Dorothy Forstein: "Espero que me extrañes"




"¿Adónde van los desaparecidos?
Busca en el agua y en los matorrales..."
Rubén Blades


Dorothy Forstein había vivido en un estado de pánico durante cinco años, desde la tarde del 25 de enero de 1945. Aquel día, después de dejar a sus dos hijos con unos vecinos, había ido a comprar rápidamente en un supermercado y había vuelto sola a la casa de tres pisos donde vivía en un suburbio de Philadelphia, en Estados Unidos. Al entrar en la casa, alguien salió del cuartito de debajo de la escalera y la agredió en la oscuridad. Sólo tuvo tiempo de gritar una vez.



La policía irrumpió por la puerta de entrada de la casa de los Forstein y la encontró yaciendo en un charco de sangre. Tenía rota la mandíbula y la nariz, un hombro fracturado y muchas lesiones. Había dinero y joyas en la casa, pero no faltaba nada. El móvil había sido el asesinato, dijo la policía. El agresor había entrado en la casa sin dejar huellas dactilares, ni forzar ninguna puerta o ventana. Y tampoco se encontró el menor indicio de cómo había salido de la casa.



El juez Jules Forstein, su esposo, tenía una coartada irrefutable para la hora de la agresión. Y la señora Forstein no tenía enemigos conocidos. El agresor podía haber sido un enemigo de su marido, pero después de una investigación de varios meses, no se descubrió ningún sospechoso.








Dorothy Forstein, aunque físicamente se recobró despacio, nunca llegó a reponerse emocionalmente de aquel ataque contra su integridad. Solía comprobar repetidas veces las cerraduras de seguridad que habían puesto en puertas y ventanas. Buscaba constantemente la compañía de parientes y vecinos, y a veces, durante aquellas reuniones, se sumía en un profundo silencio.



Muñeca de cera que representa a Dorothy Forstein


Una tarde de octubre de 1950, el juez Jules Forstein telefoneó a su esposa para decirle que llegaría tarde, pues tenía que asistir a un banquete político.

–No me retrasaré demasiado –le dijo–. ¿Va todo bien?


El juez raras veces dejaba solos a su esposa y a sus hijos, debido al incidente acaecido en la casa cinco años antes. Pero en esta ocasión, Dorothy estaba alegre y aseguró a su marido que todo marchaba bien.

–Espero que me extrañes –añadió.








Dorothy iba mejorando, se dijo el juez Forstein cuando volvió tarde del banquete esa noche, cinco años después de la agresión. Ya dentro de la casa débilmente iluminada, lo primero que oyó fueron los gritos de sus hijos, Edward y Marcy. Les encontró acurrucados juntos en un dormitorio, llorando convulsivamente.

–Es mamá –le dijeron–. Alguien estuvo aquí y se llevó a mamá.

Forstein registró todas las habitaciones de la casa. Allí estaba su bolso, con el dinero y las llaves, pero Dorothy Forstein había desaparecido.


Marcy le contó, entre sollozos, lo que había pasado. La habían despertado unos fuertes ruidos en la noche y había corrido al dormitorio de su madre. A través de una rendija de la puerta, vio a su madre tumbada de bruces sobre la alfombra y una sombría figura inclinada sobre ella.

–Parecía mareada– gimoteó la pequeña.

Entonces el intruso había levantado a la madre y la había cargado sobre un hombro, con la cabeza colgando sobre su espalda. Vio que la niña le observaba y le dijo: “Vuelve a la cama. Tu madre se ha mareado, pero pronto estará bien”. Y bajó la escalera llevándose a Dorothy Forstein, que sólo vestía su pijama rojo de seda.



Cuando llegó la policía, no encontraron huellas digitales en ninguna parte. Además, parecía increíble que un hombre que llevaba una mujer a cuestas hubiese podido salir de la casa sin apoyarse en algo. ¿Y por qué no había tratado alguien de detenerlo al andar por una calle transitada, transportando una mujer inconsciente y en pijama? ¿Y cómo había entrado en la casa de los Forstein, con sus múltiples cerraduras de seguridad en puertas y ventanas? La policía investigó en todos los hospitales de Philadelfia así como en pensiones, casas de reposo, hoteles y en el depósito de cadáveres. Las pesquisas no revelaron ninguna información sobre Dorothy Forstein y el caso nunca fue resuelto.






Con el tiempo, se publicaron libros y reportajes acerca de lo ocurrido. Pero Dorothy Forstein nunca apareció. Fuese quien fuere el hombre que secuestró y seguramente asesinó a Dorothy Forstein, se la llevó para siempre, dejando solamente el recuerdo de aquellas últimas palabras: “Espero que me extrañes”.





HEMEROGRAFÍA:

Adaptación a la historieta del caso de Dorothy Forstein (13 páginas) (doble click sobre la imagen para ampliar y ver todas)




BIBLIOGRAFÍA:




22 comentarios:

Anonymous dijo...

Buenas noches,

Ojala y pudieras subir la biografia de las poquianchis, ya que fue un caso muy sonado en Mexico

Esta muy buena tu pagina.

Saludos.

Cesar Chavez

verónica valdéz dijo...

No manches, aquí me entero de cada asesinato o desaparición que ni idea tenía. Mil gracias por la página...

saludos

Anonymous dijo...

muy buena esta pagina!

la vengo siguiendo hace bastantes semanas y ya me lei casi todos los casos!

como acotacion, la cancion que pones al principio del caso "desapariciones" pertenece a Ruben Blades, aunque los cadillacs hicieron un cover creo que los creditos correspoderian a el!

Saludos

Alejandro

Anonymous dijo...

Felicitaciones por la pagina, la verdad que es muy interesante además de un poco alarmante el como piensan los asesinos que mencionas...

Espero seguir leyendo nuevos casos

Un saludo

Mary Jo

bilidekit dijo...

hola, este espacio es muy bueno , es importante conocer las mentes retorcidas que deambulan por nuestro entorno social, y tal vez que no caiga de raro que el que este al lado tuyo pueda ser uno de tantos.
saludos

Ari dijo...

Seria padrisimo que escribieras sobre JonBenet Ramsey...fue un caso que nunca se resolvio y bastante sonado. Felicidades x la pagina

emanuelson85 dijo...

tremenda página sobre asesinos seriales , muy completa felicitaciones

L.Carlos dijo...

oye este blog esta cañon y me e enterado de los mas grandes casos que nunca oi me de jo un gran impresion lo repito esta cañon sigan publicando esta wuau

linda almanza dijo...

mmmm wow k hitoria me dejo intrigada ... me pregunto como la habrá asesinado? con que arma? talvez lo grabo? o tal vez esta viva? gracias escrito con sangre ;D

Ivol_Ed dijo...

La imagen de la muneca de pastel con sangre esta excelente..! Felicidades por el adictivo blog... desde que lo descubri no he podido dejar de leer al menos unos 3 asesinos diarios...

Natalia Cervantes dijo...

Qué miedo... =(
Ya me dio mucho miedo. Vivir cinco años con paranoía para que al final resulte tan mal como siempre lo imaginaste.

Edw dijo...

Ohhhh, impactante,,, que no se sabe que fue lo que paso con la sra, que impacto para toda la familia que no saben que onda..

pero siento yo, que el esposo tuvo que ver en algo de eso..
saludos!

Nicolás dijo...

Le he estado dando vueltas al asunto, y siempre me faltan datos. No se pueden hacer muros sin ladrillos. Dejaré aquí mis reflexiones, y si alguien tiene más novedades o existe alguna forma de contactar con la policía de Filadelfia, estaría agradecido.

Se presentan dos grandes grupos de posibilidades:
1- Los dos sucesos están relacionados.
2- Los suscesos son independientes el uno del otro.

El primero plantea preguntas interesantes: ¿Por qué esperar cinco años para el segundo golpe? ¿Por qué la diferencia de modus operandi? No hay que dejar de lado que en el cuarenta y cinco sólo fue un ataque brutal con tendencias al homicidio, en el cincuenta fue un rapto en toda regla. El factor tiempo debe haber contribuido. Es más difícil sacar a una persona inconciente y llevarla por una calle a la luz del día que al resguardo de la noche.

El segundo grupo de posibilidades no clarifica demasiado las cosas, por lo que yo prefiero seguir el primero. Y aquí vamos, intentando elaborar deducciones y resolviendo las mayores dificultades del caso, que se presentan por falta de datos y evidencias.

1. ¿Quién llamó a la policía la tarde de enero en que sufrió el primer atentado?
2. El juez dejaba sola a su familia en raras ocasiones. ¿Cómo supo el atacante que aquella noche el juez no estaría en casa? ¿El juez se lo dijo a alguien más? ¿Se revisó la línea por si había sido intervenida? ¿Fue la misma víctima quien avisó a algunos de sus parientes que aquella noche se quedaría sola en casa? De algún modo, esa información debió llegar hasta su atacante, de lo contrario este último no se habría atrevido a intervenir.
3. Edades de los hijos de los Fornstein y fechas de casamiento.
4. ¿La señora Fornstein tenía algún seguro de vida? ¿Y el juez tenía algunas deudas, era apostador?
5. ¿Quién fue el encargado de llevar a cabo la instalación de cerraduras nuevas y reforzar la seguridad en la casa? ¿Tenía algún ayudante o algún empleado que trabajara poco tiempo para él? ¿Llevaba registro de los trabajos que hacía a sus clientes?
6. Calendarios lunares de la noche de octubre. Si era luna nueva había poca luz, a pesar de las farolas de electricidad, lo que le permitía al hombre actuar con cierta soltura.
7. ¿Se revisó el sótano o el ático de la casa cuando llegó la policía? Señales de que alguien hubiese estado viviendo allí, o de que una persona se hubiese ocultado durante algunas horas. Quizá el intruso haya podido entrar durante el día, mientras la seguridad en puertas y ventanas era mínima, haberse refugiado en un sótano o altillo hasta el momento en que todo permaneciera en silencio.
8. ¿Quién organizó la cena política? ¿Alguien propuso que el juez Fornstein fuera invitado?
8. ¿A qué hace alusión la expresión "No encontraron huellas digitales"? Es bastante amplio, a mi juicio... En mi opinión, hay tres formas concretas en las que no hay huellas digitales.
a. Que sólo haya huellas digitales de personas de las que se espera hallar huellas digitales (miembros de la familia, servidumbre, parientes que hayan visitado la casa recientemente).
b. Que un intruso se haya puesto guantes (en cuyo caso, borra parcialmente las huellas de las superficies aunque no deja las suyas).
c. Que el intruso después de haber cometido el crimen haya usado un pañuelo para quitar todas las huellas digitales de las superficies que tocó. De ser así, la policía no debería haber hallado ni siquier una huella parcial de nadie, ni siquiera de miembros de la casa. Este método es poco práctico, aunque válido (lo usa un demente en un cuento de Ray Bradbury).
Hay muchas posibilidades de que hayan sido los casos a y b, pero yo me decanto por el b.

Nicolás dijo...

Mi hipótesis es que se investigó por un sitio, no se encontró nada (o no se quiso encontrar nada, que es sustancialmente distinto a lo anterior), y se ignoró la máxima de la investigación policial. Si se descartan factores, lo que queda, por improbable que parezca, tiene que ser la verdad. Investigamoss si Fornstein tenía amante y los resultados son negativos. Investigamos si el juez tenía enemigos y los resultados son negativos. Descartando la posibilidad de que las investigaciones hubiesen estado mal llevadas (margen de error), o que hubiesen sido trucadas intencionalmente para evitar escándalos públicos (¡Oh Dios mío, el amante de la esposa del juez!), nos queda un amplio terreno por revisar. En algún sitio debe haber habido un motivo para las agresiones y el rapto.

La fuerza que usó el agresor y la descricpión de la niña nos hablan de un hombre. Yo creo que podríamos descartar el pasado del juez, aunque si lo que propongo luego no da resultado, deberíamos volver a este punto. No se pidieron rescates, al menos esta investigación no los menciona... Lo que más me convence es estudiar el pasado de la señora Fornstein.

Supongamos que existió un joven con el que mantuvo cierta relación amorosa durante sus años de instituto o preparatoria. El joven, por una causa ajena a su voluntad, debe marcharse, no pudiendo contraer matrimonio o quedarse con Doroty. Quizá el servicio militar, la guerra con Alemania, qué sé yo... Cuando retorna, se percata de que su novia lo ha abandonado y se ha casado con el juez Fornstein. Aquí se comete la primera agresión, en mil novescientos cuarenta y cinco. Luego, por otro periodo de tiempo, no puede acercarse a la casa de los Fornstein ni intentar nada contra la señora Fornstein. Finalmente, en el cincuenta, decide que su plan no es el asesinato, sino el rapto y luego el posible homicidio.

Mis indagaciones apuntarían hacia:
a. Novios de la juventud de Fornstein.
b. Novios que no hayan podido formalizar su relación y convertirse en maridos de la joven.
c. Novios que entre febrero del cuarenta y cinco y septiembre del cincuenta se hayan ausentado de Filadelfia, por encarcelamiento, búsqueda de trabajo, etc.

Es sólo una línea de trabajo y me gustaría poder resolver (o ser útil para resolver) este misterio. ¡Los enigmas no deben permanecer cerrados! Como dijo Dupin, no hay muestra del ingenio humano que el mismo ingenio humano no sea capaz de develar.

Anónimo dijo...

Siempre eh oido decir que no existen los crimenes sin resolver, atras de ellos siempre hay algo que se oculta que no quieren que se sepa y a mi punto de vista y apoyando lo que dicen los demas que han comentado algo tuvo que ver su esposo,aparte algo que se me hizo curioso es que le preguntara ¿va todo bien? no se pero esa pregunta se me hace algo rara.....

amarilis dijo...

Hola, siempre desde hace mucho tiempo, que este caso me ha llamado la atencion, bueno siempre despues de haberlo leido muchas veces y requetepensado, llego ala conclusion(muy humilde por cierto), de que ella tenia un amante, no el juez, sino ella .
Nicolas lei toda tu hipotesis me encantaria poder seguir , te parece? cariños a todos y gracias mil poresta pagina Amarilis

Anónimo dijo...

Creo que tenía un amante y éste se la llevó, pero ella ya lo tenía planeado también, así se iría lejos con él donde nadie la conociera y pudiera vivir tranquila sin miedo a ser asesinada y fingieron delante de la niña para que se creyera que fue un secuestro.

Ya! Caso resuelto! xD

Lau.

Anónimo dijo...

espero que me extrañes??????
esa frase tambn se me hace rara
como si ya supiera que algo iba a ocurrir

Ericka... dijo...

HOLA VEO Q MUCHA GENTE TIENE IMAGINACION Y ESO ES PADRE PORQUE DE ESTO SIRVE PARA Q LINKS COMO ESTE PERDURE
EN LO PARTICULAR YO SOY DE LA OPINION QUE FUE EL JUEZ QUIEN MANDO A MATAR SU PROPIA ESPOSA, ES EN "LOGICA", LO MAS CERCANO, ELLA NO TENIA NINGUN AMANTE, NI NADA POR EL ESTILO, EN 1945 EL ESPOSO LA MANDA A MATAR, PERO EL ASESINO PENSO QUE CON ESA BRUTAL GOLPIZA LO CONSEGUIRIA PERO NO FUE ASI...
EL JUEZ FUE PACIENTE Y DESPUES DE UN TIEMPO, QUE LA PROPIA DOROTHY SE CONFIARA Y VIERA QUE TODO FUE UNA PESADILLA DE AÑOS ATRAS, Y CON EL "APOYO" DE SU ESPOSO Y EL AUTOESTIMA SALIENDO DE ESE TRAUMA, SE CONFIO A MANERA DE QUE NUNCA SE VOLVIO A ESPERAR UN ATAQUE DEL AGRESOR, QUE POR LA FORMA QUE OPERO, SE TRATA DE LA MISMA PERSONA, PERO CON LA CONSIGNA AHORA DE LLEVARSELA Y DESAPARESERLA...
NINGUNA PAREJA DE ELLA DE SU JUVENTUD SERIA TAN CURIOSO Y CUIDADOSO PARA ENTRAR Y SALIR SIN SER VISTO (SEGUN)... Y SI EL JUEZ REALMENTE DIJO "ESPERO QUE ME EXTRAÑES" DE AHI VIENE TODO LO QUE ORILLA A DAR SEGUIMIENTO A LAS PISTAS; PERO COMO ERA UNA PERSONA (AL PARECER) INFLUYENTE Y DE BUENA PRESCENCIA, DEBERIA TENER POR LOGICA, UNA CUARTADA EN CADA UNO DE ESOS ATAQUES, COMO FUE...
SI HAY QUE HABER HECHO UN SEGUIMIENTO DETALLADO Y MINUSIOSO DE CADA SITUACION HIPOTETICA; PERO AL VER LA SITUACION QUE ACONTECIO; NO SE DETECTO ROBO, NI AGRESION A LOS NIÑOS, Y MANDA A DORMIR A LA NIÑA, INDICIO QUE FUE MANDADO UNICAMENTE POR ELLA.
EL ASESINO FUE EL JUEZ, Y PUDO SER POR EL HECHO DE QUE YA SE HABIA ABURRIDO DE ELLA; Y MAS DESPUES DE QUE ESTABA ASUSTADA Y ALA DEFENSIVA DESPUES DEL PRIMER ATAQUE QUE EL MISMO HABIA MANDADO A HACER PARA MATARLA; ESA MISMA NOCHE FUE ASESINADAPOR LA MISMA PERSONA QUE 5 AÑOS ATRAS, POR EL MISMO MOVIL, Y POR LA CLAVE, NUNCA ESTUVIERON LOS TELEFONOS INTERVENIDOS; Y NADIE SE ESCONDIO EN LA CASA ESPERANDO EN ESE DIA... SOLO QUEDA LA DUDA DE SABER QUE LE DIO ESTA PERSONA A DOROTHY PARA QUE ESTUVIERA MAREADA, PORQUE ES UN HECHO QUE LA SIJETO ESTANDO ELLA DORMIDA CON ALGO QUE LE PUSO A OLER O INYECTADO, Y SI ELLA ESCUCHO LA PUERTA, SEGURO PENSO QUE ERA SU ESPOSO, QUE VESTIA IGUAL A EL, PARA NO CAUSAR MIEDO A LOS NIÑOS POR SI LO LLEGABAN A VER... SALUDOS :P

Anónimo dijo...

Pues en lo personal estoy de acuerdo con la hipótesis de que el marido es la mente creativa del asesinato, a mi parecer es muy obvio, en primer lugar nadie sospecharía de un juez, y desarrollando este trabajo, por supuesto que para la agresion fisica y para el secuestro tenia cuartadas, yo creo que su fin era asesinar a su esposa sin mancharse las manos, por eso contrato a una persona, obviamente el pensaba que con el primer ataque Dorothy iba a morir, y el agresor, al darle tremenda paliza supongo que creyo que la mujer habria de perecer aunque no fue asi, se recuperó, el juez no tenia otra opcion mas que esperar... cinco años de espera, en los cuales obviamente cambio su modo operandus, y decidio cambiar la estrategia, ahora no sería un asesinato si no un secuestro que llevaria al homicidio, en cinco años hizo que Dorothy volviera a confiar poniendo seguros en toda la casa y convirtiendose en un mejor esposo, creo que es muy obvia la respuesta de como entró, el esposo obviamente sabia exactamente como entrar, tenia llaves... por supuesto, llaves que entrego a su empleado asesino, el dia del asesinato, llamó para preguntar si todo iba bien, creo que quizas pudo ser un error, pues pensó que el trabajo ya estaba hecho, o quería ver si estaba ocurriendo aunque se adelanto un poco, en realidad no entiendo muy bien quien dijo 'No me extrañes' y al ver comentarios anteriores me doy cuenta de que muchos están en desacuerdo sobre quien lo dijo, pero de parte de quien haya sido me parece macabro, (Si hubiera sido el esposo de Dorothy creo que es obvio que fue una despedida, y si fue Dorothy creo que fue un presentimiento y también fue una despedida), en fin, es muy raro que en una escena asi no haya huellas y no se encuentren cerraduras forzadas, repito, es seguro que el esposo les dio todas las llaves, si Dorothy hubiera escuchado una puerta forzada o hubiera escuchado escandalo, obviamente iba a tratar de escapar, pero no fue asi, escuchó como las puertas se abrian con llave (supongo) por eso no actúo de ninguna manera extraña, sentia tranquilidad pensaba que era su esposo, cuando entró a la habitacion si Dorothy lucía mareada pues seguramente la drogó no quería que gritara o forsejeara, por supuesto que fue un hombre con ordenes directas de solo ir por ella, si hubiera tenido otras intenciones al ver a su pequeña hija también la hubiera atacado o también se la hubiera llevado... pero no, solo la mandó a dormir de nuevo, con tranquilidad, sin gritar ni asustarla, para mí es muy obvio que su esposo es la mente criminal que trazó todo esto, siendo juez de ninguna manera dudarian de el, y nunca investigarian en su contra, la única pregunta que queda por resolver es ¿Por qué? y ¿dónde yace el cuerpo de Dorothy?, en lo personal no me llena la teoria de que solo se cansó de ella, tiene que ver algo más en la profundidad de sus vidas que lo llevará a hacer esto, si se hubiera hartado de la relación simplemente la hubiera dejado, y la pregunta de donde queda su cuerpo, pues me hace pensar el por que no devolverle a sus hijos a su madre aunque sea para despedirse, por que esconderla, son preguntas que en realidad me gustaria que fueran contestadas, he leído ya bastantes casos así, que quedan sin resolver, y de alguna manera despierta mi instinto de investigacion y justicia y de alguna manera me causa cierta nostalgia, pequeños comentarios como estos ayudan a despertar la creatividad y que para nosotros al menos quedé un caso descubierto y cerrado, ahora pedirles un favor, hay un caso que se llama 'El niño de la caja' si pueden presentarlo aquí, y comentar sobre sus teorias seria fantastico, gracias, espero mi humilde opinion y teoria tambien sea tomada en cuenta.

Ampersand dijo...

Todo apunta a que fue el juez el interesado en la desaparición de su esposa, porque de una manera u otra, no encajaría debido a la "calidad moral" que se necesita para ser juez, y si habría sido como un acto de venganza, sería idóneo suponer que uno de los múltiples enemigos ganados por el ejercicio de su profesión, fué el encargado de hacerlo sufrir, desapareciendo a su esposa.

Pero las evidencias apuntan a una posible acción por parte del juez, porque conocía a la perfección el ámbito y hábitos de su casa; en todo caso, lo terrible es la desaparición sin rastro, de esta mujer, lo que le añade el toque de misterio necesario para convertirlo en interesante ... Saludos !!!

Anónimo dijo...

Wow... Nicolás, demasiado interesante! Me encantó tu análisis porque es muy detallado y muy cierto todo.