Anónima: como he mencionado en varias ocasiones, este es "El Website de los Asesinos", no solamente serial killers o mass murderers. Si nos ponemos puntillosos, gente como Charles Manson, David Koresh o Jim Jones no deberían aparecer aquí, pues no mataron a nadie con sus propias manos. Pero fueron asesinos intelectuales y nadie les regatearía su lugar en este blog. Lo mismo ocurre con los magnicidas y con otras clases de asesinos. Pero espero que esto no impida que disfrutes de las biografías que aquí editamos, mira que hay para darle gusto a todos...

Gracias a todos y sigan leyéndonos, comentando y vuélvanse grouppies sangrientos.

el mike dijo...

por cierto, tendras algo sobre el chacal de tampico? un asesino serial que en los 70s violo y mato a varias niñas aca en mi rancho?

Escrito con Sangre dijo...

Puedes checar la novela "Los minutos negros", de Martín Solares. Trata acerca del hombre que persiguió y capturó al "Chacal de Tampico". De todas formas, lo ponemos en la amplísima lista de peticiones...

Escrito con Sangre dijo...

Y por cierto... ¡Le cambiamos la camiseta y el sombrero a nuestra mascota! Así está mas ad hoc para este espacio, pues con su camiseta verde parecía ecologista...

Escrito con Sangre dijo...

Ahora viste los colores del blog: rojo y negro, como novela de Stendhal... como una bandera de huelga... como el pecho de un cuervo herido... como una mancha de ketchup arriba de un plato de frijoles...

el mike dijo...

pero al chacal nunca lo capturaron, la persona que detuvieron fue un chivo expiatorio, un vendedor que pudo demostrar que se encontraba fuera de la ciudad los dias de los asesinatos, sin embargo, la ley se hizo sorda y lo detuvieron, con tal de entregar resultados a la sociedad que empezaba a amotinarse contra la policia, el juicio fue de lo mas comico, segun se dice, la parte acusante se limito a repetir: tu fuiste, no te hagas, yo te vi, y nunca aportaron una pista seria para comprobar la culpabilidad, contrario al "acusado" que pudo demostrar plenamente su inocencia, sin embargo, como te digo, habia que entregar cuentas y les valio todo, y lo mandaron a la carcel

Rocío Valero dijo...

Hola
Mi nombre es Rocío Valero, soy periodista de nacionalidad chilena.
Estoy realizando una investigación acerca de los serial krillers. Me
gustaría saber si la colección de Sumario del Crimen es posible
encontrarla en alguna parte todavía, o bien cómo podría acceder a
ella.

Espero que puedan ayudarme.
saludos

Rocío Valero

Escrito con Sangre dijo...

Estimada Rocío:

La colección Sumario del Crimen se encuentra agotada; ni siquiera en España es posible conseguirla.

Existe la inquietud de digitalizarla y subirla para que todos puedan tener acceso a ella, pero aún es un proyecto y no hay fechas concretas.

Te invito a visitar las biografías publicadas, en cada una de ellas incluimos bibliografía, filmografía y discografía; muchos de esos títulos son de acceso más fácil.

Un saludo y no dejes de leernos.

juan leonardo tenorio dijo...

Querido Master,
Ya andamos por México DF. Ahora que vengas no dejes de avisar. Ya no pude pasar por Xalapa hermano, pero desde acá se te envía un fuerte abrazo. Se me ocurría que el pintor Richard Dadd puede merecer un espacio en tu Blog, ¿cómo ves?
Estamos pues,
Leo

Escrito con Sangre dijo...

Actualización de último minuto: acabo de incluir en este mismo post, la sección sobre el asesinato de Emiliano Zapata que formó parte de la teleserie "Senda de Gloria", quizás la mejor versión dramatizada de este hecho. Chéquenla, es muy buena.

Escrito con Sangre dijo...

¡Otra actualización! Pueden checar en el post sobre "La Decena Trágica: el asesinato de Francisco I. Madero", la versión dramatizada de estos acontecimientos que apareció en la teleserie "El vuelo del águila". Es un video con casi dos horas de duración.

Anonymous dijo...

Después de pasar, masomenos, 30 minutos viendo el blog solo me queda una cosa por decir: Excelente. El modo de relato que usás en las entradas es genial, cómo si fuera un caso de ficción, pero una vez que uno lo termina de leer se dá cuenta de la fría realidad: Esto pasó en verdad.

Y seguirá pasando. Estupendo el blog realmente, la idea es excelente y cómo quedó armado y organizado también, mis felicitaciones para el dueño! Espero que sigas actualizando el Blog, así cómo yo voy a seguir leyéndolo.

Fijate si podés escribir algo sobre Robledo Puch (El ángel Negro, o el ángel de la muerte) ya que es el segundo Serial Killer de mi país (Argentina) y sus asesinatos son tán (o más) espectaculares que los de Santos Godino (de echo es la persona con más delitos graves en Argentina).

Saludos! ( escritos con sangre por supuesto)

Escrito con Sangre dijo...

Gracias por tus comentarios. Qué bueno que te gusta el formato. Es, hasta donde sé, el único website en español dedicado exclusivamente al tema de los asesinos reales.

Intentamos ofrecer la historia de cada personaje lo más completa posible, además de abundante material gráfico (fotografías y videos), documental, hemerográfico y con fuentes que el lector puede consultar para saber más sobre el tema (bibliografía, filmografía y discografía).

Cada biografía lleva semanas de preparación e invertimos mucho tiempo en trabajar por adelantado. Desarrollamos varias historias al mismo tiempo; algunas han llevado casi un año de preparación. Y constantemente actualizamos con nuevos datos o imágenes los post ya publicados.

La biografía de Carlos Eduardo Robledo Puch "El Ángel Negro" se encuentra ya en preparación, y aparecerá en 2009. No dejes de leernos y de hacer comentarios. Y recuerda que puedes convertirte en un grouppie sangriento, volviéndote seguidor de este blog (checa la columna de la derecha).

el mike dijo...

hola anonimo argentino, estoy leyendo el caso en wikipedia, se ve bien, habra que ponerlo en la lista de peticiones jeje

Anonymous dijo...

Excelente página. Concuerdo con Kozure Okami, en lamentar que los grandes hombres de nuestro continente hayan sido muertos a traición.
Una pregunta, ya que estamos en el tema de la Revolución Mexicana, ¿podrían subir lo referente al asesinato del Primer Jefe Venustiano Carranza en Tlaxcalantongo, y el del manco de Celaya, el general Alvaro Obregón? Gracias de antemano.

Abel L. dijo...

Te felicito por tu trabajo, me gusto este de Jesus Guajardo y me gustaria que me dieras permiso para publicarlo en mi sitio. Es sobre Candela Coahuila el pueblo donde nacio Guajardo.
De antemano gracias.

alara_o@yahoo.com

Anonymous dijo...

Escriban algo sobre uno de los mayores asesinos en la historia de Chile Augusto pinochet , se les agradece.....

LUIS dijo...

Simplemente un excelente documental sobre el asesinato ruin,ventajoso,cobarde y traicionero de este pilar de la Revoluciòn Mexicana.
Me gusto mucho este trabajo muy bien documentado con muy buenas fotografias auntenticas e inèditas sobre este hecho.
Mi pregunta seria esta: ¿Que giro hubiera tomado la Revoluciòn Mexicana si Zapata no se hubiera tragado el anzuelo que le puso el ruin Guajardo?.

Anónimo dijo...

He observado tu Blog, que completo eh, quiciera que me recomendaras un libro donde encontrar el tema de la revolucion completamente. Muchas gracias y felicidades, no se por qué preguntan la entrada para este Blog!

Anónimo dijo...

Me gusto mucho, es muy interesante e importante saber de nuestra historia, que ironia yo soy familiar directo de Guajardo y mi mejor amigo familiar directo
De Zapata la vida da muchas vueltas... Saludos!

Anónimo dijo...

Nuestro México un país de traidores

Anónimo dijo...

Excelente.
Rochi

Ampersand dijo...

Viva Zapata !!!! Viva México c*%&ones !!! Es por mucho el más icónico y representativo prócer mexicano, que ha trascendido fronteras y el tiempo, y que como los grandes (Miguel Hidalgo y Costilla, Vicente Guerrero y Francisco Villa, por citar a los mexicanos; pero en toda nuestra América abundan las traiciones a grandes personajes) no fue posible vencerlo con las armas o por medio de diplomacia, sino de la manera más ruin y baja: la bandera blanca con traición acompañada.

Es el primero de los grandes históricos mexicanos que en mi recorrido por tu blog estoy leyendo, y una vez más, agradecido por incluirlos en tu excelente trabajo ... Saludos !!!

yanisoy dijo...

muy buen reportaje solo un fabor deberian de quitar esa porqueria de pelicula de alfonso arau con alejandro fernandez, es una verdadera ofensa a Zapata, sus mismos nietos de zapata reclamaron por ser una basura esa "produccion"

Jack Garza dijo...

Es ingenuo llamar asesino a Guajardo, recuerden que había una guerra y había dos bandos, muchos de ustedes son descendientes de hombres que le siguieron de seguro.