David Koresh y los Davidianos: "El Rancho del Apocalipsis"



"¿Por qué el sol continúa brillando?
¿Por qué el mar aún rompe contra las rocas?
¿Acaso ellos no saben que es el fin del mundo?"
Eddy Arnold. "End of the world"


El escándalo de la Rama Davidiana antecedió a la voladura del Edificio Murrah de Oklahoma, al caso O. J. Simpson, al affaire Clinton-Lewinsky, a los atentados del 11 de septiembre y a las invasiones a Afganistán e Irak. Aquella historia mantuvo al mundo en vilo durante 51 días. Lo que empezó siendo una tragedia confusa y más bien pequeña, derivó en una masacre. Desde entonces, Estados Unidos es otro país. Pocos recuerdan que la pesadilla terrorista comenzó en Waco, Texas, un 19 de abril de 1993.



Cristo armado: una imagen recuperada del "Rancho del Apocalipsis" en Waco


En los Estados Unidos funcionan más de 1,500 diferentes nuevos movimientos religiosos. Los davidianos son un grupo disidente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. En la década de los treinta, Victor Houteff se autoproclamó el nuevo Profeta de Dios para la Iglesia Adventista. El nombre del grupo sería los Adventistas Davidianos del Séptimo Día. Tomaban su nombre del rey David, monarca que aparece en la Biblia.



En 1959, una parte de este grupo formó la llamada Rama Davidiana de Adventistas del Séptimo Día, liderada inicialmente por Ben Roden. Se trataba de una secta que basaba su existencia en la interpretación literal del Evangelio según San Juan; esto es, del Apocalipsis bíblico. El grupo se estableció en el rancho Monte Carmelo, a las afueras de Waco, Texas.



El liderazgo y la ocupación de la propiedad habían ocasionado conflictos entre los davidianos antes de que Vernon Wayne Howell tomara cargo en 1990 tras un tiroteo con George Roden, a quien le correspondía el puesto.



El joven David Koresh


Cuando Howell tomó el control del grupo, cambió su propio nombre por el de David Koresh, evocando a los reyes bíblicos David y Ciro. Koresh siempre quiso ser rockero e incluso tocaba a veces la guitarra y cantaba. Luego se metió de lleno al fundamentalismo cristiano, específicamente a la secta de los davidianos.



David Koresh cantando


Desde sus tiempos de estudiante en Houston, Koresh, que era un mal estudiante, provocó —y quiso compensar aquella carencia— a sus profesores con la memorización de todos los textos bíblicos.



En el caso de Koresh, como en tantos casos similares, todo se reducía a un fundamentalismo cristiano que ni siquiera interpretó los pasajes más oscuros de la Biblia sino que, por el contrario, los siguió al pie de la letra. Koresh era uno de los numerosos predicadores generalmente apocalípticos que, en Estados Unidos, aterrorizan a sus seguidores para formar parte de un restringido grupo que, cuando toda la humanidad perezca, logrará salvarse.



Koresh había llegado a dirigir su secta a través del matrimonio con Rachel Jones, de catorce años, hija de uno de los dirigentes de la misma, al que arrinconó enseguida, sustituyéndolo en la cima jerárquica.



Koresh con su familia



Siendo ya el líder de los davidianos, se había metido entre pecho y espalda el Libro de las Revelaciones bíblico. Koresh estaba convencido de ser la reencarnación de Jesucristo.



De todas partes llegaban nuevos adeptos ganados por la persuasiva doctrina de un David Koresh que estaba armado hasta los dientes dentro de lo que sería el gran mausoleo de Waco. Había efectuado compras de armas por valor de más de 250.000 dólares, para estar preparado llegado el momento del acoso del "Mal".



El líder davidiano tenía además acceso a placeres vetados para los demás miembros, como las jóvenes adolescentes y la buena comida. Koresh había sido acusado de mantener relaciones sexuales con jovencitas, que él llamaba sus “esposas”, y de forzar a sus seguidores a proporcionarle grandes cantidades de dinero.



Un periódico de Texas había investigado informes según los cuales Koresh había abusado de niños en el rancho Monte Carmelo; el lugar era la base de la secta y allí vivían todos, en una comuna pseudoreligiosa. Este medio estaba en proceso de publicar una serie de alegatos cuando el grupo fue cercado. Koresh era abiertamente partidario de la poligamia en su propio caso y en el de algunos otros miembros selectos del grupo.



Supervivientes de la redada que ocurrió después, antiguos miembros y familiares de miembros, han dado información muy diversa con respecto a las creencias, prácticas y conducta del grupo. Estas personas tenían una gran cantidad de armas automáticas y efectuaban prácticas de tiro.



Koresh durante uno de sus sermones




En 1992, las autoridades federales, tras recibir información de que estaban almacenando ametralladoras, decidieron abrir una investigación. A final del mismo año, sospechando que la secta había convertido ilegalmente armas semiautomáticas en automáticas, se abrió una caja destinada a los davidianos que resultó contener granadas de mano. La caja volvió a ser cerrada y entregada, pero se usó como evidencia para obtener una orden judicial contra la secta.








En vísperas de la tragedia, y en el que sería su último refugio, Koresh había reunido junto a él a numerosos adultos pero también a un buen número de niños, y con unos y otros, se dispuso a convertir en una fortaleza inexpugnable el rancho Monte Carmelo.



Mapas del sitio



El 28 de febrero de 1993, el BATF (Departamento de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego) organizó una redada en el rancho de los davidianos. Fue llevada a cabo debido a la supuesta presencia ilegal de armas en la propiedad, dando como resultado la muerte de cuatro agentes y cinco davidianos.



El ataque


Los agentes se acercaron al rancho en camiones camuflados como camiones de ganado, y de alguna manera comenzaron los disparos. No existe un acuerdo sobre quién disparó primero o por qué. Pero hubo imágenes retransmitidas mundialmente por equipos de televisión invitados por los agentes. Los medios rebautizaron a Monte Carmelo con un nombre ad hoc: "El Rancho del Apocalipsis".



En vivo y a través de la cadena noticiosa CNN, David Koresh habló de los Siete Sellos del Apocalipsis. Los periodistas trataban de que abundara sobre la incursión de esa mañana, cuántos muertos o heridos había en su grupo o si pensaba entregarse. Koresh admitió que estaba herido, que habían matado a su hija pequeña y que había varios muertos y heridos en su grupo.



Pero era claro que principalmente quería aprovechar el tiempo en CNN para citar pasajes bíblicos, en especial del Apocalipsis. Decía que era el Cordero, el elegido para develar los Siete Sellos los cuáles, al ser abiertos, provocarían el fin del mundo. Koresh afirmaba que los davidianos estaban por abrir el Quinto Sello. Desafiaba a los líderes religiosos y a los expertos en la Biblia de todo el mundo a viajar a Texas y debatir con él, y en especial a tratar de igualar su comprensión del misterio escondido en los Siete Sellos. La conversación con la CNN duró 45 minutos.



Koresh citó: "Cuando abrió el Quinto Sello, vi debajo del altar las almas de los degollados a causa de la Palabra de Dios y del testimonio que mantuvieron. Se pusieron a gritar con fuerte voz: '¿Hasta cuándo, Dueño santo y veraz, vas a estar sin hacer justicia y sin tomar venganza por nuestra sangre de los habitantes de la Tierra?' Entonces se le dio a cada uno un vestido blanco y se les dijo que esperasen todavía un poco, hasta que se completara el número de sus consiervos y hermanos que iban a ser muertos como ellos".



Los davidianos se habían fortificado y la policía no logró asegurar la zona, por lo que finalmente, tras retirarse, intentaron establecer contacto con Koresh. El FBI tomó el mando poco después del ataque inicial y, durante los siguientes 51 días, se intentó presionar a los miembros para que se rindieran.



Las túnicas anaranjadas que vestían los davidianos serían, durante los siguientes 51 días, blancos perfectos para los prismáticos de los que los cercaban, y también, para efectuar los primeros disparos, que al final acabarían siendo continuos, y que eran respondidos por los asediados utilizando el arsenal que guardaban entre aquellas paredes.






Los titulares sobre Waco






Durante esos largos días, murieron miembros de los federales y también de los davidianos, en un goteo de víctimas que preparaba la gran hoguera final. De vez en cuando se conseguía un alto el fuego para una nueva mediación que diera lugar a una salida airosa al conflicto, sin resultado alguno.



Pero los asaltantes no sólo utilizaban armas de fuego y gases, sino que recurrieron a la guerra sucia. Para ello no dudaron en cortar la luz, el agua y el suministro de alimentos, al tiempo que, llegada la noche, potentes reflectores barrían las ventanas del rancho, para impedir el más mínimo descanso de los sitiados. La zona comenzó a ser aislada y se usaron amplificadores para hacer llegar sonidos al edificio usando una táctica de guerra psicológica; las veinticuatro horas se escuchaban gritos de cerdos en el matadero y como una broma macabra, se repetía día y noche la canción “Estas botas están hechas para caminar”, con Nancy Sinatra. Los davidianos usaron pancartas desde lugares altos, pidiendo la ayuda de personas ajenas a las fuerzas gubernamentales.



Koresh fue herido de gravedad por un disparo en el costado y los hombres más cercanos a él intentaron negociar con los agentes. Los davidianos produjeron cintas de vídeo en las que niños sentados cerca de Koresh preguntaban a la policía, entre otras cosas, si vendrían a matarlos. Los agentes no estaban preparados para luchar contra el entusiasmo religioso de los davidianos.





Finalmente, se siguieron las recomendaciones de oficiales veteranos del FBI para proceder con el asalto final.



Vehículos armados con armas de gas se acercaron al edificio y derribaron uno de los muros. Algunos de los miembros de la secta de los davidianos, caídos desde las ventanas, fueron inmediatamente arrestados por agentes del FBI, pero la mayoría seguían dentro mientras el ataque era retransmitido mundialmente.




Los 51 días de cerco terminaron el 19 de abril, cuando el recinto fue consumido completamente por las llamas, matando entre 72 y 86 hombres, mujeres y niños, incluyendo a Koresh.





El gobierno declaró que el fuego fue intencionadamente provocado por Koresh y sus seguidores como un acto suicida, pero otros aseguran que fue causado por las granadas de gas inflamable que el FBI arrojó al interior del edificio.



Las víctimas



El hecho de que se negase el acceso a las cámaras al interior del edificio en llamas hasta después de que se extinguieran, ha llevado a muchos a cuestionar seriamente los motivos del FBI.



El FBI asegura que no se les permitió entrar debido al peligro de explosivos en el incendio y de posibles armas de fuego de los miembros supervivientes.






Caricaturas sobre la tragedia





Juego de video sobre Koresh y el asedio de Waco


Las autopsias revelaron que algunas de las mujeres y niños encontrados bajo los restos de un muro de cemento de un almacén murieron de heridas en el cráneo. El muro fue derribado por uno de los vehículos que penetraron la estructura mientras esparcía químicos no letales. Fotografías de algunas de las autopsias muestran cuerpos de niños en poses espásmicas, más parecidas a la intoxicación por gas.



Los cadáveres de los davidianos muertos en Waco





Algunos críticos aseguran que las autoridades durante la masacre de Waco nunca fueron investigadas por su fracaso, y el incidente provocó sentimientos de rechazo hacia el gobierno en Estados Unidos.




El caso más notable fue el de un joven ex marine, llamado Timothy McVeigh. McVeigh había visitado el rancho de los davidianos y durante una entrevista había declarado que rechazaba las acciones del gobierno.



La entrevista con Timothy McVeigh


Los adultos que sobrevivieron el asedio fueron sentenciados por crímenes, pero se redujeron las penas de la mayoría o se anularon las condenas.



Las cenizas de Monte Carmelo, "El Rancho del Apocalipsis"



Los davidianos continúan ocupando la zona y han construido monumentos para conmemorar las muertes. Cabe destacar que esta "rama davidiana" es un movimiento completamente diferente e independiente a los Davidianos fundados por Victor T. Houteff.



El grupo de metal Machine Head, en su primer disco, Burn My Eyes, dedica una canción al suceso. La canción se llama, como no podía ser de otra manera, "Davidian". Su letra dice: "let freedom ring with a shotgun blast" (“deja sonar la libertad con un disparo de escopeta”). Su video fue censurado, ya que la matanza de Waco había sido muy reciente y podía herir la sensibilidad de los espectadores. Waco sería, en el futuro, un nombre de referencia macabro. Una población predestinada a sufrir teniendo en cuenta los datos de que, para 90,000 habitantes, había dieciocho armerías y doscientas iglesias. A raíz de los acontecimientos, se formó una comisión que investigó la matanza. Pero sobre todo, Waco fue el campo fértil de la sangre, el prólogo para que iniciara la era terrorista que tendría su primer capítulo con la incursión en el escenario de aquel joven que había viajado a Waco durante el asedio: el ex marine Timothy McVeigh.



Se sugiere leer a continuación la entrada Timothy McVeigh: “El Bombardero de Oklahoma”, en este mismo website.



VIDEOGRAFÍA:

Entrevista con David Koresh en los días del asedio (en inglés)
video


Video sobre los Davidianos
video


"Waco" - Johnny Philko
video


”End of the world”
video



BIBLIOGRAFÍA:









FILMOGRAFÍA:





DISCOGRAFÍA:

19 comentarios:

ÑOR GOGOL dijo...

Bastante ilustrativo… mucho material. Luego vengo con más calma a recetarmelo. Acabo de leer LA canción del Verdugo de Norman Mailer y A Sangre Fría de Truman Capote. O sea que ando de un mood…

Saludos

Alpa Chino dijo...

A manera de complemento, resta decir que su verdadero nombre es David Kosher, norteamericano de orígen judío... en las primeras notas de prensa aparece su nombre correcto; posteriormente fué cambiado por Koresh...
Excelente como siempre. Felicidades!

Anonymous dijo...

autor del blog: eres un gilipollas

Anonymous dijo...

Dejarian de ser texanos los cabrones, solo por que eran de texas ellos solos debian de partirse la madre y no el pinche gobierno (aunque no es 100% seguro que haya sido una granada). Pinche Sergio Andrade gabacho.

Jorge Lobillo dijo...

Yo escribí un poema sobre ese acontecimiento. Luego te lo envío...

25 de febrero de 2008 21:18:00 CST

jc quirarte dijo...

Soy experto en Arte Forense para la PGJDF y doy clases de Mentes criminales y CONSIDERO el trabajo que haz realizado en tu blog realmente me ha pareciodo de lo mejor que he vistitado
Ojalá y podamos intercambiar material y saludos espero pronta respuesta y sigue adelante con tus trabajos

25 de febrero de 2008 21:19:00 CST

Jorge Lobillo dijo...

Bueno, leí este blog porue me interesaba, pero tus páginas, en general, abundan en salsa catsup... No sé si mi poema se refiera a este caso, pero sí aborda el tema de los suicidas del cometa Hale-Bop.. ¿Lo recuerdas? De todas maneras, mañana te lo envío..

25 de febrero de 2008 21:20:00 CST

Anonymous dijo...

Anónimo dijo...
todos los locos religiosos deben ser detenidos a tiempo,y con inteligencia, para que no arrastren a inocentes a su seguro mal fin. Ninguna religion vale la vida de una persona, por eso casi todo el mundo es laico,si se analiza la religion que profesan los enloquecidos davidianos se vera que es una relgion adúltera,sus fundamentos,el evangelio segun 4 autores mateo,juan lucas y marcos convergen en que hace 2008 años una mujer judia que se iba a casar con un hombre,quedó embarazada de jheova, dios de los judios, atravez de un espiritu santo,ese pretendido embarazo divino fue lo que no creyeron los judios, que esperaban a un enviado o mesias y no al hijo de dios, por eso los judios no creyeron ni en la mujer ni en su hijo; aunque segun las tradiciones ,nada con rigor historico; el hijo de aquella mujer se declaro hijo de jheova, realizó muchos milagros,pregono´un nuevo reino que provoco los recelos de las autoridades romanas que dominaban la palestina de aquellos tiempos y lo crucificaron por el crimen de agitar a las masas.Como se puede ver el embarazo de aquella mujer es un adulterio,porque ya tenia hombre destinado para esposo, aunque este no la haya repudiado en secreto como dicen los evangelistas,no varia la inmoralidad cometida. Si asi se origino el cristianismo no extrañan los desmanes cometidos por los cristianos a lo largo de la historia quemaban viva a la gente si no creia en cristo,se enriquecieron enormemente y se aliaron siempre con los gobernantes y poderosos. y lo mas terrible el inconciente de toda persona sabe sin lugar a dudas,que lo de maria fue, es y sera un sucio adulterio, que mas bien parece haber salido de una mente demoniaca y por ello los cristianos nunca sabran vivir en paz PD:yo soy ateo gracias a dios

4 de agosto de 2008 19:23:00 CDT

Anonymous dijo...

Hola,
Las sectas son señaladas como principales detractores de la infancia, se roban a la gente y la separan de la sociedad para regirles según sus normas, reglas por demás estrictas; y la mayor de las veces sin sentido. En este caso se afirma que circularon por la red imágenes de pequeños de todas las edades que tenían dibujado un corazón rojo y el nombre de David Koresh, al nivel de la entrepierna, la mayoría de ellas desnudas y desnudos y muchas de ellas en franco abuso sexual.

Anonymous dijo...

Un grupo religioso conocido como La Rama de los Davidianos vivían en un lugar llamado el Monte Carmelo en las afueras de Waco, Texas. El 19 de abril de 1993, agentes del gobierno de los Estados Unidos atacaron el lugar y asesinaron a mujeres y niños inocentes con tanques de batalla, antorchas, y gas venenoso. Alrededor de 100 personas inocentes perdieron sus vidas como resultado de ese ataque. Lo que hace de esta una de las tragedias de más grandes proporciones es el hecho de que los Davidianos no habían hecho nada para provocar ese ataque de parte del gobierno de los Estados Unidos.

Los Davidianos tenían una buena relación con la gente de la comunidad. Tenían sus creencias religiosas que les hacían ser diferentes de las otras iglesias, pero muchas de las iglesias consideradas estándar difieren unas de las otras. Dichas diferencias religiosas no representaban excusa alguna para que el gobierno de los Estados Unidos les destruyera sus hogares y sus vidas, especialmente sin que hubiese habido un juicio. La primera enmienda a la Constitución garantiza el derecho a alabar a Dios de acuerdo a lo que le dicte la conciencia del individuo, pero el gobierno ignoró completamente ese derecho en la masacre de Waco.

Un punto sumamente importante para poder entender todo esto es que todo lo que el gobierno y los medios de comunicación dijeron acerca de esta gente fueron mentiras. Muchos llamados expertos compartieron testimonios que provocaron que la mayoría de la gente les creyeran lo que representaba todo lo opuesto a la verdad. Debido a todas esta mentiras mucha gente desconoce quien eran los Davidianos y muy pocas personas saben exactamente qué sucedió durante la invasión de Waco. Las mentiras se dijeron para justificar de alguna forma imposible lo que el gobierno había hecho allí.
La primera enmienda a la Constitución dice que el gobierno no debe hacer ninguna ley en cuanto a la religión. Los derechos constitucionales de los Davidianos se ignoraron completamente. Los asesinos eran culpables de los crímenes más horrendos y se salieron con la suya.Yo misma

Anonymous dijo...

Bueno este comentario es para el mediocre que se dice a si moismo ateo gracias a dios. Me molesto leer tu comentario. En lo personal me considero catolica porque creo en dios jesus y la virgen aunque no pise una iglecia desde hace mas de dos anos y pero mi fe va mas aya de un lugar de adoracion respeto las tonteras que escribiste en tu comentario pero te recomiendo leer un poquito sobre el manto de la virgen de guadalupe y juan diego (aunque sea un poco porque no creo que alguien como tu pueda comprender lo suficiente y es imposible pedirte demaciado jaja) y te prometo que tu idea absurda sobre "el adulterio de maria" cambiara por completo mediocre esa es la mejor manera que puedo darte para que empiezes acreer en un milagro y dejes de escupir tonterias que salen de tu enorme osico de vibora gracias... Y en cuanto a mi querido escritor me facina todo lo que has escrito en tus blogs cada vez me buelbo mas en una adicta e leerte que dios te bendiga y sigas regalandonos este hermoso esfuerzo que haces por todos

Anonymous dijo...

Estoy de acuerdo contigo, pero por Dios y la Virgen COMPRATE UN DICCIONARIO!!!

Nood dijo...

Yo también creo en Dios y la virgen, y tampoco voy a la Iglesia, jeje. Por experiencia personal decidí creer. Pero resuelvo darle mi fe a Dios y solamente a él, y no a las religiones o a los sacerdotes, porque son todos corruptos!! Pero ellos nada tienen que ver con Dios y Jesucristo. Los ateos siempre rompen las pelotas para convencer a la gente de que no cree y citan a la ciencia y muchos de ellos no saben un pedo de ciencia, ja. Y siempre andan fregando que son ateos...parecen más reclutadores de una secta jaja...En cuato a éste caso, pues creo que el gobierno yankee los voló a todos e inventó un montón de patrañas para justificar ésta matanza. Ellos tienen fama de hacer ésas cosas.

Raveliana dijo...

Me gusta mucho el blog y espero que siga actualizándose.

Respecto a los comentarios anteriores quisiera opinar.
No me parece que sólo por no coincidir en credos se le llame mediocre a alguien.
Tuve una educación católica y de mucho respeto hacia la tradición guadalupana. Sin embargo en la actualidad no creo en el milagro guadalupano. Pienso que fue un fraude orquestado por el alto clero que dominada el país en aquellos años, y no por lo anterior soy una mediocre.
Respeto a quienes creen en el misterio de la concepción del hijo de Dios, en el milagro guadalupano y en muchas otras cosas que no comparto y también espero la misma actitud hacia mis creencias.
Saludos.

Raveliana

Anónimo dijo...

Este caso es aún más interesante pues se ignora por mucho una versión tremenda que declara como el gobierno gringo en la administración de Clinton tenía un interés en particular por esta comunidad, si observan bien los vídeos se puede revelar una gran farsa, el uso del ejercito de manera anticonstucional,y otras irregularidades. Bajo una lupa más analitica de la caso se puede detectar la muy probable posibilidad de que kosher y los demás habitantes de la comunidad fueron asesinados a sangre fría por el gobierno.

El terrible perro de Ades dijo...

Que no ven que si no los mataban iban a abrir los sellos y nos moríamos todos, ¿ o ellos o nosotros?

Uly de la Cruz Lira dijo...

Parece que nadie se da cuenta de la manipulación mediática y de las influencias de un gobierno tan poderoso como E.E.U.U en este caso. Hay muchas teorías pero hasta ahora ninguna logra explicar lo que sucedió allí, me intriga mucho Waco...
Personalmente creo que el gobierno abusó de su fuerza y su poder, en fin, solo unos cuantos sabrán los motivos para haber masacrado y tomado Mount Carmelo.

Anónimo dijo...

Tu ignorancia me supera... Especialmente porque no entiendes ni lo que tú misma escribes (¿a eso se llama escribir?).
Cuando un ateo dice: "soy ateo gracias a dios", se llama ironía. ¿Sabes lo que es o te lo explican dentro del catolicismo? Supongo que no. Ahí solo saben fomentar ignorancia y más ignorancia y más sumisión. Emancipate de ideologías y comprenderás.
Fdo. Una atea.

Anónimo dijo...

Huy si, huy si, mirenme soy atea, soy inteligente solo porque yo lo digo...fea de mierda