James Oliver Huberty: "McMurder"



“Lo único que se necesita es tener un mal día”.
D-Fens en Un día de furia



James Oliver Huberty nació el 11 de octubre de 1942 en Canton, Ohio (Estados Unidos). Provenía de un hogar roto. Su único amigo durante su solitaria infancia había sido su perro. Su madre, que lo había abandonado a él y a su hermana cuando eran pequeños, se limitó a decir: “Yo necesitaba ayuda”.



Huberty se casó y tuvo dos hijas. En 1965 recibió una licencia especial del Pittsburg Institute of Mortuary Science para poder practicar embalsamamientos. Después se licenció en Sociología por una pequeña universidad cuáquera de Ohio y se compró una casa; pese a su pasado de abandono, era un hombre de familia estable. Sin embargo, perdió su trabajo de soldador al cerrar la empresa y nunca llegó a practicar ningún embalsamamiento.



Huberty con su esposa


Según testimonios, muchos de sus amigos creyeron que era comunista tras oírlo despotricar contra el sistema capitalista después del cierre de su empresa. Sin embargo, su esposa Etna dijo: “Si hay que ponerle alguna etiqueta a James, es más bien la de nazi”. Eran varias las escenas de violencia doméstica vividas entre ellos; Etna era una mujer muy violenta y agredía a Huberty constantemente, sobre todo cuando estaba ebria.



Etna Huberty, la esposa


Huberty decidió trasladarse al oeste del país e iniciar una nueva vida, pero perdió mucho dinero con la venta de su casa. Inexplicablemente, se trasladó a la población fronteriza mexicana de Tijuana donde, incapaz de hablar español y sintiéndose (según su esposa) “desvalido, perdido y rechazado”, empezó a desarrollar un odio intenso hacia los hispanoamericanos.






Huberty con su familia


El único empleo que consiguió fue el de guardia de seguridad, pero fue despedido a las pocas semanas. En lo que al parecer fue un último intento por salvar lo que quedaba de su vida, Huberty solicitó un puesto en una clínica de salud mental, pero no lo consiguió, pese a tratarse de una institución con falta de plantilla.



Luego volvió a trasladarse a Estados Unidos y se instaló en una casa de San Ysidro, desde la que se veía un local de la cadena de hamburgueserías McDonald's, muy frecuentado precisamente por jóvenes hispanos.



El 17 de julio de 1984, Huberty llamó a una clínica mental y pidió ayuda. La recepcionista apuntó su apellido como “Shouberty”; como no se trataba de ninguna emergencia, nadie le devolvió la llamada. Huberty se fue a un McDonald’s en el barrio de Clairemont (al norte de San Diego) y estuvo allí varias horas.



El 18 de julio estuvo en el zoológico de San Diego con su familia. Empezó con la visita a los animales enjaulados; allí hizo varios comentarios donde reflejaba su amargura y resentimiento social al compararse con ellos. Se sentía atrapado por las circunstancias.



Huberty y su perro pastor alemán


Llevó luego a su familia a casa y le anunció a su esposa: “¡La sociedad ha tenido su oportunidad! Voy a cazar... ¡a cazar humanos!”. Tomó sus armas y partió en su destartalado automóvil Mercury. Un testigo que lo vio salir armado a la calle llamó a la policía, pero les dio la dirección equivocada.



Las armas de Huberty




Huberty fue primero al supermercado Big Bear. Rondó por allí un rato y después se marchó. Se dirigió a la oficina postal, pero tampoco hizo nada. Finalmente, regresó al rumbo de su casa, llegó a la hamburguesería McDonald’s, entró y pidió una hamburguesa y unos McNuggets de pollo.



Cuando vio el tamaño de su hamburguesa, le reclamó al empleado señalando la fotografía publicitaria sobre el mostrador, la cual mostraba una hamburguesa enorme y jugosa. El empleado, un hispano, lo trató mal; Huberty, enojado, resentido y silencioso, salió del restaurante.



Regresó con sus armas en la mano y empezó a disparar indiscriminadamente; eran las 15:40 horas y había cruzado la línea. Llevaba una ametralladora Uzi, una escopeta de doble cañón y una pistola. La policía fue alertada, pero se equivocaron nuevamente y se dirigieron a un McDonald’s ubicado cerca de la frontera con Tijuana; al ver que no sucedía nada, pensaron que se había tratado de una broma. Se marcharon y eso permitió que Huberty se diera gusto matando personas durante casi una hora y media.







El sitio de la masacre






En el transcurso de un asedio que duró ochenta y dos minutos, descerrajó doscientos cincuenta y siete tiros contra los clientes aterrorizados, matando a veintiuno e hiriendo a diecinueve más. Asesinó a clientes y empleados, principalmente a hispanos. Muchos de ellos eran niños.



Las víctimas





Mientras disparaba, gritaba que había matado a cientos de personas en Vietnam; pero era mentira, pues Huberty nunca estuvo en el ejército. La policía llegó al McDonald’s, rodeó el lugar y se inició una tensa espera. Huberty no iba a negociar la vida de los rehenes: lo que deseaba era asesinarlos.






Finalmente, un policía llamado Chuck Foster le disparó en el pecho y lo mató. Debido al número tan elevado de muertos, las funerarias locales no se dieron abasto y los cuerpos tuvieron que ser colocados en el Centro Cívico de San Ysidro; tampoco la Iglesia Monte Carmelo, que tenía cadáveres esperando turno para las exequias.



El policía Chuck Foster


La reacción oficial a la masacre fue casi tan trágica y catastrófica como el propio suceso. Si la cobertura televisiva puede servir de ilustración, el Estado y sus distintos organismos sólo intervinieron para expresar su estupefacción ante los móviles del asesino y ofrecer los servicios de terapeutas para que ayudaran a las víctimas (presentes y futuras) a “ajustarse” al shock. A los pocos días de la matanza, se envió a un grupo de científicos para que encontraran respuestas al caso Huberty. Pero, curiosamente, se les instruyó para que investigaran en una falsa dirección: se les dijo que diseccionaran su cerebro en busca de alguna misteriosa lesión, pero en ningún caso que analizaran el significado social de sus actos.



La oficina forense ordenó practicarle al cadáver de Huberty todos los exámenes posibles, entre ellos análisis toxicológicos. Se le encontró una cantidad inusual de cadmio: "la suficiente para matar a dos personas", dijeron los forenses. El cadmio es un metal pesado que cuando ingresa al organismo destruye los riñones y daña el sistema nervioso. Los expertos no se explicaban cómo es que Huberty no había muerto semanas atrás.



Investigaron cómo fue que Huberty se contaminó y encontraron que, antes de migrar a California, trabajó como soldador. La exposición a los gases tóxicos, sin protección alguna, le enfermaron y provocaron trastornos mentales. Un antiguo compañero de trabajo declaró que Huberty continuamente decía que los humos de la soldadura lo estaban volviendo loco.



William Walsh, quien estudió el caso desde el principio, hizo un descubrimiento sorprendente: en el organismo de Huberty (y en el de otros que han ejecutado masacres y actos de extrema violencia) se encontró la presencia y acumulación de contaminantes de propiedades neurotóxicas. La relación entre la presencia de ciertos contaminantes que afectan la conducta humana y el crimen violento interesó, desde los noventa, a numerosos investigadores de los campos de la neurotoxicología, la criminología y la salud ambiental.




El 26 de septiembre de 1984, semanas después de la masacre, la cadena McDonald’s derribó el restaurante y donó el terreno a la ciudad. En el lugar de la masacre se levantó un monumento en memoria de las víctimas: 21 pilares hexagonales de granito. Desde entonces, cada 2 de noviembre, Día de los Muertos en México, el lugar se llena de flores, veladoras y adornos de papel picado.






El monumento a las víctimas


De inmediato se bautizó a Huberty como “McMurder”. Asombrosamente, la esposa de Huberty demandó a McDonald’s por cinco millones de dólares, alegando que la comida de la cadena era lo que había enloquecido a su marido; perdió la demanda. La banda Macabre grabó la canción “McMassacre”, dedicada a Huberty. Inspirada en su caso y en el de otros asesinos en masa, se filmó la película Un día de furia, protagonizada por Michael Douglas y Robert Duvall; allí aparece la escena de la hamburguesa pequeña. Con el tiempo, otros asesinos en masa imitarían su ejemplo.



VIDEOGRAFÍA:

James Oliver Huberty en Actos de Violencia
video


Un día de furia (traileres)
video

video



BIBLIOGRAFÍA:










FILMOGRAFÍA:


16 comentarios:

el mike dijo...

tenia rato esperando la actualizacion jajaja
si, recuerdo esa pelicula, y la escena de la hamburguesa, como anecdota,los comediantes del show "puro loco" parodiaron la pelicula, titulandola "un dia de feria"
sobre mcmurder, ps, que esperaba? que aca todos hablaramos ingles como en las peliculas de la india maria, que hasta los indigenas de la sierra se ponen a platicar con los gringos?

Kozure Okami 浪人 dijo...

de manera que de ahi sale lo de la pequeña hamburguesa de D-fens?

soy fan de este Blog. Gracias por actualizar!

Kozure Okami 浪人 dijo...

Hola!

desde que por casualidad descubri "escrito con sangre" me he enganchado. cada domingo espero religiosamente la actualizacion y me he vuelto Fan Number One.

Sabes que seria bueno que aparecieran dos colombianos "ilustres" en Escrito con sangre?. Uno de ellos es Campo Elias Delgado, el autor de la masacre de Pozzeto en 1986 si mal no recuerdo. Supuestamente es el cuarto spree killer mas exitoso (por metodo) del mundo. Incluso, "satanas" es uan pelicula que narra (un poco al socaire) sus ultimos dias de vida.

El otro es el Infame Luis Alfredo Garavito, el mayor asesino de niños de la historia de colombia, aun encerrado pero proximo a salir con una pena de prision irrisoria.

ah, y tambien disfrute la conmemoracion de Tlatelolco. Mi madre presencio esa masacre, aunque era muy joven

saludos!

el mike dijo...

oye, entonces sigue avanzando lo de la salida de carcel de garavito? yo me tope en youtube un documental sobre el caso, y me dio un chingo de coraje, sobre todo por el cinismo de ese tipo, no se como es posible que permitan que ese tipo de personas, que evidentemente no se han arrepentido de nada, puedan salir de la carcelcomo si nada, y encima sea tan cinico como para decir que quiere predicar la palabra de dios

Anonymous dijo...

HOLA, SOY DE COLOMBIA Y ME GUSTARIA QUE INVESTIGARAN Y PUBLICARAN LA HISTORIA DE MANUEL ELQUIN GARAVITO, UNO DE LOS MAS GRANDES INFANTICIDAS Y PEDÓFILOS DE LA HISTORIA. TIENE A SU HABER MAS DE 150 NIÑOS VIOLADOS Y ASECINADOS EN COLOMBIA. AHORA PURGA UNA RIDICULA CONDENA DE 30 AÑOS .PERO CON LA REBAJA DE PENAS Y OTRAS CONSECIONES LEGALES DE COLOMBIA , VA A SALIR LIBRE DENTRO DE POCO TIEMPO ... ESTAMOS HABLANDO DE 5 O 6 AÑOS ... PARA QUE EL H.P ... SIGA HACIENDO DE LAS SUYAS ... SI ES QUE ANTES NO LO MATAN EN LA CALLE... SU PÁGINA ME ENCANTA ...

Anonymous dijo...

ME EQUIVOQUE, YO SOY DE COLOMBIA Y NO ES DEL DOCTOR MANUEL ELQUIN PATARROYO de quien quiero hablar ... el se encontro con dsus estudios la vacuna contra la malaria...es de GARAVITO... NO ME ACUERO EL NOMBRE ES GARAVITO... AVER... NO ME ACUERDO

Anonymous dijo...

ME EQUIVOQUE... NO ES PATARROYO, ES GARAVITO....

el mike dijo...

ya quiero la nueva actualizacion :D

Escrito con Sangre dijo...

Hola, Mike. Gracias por anunciar en tu blog el post sobre Tlatelolco y por ser un lector asiduo. Qué bueno que la biografía de James Oliver Huberty "McMurder", te gustó

La actualización de esta semana llegará, como siempre, a las 00:01 del domingo. Estamos preparando números interesantes, intentando dar a conocer personajes de diferentes épocas.

Aunque la mayoría de las biografías son de asesinos contemporáneos, no podemos olvidar a aquellos que en el pasado han derramado sangre al por mayor.

Un saludo y sigue leyéndonos.

Gabo dijo...

Hola, la verdad no es la primera vez que leo este blog esta fascinante y con informacion completisima felicidades, espero que pronto saquen la historia de jhon wayne gacy el payaso que inspiró a "eso" la verdad me encanta este espacio sigan asi felicidades!!

Queen! dijo...

Waaaaaaa!!! Adoro este flog jaja Que padres biografias ¡¡¡CONTINUEN ASI!!! =3

BEAUTY KILLER dijo...

Qué información tan completa, nunca había visto artículos de asesinos así.

:)

Adriana Garrido dijo...

BEAUTY KILLER.. saludos y bienvenida!!! este blogg es increible!!!!!!

Por otro lado jamás imagine que esa película fuera real estoy shockeada.... la verdad no es que este bien que los haya matado, pero muchisima gente que se alquila para dar un servicio público es bastante grosera y a eso agregale que no hayas tenido un buen día hasta parece que se ponen de acuerdo para joder!!!!!

y respecto a lo de GARAVITO pues no me sorprende..... que lo dejen libre dentro de poco, ya ven a la mataviejitas hasta con champagne en mano y toda la cosa!!!

YO CREO QUE DEBIDO A LA ALTA VIOLENCIA MUNDIAL DISFRUTEMOS TODOS LOS DIAS COMO SI FUESEN LOS ÚLTIMOS YA QUE NO FALTARA UN TARADO QUE SE LE SAFE EL TORNILLO Y ESTA VES SI NOS TOQUE..

saludos sangrientos ya me voy porque tengo examen y por tu culpa escrito con sangre voy a reprobar jajajjaa pero vales mucho la pena!!!

Anonymous dijo...

El grupo español Def con Dos se basó en él para su canción "De cacería" (se puede encontrar en Youtube).

La canción habla de un tipo que irrumpe en McDonalds y empieza a disparar hasta que es abatido por la policía.

No es literal, pero es muy similar, dejo una parte de la letra

"Ronald aplaude, también los camareros.
Todo es estupendo hasta que YO llego.
Porque hoy su destino tiene otro color:
El negro del acero de mi Kalashnikov.
AK-47: Odio y venganza de excombatiente.
Un arma en cada mano, granadas en el pecho
y en la cara pintados los colores del infierno."

El Puma dijo...

eeehh y la fecha de nacimiento?

muy interesante este caso.

shokwave76 dijo...

Mi familia y yo nos salvamos d morir ese dia vivimos en TIJUANA y al tratar d cruzar mi Padre no encontro mi pasaporte y el agente d inmigracion nos regreso gracias a dios y al agente salvamos nuestras vidas, yo he visitado el monumento y me pongo a pensar q tal vez yo fuera uno de los pilares. Pd en aquel entonces yo tenia 8 años y el pasaporte resulta q mi papa si lo traia en la cartera pero en ese momento inexplicablemente no lo encontro creo q Dios nos hecho la mano.