Charles Manson y "La Familia": "Helter Skelter"


“Dices que quieres una revolución.
Bueno, ya sabes: todos queremos cambiar el mundo.
Pero cuando me hablas de la destrucción,
¿acaso no sabes que no cuentas conmigo?
¿No sabes que todo va a estar bien?
Dices que tienes una solución real.
Bueno, ya sabes: a todos nos encantaría saber el plan”.
The Beatles. “Revolution 1”


Charles Milles Manson nació el 11 o 12 de noviembre de 1934 en Cincinnati, Ohio (Estados Unidos). Su madre no pudo recordar cuál de los dos días, así que eligió el 11. Ella dio a luz en el Hospital General; el niño primero fue registrado como "Sin nombre Maddox". A las pocas semanas, fue Charles Milles Maddox.



Acta de nacimiento de Charles Manson

Era hijo de Kathleen Maddox, una chica soltera de 16 años que había huido de casa en Ashland, Kentucky, debido al comportamiento religioso enormemente represivo de su madre. Ella se quedó embarazada de un coronel llamado Scott Walker, quien se desentendió del niño y de la madre. Desde los siete meses fue internado en la Escuela Nacional de Formación de Niños en Washington, DC. Su expediente allí alude a la posibilidad de que su padre fuera negro: "Padre: Desconocido. Él progenitor pudo haber sido un cocinero de color, con quien la madre habría sido promiscua en el momento de la concepción". Manson siempre negó enfáticamente que su padre biológico tuviera ascendencia afroamericana.



Charles Manson cuando era niño

La madre de Manson era una bebedora empedernida. Una vez vendió a su pequeño hijo a una camarera a cambio de una jarra de cerveza. Su tío lo recuperó algunos días más adelante. Manson contaría la historia: "Cuentan que mamá estaba en un café una tarde. Yo estaba en su regazo. La mesera entre bromas dijo que me compraría. 'Una jarra de cerveza y es tuyo', dijo mamá. La mesera trajo la cerveza y mamá salió del lugar sin mí. Días después, mi tío tuvo que buscar a la mesera por todo el pueblo para llevarme de regreso".


Cuando tenía seis años, fue dejado con sus abuelos mientras su madre y su tío Luther robaban una gasolinera. Fueron detenidos y encarcelados durante cinco años. Manson se quedó a vivir con sus estrictos abuelos durante unas semanas. Después vivió con su tía Joanne. Manson asistió a la Indiana Boys School, en Plainfield, Indiana, a los 13 años. Él la llamaba “Painsville”: "La Villa del Dolor”. Kathleen Maddox encontró difícil hacerle frente a la maternidad siendo tan joven. Un tiempo más tarde, Kathleen se casó con un obrero llamado William Manson, que le dio su apellido al niño. Manson nunca conoció a su padre y en una época, inclusive fue abandonado por su madre durante mucho tiempo. A los doce años, cuando lo abandonó definitivamente, no confiaba en nadie y estaba ya cultivando una personalidad violenta.



La casa de su abuela

A los 14 años, poco tiempo después de salir de un hogar Juvenil en 1948, Manson pasó una breve temporada trabajando de mensajero. Un año más tarde, Kathleen Manson volvió por el pequeño. Manson estaba entusiasmado. Comenzaron juntos una vida nómada, pero Manson nunca pudo estar seguro de si se quedaría con su madre o sería el juguete de alguien más. Manson y su madre se movían por Ohio, Kentucky, West Virginia e Indiana. Llevaron una azarosa vida que rayaba el límite del delito, viviendo en habitaciones de hotel, hasta que Kathleen encontró a un hombre que realmente la quería a ella, pero no a Manson.


Ella puso la custodia de su hijo en manos de un tribunal y Manson fue llevado a Gibault, un hogar para niños en Terre Haute, Indiana. Aunque su madre lo visitaba y le prometía que muy pronto volvería con ella, esto nunca sucedió. Desde entonces, la vida de Manson fue una triste historia de hogares y reformatorios, huyendo, robando coches y comida e intentando soportar el sadismo que abundaba en algunas de estas instituciones. Llegó a estar cada vez más herido, amargado y enfadado.


Manson cometió su primer delito grave y robó en una tienda de comestibles, obteniendo el dinero que le permitió alquilar una habitación. Cometió una serie de robos en otras tiendas, entre ellas una de la que sustrajo una bicicleta, pero fue finalmente capturado en el acto y enviado a un reformatorio en Indianapolis. Se escapó después de un día, pero fue recapturado y enviado a Boys Town, un campo para menores infractores. Cuatro días después de su llegada, se escapó con otro chico. Consiguieron una pistola y cometieron dos robos a mano armada, mientras se dirigían a la casa del tío del otro chico. Atrapados durante el segundo asalto, Manson fue enviado, a los 13 años de edad, a un reformatorio para muchachos de Indiana, donde, según declararía más tarde, fue violado brutalmente. Después de varios intentos fallidos, se escapó con otros dos chicos en 1951. En Utah, los tres fueron sorprendidos conduciendo a California en los coches que habían robado. Habían asaltado varias estaciones de servicio a lo largo del camino. Por el delito federal de conducir un automóvil robado a través de las fronteras estatales, Manson fue arrestado de nuevo. Un trabajador social lo consideró muy agresivo. A pesar de tener cuatro años de escolaridad y un coeficiente intelectual de 121 puntos, Manson era analfabeta.





En octubre de 1951, por recomendación de un psiquiatra, Manson fue trasladado al Natural Bridge Honor Camp, una institución de seguridad mínima. Menos de un mes antes de febrero de 1952, cuando estaba programada su reunión con la Junta de Libertad bajo Palabra, Manson amenazó con una cuchilla de afeitar a otro chico, poniéndola contra su garganta mientras intentaba sodomizarlo. Después de esto, Manson fue trasladado al Reformatorio Federal de Petersburgo, Virginia, donde fue considerado "peligroso". En septiembre de 1952, una serie de faltas disciplinarias graves dieron lugar a su traslado al Reformatorio Federal en Chillicothe, Ohio, una institución más segura. Cerca de un mes después de la transferencia, se convirtió en un residente modelo. Los hábitos de trabajo impuestos y un aumento en su nivel de educación, que fue desde el cuarto hasta el séptimo grado, le valieron la libertad condicional. Después de vivir temporalmente con sus tíos en West Virginia, Manson se fue a vivir con su madre en ese mismo estado.


A finales de 1952 había ocho cargos contra él. Fue transferido a otra prisión y liberado en 1954 por buen comportamiento. Con diecinueve años de edad, Manson se casó con Rosalie Jean Willis, una enfermera de diecisiete años. Con ella concibió a su primer hijo. Según diría, con ella conoció la verdadera felicidad conyugal. Alrededor de octubre, unos tres meses después de que él y su esposa embarazada llegasen a Los Ángeles en un coche que había robado en Ohio, Manson fue nuevamente acusado de un delito federal para conducir el vehículo a través de las fronteras estatales. Después de una evaluación psiquiátrica, le dieron cinco años de libertad condicional. Su posterior falta de comparecencia en una audiencia en Los Ángeles por un cargo idéntico presentada en Florida, resultó en su arresto en marzo de 1956 en Indianapolis. Su libertad condicional fue revocada; fue condenado a tres años de prisión en la Isla Terminal de San Pedro, California.



La boda de Charles Manson y Rosalie Jean Willis

Mientras Manson estaba en prisión, Rosalie dio a luz a su primer hijo, Charles Manson Jr. Durante su primer año en la Isla Terminal, Manson recibió visitas de Rosalie y de su madre, que ahora vivían juntas en Los Ángeles. En marzo de 1957, cuando las visitas de su esposa cesaron, su madre le informó que Rosalie estaba viviendo con otro hombre. Menos de dos semanas antes de una audiencia de libertad condicional programada, Manson trató de escapar. Posteriormente, Manson recibió cinco años de libertad condicional en septiembre de 1958, el mismo año en que Rosalie recibió una sentencia de divorcio.


En noviembre, fue acusado de proxenetismo por los padres de una chica de 16 años de edad. En septiembre de 1959, se declaró culpable de un cargo de intento de cobrar un cheque falso. Recibió diez años de libertad condicional después de que una mujer joven con un historial de arrestos por prostitución, lanzó una "oración lacrimógena" ante el Tribunal asegurando que ella y Manson estaban "profundamente enamorados y se casarían si Charlie era liberado". Antes de fin de año, se casó en segundas nupcias con la prostituta Leona "Candy” Stevens. De ese matrimonio nacería Charles Luther Manson, su segundo hijo. Por aquella época, y nuevamente en la cárcel, comenzó su formación esotérica y posteriormente utilizó conceptos de la filosofía oriental. Manson había pasado la mayor parte de su vida adulta en prisión, principalmente por robo de vehículos y fraude.



Leona “Candy” Stevens

En junio de 1960, Manson fue arrestado en Laredo, Texas y devuelto a Los Ángeles por violación de su libertad condicional; se le ordenó cumplir su sentencia original de diez años de prisión. En julio de 1961, después de pasar un año apelando sin éxito la revocación de su libertad condicional, Manson fue trasladado de la cárcel del condado de Los Ángeles a la Penitenciaría de Estados Unidos en la Isla McNeil. Allí, tomó lecciones de guitarra con el líder de la Banda Barker, Alvin Karpis, e incluso obtuvo de otro recluso llamado Phil Kaufman, los datos de contacto de alguien de los Estudios Universal en Hollywood.


En su revisión anual de septiembre de 1961, se señaló que Manson tenía “un tremendo empuje para llamar la atención sobre sí mismo". En 1963, Leona le concedió el divorcio. En junio de 1966, Manson fue enviado, por segunda vez en su vida, a la Isla Terminal. Para el 21 de marzo de 1967, el día de su liberación anticipada, había pasado más de la mitad de sus 32 años de edad en prisiones y reformatorios. Estaba harto de la cárcel.


Parecía como si Manson estuviera cargando deliberadamente los dados contra él mismo. Cuando no podía arreglárselas en el mundo exterior, hacía alguna tontería para asegurarse, de nuevo, un confortable encierro. Como él mismo dijo, reformatorios y cárceles eran sus hogares. Sabía cómo funcionaba el sistema y cómo manipularlo. Tenía amigos y un lugar en la jerarquía. En poco tiempo estaba en su ambiente. Cuando fue puesto en libertad de Terminal Island en la primavera de 1967, Manson le dijo a un guardia: “¿Sabes una cosa? No quiero marcharme. No tengo un hogar ahí afuera”.


Desde que había entrado en prisión años atrás, todo había cambiado. El moderado y conservador mundo que había conocido cuando ingresó en prisión fue sustituido por una nueva generación de paz, amor, sexo libre y drogas. Los compañeros de presidio que iban ingresando le habían contado lo que estaba sucediendo en el mundo exterior, pero él no les creyó. Ahora estaba convencido. Sintonizó con su momento histórico, se adaptó y se dejó llevar por las nuevas consignas. Manson comentaría: “Dormíamos en los parques y nos amábamos en las calles. Mi pelo se hizo un poco más largo. Empecé a componer música y a la gente le gustó. Me sonreían y me abrazaban rodeándome con sus brazos. No sabía cómo actuar. Me dejé llevar. Jovencitas encantadoras corrían por todas partes, desnudas, pidiendo amor y sexo. La hierba y las drogas alucinógenas se conseguían fácilmente en la calle. Era un mundo completamente diferente al que yo había conocido. Un mundo demasiado bueno para ser verdad. Era el sueño de un preso hecho realidad después de siete largos años encerrado. No lo dejé escapar, me aferré a él y a la generación que lo disfrutaba”. En todas partes los jóvenes se rebelaban contra la autoridad, abandonando la universidad. Por primera vez en su vida, Charles Manson, la protesta hecha hombre, estaba de acuerdo con el resto del mundo. Su insatisfecha visión de la sociedad fue bien acogida, aprobada y apoyada. Sin planearlo, estaba creando una contracultura.


El día de su liberación, Manson recibió permiso para trasladarse a San Francisco, donde, con la ayuda de un conocido de la cárcel, se mudó a un departamento en Berkeley. Vivía de mendigar. Manson se aficionó rápidamente al LSD. Su primer encuentro con él fue en 1967 cuando, recién salido de la cárcel, fue a un concierto en que tocaban los Grateful Dead, el grupo de rock ácido por excelencia. Mucha gente lo recordaría bailando como un poseso. De repente cayó en trance, adoptando la posición fetal. Desde aquel momento, siempre llevaba encima dos dosis de LSD. Fue poco tiempo después de su puesta en libertad en 1967 cuando Manson, ya sin cargos criminales, comenzaría el proyecto que lo catapultaría a la fama. Lo que la prensa denominó como “La Familia” comenzó sin ninguna espectacularidad. Manson, con su guitarra y su melena tan a la moda, se convirtió en un asistente habitual de la movida hippie del Haight Ashbury de San Francisco y del campus de Berkeley (Universidad de California). Los frecuentaba fumando marihuana y aporreando su guitarra. Allí conocería a la chica con la que fundaría su extraño grupo de seguidores.


Mary Theresa Brunner nació el 17 de diciembre de 1943 en Eau Claire, Wisconsin (Estados Unidos), hija de John y Evelyn Brunner. Se mudó a California después de graduarse de la Universidad de Wisconsin en 1965, tras recibir una oferta de trabajo como asistente de biblioteca en la Universidad de Berkeley.



Mary Brunner

Manson conoció a Mary Brunner, para entonces una joven de 23 años de edad. Ella dejó que Manson se quedase en su apartamento y, después de un par de semanas, los dos comenzaron a dormir juntos. Charlie terminó yéndose a vivir al departamento de ella. Al poco tiempo, Brunner renunció a su trabajo y se mudaron a Venice, un distrito de Los Ángeles.


Con gran habilidad, Manson manipuló a su chica y venció su resistencia inicial, llevando a otras mujeres a vivir con ellos. En poco tiempo, compartían casa y cama con otras dieciocho chicas. Al salir de la prisión y entrar en un mundo nuevo de liberación, el apetito de Manson por la compañía femenina era insaciable.


Lynette Alice Fromme nació el 22 de octubre de 1948 en Santa Mónica, California (Estados Unidos). Era hija de Helen Benziger Fromme y William Millar Fromme, un ingeniero aeronáutico. De niña, Fromme actuaba en un popular grupo de baile local llamado Westchester Lariats, que a finales de los años cincuenta empezó una serie de giras por Estados Unidos y Europa, actuando en el programa El Show de Lawrence Welk e inclusive en la Casa Blanca. Fromme participó en la gira de 1959.



Lynette Fromme

En 1963, su familia se mudó a Redondo Beach, un suburbio de Los Ángeles, y Fromme comenzó a beber y a consumir drogas. Sus calificaciones en el instituto bajaron, aunque consiguió terminar la escuela en 1966.


Se fue de la casa de sus padres hasta que, unos meses más tarde, su padre la convenció para que asistiera a El Camino Junior College. Su asistencia allí duró sólo dos meses. Debido a una discusión con su padre, escapó y vivió en la calle como una vagabunda.


En 1967, Fromme se mudó a Venice Beach. Para entonces, sufría una profunda depresión. Charles Manson, que había sido recientemente liberado de la prisión estatal de Terminal Island, la vio en la calle y entabló conversación con ella. Fromme encontró interesantes la actitud y la filosofía de Manson, y los dos se hicieron amigos. Él le propuso que se fuera a vivir con él y sus otras chicas y ella aceptó. Desde entonces formó parte de “La Familia”.


Patricia Dianne Krenwinkel nació el 3 de diciembre de 1947 en Los Ángeles, California (Estados Unidos). Su padre era vendedor de seguros y su madre, ama de casa. Asistió al Westchester High School. Patricia fue intimidada en la escuela por otros estudiantes, quienes se burlaban de ella con frecuencia por tener sobrepeso y por el crecimiento excesivo de vello corporal causado por un problema endocrino, sufriendo siempre de baja autoestima.



Patricia Krenwinkel

Después de que sus padres se divorciaron cuando ella tenía diecisiete años de edad, Krenwinkel permaneció en Los Ángeles con su padre, hasta que se graduó de la Westchester High School. Era católica y durante un tiempo fue profesora de catecismo; inclusive consideró convertirse en monja.


Decidió asistir a la Universidad Jesuita en el Spring Hill College, en Mobile, Alabama. Pero sólo duró un semestre allí; se retiró y se mudó a California. Vivió en el departamento de su media hermana en Manhattan Beach, encontrando un trabajo de oficina como empleada de procesamiento de datos.


Conoció a Charles Manson en Manhattan Beach en 1967. Krenwinkel afirmaría que se había acostado con Manson la primera noche que se conocieron, y que él era la primera persona que le dijo que era hermosa. Hipnotizada por el carisma de Manson y desesperada por llamar la atención, decidió irse a San Francisco con él, abandonando el departamento de su hermana, su automóvil y su último sueldo.


Patricia Krenwinkel tuvo varios sobrenombres, como "Big Patty", "Amarillo", "Marnie Reeves" y "Mary Ann Scott", pero dentro de “La Familia” se le conocía comúnmente como "Katie".


Susan Denise Atkins nació el 7 mayo de 1948 en San Gabriel, California (Estados Unidos). Fue la segunda de los tres hijos que tuvieron Edward John y Jeanette Atkins. Susan se crió en el norte de California. Según diría, sus padres eran alcohólicos. Hasta que ella tenía 13 años de edad, vivió con su familia en una casa de clase media en el área de Cambrian Park en San José, California. Su madre murió de cáncer en 1963.



Susan Atkins

Durante los siguientes tres años, la tranquila vida de Susan fue interrumpida por la ruptura gradual de su familia y las mudanzas frecuentes. Fue descrita por quienes la conocieron como una chica tranquila, consciente de sí misma, que pertenecía al coro de la iglesia local.


Dos semanas antes de que su madre fuera hospitalizada por última vez, Susan organizó a los miembros del coro de la iglesia para que cantaran villancicos bajo la ventana de su dormitorio. Después de la muerte de Jeanette Atkins, se pidió a los familiares que ayudaran a cuidar de Susan y sus dos hermanos.


Eventualmente, Edward Atkins se mudó a Los Baños, California, con Susan y su hermano menor, Steven. Cuando encontró trabajo en el proyecto de construcción de la presa de St. Louis, Edward dejó a los dos niños solos, para que se valieran por sí mismos. Susan tomó un trabajo durante su primer año en la escuela para mantenerse. Durante este tiempo, vivió con varios parientes distintos. Por entonces, decidió salir de casa para vivir de forma independiente.


En 1967, Susan Atkins conoció a Charles Manson cuando este tocaba la guitarra en la casa donde ella vivía con varios amigos. Cuando la casa fue allanada varias semanas más tarde por la policía y ella se quedó sin hogar, Manson la invitó a unirse a su grupo de chicas. Ella aceptó, entrando a formar parte de “La Familia”.


Fue apodada "Sadie Mae Glutz" por Manson y un hombre que estaba creando una identificación falsa para ella en ese momento. Atkins afirmaría que en ese tiempo estaba convencida de que Manson era Jesús. También diría: “Charles Manson cambia de segundo en segundo. Puede ser cualquier persona que quiera ser. Puede ponerse la máscara que quiera”.


Manson se había rodeado de una leal corte de seguidoras ingenuas y complacientes. Se estableció como un gurú en San Francisco durante 1967, el "Verano del Amor". Parecía adaptar aspectos filosóficos, satanismo y varios principios de la Dianética y la Cienciología, la cual había estudiado en la cárcel: de hecho, cuando ingresó en prisión en julio de 1961, Manson apuntó "cienciólogo" como su religión. Ahora había fundado un harén. Él y su corte de jovencitas, todas unos diez años menores que él, eran invitados a las mejores fiestas. Manson y las chicas iban juntos a los festejos. Se sentaban en círculo y tomaban LSD para hacer un viaje en grupo.


Paul Watkins, uno de los miembros, se percató de que Charlie era el único que distribuía el ácido. Siempre se aseguraba de tomar menos que los demás. Siempre controlaba la situación. Sus métodos de dominación eran el ácido lisérgico (LSD), los discursos pseudorreligiosos y el sexo. Aprendió a ejercer el poder y más tarde, cuando aumentó el número de miembros de “La Familia”, fue el coreógrafo de sus orgías.



Paul Watkins

Una tarde, mientras Paul Watkins conducía su automóvil, Manson vio a una mujer blanca y un hombre negro tomados de la mano, paseando por la calle. Le explicó a Watkins que por eso los negros aún no se habían rebelado: estaban pacificados por el acceso sexual a las mujeres blancas.


Antes de que terminara el verano, alguien le regaló a Manson un viejo piano. Lo vendió y compró un viejo autobús escolar. Él y sus entusiastas seguidoras se amontonaron en su interior, que habían redecorado al estilo hippie, con alfombras y cojines de colores en lugar de los asientos que habían eliminado. Al principio era amarillo, pero como semejaba un autobús escolar y la policía los detenía muy seguido, lo pintaron de negro en el exterior y escribieron la leyenda “Hollywood Films” en los costados; así evitaron más problemas con la policía.


Vagaron por el norte hasta el estado de Washington, y luego hacia el sur a través de Los Ángeles hasta llegar a México. Vivían en Topanga Canyon, Malibu y Venice, zonas occidentales de la ciudad y el condado. Entre las chicas estaban Mary Brunner, Patricia Krenwinkel, Lynette Frome y Susan Atkins. Krenwinkel relataría una versión idealizada de los primeros días de “La Familia”: "Éramos como ninfas y criaturas silvestres. Queríamos correr por el bosque con flores en el cabello, con Charles tocando una pequeña flauta".


En 1967, Mary Brunner se quedó embarazada de Manson y el 15 de abril de 1968 tuvieron un hijo al que llamaron Valentine Michael, apodado "Pooh Bear". Le pusieron ese nombre por el personaje Valentine Michael Smith, protagonista de la novela Extraño en una tierra extraña, de Robert A. Heinlein, publicada en 1961. Brunner fue asistida en el parto por varios de las mujeres jóvenes de “La Familia”. Brunner, como la mayoría de los miembros del grupo, adquirió una serie de alias y sobrenombres, incluyendo "Marioche", "Och", "Madre Mary", "Mary Manson", "Linda Dee Manson" y "Christine Marie Euchts".



Mary Brunner y Valentine Michael “Pooh Bear”

El 21 de abril de 1968, Mary Brunner y otros ocho miembros de “La Familia”, incluyendo a Charles Manson, Ella Jo Bailey, Dianne Lake, Nancy Pitman, Susan Atkins, Bruce Vann Hall, Marcus John Arneson y Stephanie Rowe, fueron detenidos por agentes del alguacil al este de la autopista 1, en Deer Creek Road, cerca de Little Sycamore Canyon, en el sur del Condado de Ventura, California.


Los agentes los encontraron tumbados desnudos alrededor de una fogata, al lado de su autobús. Manson fue puesto en custodia bajo la sospecha de robo de autos. Rowe, Atkins y Hall fueron acusados de posesión de licencias de conducir falsas. Pitman, Arneson y Bailey fueron encarcelados por cargos de conducta desordenada y no poseer identificación apropiada. Otros cinco miembros fueron puestos en libertad sin cargos. Después, todos fueron puestos en libertad.


Mary Brunner fue la que tuvo más problemas; se le detuvo bajo sospecha de poner en peligro la vida y la salud de un niño, después de que su recién nacido hijo Valentine “Pooh Bear”, fuera visto desnudo y con fiebre. El bebé fue puesto al cuidado del Hospital General del Condado de Ventura. Los cargos contra Brunner fueron luego reducidos a contribuir a la delincuencia de un menor; se le dieron dos años de libertad condicional y una sentencia de cárcel suspendida por quince días. Posteriormente, Brunner les dijo a las autoridades que planeaba regresar a casa de sus padres en Wisconsin y Valentine fue devuelto a ella.


Los acontecimientos que culminarían en el pináculo de la carrera criminal de Manson se pusieron en marcha a finales de la primavera de 1968, cuando Dennis Wilson, fundador, vocalista y baterista del grupo de música pop The Beach Boys, recogió en la carretera a dos chicas autostopistas. Las jóvenes eran Patricia Krenwinkel y Ella Jo Bailey, ambas de 20 años de edad. Las llevó a su casa de Pacific Palisades por unas horas.



Ella Jo Bailey

Al otro día salió por unas horas para ir a una sesión de grabación y dejo allí a las dos chicas, con quienes había tenido sexo la noche anterior. Al regresar a su casa, Wilson fue recibido en la entrada de su propia residencia por Manson, quien salió del lugar. Atemorizado, Wilson le preguntó al desconocido si tenía intención de hacerle daño. Asegurándole que no tenía esa intención, Manson comenzó a ganarse su confianza.



Dennis Wilson

Una vez que entraron a la casa, Wilson descubrió allí a doce extranjeros, en su mayoría mujeres. Las chicas complacieron sexualmente a Wilson en una sesión de sexo grupal que duró un largo rato. Consumieron drogas y bebieron. El joven cantante estaba feliz: aquello era como un sueño. En los próximos meses, el número de habitantes de su mansión se duplicó. Varios miembros de “La Familia” se mudaron allí y le costaron $ 100,000 dólares. Esto incluyó una factura médica para el tratamiento de su gonorrea y $ 21,000 por la destrucción accidental de su coche, que pidieron prestado y que no estaba asegurado.


Wilson pasaba horas conversando y cantando con Manson, cuyas mujeres eran tratadas como siervas y se dedicaban a complacer sexualmente a los dos. Wilson pagó por tiempo en el estudio para grabar varias canciones escritas e interpretadas por Manson, e inclusive le presentó a varios conocidos suyos que formaban parte del mundo del entretenimiento.



Dennis Wilson y Charles Manson

Entre ellos estaban Gregg Jakobson, Terry Melcher y Rudi Altobelli. Este último, hijo de la actriz Doris Day, era dueño de una casa ubicada en el número 10050 de Cielo Drive. Además de Doris Day, habían vivido en esa mansión la actriz francesa Michèle Morgan, Lillian Gish, Cary Grant con su esposa Dyan Cannon, Henry Fonda, George Chakiris, Marcos Lindsay, Paul Revere & The Raiders, Samantha Eggar y Olivia Hussey. En 1968, Altobelli le rentaba la casa al productor Terry Melcher, pero poco después este se marchó y entonces se la alquiló al director de cine Roman Polanski y a su esposa, la actriz Sharon Tate, considerada una de las mujeres más hermosas del mundo. Tate es, además, amiga personal de uno de los Beatles tan admirados por Manson: Ringo Starr.



Rudi Altobelli

Gregg Jakobson quedó impresionado por "todo el paquete Charlie Manson", a quien consideraba un artista y filósofo. También pagó para grabar el material musical del gurú, pues, según dijo, “lo admiraba profundamente”. También obtuvo favores sexuales de las chicas.



Gregg Jakobson

En agosto de 1968, el representante de Dennis Wilson le dijo a Charles Manson que tendrían que mudarse de la casa del cantante. Manson entonces estableció una base para “La Familia” en el Rancho Spahn, no muy lejos de Topanga Canyon Boulevard.



El Rancho Spahn

Todos se trasladaron a aquel sitio. El rancho siempre había sido un set de televisión y locación de películas para varias producciones. Sin embargo, a finales de 1960, los edificios se habían deteriorado y el lugar obtenía ingresos principalmente por los paseos a caballo que ofrecía.




Los miembros de “La Familia” hicieron un trabajo muy útil por los jardines. Además, Manson ordenó a las mujeres que de vez en cuando tuvieran sexo con George Spahn. Para ese momento, el propietario del rancho tenía ochenta años de edad y estaba casi ciego. Las chicas también actuaban como guías y lazarillos para Spahn. A cambio, Spahn le permitió a Manson y a su grupo que vivieran en el rancho de forma gratuita.




En esa época, Lynette Fromme adquirido el sobrenombre de "Squeaky" porque a menudo chillaba cuando George Spahn le pellizcaba los muslos. A ella no le gustaba el anciano, pero obedecía las órdenes de Manson y continuamente le daba al ranchero largas sesiones de sexo oral. Con el tiempo, terminó completamente enamorada de él aunque era sesenta años menor, e inclusive declaró que si Spahn le hubiese propuesto matrimonio, habría aceptado sin dudarlo.



George Spahn


Otro integrante fundamental pronto se uniría a “La Familia”. Charles “Tex” Watson nació el 2 de diciembre de 1945 en Farmersville, Texas (Estados Unidos) y creció en Copeville. Todos lo llamaban “Tex” por su pronunciado acento texano y era el más joven de tres hijos. Desde niño asistió a la Iglesia Metodista de Copeville. En la escuela secundaria fue un estudiante de honor además de atleta, y trabajó como editor en el periódico de la escuela. En septiembre de 1964, Watson se mudó a Denton, Texas, para asistir a la Universidad Estatal de Texas del Norte, donde se unió a una fraternidad.



Charles “Tex” Watson


En enero de 1967 comenzó a trabajar en Braniff Airlines como cargador de maletas. Utilizó boletos de avión gratuitos para viajar y visitar a un hermano suyo que formaba parte de una fraternidad en Los Ángeles; allí se interesó en el estilo de vida psicodélico de finales de los sesenta. Durante ese tiempo, comenzó a usar marihuana y LSD y fue arrestado al menos dos veces por distribuirla.



Al poco tiempo conoció a Charles Manson en la casa de Dennis Wilson. En 1968, Watson se integró a “La Familia” con agrado y fue a vivir al Rancho Spahn, viajando de ida y vuelta a Los Ángeles para hacer dinero vendiendo drogas. En marzo de 1969 se quedó a radicar definitivamente en el rancho.



Catherine Share nació el 10 de diciembre de 1942 en París (Francia). Su padre era un violinista húngaro y su madre era alemana. Sus padres eran miembros de la resistencia francesa durante la Segunda Guerra Mundial, y ambos se suicidaron cuando su hija tenía dos años. La abuela materna de Share murió en un gueto en Europa del Este y sus dos abuelos paternos fueron gaseados en un campo de exterminio nazi. Catherine fue adoptada por una francesa que más tarde se casó con un psicólogo estadounidense y se trasladó a Hollywood, California.



Catherine Share


Share se graduó en la Hollywood High School en 1961. La infancia de Share fue relativamente feliz, hasta que a su madre adoptiva le diagnosticaron cáncer y se suicidó cuando Share tenía 16 años. Desde entonces vivió con su padre adoptivo, quien se había quedado ciego. Después de que él se volvió a casar, Share abandonó la universidad y comenzó a vagar por California, inmersa en la contracultura de los años sesenta. Terminó trabajando en película pornográficas y meses después, le presentaron a Charles Manson. Sin pensarlo dos veces, se fue a vivir a la comuna con él.



Robert Kenneth "Bobby" Beausoleil nació el 6 de noviembre de 1947. Era un aspirante a músico, poeta y actor. En 1965, Beausoleil fue miembro de la banda de Arthur Lee. Este afirmó haberle puesto el sobrenombre de "Bummer Bob" a Beausoleil, debido a una “quemadura de drogas”. Otros lo llamaban “Cupido”. En 1966, “Bobby” Beausoleil se unió a una banda llamada The Orkustra. Después armó su propia banda y la llamó Magick Powerhouse of Oz.



Robert “Bobby” Beausoleil

Tuvo una breve aparición en la película de 1967 Mondo Hollywood, un documental sobre el clima social, político y cultural de Los Ángeles con una gran elenco de figuras de Hollywood, incluyendo al estilista Jay Sebring, ex pareja de la actriz Sharon Tate. “Bobby” Beausoleil también apareció en una cinta porno softcore titulada Ramrodder (Pasión salvaje), donde aparecía además su amiga Catherine Share. Esta película fue filmada en parte en el Rancho Spahn.



Catherine Share en Pasión salvaje


Poco después y llevado por Share, Beausoleil fue presentado a Charles Manson, quien lo invitó a unirse a su grupo. De esta manera, Beausoleil pasó a convertirse en un miembro de pleno derecho de “La Familia”. A través de Beausoleil, Manson conocería a Kitty Lutesinger, Leslie Van Houten y el músico Gary Hinman.



Kitty Lutesinger

Leslie Louise Van Houten nació el 23 de agosto de 1949. En el verano de 1968, se reunió con Catherine Share y “Bobby Beausoleil” en San Francisco. Fue a través de ellos que se enteró sobre Charles Manson y su comunidad.




Leslie Van Houten

Cuando conoció a Manson, quedó inmediatamente cautivada por él y por “La Familia”. Sin dudarlo, pronto se mudó al Rancho Spahn. Para entonces, era novia de Beausoleil.


Aunque Van Houten se dedicó a Manson en cuerpo y alma, él nunca estuvo muy interesado en ella y la trataba como alguien que "pertenecía a Bobby".


En los primeros días de noviembre de 1968, “La Familia” frecuentaba los alrededores del Valle de la Muerte (Death Valley), donde a veces ocupaban un rancho poco utilizado: el Rancho Barker, propiedad de la abuela de una nueva chica que se había integrado al grupo: Catherine Gillies.



El Rancho Barker




Manson fue presentado ante la anciana como parte de una banda de músicos que necesitaban un lugar tranquilo y agradable para realizar su trabajo. Cuando la abuela accedió a que se quedasen allí si se encargaban de dar mantenimiento al lugar, Manson la honró regalándole varios discos de los Beach Boys. Para ese momento, “La Familia” ya era una extraña comuna hippie que no predicaba amor, sino resentimiento.



Catherine Gillies

Otras vidas que llegarían a entrelazarse, se desarrollaban simultáneamente lejos de aquella comuna. Sharon Marie Tate nació el 24 de enero de 1943 en Dallas, Texas (Estados Unidos). Fue la primera de las tres hijas de Paul James Tate, un coronel del Ejército de los Estados Unidos, y de su esposa Doris Gwendolyn. A los seis meses de edad, Sharon Tate ganó el concurso "Miss Tiny Tot of Dallas Pageant" (“Señorita pequeña de las festividades de Dallas”), pero los Tate no parecían tener ambiciones artísticas para su hija. Paul Tate fue ascendido y trasladado en varias ocasiones. A los 16 años, Sharon había vivido en seis ciudades estadounidenses diferentes y le resultaba difícil mantener las amistades. Su familia la describía como tímida y carente de confianza en sí misma; ya como adulta, Sharon comentó que la gente a menudo confundía su timidez con una actitud distante hasta que la conocían mejor.



Sharon Tate

A medida que fue creciendo, la gente comenzó a reparar en su belleza y Sharon empezó a participar en concursos de belleza. Ganó el título de "Miss Richland" en 1959. Durante el concurso habló de su ambición de estudiar psiquiatría, y también manifestó su intención de competir en el concurso de "Miss Washington" en 1960. Antes de que pudiera tomar cualquier decisión, Paul Tate fue transferido a Italia y tuvo que llevar a su familia con él. A su llegada a Verona, Sharon se enteró de que se había convertido en una celebridad local, debido a la publicación de una fotografía suya en traje de baño que apareció en la portada del periódico militar Stars and Stripes.


Descubrió que tenía una estrecha conexión con otros estudiantes de la escuela estadounidense a la que asistía en las inmediaciones de Vicenza, ya que reconocía que sus antecedentes y los sentimientos de separación que tenían eran similares a los suyos, y por primera vez en su vida comenzó a formar amistades duraderas.


Tate y sus amigos se interesaron en el rodaje de Adventures of a Young Man (Las aventuras de un hombre joven), que se estaban realizando cerca de ahí con Paul Newman, Susan Strasberg y Richard Beymer, y obtuvieron participaciones como extras. Beymer notó a Tate entre la multitud y se presentó, y estuvieron saliendo durante la producción de la película, Beymer animó a Tate para seguir una carrera en el cine.


La familia Tate volvió a los Estados Unidos en 1962. Sharon hizo pequeños papeles en las series de televisión Mister Ed y The Beverly Hillbillies antes de aparecer en varias películas. Después de algunas reseñas positivas por sus papeles cómicos, fue aclamada como una de las promesas de Hollywood y nominada a un Globo de Oro por su actuación en la película de 1967 El Valle de las Muñecas. En esta misma época aparecía con regularidad en revistas de moda como modelo y chica de portada. Decía que quería continuar sus estudios, pero trató de encontrar trabajo en el cine. Después de unos meses, Doris Tate, que temía por la seguridad de su hija, sufrió una crisis nerviosa. A causa de las muchas presiones familiares, Tate decidió volver a Italia.


Entre otros hombres, Sharon fue pareja del peluquero Jay Sebring, con quien sostuvo un tórrido romance. Sebring seguiría siendo amigo suyo después de que terminasen y siempre estuvieron muy unidos. A finales de 1965, Sharon tuvo su primer papel importante en la película El ojo del Diablo, coprotagonizada por David Niven y Deborah Kerr. En esa cinta, hizo el papel de una bruja. Sharon y Jay Sebring viajaron a Londres para preparar el rodaje. Gran parte de la filmación tuvo lugar en Francia y Jay Sebring tuvo que regresar a Los Ángeles para cumplir con sus obligaciones comerciales. Después de terminar la filmación, Tate permaneció en Londres, donde se sumergió en el mundo de la moda y las discotecas. En esta época conoció al joven director de cine Roman Polanski.



Ambos admitirían más tarde que ninguno de los dos se sintió impresionado por el otro cuando se conocieron. Polanski estaba planeando la filmación de su película La danza de los vampiros y había decidido que quería a la pelirroja actriz Jill St. John para el papel femenino principal. El productor Ransohoff insistió en que le realizara una prueba a Sharon; después del casting, Polanski estuvo de acuerdo en que podía ser adecuada para el papel, siempre y cuando usara una peluca roja durante el rodaje. La compañía viajó a Italia para la filmación. Mientras estaban allí, la capacidad de Tate para hablar italiano con fluidez resultó de utilidad para la comunicación con los miembros del equipo local. Polanski era un perfeccionista y tenía poca paciencia con la inexperta Sharon.



Sharon Tate en La danza de los vampiros


En una entrevista comentó que una de las escenas requirió setenta tomas antes de dejarlo satisfecho. Además de dirigir, Polanski también interpretó a uno de los personajes principales, un hombre joven e inocente que se siente intrigado por el carácter de Tate y comienza un romance con ella. Conforme avanzaba el rodaje, Polanski comenzó a elogiar sus actuaciones, lo que motivó que la confianza de Tate se incrementara. Según contaría años después Sharon Tate en una entrevista, ella usaba solamente bragas color carne en una de las escenas. Polanski le dijo: “No me gusta cómo te ves así. Quítatelas”. Ella obedeció sin chistar, quedando completamente desnuda. Esto le encantó al director.





Más tarde, mientras filmaban otra escena, Polanski le dio una lección a otro de los actores acerca de cómo debía interpretar su papel de padre de la actriz. Para ello, llamó a la desnuda Sharon, la puso acostada boca abajo sobre sus rodillas y comenzó a darle nalgadas en su hermoso trasero. Tate contaría que el contacto con aquella mano y el dulce dolor que sintió, la excitaron y despertaron su pasión por Polanski. Poco después iniciaron una relación y después de terminar el rodaje, Tate se mudó al apartamento de Polanski en Londres.



Jay Sebring, Roman Polanski y Sharon Tate

Jay Sebring viajó a Londres e insistió en encontrarse con Polanski. Aunque más tarde sus amigos dijeron que estaba devastado, se hizo amigo de Polanski y se convirtió en el confidente de Tate. Polanski comentaría más adelante que Jay Sebring era una persona solitaria y retraída, que los veía a Tate y a él como su familia.




Roman Polanski y Sharon Tate
  
Polanski regresó a los Estados Unidos y fue contratado por Robert Evans de la Paramount Pictures, para dirigir y escribir el guion de El bebé de Rosemary, basada en la novela del mismo nombre de Ira Levin. Sharon Tate se mostró optimista: El ojo del Diablo y La danza de los vampiros estaban por ser lanzadas, y había firmado un contrato para representar un importante papel en la versión cinematográfica de El Valle de las Muñecas. Polanski incluyó a su esposa en su nueva cinta, haciendo un breve papel durante la escena de la fiesta. El bebé de Rosemary se filmó en el Edificio Dakota, en Nueva York.



Para entonces, Polanski y Tate vivían una relación apasionada. A él le encantaba que ella posara desnuda para las revistas, exhibiendo su belleza. Iban juntos a todas partes, siempre estaban tocándose y besándose y según todos los testimonios, eran una pareja que se amaba. Polanski adoraba a su mujer y ella a él. Hacían un gran equipo. Sharon Tate contaría en la misma entrevista que Polanski le había prohibido que usara ropa interior para que no se le hicieran marcas en la piel y que ella lo había obedecido. Su relación estaba cargada de erotismo y sexualidad.




A finales de la década de los sesenta, la prensa hizo eco de los insólitos hallazgos llevados a cabo por Gary Greenwald, un pastor protestante que ocupaba el tiempo libre que le permitía su misión evangelizadora con una curiosa y extraña afición: escuchar canciones de rock tocadas al revés. Nadie sabe si su pretensión inicial era, como afirmaba, la de buscar algún indicio demoníaco que explicase el aliento subversivo que acompaña a la música rock, o si era la excusa de un espíritu que, incapaz de superar la nostalgia de su pasado como músico, se sentía ávido por deleitarse con la cadencia de nuevos estilos musicales. Lo cierto es que, según él, entre los estridentes acordes que surgían al escuchar el reverso de composiciones tan emblemáticas como "Stairway to Heaven" de Led Zeppelin, parecía manifestarse la voz del mismísimo Satán. Era precisamente el célebre Álbum Blanco de The Beatles el disco en el que, según afirmaba Greenwald, se encuentra uno de los primeros mensajes subliminales satánicos. Escuchando al revés el estribillo de la original composición "Revolution 9" se balbucea, siempre según su versión, la siguiente frase: "Turn me on, dead man" ("Dame la vuelta, hombre muerto"; mensaje del que algunos autores prefieren hacer una traducción necrófila: "Cógeme, cadáver").



Gary Greenwald

“Helter Skelter” es el nombre de un tobogán en espiral que se puede encontrar en las ferias británicas. Es además el título de la canción escrita por Paul McCartney y editada en el Álbum Blanco, disco doble cuyo título original es The Beatles y que muchos consideran la obra magna del conjunto. La canción es un ejemplo claro de que Paul no era siempre el Beatle de las baladas, de igual manera que “Julia” prueba que Lennon no fue siempre el Beatle duro. El tema le llegó a Paul a la cabeza tras leer una crítica a una canción de The Who, acerca de que habían escrito un tema que evocaba el caos y el desorden. Paul lo escuchó y lo que descubrió fue una balada más. Esto hizo que concibiera una idea sobre cómo debería sonar la anarquía y decidió componer algo similar. Sin embargo, tras lo que aquel tema desencadenó, descubriría que no era, para nada, lo que había previsto. La canción, una de las más pesadas de todas las realizadas por The Beatles, mantiene también el récord por ser la grabación más larga. La versión original tiene 27 minutos de duración, que los Beatles grabaron en jam session el 18 de julio de 1968. Sin embargo, más de 27 minutos llenarían más de un tercio de un CD (lo que la dejó fuera de The Beatles Anthology). En los días del Álbum Blanco, haberla incluido completa hubiese supuesto dejar una cara entera del LP solo para la canción, así que los Beatles volvieron a grabarla en su versión corta el nueve de septiembre.



“Helter Skelter”

El Álbum Blanco impactó no solamente a los críticos, sino al personaje que estaba a punto de cambiar para siempre la mentalidad mundial sobre el crimen. Para el momento en que conoció el disco, Manson se había convertido en un oscuro gurú esquizofrénico, que basaba sus enseñanzas en la sexualidad desenfrenada, el uso indiscriminado de drogas y un mesianismo posmoderno y enfermizo. En diciembre de 1968, Manson y “Tex” Watson visitaron a un conocido que les mostró su nueva adquisición: el Álbum Blanco de The Beatles, que acababa de ser lanzado. Después de escucharlo, Manson se obsesionó con el disco. Consiguió una copia y lo escuchaba todo el tiempo, mientras se convencía de que las canciones eran mensajes que el Cuarteto de Liverpool había escrito especialmente para él.



El Álbum Blanco


En Año Nuevo, mientras estaban reunidos en el Rancho Myers, los miembros de “La Familia” se concentraron alrededor de un gran fuego, mientras escuchaban a Manson explicarles que la agitación social que había estado prediciendo durante meses, también había sido predicha por los Beatles. El asesinato de Martin Luther King, ocurrido unas semanas atrás, era el inicio de un proceso que culminaría en una guerra racial, donde los negros se levantarían contra los blancos para instaurar un nuevo orden.





“Helter Skelter” era el holocausto por venir, y el Álbum Blanco de los Beatles, un mensaje cifrado dirigido exclusivamente a él por un grupo al que considera un cuarteto de ángeles que Dios enviaba para comunicarle sus designios: los Cuatro Jinetes del Apocalipsis. Las canciones del Álbum Blanco, declaró, estaban escritas en código y eran claves ocultas para que solamente él las comprendiese.



The Beatles

Manson tomaba el tema “Revolution 9” como un mensaje, el primero de muchos. En la canción, podía escucharse a John y Yoko decir "right" (“correcto”), pero Manson lo interpretó como "rise" (“levantarse”). También lo interpretó como “Revelación 9”; esto es, el noveno capítulo del Apocalipsis bíblico. Otras canciones del disco detonaron en su mente: “Piggies”, de George Harrison, era para él una burla a la clase política y empresarial, así como la incitación a degollarlos y destazarlos como cerdos; “Sexy Sadie” se convertiría en una suerte de himno para una de sus amantes, la joven Susan Atkins, más conocida como “Sadie Mae”. “Blackbird” era una incitación al levantamiento de los negros y una consigna para los Black Panthers; “Happiness is a warm gun”, una exhortación a la masacre y el acribillamiento, el homicidio y la revolución; y “Helter Skelter”, la metáfora del derrumbe de la sociedad tras el cual surgiría un nuevo orden donde Manson sería Rey del Mundo.



Charles "Tex" Watson en el Rancho Spahn

A principios de enero de 1969, la familia escapó del desierto frío y se mudó a una casa en Canoga Park, en Los Ángeles, desde la cual pretendían monitorear el aumento de las tensiones entre blancos y negros, de cara a la guerra racial que según Manson se avecinaba. El gurú hippie llamó “El Submarino Amarillo” a ese nuevo centro de operaciones en honor a la canción de The Beatles, dado que las paredes de la vivienda estaban pintadas de color amarillo canario. Este lugar permitiría que el grupo se mantuviera "sumergido debajo de la conciencia del mundo exterior".



Las "Chicas Manson"

A principios de 1969, Manson y sus seguidoras intentaron contactar con los Beatles por carta, telegrama y teléfono; querían decirle a los miembros del grupo musical que debían viajar a través del Atlántico, para unirse a “La Familia” en el Rancho Barker, en pleno Valle de la muerte, y esperar allí la guerra racial. Pero los Beatles jamás pudieron ser contactados.


En febrero, la visión de Manson era delirante. Su estado mental había ido en descomposición y estaba seguro de que “La Familia” podría crear un álbum cuyas canciones, tan sutiles como las de los Beatles, desencadenarían el caos predicho. En aquella casa de Canoga Park, los miembros del grupo estudiaban minuciosamente varios mapas para escaparse al desierto cuando estallase la revuelta. También trabajaban en las canciones para el álbum que según ellos, cambiaría el mundo.


Manson había contactado a Terry Melcher, un productor discográfico, invitándolo a asistir al “Submarino Amarillo” para escuchar las canciones de Manson y “La Familia” y poder así grabar el anhelado disco. Cuando las “Chicas Manson” se enteraron de que Terry Melcher asistiría a la casa para escuchar el material, limpiaron todo el lugar y prepararon una opípara comida que incluía verduras, lasagna, ensalada, pan francés, galletas recién horneadas y mucha marihuana.



Terry Melcher

Pero Melcher nunca llegó. Aquello enfureció a Manson, quien se sintió burlado. Melcher no solamente no compartía su visión, sino que encima ni siquiera se dignaba escuchar sus canciones y las de sus seguidores. Era una ofensa, una burla para aquel hombre que había vivido resentido la mayor parte de su existencia. Decidió ir a buscar a Melcher para reclamarle su actitud.



Catherine Share en el Rancho Spahn

Manson sabía que Melcher tenía su residencia en el número 10050 de Cielo Drive. De lo que no estaba enterado, era que el productor ya no vivía allí. La casa era propiedad de Rudi Altobelli y Melcher ya no era el arrendatario. A partir de febrero de 1969, los inquilinos eran la actriz Sharon Tate y su esposo, el famoso director de cine Roman Polanski, quienes se habían casado en febrero.



La boda de Polanski y Tate

El 23 de marzo de 1969, Manson, sin invitación, entró en la mansión que había conocido como la residencia de Melcher. Fue recibido por Shahrokh Hatami, un fotógrafo y amigo de la hermosísima Sharon Tate. Hatami estaba allí para fotografiar a la actriz antes de su partida para Roma al día siguiente.



Shahrokh Hatami

Después de haber visto a Manson a través de una ventana, acercándose a la puerta principal, Hatami salió al porche para preguntarle lo que quería. Cuando Manson le dijo que estaba buscando a Terry Melcher, Hatami le informó que el lugar era la residencia de Roman Polanski. Hatami, quien no conocía a Melcher ni sabía quién era, le aconsejó a Manson que tratase de encontrar a quien buscaba "en el callejón de atrás", indicándole la ruta de acceso a la casa de huéspedes, ubicada detrás de la casa principal.



Sharon Tate en la puerta de Cielo Drive

Preocupado por el aspecto de aquel extraño que había entrado en la propiedad, Hatami bajó a la acera, para hacer frente a Manson. Detrás de Hatami, en la puerta principal de la casa, apareció Sharon Tate y le preguntó al fotógrafo quién llamaba. Hatami le respondió que un hombre estaba buscando a alguien. Hatami y Tate se quedaron allí parados, observándolo, mientras Manson, sin decir una palabra, se dirigió a la casa de huéspedes, regresó un minuto o dos más tarde, y luego se fue.



El 10050 de Cielo Drive

Esa noche, Manson regresó a la mansión de Cielo Drive y de nuevo fue a la casa de huéspedes. Suponiendo que el porche estaría cerrado y no podría entrar, habló con Rudi Altobelli, que estaba saliendo de la ducha. Aunque Manson le preguntó por Terry Melcher, Altobelli tuvo la sensación de que Manson había ido a buscarlo a él. En respuesta a una nueva pregunta de Manson, Altobelli le dijo que él mismo estaba en el negocio del entretenimiento, aunque, después de haber conocido a Manson el año anterior, en la casa de Dennis Wilson, estaba seguro de que Manson ya lo sabía. Altobelli había felicitado a Manson por algunas de sus grabaciones musicales que Wilson le había mostrado. Hablando a través de la puerta, Altobelli le dijo a Manson que Melcher se había mudado a Malibú. También le mintió diciéndole que no conocía la nueva dirección de Melcher. Manson no le creyó; supuso que Altobelli estaba ocultando el hecho de que ahora Melcher vivía allí mismo, en la casa de huéspedes.


Cuando Altobelli le comentó a Manson que iba a salir del país al día siguiente, Manson respondió que le gustaría hablar con él a su regreso; Altobelli mintió afirmando que se iría por más de un año. En respuesta a una pregunta directa sobre cómo había llegado hasta allí, Manson le explicó que había sido enviado a la casa de huéspedes por las personas que vivían en la casa principal; Altobelli expresó el deseo de que Manson no molestase a sus inquilinos. Manson se fue sin responderle. Altobelli voló con Sharon Tate rumbo a Roma al día siguiente. Durante el viaje, la actriz le preguntó si "ese tipo de mirada espeluznante" había vuelto a la casa de huéspedes el día anterior. Él le respondió que no y ella se quedó más tranquila. El 18 de mayo de 1969, Terry Melcher visitó el Rancho Spahn para, por fin, escuchar a Manson y a las chicas cantar. Arregló una visita posterior, no mucho tiempo después, en el que llevó a un amigo que poseía una unidad de grabación móvil; pero él mismo no grabó al grupo.


Faltaban más protagonistas del intenso drama. Una de ellas llegó tres días después. Linda Darlene Drouin nació el 21 de junio de 1949 en Biddeford, Maine (Estados Unidos). Fue criada en la ciudad de Nueva Inglaterra en Milford, New Hampshire. Era la hija mayor y su madre, Joyce Drouin, siempre remarcó que con tantos niños pequeños para cuidar, nunca fue capaz de dedicarle la atención necesaria a su hija adolescente. "Yo no tenía tiempo para escuchar sus problemas. Mucho de lo que ocurrió con Linda es mi culpa".



Linda Kasabian

Linda fue descrita por amigos, vecinos y maestros como una chica muy inteligente, buena estudiante, una "soñadora romántica". Amable y tímida, pero "obligada a crecer antes de tiempo". Kasabian abandonó la escuela secundaria y se fue de casa a los dieciséis años debido a los crecientes problemas con su padrastro, quien maltrataba a su madre. Se dirigió a los estados del oeste, “en busca de Dios”. Se casó, se divorció, se volvió a casar y dio a luz a una hija, Tanya, en 1968.


Su segundo matrimonio fue con el armenio Robert Kasabian, de quien tomaría el apellido. Cuando la relación se rompió, Kasabian y su hija regresaron a New Hampshire para vivir con la madre de Linda. Más tarde, Robert Kasabian contactó a Linda y la invitó a reunirse con él en Los Ángeles. Quería que ella se encontrara con él y un amigo, Charles "Barbanegra" Melton, y que los acompañase en un viaje en barco por América del Sur. Linda Kasabian tenía la esperanza de una reconciliación, así que regresó a Los Ángeles para vivir con Robert.



En el momento en que ella quedó embarazada de su segundo hijo, se sintió rechazada por su marido, quien la dejó atrás para irse con su amigo en el viaje rumbo a América del Sur. Una amiga suya, la actriz porno Catherine "Gypsy" Share, describió un idílico rancho donde un grupo de hippies habían establecido “un agujero en la tierra”, un paraíso para escapar de la agitación social que se aproximaba. Aquello sonaba como las leyendas que había leído de niña, así que Kasabian decidió investigar. El 4 de julio de 1969, se fue con Catherine Share y con su hija Tanya al Rancho Spahn, donde conoció a Charles Manson.



Catherine Share desnuda en el Rancho Spahn


Linda Kasabian fue bien recibida por los miembros de “La Familia”, quienes la saludaron con mensajes sobre la paz y el amor, dándole la seguridad de que ella y su hija serían atendidas, a condición de que demostrase ser leal. Durante su primera noche en aquel lugar, tuvo relaciones sexuales con Charles "Tex" Watson. Ambos describirían su encuentro inicial como “muy intenso”. Watson persuadió a Kasabian para que le robase una fuerte suma de dinero a Charles Melton, el amigo de su ex marido.



Susan Atkins desnuda

Kasabian fue presentada con Charles Manson, lo que sería un acontecimiento dramático para ella. Según diría tiempo después, “él se veía magnífico en su ropa de piel de ciervo y parecía ser Cristo”. Manson habló con ella acerca de la razón por la cual había ido al rancho, y después de tocarle las piernas, él aceptó que se quedara. Esa noche, Manson y Kasabian tuvieron sexo en el piso de una cueva, dentro del Racho Spahn. Ella pensó que Manson “podía ver a través de ella" y que sabía sobre sus problemas con su padrastro.



Sandra Good y Lynette Fromme

En el mes de julio de 1969, Charles Manson y “La Familia” llevaban una primitiva vida comunal en los límites del desierto. Seguían asentados en el Rancho Spahn, pero se retiraban a menudo al desolado e inaccesible Rancho Barker, en Panamint Valley. Era una población fluctuante, pero casi siempre compuesta por treinta o treinta y cinco seguidores.



Sandra Good y Lynette Fromme desnudas


Tres cuartas partes de ellos eran mujeres y unos cuantos niños. Vivían en cuevas como perros salvajes o como coyotes, la imagen favorita que de sí mismo tenía Manson. “La mayoría de la gente del rancho eran personas que ustedes rechazarían, que estaban en la carretera”, diría. El vehículo de combate de “La Familia” era un buggie de las dunas acorazado. Las pieles que cubrían la plataforma trasera ocultaban el soporte de una ametralladora.



El vehículo de combate


“La Familia” iba aumentando con nuevos adeptos. Ruth Ann Moorehouse, hija de un predicador, fue otra de ellos. Se había casado con un conductor de autobuses para poder escapar de su hogar; pero él la golpeaba tanto, que ella decidió huir. Después de vagar por las calles, Manson la encontró y la invitó a unirse a su grupo. Y ella aceptó.



Ruth Ann Moorehouse

Otra era la pelirroja Dianne Lake, abandonada por sus padres, quienes se marcharon para unirse a la comuna hippie de Hog Farm; con tal de deshacerse de su hija, sus padres estuvieron de acuerdo en que se mudara con “La Familia”. Gustaba de participar en orgías y era una de las amantes favoritas de Manson.



Dianne Lake

Para julio de 1969, Manson tenía integrada a la mayor parte de “La Familia”. Había tres chicas por cada chico. El tamaño de la comuna había aumentado tan rápidamente que ya no cabían todos en el autobús. Muchos comenzaron a vivir en chozas en Topanonga Canyon y sus alrededores. Aún ahora, es prácticamente imposible tener datos de cada persona que, vagando por la Costa Oeste, tropezó con el círculo de Manson.



"La Familia"

Susan Atkins quedó embarazada de Manson y poco después daría a luz a un hijo: Zezozoze C. Zadfrack. Las “Chicas Manson” criaban a los bebés entre todas. Inicialmente, “La Familia” no estaba compuesta por auténticos inadaptados o marginados sociales, aunque luego se convertirían en ello.



Los niños de "La Familia"

Manson no se rodeó de gente como él. La gran mayoría de los miembros de su grupo eran jóvenes impresionables y fácilmente manipulables. Sus chicas eran jóvenes blancas de clase media: bibliotecarias, empleadas, estudiantes, abogadas o profesoras que proporcionaban a Manson su sustento. Sólo Susan Atkins tenía antecedentes penales.



Manson con su hijo Zezozoze C. Zadfrack y tres de sus chicas

Los bienes materiales que muchos miembros llevaron consigo, como automóviles, acceso a propiedades, dinero en efectivo y tarjetas de crédito, permitieron a la comuna seguir adelante. Vivían como marginados contraculturales, colaborando en el rancho, robando droga y “pidiendo prestados” coches y tarjetas.



Ruth Ann Moorehouse con Zezozoze C. Zadfrack, el hijo de Manson y Susan Atkins

Se alimentaban de la comida que desechaban los supermercados. Normalmente hacían sus recolectas en un Rolls Royce. Lynette Fromm, Sandra Good, Mary Brunner y Ruth Ann Moorehouse esperaban que los empleados de los supermercados tirasen los desperdicios en los contenedores de basura. Luego se dedicaban a seleccionar.



Lynette Fromme seleccionando basura para comer




En el desierto, Manson era el gobernante supremo. Algunos miembros del grupo sufrieron la incomunicación, la creciente paranoia de su líder y la amenazadora presencia de la banda de motoristas “Straight Satans”, a quienes Manson admiraba. Pocos lograron huir; sin embargo, los primeros en incorporarse al grupo le demostraron su total adhesión: “haríamos cualquier cosa para agradarle”, decían. Inclusive, estaban preparados para matar en su nombre sin remordimiento.



La banda “Straight Satans”


Charles Manson fue iniciado en la Cienciología en prisión. Aunque no hay pruebas de que realmente creyera en ella, no hay duda de que comprendió sus posibilidades. Al aplicarla sobre mentes jóvenes o en cerebros voluntariamente trastornados por las drogas, utilizaba todas las técnicas: pagar por entrar en el grupo, miradas intimidatorias, órdenes imposibles y amenazas de expulsión del grupo. Todo ello mientras fomentaba la aversión por el mundo exterior y sentenciaba a muerte a quien se atreviera a abandonarlo. Todo estaba dispuesto para el gran drama.



Las "Chicas Manson" con sus rifles en el Rancho Spahn

En julio de 1969, Manson comenzó la secuencia homicida que conmocionaría al mundo. Primero, le encargó a “Tex” Watson que obtuviera dinero, supuestamente destinado a ayudar a preparar a “La Familia” para el conflicto que se avecinaba. “Tex” Watson defraudó a un narcotraficante, un negro llamado Bernard "Lotsapoppa" Crowe, quien respondió con una amenaza para eliminar a todos en el Racho Spahn.



Bernard "Lotsapoppa" Crowe

Manson respondió el 1 de julio de 1969, disparando contra el departamento de Crowe en Hollywood. Estaba seguro de haberlo matado. La creencia errónea de Manson de que había matado a Crowe fue aparentemente confirmada por un informe de noticias, que daba cuenta del descubrimiento del cuerpo de un integrante de los Panteras Negras en Los Ángeles.


Aunque Crowe no era un miembro de ese violento grupo subversivo, Manson concluyó que habría represalias. Regresó al Rancho Spahn y lo convirtió en una fortaleza, con patrullas nocturnas de guardias armados. "Si hubiéramos necesitado más pruebas de que Helter Skelter ocurriría muy pronto, con esto bastaba", escribió “Tex” Watson en sus diarios.


Lo peor vendría después. Gary Allen Hinman nació el 23 de diciembre de 1934 en Colorado (Estados Unidos). Se graduó de la escuela con un título en química, pero continuó en la UCLA, donde cursó un Doctorado en Sociología. Se le conocía por ser un tipo noble y gentil, además de un intelectual con clase.



La casa de Hinman en Topanga Canyon era un lugar en donde cualquier persona que necesitase un lugar para dormir, podía hacerlo. Por intercesión de “Bobby” Beausoleil, se hizo amigo de Charles Manson y a menudo permitió que varios miembros de “La Familia” se quedasen en su casa.



Además de sus credenciales académicas, Hinman era un músico de talento; inclusive trabajó en una tienda donde daba clases para aprender a tocar la gaita, el piano, el trombón y los tambores. En algún momento de 1968 se interesó por el budismo practicado por Nichiren Shoshu. De hecho, en el verano de 1969 Gary estaba planeando una peregrinación religiosa a Japón.



Gary Hinman

Manson sabía que Hinman era dueño, además de su cabaña, de dos automóviles nuevos: una furgoneta Volkswagen y un Fiat station wagon. Bausoleil le dijo a Manson que Hinman acaba de heredar $20,000 dólares; aquello decidió la suerte del músico. La noche del 24 de julio de 1969, Manson reunió a “Bobby” Beausoleil, Mary Brunner y Susan Atkins y habló con ellos. El dinero y las posesiones de Gary Hinman, les dijo, debían pasar a “La Familia”. Ellos serían los encargados de decírselo y de convencerlo para que le entregase el dinero y los autos al grupo, además de que su chalet serviría como refugio en la guerra racial que se aproximaba. Los tres estuvieron de acuerdo. En privado, Manson le dijo a Susan Atkins que si quería "hacer algo importante", debería matar a Hinman y obtener el dinero. Atkins diría después que ella no sabía que un crimen iba a tener lugar, aunque en su libro autobiográfico Niños de Satanás, Hijos de Dios, publicado en 1977, reconoció que fue a la casa de Hinman para conseguir dinero y que sabía que posiblemente tendrían que matarlo.


El 25 de julio de 1969, Beausoleil, Brunney y Atkins llegaron a la casa de Hinman. Este los recibió y los condujo a la sala. Le exigieron el dinero y los autos, pero Hinman negó tener esa cantidad y les pidió que se fueran. Discutieron durante dos horas sin llegar a nada. Entonces Beausoleil lo atacó. Tras amenazarlo con una pistola Radom 9 mm., le ordenó que se quedase quieto en un rincón. El arma quedó en manos de Susan Atkins mientras Beausoleil registraba la casa.



La casa de Gary Hinman

En ese momento, Hinman intentó escapar y comenzó a forcejear con ella. La pistola se disparó y la bala atravesó la cocina, incrustándose en el fregadero. Susan soltó el arma, mientras el asustado Hinman sólo atinaba a mirarla. Al escuchar el disparo, “Bobby” volvió corriendo a la habitación, recogió la pistola y golpeó a Gary en la cabeza con ella. Después lo amarró, sentándolo en una silla.



Robert "Bobby" Beausoleil el día del crimen

En declaraciones posteriores, “Bobby” Beausoleil aseguraría que Hinman le había vendido mezcalina, la cual él había revendido a la pandilla de motociclistas Straight Satans y que varias horas después, ellos le reclamaron que la mescalina había sido envenenada con estricnina, exigiendo su dinero de vuelta y amenazando con matar a Beausoleil. Afirmó que él había ido a ver a Hinman para recuperar su dinero: $1,000 dólares. Diría también que Mary Brunner y Susan Atkins sólo lo habían acompañado para visitar a Hinman y saludarlo. Sin embargo, esa versión era inverosímil y es obvio que se trataba de un simple pretexto para encubrir la brutalidad cometida con el músico. Hinman fue golpeado sin cesar y aquello se prolongó durante dos días, en los cuáles Beausoleil y las dos chicas comieron y durmieron en casa del músico.



El cuchillo de Beausoleil


Como el asunto se prolongaba demasiado, el 27 de julio llamaron por teléfono al gurú. Charles Manson y Bruce Davis, otro miembro de “La Familia”, llegaron pronto a la casa. Manson le exigió al golpeado Hinman el dinero que supuestamente había heredado. Este negó que tal herencia existiese y volvió a pedirles que se marcharan. Entonces, Manson tomó una esada que servía como adorno. Le asestó a Hinman un golpe a un lado del rostro, cortándole la oreja izquierda e hiriéndole la cara. Hinman se puso a aullar por el dolor. Preguntaba a gritos por qué le estaban haciendo eso, les dijo que tomasen los dos automóviles y se marcharan, que él no los denunciaría. Manson le dijo a Beausoleil que siguiera buscando el dinero, ordenó a las chicas que suturaran la herida, y después él y Davis salieron, tomaron uno de los coches y se marcharon.



Bruce Davis

Mary Brunner le cosió la herida con hilo dental, vendó sus heridas y le dio algo de beber. Todo lo que consiguieron de Hinman fueron los pedazos rosados que quedaron de su oreja. No cesaba de pedirles que se marcharan. A causa del forcejeo, al amanecer sus ataduras se había aflojado y Hinman consiguió liberarse. Corrió como pudo hasta la ventana y gritó pidiendo ayuda.




Las heridas de Gary Hinman


Aterrado, “Bobby” Beausoleil tomó un cuchillo y apuñaló a Hinman dos veces en el pecho. Este quedó en el piso, gimiendo y desangrándose; tomó su rosario de uno de sus bolsillos y se puso a murmurar en voz baja "Nam-myoho-renge-kyo", el canto de su fe. Las dos chicas le pusieron una almohada contra el rostro, para asfixiarlo y rematarlo. Dejaron el cadáver tirado encima de la alfombra.


Antes de salir de la residencia de Topanga Canyon, limpiaron todas las huellas dactilares excepto una y amarraron en un bulto todas las ropas y vendajes incriminatorios. Una de las chicas utilizó la sangre de Hinman para escribir las palabras "Cerdito político" (“Political piggy”) en la pared y dibujar una huella felina, símbolo de los Panteras Negras. La intención era que la policía pensase que ese grupo había cometido el crimen. Cerraron con llave todas las puertas y cuando huían por la ventana, decidieron volver y cubrir a Hinman con una sábana.



La pintada en casa de Hinman

El cadáver de Gary Hinman fue encontrado por amigos suyos el 31 de julio de 1969, cuatro días después de ser asesinado. Ellos avisaron a la Oficina del Sheriff de Los Ángeles, encargada de los crímenes cometidos fuera del área metropolitana. El sargento Paul Whiteley y el ayudante del sheriff, Charles Guenther, fueron asignados al caso.




Reporte de la autopsia de Gary Hinman

Un golpe de suerte los favoreció. “Bobby” Beausoleil fue arrestado el 6 de agosto cerca de San Luis Obispo, California, apenas seis días después de que se encontrase el cadáver. Estaba durmiendo en uno de los automóviles de Hinman, el Fiat, para entonces reportado como robado. La policía encontró en la cajuela, debajo de la llanta de refacción, el arma homicida. Beausoliel fue acusado del asesinato de Gary Hinman.


Dos días después, el 8 de agosto de 1969, Mary Brunner y otro miembro de la familia, Sandra Good, fueron detenidas en San Fernando, California, por comprar artículos en una tienda Sears con una tarjeta de crédito robada. Brunner había firmado con el alias de "Mary Vitasek" y las dos mujeres huyeron cuando un cajero comenzó a sospechar.



Sandra Good

Después de haber sido seguidas por el gerente de la tienda, la policía detuvo a las dos en posesión de numerosas tarjetas de crédito robadas e identificaciones falsas. Se les acusó de violar el Artículo 459 y 484e del Código Penal de California y fueron recluidas en el Sybil Brand Institute esa misma noche.



El arresto de Mary Brunner



Según algunas versiones, cuando “Bobby” Beausoleil fue detenido y acusado del asesinato de Hinman, Susan Atkins y las otras “Chicas Manson” decidieron intentar liberarlo. Pensaron, de acuerdo con Manson, que algunos asesinatos similares serían la respuesta. Si Beausoleil estaba en la cárcel cuando se llevaran a cabo, quedaría libre de sospechas. Manson quiso actuar en consecuencia. La detención de Mary Brunner y Sandra Good terminó de decidirlo.



Ficha de detención de Mary Brunner

Otro acontecimiento terminó de enfurecer a Manson: Terry Melcher, el productor que había grabado las canciones de él y de su grupo, le dijo que no lanzaría el disco. No le gustaba el material. Manson se sintió humillado y estresado por todo lo que estaba ocurriendo, así que decidió eliminar a Melcher.


En la casa de Roman Polanski y Sharon Tate, se reunían otros protagonistas de la tragedia. Uno de ellos era Wojciech Frykowski, actor y escritor polaco amigo de Polanski, quien sostenía una relación con Abigail Folger, heredera de un imperio cafetalero. La pareja se conoció en la ciudad de Nueva York en diciembre de 1967, cuando fueron presentados por un viejo amigo, el escritor Jerzy Kosiński. Ella le dio a Frykowski un recorrido por Nueva York y allí comenzó su amistad.



Wojciech Frykowski

En ese momento él tenía poco dominio del inglés, pero como Folger hablaba fluidamente en francés, pudieron comunicarse. Se enamoraron mientras ella le enseñaba a hablar inglés. Después de vivir juntos durante varios meses en su departamento de la ciudad de Nueva York, la pareja finalmente decidió trasladarse al sur de California.


Frykowski le presentó a Abigail Folger a Roman Polanski y a Sharon Tate. A través de Polanski, la pareja conoció al famoso estilista Jay Sebring y a otras personas de su círculo.



Abigail Folger

La pareja había estado cuidando de la residencia de Polanski desde el 1 de abril, cuando el director se había ido a Londres para trabajar en dos proyectos cinematográficos diferentes, uno de ellos el largometraje El Día del Delfín, que jamás terminó. También estaba dando los toques finales a su película El bebé de Rosemary (filmada en el Edificio Dakota de Nueva York, donde once años más tarde sería asesinado otro de los Beatles: John Lennon).




Abigail Folger y Wojciech Frykowski

Sharon lo había visitado en Inglaterra y había regresado a los Estados Unidos sólo tres semanas antes. El 20 de julio, después de que Sharon Tate regresó a su casa, Frykowski y Folger acordaron permanecer en el 10050 de Cielo Drive con Sharon, que para entonces estaba embarazada de ocho meses, hasta que Polanski regresase de Europa.



El viernes 8 de agosto de 1969, Sharon Tate estaba a dos semanas de dar a luz. Ese día tuvo dos invitadas a comer en su casa: las actrices Joanna Pettet y Barbara Lewis. En la comida les comentó su decepción por el retraso en los planes de regreso de Roman Polanski desde Londres.



Sharon Tate embarazada



Por la tarde, Polanski la llamó por teléfono para comentarle que volvería a Los Ángeles el día 12. La hermana pequeña de Sharon, Debra, también telefoneó para preguntarle si su hermana Patti y ella podían quedarse a pasar la noche en su casa de Cielo Drive, aunque Sharon le dijo que no. Eso les salvó la vida.



Debra y Patti Tate

Esa noche, Manson les dio instrucciones a varios miembros de “La Familia”: Charles “Tex” Watson, Patricia “Katie” Krenwinkel, Susan “Sadie Mae” Atkins y Linda Kasabian fueron los elegidos para cumplir una misión sangrienta. El plan era ir la casa de invitados del 10050 de Cielo Drive para liquidar a Terry Melcher y a su novia, Candice Bergen.



Candice Bergen, la novia de Terry Melcher

“Ahora es el momento para Helter Skelter. Vayan a esa casa donde Melcher vivía y destruyan totalmente a cualquier persona que esté allí, de una manera tan espantosa como puedan. Sigan las instrucciones de ‘Tex’”, les dijo. Vestidos completamente de negro, tomaron uno de los automóviles y se dirigieron a la ciudad, al 10050 de Cielo Drive, la mansión de Roman Polanski y Sharon Tate, a cambiar para siempre la historia del crimen.


Sin imaginar lo que se avecinaba, Sharon Tate, Jay Sebring, Wojciech Frykowski y Abigail Folger fueron juntos a cenar a “El Coyote”, un restaurante mexicano. A las 22:30 horas, regresaron a la residencia de Polanski en el 10050 de Cielo Drive.



Jay Sebring


Una vez allí, Abigail se puso a leer en su habitación, Frykowski se recostó en un sillón, y Sharon Tate se fue a su recámara a conversar un rato con Jay Sebring. Esa noche, hubo varios invitados que no acudieron a la casa, como el actor Bruce Lee, quien había trabajado con ella en las coreografías de Wrecking crew y que, según se dice, esa noche no pudo asistir.



La foto final de Sharon Tate, tomada en su casa el día de su muerte

A las 23:45 horas, Steven Parent, un joven de 18 años de edad, llegó a visitar al cuidador de la casa, William Garretson. Se habían conocido cuando Parent lo recogió haciendo autostop y desde entonces se frecuentaban. Esa noche, Parent tenía la esperanza de venderle a Garretson un radio reloj Sony Digimatic con AM y FM.



William Garretson

Le mostró el radio reloj a Garretson, pero al vigilante no le interesaba comprarlo. Le invitó a Parent una cerveza y conversaron un poco. Luego Parent le hizo una llamada telefónica a Jerrold Friedman, un amigo que tenía instrumentos musicales, para ir a verlo y ofrecerle el radio reloj. Tras colgar, se terminó la cerveza, se despidió de Garretson y salió de la casa de huéspedes.



Steven Parent


Alrededor de las 00:05 horas del sábado 9 de agosto, el Ford blanco y amarillo bajaba despacio por Cielo Drive. Se estacionó frente al número 10050. “Tex” Watson había estado allí antes, cuando Melcher vivía en aquel sitio. Mientras Linda Kasabian, Patricia Krenwinkel y Susan Atkins vigilaban, él trepó por un poste de teléfonos y cortó los cables que conectaban la casa con el mundo exterior.



Los cables telefónicos cortados



Pensando en que la puerta podría estar electrificada o tener una alarma, se subió a un muro de contención con maleza y se dejó caer en el jardín. Susan Atkins diría tiempo después: “Cuando llegamos a la casa de Sharon Tate, mi primera reacción fue: ‘¡Oh! ¡Seguro que son gente guapa!’”



El automóvil de Charles “Tex” Watson

Watson, Linda, Patricia y Susan saltaron la verja de seguridad, llevando con ellos una bolsa con ropa de repuesto y sus cuchillos de doble filo. "Tex" llevaba el revólver de “La Familia”, una Buntline especial calibre.22, y 13 metros de cuerda blanca de nylon de triple trenzado, enrrollada en su hombro.




El automóvil de Steven Parent

Un automóvil Rambler blanco salía de la zona de la casa de huéspedes en ese preciso momento. Lo conducía Steven Parent. Retrocedió hacia la valla de separación de ferrocarril. Condujo hasta el estacionamiento y se detuvo para empujar el botón que accionaba el portón electrónico. Parent se encontró entonces con una figura oscura que saltaba una y otra vez frente a los faros del coche, gritándole al conductor que parara. El extraño le gritó: "¡Alto!"


Parent bajó la ventanilla para saber qué ocurría y entonces vio claramente a "Tex" Watson con el revólver en una mano y un cuchillo de caza en la otra. Le apuntaba con el arma. Parent, asustado, le rogó: "Por favor no me hagas daño. No voy a decir nada". Como respuesta, “Tex” Watson le lanzó una cuchillada. Parent levantó el brazo para protegerse la cara, sufriendo una herida en la palma de la mano, que terminó rompiendo los tendones. Watson metió el revólver por la ventanilla y le disparó cuatro veces en el pecho a Parent. Después, con la ayuda de las chicas, empujó el coche más arriba, sobre el camino de entrada.



El cadáver de Steven Parent



Después de atravesar el jardín del frente mientras buscaban una ventana abierta, “Tex” Watson quitó el marco con vidrio de una ventana. Le dijo a Linda Kasabian que se fuera a vigilar la puerta; ella se acercó al Rambler de Steven Parent y esperó allí. Nunca llegó a pisar la casa. Entonces, “Tex” Watson entró por la ventana y abrió la puerta del frente, para que Susan Atkins y Patricia Krenwinkel entrasen.



La ventana por donde entró “Tex” Watson


Apenas ingresar, vieron a Wojciech Frykowski tumbado en el sofá. Cuando Frykowski despertó, se encontró la pistola Buntline frente a su cara. Al preguntarle a aquellos intrusos qué querían, “Tex” Watson le contestó: “Soy el Diablo. Estoy aquí para hacer los negocios del Diablo. Entrégame tu dinero”. Susan Atkins encontró una toalla con la que ataron las manos de Frykowski. Después se paseó por la casa y observó en silencio a Abigail Folger leyendo sobre en su cama. Siguió andando a hurtadillas y se detuvo en el dintel de la habitación en la que Sharon Tate, embarazada de ocho meses, conversaba con Jay Sebring. Atkins volvió a donde estaba “Tex” Watson para informarle de lo que había visto y éste le ordenó que los capturara.



Las sogas

“Sadie Mae” obedeció, con ayuda de Patricia Krenwinkel. Fue primero al cuarto de Abigail Folger, entró y ella le sonrió: pensó que se trataba de otra invitada. Pero cuando Atkins la amenazó, la sonrisa de Fologer se desvaneció. Luego fue a la recámara de Sharon Tate. A punta de pistola la condujo a ella y a Jay Sebring a la sala. Allí, “Tex” Watson les ordenó a los cuatro tumbarse boca abajo en el suelo. Sebring protestó y les pidió a los intrusos que considerararan el avanzado embarazo de Sharon. Ellos le permitieron sentarse.



La escena del crimen



Sebring, quien era ex soldado de la marina, aprovechó un descuido y trató de apoderarse del revólver. “Tex” Watson no se amilanó: le disparó a Sebring a quemarropa, atravesándole el torso con una bala que entró por una axila. Herido de muerte, Sebring se desplomó. Watson le pateó el rostro varias veces mientras agonizaba, rompiéndole la nariz y la cuenca del ojo.





“Tex” Watson les exigió que le entregasen todo su dinero, pero sus víctimas se mostraron reacias a dárselo. Sólo Abigail Folger le entregó $70 dólares. Mientras Frykowski seguía atado en el sillón, Watson ató a las mujeres y al inconsciente Jay Sebring.






Luego arrojó un extremo de la cuerda sobre la viga de madera que atravesaba el salón. Susan Atkins se colgó de ella. “Tex” le ordenó que matara a Frykowski. Cuando élla se disponía a agredirlo, él consiguió liberar sus manos y, cogiéndola por el cabello, la golpeó en la cabeza.



El cuchillo de Susan Atkins

Durante la lucha, Atkins logró apuñalarlo cuatro veces en las piernas y dos en la espalda. De alguna forma, ella perdió el cuchillo, que quedó clavado en el brazo de un sillón, y saltando sobre la espalda de su víctima, gritó enfurecida, como un animal rabioso, sin poder controlarse. “Tex” le disparó dos veces a Frykowski, pero él seguía luchando por su vida. El pánico se apoderó del asesino. Golpeó entonces a Frykowski en la cara con la culata del revólver. Lo hizo con tanta fuerza que rompió la empuñadura de nogal.



La pistola de “Tex” Watson

La visión de Frykowski derrotado impresionó tanto a las otras víctimas, que empezaron a luchar por sus vidas. Abigail Folger, todavía ilesa, se liberó y corrió hacia la puerta de entrada gritando y pidiendo ayuda. Patricia Krenwinkel la persiguió. “Tex” Watson apuñaló cuatro veces al desmayado Jay Sebring y después se unió a Krenwinkel en la persecución. Watson había dado rienda suelta a un incontrolable deseo de sangre.



El cadáver de Jay Sebring


Adelantándose a Krenwinkel, cayó sobre Abigail Folger y, tras cortarle el cuello, la apuñaló varias veces en medio del jardín; recibió 28 puñaladas. Mientras tanto, el indestructible Frykowski había salido tambaleándose por la puerta principal para pedir ayuda. Linda Kasabian contaría que en un momento dado escuchó los “gritos horribles” de las víctimas y se bajó del coche. "Empecé a correr hacia la casa, quería que se detuvieran. Sabía lo que le habían hecho a ese chico, Parent, sabía que estaban matando a esa gente. Quería que se detuvieran".




Al acercarse a la casa por la calzada, Kasabian fue recibida por el agonizante Frykowski, que salía por la puerta principal. "Aquel hombre iba saliendo por la puerta, tenía sangre por toda la cara y estaba de pie junto a un poste. Nos miramos a los ojos durante un momento y yo le dije: 'Oh, Dios, lo siento mucho. Por favor, Dios, haz que se detengan”. Luego, Frykowski se desplomó sobre unos arbustos. Fuera de sí, “Tex” lo apuñaló una y otra vez. Recibió 51 puñaladas, muchas de ellas asestadas después de su muerte.



El cadáver de Wojciech Frykowski


Abigail Folger, herida de muerte, se puso en pie como pudo y escapó hacia la zona de la piscina. Krenwinkel la persiguió, dejando en el intento una huella del dedo meñique en la sangre que manchaba la puerta. Abigail consiguió huir tambaleándose, pero se desplomó antes de alcanzar el seto.






Linda Kasabian se quedó clavada en el césped delantero, mirando con una expresión de horror a sus compañeros. En estado de shock, corrió de regreso al coche, lo puso en marcha y consideró huir para pedir ayuda, pero luego se arrepintió.



El cadáver de Abigail Folger



Dentro de la casa, Sharon Tate, todavía ilesa y sin vigilancia, aunque atada al cadáver de Jay Sebring, intentó fugarse. Cuando Susan Atkins la descubrió se dispuso a matarla también. Ella rogó por su vida y por la de su hijo, pero la respuesta fue brutal. Atkins le dijo: "Mujer, no tengo ninguna misericordia para ti".






Krenwinkel y Atkins la sujetaron mientras “Tex” Watson la apuñalaba en repetidas ocasiones. Después ellas hicieron lo mismo. Mientras lo hacían, Sharon gritaba: "¡Madre... madre...!" En el informe forense se mencionaría que "recibió dieciséis puñaladas, de las cuales cinco hubiesen sido mortales por sí solas".






El cadáver de Sharon Tate





Durante mucho tiempo, se aseguró que había sido apuñalada en el vientre en varias ocasiones. Susan Atkins contaría que se había mojado las manos con el líquido amniótico y la sangre del bebé que brotaba a través de la herida, bebiéndola después.





Watson ordenó a las chicas que salieran mientras iba destrozándolo todo a su paso, apuñalando y dando patadas a los cadáveres. Finalmente, ató juntos a Jay Sebring y a Sharon Tate. Colgaron a ambos del techo. "Dejen una señal... algo de brujería", les dijo. Susan Atkins empapó entonces una toalla en la sangre de Sharon y con ella escribió la palabra “Cerdo” (“Pig”) en la parte exterior de la puerta de entrada.



La pintada en la puerta




Se marcharon dejando la puerta principal abierta de par en par y dos huellas del pie estampadas en la sangre del porche. “Tex” Watson, Linda Kasabian, Susan Atkins y Patricia Krenwinkle volvieron al Rancho Spahn, deshaciéndose de los cuchillos y las ropas manchadas de sangre.




Hicieron un alto en el 9870 de Portola Drive, casa de Rudolf Weber y su esposa, y utilizaron agua de las llaves del jardín frontal para lavarse la sangre. Cuando Weber se asomó a ver lo que estaba ocurriendo, le sonrieron y le dieron las gracias, antes de alejarse.



La casa de Rudolf Weber

En el camino, se detuvieron en el Topanga Kitchen para tomar café y pastel de cerezas. Pagaron la cuenta con el dinero robado a Abigail Folger. Susan Atkins diría: “Ni siquiera parecían personas. No relacionaba a Sharon Tate con nada más que un maniquí de tienda. Tate sonaba como una máquina IBM. Pedía y suplicaba y suplicaba y pedía, y me harté de oírla, así que la apuñalé. Queríamos cometer un crimen para que el mundo reaccionara y nos hiciera caso. Me sentía satisfecha, cansada pero en paz con el mundo. Sabía que esto era el principio del caos. Ahora el mundo escucharía”.





Más tarde, aquella misma noche, Charles Manson y otro miembro de “La Familia” regresaron a la escena del crimen para limpiar y buscar el cuchillo que Susan Atkins había perdido luchando con Frykowski. Dejaron limpio de huellas el coche de Steven Parent, utilizando la toalla con la que sus compañeros habían atado a Frykowski. Cuando se fueron, la dejaron sobre la cara de Jay Sebring.



Esquema de los asesinatos en Cielo Drive y reporte policíaco


Manson regañó a los asesinos, pues le habían permitido saber a las víctimas que iban a ser asesinadas y esto dio lugar al pánico y el descontrol. Al amanecer del 9 de agosto, todos dormían plácidamente en el rancho. Los criminales descansaron durante todo el día. Mientras tanto, el ama de llaves de Polanski, Winifred Chapman, llegó al trabajo por la mañana y descubrió los cadáveres.



Winifred Chapman

La policía llegó a la escena del crimen donde encontraron, en primer lugar el cuerpo sin vida de un joven, muerto a tiros en su coche, ubicado en la entrada de la casa.


La policía en Cielo Drive


Como Steven Parent no llevaba ninguna identificación cuando se encontró su cuerpo, por un corto tiempo fue conocido por las autoridades sólo como "John Doe”. El cuerpo fue identificado más tarde por un párroco, quien fue a la oficina del médico forense después de la familia del joven le informase que el chico estaba extraviado.






Dentro de la casa encontraron los cuerpos de Tate y Sebring en el salón de estar, con una cuerda larga atada a sus cuellos para conectarlos entre sí. En el jardín de la entrada encontraron los cuerpos de Frykowski y Abigail Folger, cuya blusa blanca estaba tan empapada de sangre que los oficiales pensaron al principio que era de color rojo. Todas las víctimas, a excepción de Parent, habían recibido numerosas puñaladas.






Quedaba una persona viva y desarmada en la residencia Tate: el cuidador William Garretson. Era el joven guardia que vivía en la casa de invitados situada en el jardín posterior de la casa y que afirmaba no haber oído nada.



Garretson estaba aturdido, confuso y atemorizado por lo sucedido. Pero lo más importante, es que había estado en la residencia cuando los asesinatos se llevaron a cabo. Los policías sospechaban de él, pero no pudieron demostrar nada. Aún así, lo detuvieron y lo interrogaron agresivamente durante horas. Garretson dijo a la policía que él no había visto ni oído nada en la noche del asesinato.




Los policías le informaron a Roman Polanski de lo ocurrido y éste regreso de inmediato a Los Ángeles donde los policías, incapaces de encontrar motivos para los asesinatos, le preguntaron sobre su mujer y sus amigos. El director de cine fue, al principio, considerado sospechoso de los asesinatos Tate. Para algunos, era posible que hubiera llevado a cabo las muertes para satisfacer sus anhelos artísticos.



Reporte de la autopsia y acta de defunción de Sharon Tate



En parte de su trabajo predominaban la violencia y la muerte: su película Repulsión trataba sobre una joven demente que apuñalaba a su amante en la bañera. Callejón sin salida era la desgarradora historia de un aislado grupo de personas que se asesinaban unas a otras. El bebé de Rosemary hablaba sobre un culto satánico que dominaba a una mujer embarazada, madre del Diablo.



Reporte de la autopsia y acta de defunción de Abigail Folger


Pero Polanski estaba devastado: realmente amaba a Sharon y su salvaje asesinato lo destruyó. “Si yo buscara un motivo, pensaría en algo que no encajara con los criterios habituales”, le dijo a la policía cuando lo interrogaron. El director de cine, que no tuvo nada que ver con las muertes, ofreció una recompensa a quien le ayudara a encontrar a los asesinos.



Acta de defunción de Jay Sebring

El 10 de agosto, al otro día de descubrirse los cadáveres, la noticia se publicó en los periódicos. Fue un escándalo nacional y la opinión pública se horrorizo por la violencia de los ataques. Los asesinatos Tate no sólo conmocionaron a Estados Unidos, sino que también acapararon la primera página de los periódicos dominicales de toda Europa.



Acta de defunción de Wojciech Frykowski

Los asesinatos cometidos por “La Familia" fueron vistos por parte de algunos estudiosos de la sociología como el momento culminante de la década de los sesenta. Joan Didion escribió: "Mucha gente considera que los sesenta acabaron de forma repentina el 9 de agosto de 1969, en el mismo momento en que la noticia de los asesinatos de Cielo Drive viajó como maleza incendiada por todo el mundo. Ese día comenzó la tensión. Comenzó la paranoia".



Reporte de la autopsia y acta de defunción de Steven Parent


Pero el baño de sangre aún no terminaba. Pasqualino Antonio "Leno" LaBianca nació el 6 agosto de 1925 en Los Ángeles, California (Estados Unidos). Su esposa, Rosemary LaBianca, nació el 15 de diciembre de 1929 en Arizona (Estados Unidos).



Pasqualino Antonio "Leno" LaBianca


“Leno” LaBianca era dueño de una tienda de comestibles, y Rosemary era una exitosa mujer de negocios. Vivían en Los Ángeles, en una mansión ubicada en el número 3301 de Waverly Drive.



Rosemary LaBianca



Los LaBianca habían estado de vacaciones en Lake Isabella y regresaron a casa la noche siguiente a los asesinatos de Cielo Drive. Fueron vistos con vida por última vez cuando se detuvieron en su camino a casa, para cargar gasolina.



“Leno” y Rosemary LaBianca: la foto final

“Leno” también compró un periódico, en cuya primera página se detallaban los crímenes. La empleada de la gasolinera testificó más tarde que Rosemary en particular había estado muy preocupada y ansiosa mientras leía acerca de los asesinatos y brevemente habló sobre esto con ella.



Los titulares sobre los asesinatos en Cielo Drive



Charles Manson decidió hacerse cargo personalmente de la coordinación de los siguientes asesinatos, para garantizar que las víctimas serían dóciles y no habría ningún pánico. Acompañado por Charles “Tex” Watson, Steve Grogan, Leslie Van Houten, Patricia Krenwinkel, Susan Atkins y Linda Kasabian, Manson se detuvo en varias casas antes de considerar que eran inadecuadas. Luego recordó una mansión en Waverly Drive que estaba aislada del resto del barrio; era la casa contigua al hogar del traficante de drogas Harold True. Dirigió a Watson hasta allí.



Steve Grogan

Poco después de la medianoche del 11 de agosto, el Ford blanco y amarillo se detuvo junto al 3301 de Waverly Drive, en el distrito de Los Feliz. Manson salió del coche llevando consigo su espada y una pistola. “Tex” Watson lo siguió. Juntos descubrieron la forma de entrar. “La sociedad ha sido injusta conmigo. Mataremos a cualquier cerdo que esté en la casa. Entren y atrápenlos”, dijo.



La mansión de los LaBianca



En el salón encontraron a “Leno” LaBianca en pijama. “Cálmese, siéntese y guarde silencio”, le ordenó Manson. “Tex” se quedó vigilándolo mientras Manson, armado con una pistola, iba por Rosemary LaBianca. La ataron con dos correas de cuero que Manson llevaba en el cuello. Este quería dinero, por lo que la pareja le entregó sus carteras mientras se ofrecían para guiarlo hasta la tienda, donde el millonario guardaba más dinero. La oferta fue rechazada y Manson salió de la casa por la puerta principal. Los LaBianca respiraron aliviados. Pero no por mucho tiempo.



El cuchillo

Patricia Krenwinkel y Leslie Van Houten entraron de nuevo en la casa, llevando consigo armas y ropas de repuesto. Fueron directamente a la cocina, y tras bajar las persianas, se armaron con un tenedor de trinchar y un cuchillo de sierra con el mango de madera. Obligaron a Rosemary a tumbarse bocabajo en la cama. Cubrieron su cabeza con una funda de almohada y la ataron con el cable de la lámpara.



El cable eléctrico

Con igual eficiencia, “Tex” le quitó al “Leno” LaBianca la parte superior del pijama y lo apuñaló cuatro veces en la garganta con una punta de bayoneta. La dejó clavada en una herida y continuó apuñalándolo, ocho veces más, con su propio cuchillo. “Leno” LaBianca murió desangrado y asfixiado por la almohada que “Tex” puso sobre su cabeza.



El cadáver de “Leno” LaBianca



Rosemary comenzó a gritar cuando oyó a su marido siendo apuñalado; Leslie Van Houten sujetó a Rosemary LaBianca mientras Patricia Krenwinkel la apuñalaba. Las convulsiones de la víctima hicieron que la lámpara de la mesita se cayera. Krenwinkel la apuñaló con el cuchillo, golpeando la clavícula. La víctima se levantó de la cama, luchando contra Krenwinkel y Van Houten. Las dos continuaron el ataque, pero sus armas eran cuchillos de cocina, ineficaces para apuñalar a través de la ropa.





Van Houten llamó a gritos a “Tex” Watson, que apuñaló a Rosemary con la bayoneta. Entre Krenwinkel y Watson le asestaron 41 puñaladas. “Tex” y Patricia querían que Leslie tomara la alternativa, pero ella se mostró reacia. Cuando, finalmente, apuñaló a la mujer en las nalgas, ya estaba muerta. Aun así, repitió la acción 16 veces.



El cadáver de Rosemary LaBianca


“Tex” Watson grabó con un cuchillo la palabra “Guerra” (“War”) en el abdomen de “Leno” LaBianca. Patricia Krenwinkel perforó los cuerpos con el tenedor para trinchar, dejándolo, finalmente, clavado en el estómago del hombre.



El tenedor para trinchar

Krenwinkel diría que lo único que pasaba por su mente en ese momento era que "ahora no va a enviar a ninguno de sus hijos a la guerra". El trío se quedó un rato degustando la comida casera y jugando con los dos perros de los LaBianca.




Mientras Watson limpiaba la bayoneta y se duchaba en el baño de las víctimas, las chicas escribieron en la pared: “Muerte a los cerdos” (“Death to pigs”) usando la sangre de Rosemary. Con una bola de papel mojada en la misma sangre escribieron sobre un cuadro: “Sublévense” (“Rise”).



Las pintas en la casa de los LaBianca




Y por último, Patricia Krenwinkel escribió en la puerta del refrigerador el título de la célebre canción escrita por Paul McCartney: “Helter Skelter”, aunque lo escribió mal: puso “Healter skelter”, con una letra “a” de más.




Cuando salieron, Manson los estaba esperando en el automóvil. Tenía la esperanza de cometer un doble atentado aquella noche, así que fueron a la casa de un actor, conocido suyo, a quien Manson se refirió como “otro cerdito”. Él vivía en un edificio de departamentos. Manson dejó en la entrada a Linda Kasabian, Susan Atkins y Steve Grogan para que mataran al hombre, mientras él se iba con los demás rumbo al Rancho Spahn.



La escena del crimen y la colección de armas de "Leno" LaBianca





Pero Linda Kasabian, asustada por todo lo que había vivido, frustró el segundo asesinato de aquella noche al golpear deliberadamente en la puerta de un departamento equivocado y despertar a un extraño. Cuando el hombre respondió, ella se disculpó diciéndole que se había equivocado de puerta.


Pertenencias de los LaBianca halladas en la escena del crimen






El vecino amenazó con llamar a la policía. El grupo decidió abandonar el plan de asesinato y se fueron, aunque primero Susan Atkins defecó en el hueco de la escalera. Luego hicieron autostop para poder regresar al rancho.



La recámara de los LaBianca y su perro

La noche siguiente, Frank Struthers, el hijo del primer matrimonio de Rosemary LaBianca y quien tenía 15 años de edad, se preocupó cuando ni su madre ni su padrastro le abrieron la puerta de la mansión. Él regresaba de un campamento. Después de contactar con su hermana mayor, Suzanne Struthers y con el novio de esta, Joe Dorgan, los tres se dirigieron a la casa.



Frank Struthers

Se les hizo aún más preocupante el hecho de que el automóvil de "Leno" estaba aparcado en la calle, con la lancha aún atada a la parte trasera del coche. Entonces entraron en la casa. Eran las 22:30 horas. En el salón se encontraron con “Leno”, atado, amordazado y apuñalado hasta la muerte. Rosemary fue encontrada, también muerta a puñaladas, en el dormitorio principal.



Frank Struthers sale de la escena del crimen

Cuando descubrieron los asesinatos LaBianca, la policía pudo decir, definitivamente, que William Garretson, el cuidador de la mansión de Cielo Drive, no los había cometido: estaba bajo custodia. Fue puesto en libertad el 11 de agosto de 1969, después de someterse a una prueba de polígrafo que indicó que no había participado en los crímenes.



La sudadera usada por "Tex" Watson

Años después, Garretson admitiría en un programa de televisión emitido en julio de 1999 en el canal E! Entertainment, que había visto y escuchado una parte de los asesinatos desde la casa de huéspedes de la propiedad. Garretson nunca explicó por qué había ocultado su conocimiento de los hechos.



La policía en la mansión LaBianca





La policía se llevó las mascotas que Sharon Tate tenía en Cielo Drive (un perro y un gato) y las llevaron en contenedores a un refugio de animales. Cuando los policías Paul Whiteley y Charles Guenther leyeron los informes policiales de los homicidios Tate y LaBianca, se sintieron intrigados. Sabían que “Bobby” Beausoleil no podía estar implicado en ellos porque estaba bajo custodia. Pero se preguntaban por los sangrientos escritos con las palabras “Cerdo” y “Muerte a los cerdos” que había en las paredes de la casa de Hinman. Sospecharon que Beausoleil no había actuado solo en el asesinato de Hinman.



Los vecinos afuera de la mansión LaBianca

Descubrieron que frecuentaba a un extraño grupo de hippies que vivían en el Rancho Spahn, una comuna llamada “La Familia” y liderada por Charles Manson. ¿Sería posible que quien hubiera estado con “Bobby” Beausoleil hubiera cometido los asesinatos Tate y LaBianca? Whiteley transmitió sus opiniones al sargento Jesse Buckles, un agente del equipo de investigación del Caso Tate en el Departamento de Policía de Los Angeles (LAPD).



Acta de defunción de “Leno” LaBianca

Buckles desechó la idea por parecerle poco fundamentada. Pensando que los asesinatos de Cielo Drive eran consecuencia de una fallida transacción de drogas, el equipo de investigadores ignoró esta y otras similitudes en ambos crímenes. Por ello, a cada equipo le llevó semanas llegar a alguna conclusión. Durante la autopsia de las víctimas, los médicos extrajeron al bebé del vientre de Sharon.




Acta de defunción de Rosemary LaBianca

El martes 12 de agosto de 1969, dos días después de los asesinatos LaBianca, Linda Kasabian huyó del Rancho Spahn y regresó a casa de su madre en Nueva Hampshire. Ese mismo día, la policía de Los Ángeles dijo a la prensa que había descartado cualquier conexión entre los homicidios Tate y LaBianca. Los servicios fúnebres para Steven Parent se celebraron al otro día, el miércoles 13 de agosto de 1969, en la Iglesia de la Natividad en El Monte, tras lo cual fue enterrado en el Cementerio Reina del Cielo, en las cercanías de Rowland Heights.



El funeral de Steven Parent

El padre de Parent, Wilfred, fue muy crítico con la forma en que la muerte de su hijo fue tratada. Dijo que fue informado del crimen por teléfono, por medio de un detective de Los Ángeles. También criticó la forma en que los medios de comunicación se centraron en las víctimas más famosas, mientras mostraban poco o nulo interés en el asesinato de su hijo.



La tumba de Abigail Folger

Ese mismo día, enterraron a Sharon Tate en el cementerio Holy Cross de Culver City, California, junto a su hijo, Paul Richard Polanski (nombre póstumo dedicado a los padres de Polanski y Tate). El cadáver del bebé fue colocado entre sus brazos.



El funeral de Sharon Tate





El funeral de Jay Sebring también se celebró ese mismo día; los funerales se programaron con varias horas de diferencia para permitir que los amigos en común pudiesen asistir a ambos.






La revista Life publicó un extenso artículo sobre los asesinatos, con fotografías de la escena de los crímenes. También entrevistaron a Polanski para el artículo y éste incluso permitió que se le fotografiase en el salón de estar donde murieron Sharon y Jay Sebring, con la sangre seca de su esposa claramente visible en el suelo delante suyo.



El funeral de Jay Sebring




Esto fue muy criticado, aunque él dijo que lo había hecho porque quería saber quienes eran los responsables y que quería impresionar a los lectores de la revista, con la esperanza de que alguien pudiese ayudar en la investigación. Peter Evans después citó al actor Laurence Harvey, quien comentó sobre Polanski después de las muertes: "Esto destrozará a Roman. Los votos matrimoniales no significan nada para él, pero pocos hombres han adorado tanto a una mujer como él adoraba a Sharon".



Polanski en la escena del crimen




La investigación Tate parecía prometedora al principio. En el Caso Tate, la pista más prometedora parecía la droga. Un amigo polaco, aterrado, contó a la policía que Wojciech Frykowski se había establecido como traficante de drogas. Además, el Departamento de Policía de Los Ángeles, era consciente de que Jay Sebring, el peluquero de las estrellas, estaba envuelto en asuntos de drogas, suministrando discretamente a ricos y famosos.



Los titulares sobre los asesinatos LaBianca


En contraste, los LaBianca eran eminentemente respetables, prósperos, ricos y felices. “Leno” LaBianca era presidente de una cadena de supermercados y su mujer tenía su propio negocio de venta al por menor. Sin demasiada convicción, la policía investigó la idea de algún tipo de conexión con la Mafia o con alguna vendetta del mundo del juego (“Leno” LaBianca había sido un entusiasta jugador y propietario de caballos de carreras), pero no hallaron pruebas convincentes.


El pánico asoló la zona residencial de Los Ángeles. La venta de armas aumentó vertiginosamente, los adiestradores de perros guardianes nunca tuvieron tanto trabajo, la vida social cesó. La tensión recaía en la policía, todos esperaban verles actuar y resolver el misterio. Los periódicos afirmaron que muchas estrellas de Hollywood estaban marchándose de la ciudad, mientras que otros estaban instalando sistemas de seguridad en sus casas. El escritor Dominick Dunne, cuya hija moriría asesinada años después a manos de su novio, recordó esta tensión: “La oleada de pánico que atravesó la ciudad era superior a nada de lo que había visto antes. La gente estaba convencida de que la comunidad de ricos y famosos estaba en peligro. A los niños se les sacó de la ciudad. Se alquiló seguridad. Steve McQueen llevaba un arma cuando acudió al funeral de Jay Sebring”.



Mapa de los crímenes (click en la imagen para ampliar)

Mientras, llegaron nuevas noticias de los agentes Whiteley y Guenther sobre las actividades de los hippies del desierto. En el Rancho Spahn no todo era tranquilidad. El 16 de agosto, varios agentes hicieron una redada en busca de coches y tarjetas de crédito robadas.



La policía en el Rancho Spahn








Los policías arrestaron a Manson y a otras veinticinco personas, como sospechosos en una importante red de robo de autos. Muchas armas fueron incautadas, pero como la orden tenía un error en la fecha, los miembros de “La Familia” fueron puestos en libertad a los pocos días.











Pero un nuevo crimen se uniría a los anteriores: la muerte de Donald “Shorty” Shea, peón del Rancho Spahn, domador de caballos, doble de acción y actor desempleado, que nunca fue debidamente explicada. Él y Manson no se llevaban bien.



Charles Manson y "La Familia" bajo arresto







Tras la redada de la policía en el Rancho Spahn por robo de coches y tarjetas de crédito en agosto de 1969, Manson decidió que “Shorty” Shea era el que había informado a la policía.



Donald “Shorty” Shea

Manson consideraba un problema que Shea, un hombre blanco, se hubiera casado con una mujer negra; sobre todo, a causa de la guerra racial que supuestamente se aproximaba. El 26 de agosto de 1969, Shea desapareció y no volvió a ser visto con vida.




El cadáver de Donald “Shorty” Shea



Según declaraciones realizadas por los demás miembros, él fue la novena víctima de “La Familia”. Dos de los miembros del grupo, Bruce Davis y Steve "Clem" Grogan, lo llevaron al desierto, lo acuchillaron y le golpearon el cráneo con rocas hasta destrozárselo. Después enterraron el cadáver.




Debido a la incursión del 16 de agosto, Manson decidió trasladar a “La Familia" al Rancho Barker, cerca del Valle de la Muerte. Durante su estancia allí entre agosto y octubre, el grupo pasó convirtiendo los vehículos que habían robado en buggies. Una puerta colocada allí tenía pintadas frases de canciones de The Beatles, incluidas en el Álbum Blanco y en el disco final del grupo: Abbey Road.



La puerta en el Rancho Barker

En poco tiempo, la evidencia física, como las huellas dactilares de Krenwinkel y Watson que habían sido recogidas por la policía en Cielo Drive, se amplió con la evidencia recuperada por la sociedad. El 1 de septiembre de 1969, el revólver calibre .22 utilizado contra Parent, Sebring y Frykowski, fue encontrado y entregado a la policía por Steven Weiss, un niño de diez años de edad, que vivía cerca de la residencia Tate.



Steven Weiss

Un equipo de televisión local ubicó y recuperó la ropa ensangrentada usada por los asesinos de Tate. Los cuchillos desechados en el camino tras el ataque a la residencia de Cielo Drive nunca fueron recuperados, a pesar de una intensa búsqueda por parte de Manson y de los mismos asesinos y, meses más tarde, de la policía. Un cuchillo encontrado detrás del cojín de una silla en la sala de estar de Sharon Tate al parecer era el de Susan Atkins, quien perdió su arma en el curso del ataque.



Las víctimas (click en la imagen para ampliar)

Rudi Altobelli se mudó a la casa de Cielo Drive tan sólo tres semanas después de los asesinatos y residió allí durante los siguientes veinte años. Durante una entrevista en un programa de televisión, aseguró que mientras vivía allí, se sentía "seguro, seguro, por el amor y la belleza". En 1990 vendió la propiedad por 1,6 millones de dólares.



La escritura de Manson (click en la imagen para ampliar)

Se encontró una conexión entre “La Familia”, Charles Manson y los asesinatos. ¿Cómo llegaron los detectives de Los Ángeles a esta conclusión? ¿Cuál fue la evidencia? ¿Fue ésta suficiente para hacer los arrestos? Gary Hinman y las víctimas de los Casos Tate y LaBianca fueron asesinados en menos de dos semanas. Cada crimen parecía carecer de un móvil. Todos murieron de forma particularmente sangrienta y su sangre fue utilizada para escribir palabras en la pared. Todas tenían un mismo tema en común, pero, al principio, la policía no hallaba la conexión entre ellas. El equipo de detectives del Caso LaBianca era más joven que el del Caso Tate. En un informe a finales de agosto, cuando las investigaciones estaban prácticamente estancadas, señalaron una posible conexión entre los letreros pintarrajeados en la mansión LaBianca y el Álbum Blanco de The Beatles.



Huellas de Charles "Tex" Watson en la escena del crimen

El 12 de octubre, la policía del condado de Inyo hizo una batida en el lejano Rancho Barker, en el Valle de la Muerte, en persecución de ladrones de coches, pirómanos y armas de fuego ilegales. Esta vez, arrestaron a veinticuatro miembros de “La Familia”, incluyendo de nuevo al desaliñado gurú. Un oficial de la Patrulla de Caminos encontró a Manson escondido en un armario, debajo del fregadero. La lejanía del rancho hizo que la incursión durara tres días. Esta vez, el padre de Patricia Krenwinkel la rescató de la cárcel, pero ella inmediatamente volvió al rancho.



La incursión en el Rancho Barker


A principios de octubre de 1969, Charles “Tex” Watson había dejado el campamento del desierto y se separó de “La Familia”. El día que se marchó, compró un cassette con el nuevo álbum de The Beatles: Abbey Road. Cuando después de unos días regresó a buscar al grupo, no había dejado de escuchar el disco una y otra vez, para ver lo que los Beatles tenían que decirle. En el último momento, un viejo trabajador del rancho le informó de las detenciones que se habían producido y de que Manson estaba en prisión. “Tex” Watson regresó entonces a su natal Texas, donde permanecería en libertad un mes más.



Mientras esto ocurría, dos jóvenes aterrorizadas daban traspiés por un profundo barranco y suplicaban protección policial. Eran Kitty Lutesinger, la novia embarazada de cinco meses de “Bobby” Beausoleil, y Stephanie Schram, el más reciente y último amor de Manson. Llevaban tiempo intentando escapar. La policía del condado de lnyo informó a la policía de Los Ángeles, y Whiteley y Guenther, que llevaban meses buscando a Kitty Lutesinger relacionándola con el Caso Hinman, se trasladaron 320 kilómetros hasta lndependence para interrogarla.



Stephanie Schram

Kitty Lutesinger tenía devastadoras noticias. Ella les habló otra vez de Charles Manson y les dijo que Susan Atkins estaba involucrada en el asesinato de Gary Hinman. Había oído a Manson decirle a “Bobby” Beausoleil y a Susan “Sadie Mae” Atkins que fueran a cobrarle un dinero a Hinman. También oyó a Atkins contarles a otros miembros de “La Familia” en el Rancho Spahn cómo había apuñalado a un hombre en las piernas mientras éste le tiraba del cabello. Hasta el día en que un miembro de la Comisión de Investigación del Caso LaBianca pensó en confrontar los asesinatos con el informe de la Oficina del Sheriff, no se aceptó la conexión con el Caso Hinman. Esto fue hasta el 15 de octubre. A diferencia de los torpes detectives del Caso Tate, ellos sí lo consideraron una pista importante.



Kitty Lutesinger y sus declaraciones

Los detectives del caso LaBianca, aunque no estaban totalmente convencidos de la conexión con el Caso Hinman, pusieron todo su empeño en acelerar la investigación recogiendo información de cualquiera que hubiera tenido algo que ver con Manson y sus seguidores. Algo que Kitty Lutesinger había dicho sobre Susan Atkins rondaba en las mentes de Whiteley y Guenther. Gary Hinman no había sido apuñalado en las piernas. Pero Wojciech Frykowski sí. ¿Podría Atkins haber estado hablando de los asesinatos de Cielo Drive? Whiteley pensó que los detectives del Caso Tate deberían saber lo que había descubierto, así que les informó. Pero para su vergüenza, ellos no hicieron nada en absoluto durante once días. Kitty Lutesinger no fue interrogada hasta el 31 de octubre.


Comenzaba a hacerse evidente una conexión directa entre Charles Manson, “La Familia” y los tres crímenes. Susan Atkins cumplía condena en lndependence. Cuando la interrogaron, declaró que estuvo en la casa de Gary Hinman cuando “Bobby” Beausoleil lo asesinó. Fue fichada por presunto homicidio. Atkins fue puesta bajo custodia por el asesinato de Gary Hinman, después de que ella confirmó a los detectives que había estado involucrada en el mismo, como Lutesinger había dicho.



Ficha de detención de Susan Atkins

Transferida al Sybil Brand Institute, un centro de detención en Los Angeles, Susan Atkins comenzó a conversar con Ronnie Howard, con quien compartía la celda, y con Virginia Graham, su compañera de trabajo en la cárcel. El 6 de noviembre, les describió a ambas los sangrientos eventos en los que había participado. “Sadie Mae”, a quien le encantaba hablar, disfrutaba contárselo todo a ambas. A las mujeres les llevó algún tiempo asegurarse de que Atkins no lo inventaba todo, pero mucho más encontrar a alguien que las escuchara.



Ronnie Howard

Además del homicidio de Gary Hinman, en sus confesiones iniciales Atkins reconocería que ella mató a Sharon Tate. Esto la llevó a ser acusada junto a los cómplices que ella misma involucró: Charles Manson, Charles “Tex” Watson, Patricia Krenwinkel y Linda Kasabian. Aun así, en su libro Will you die for me?, Watson confesaría años después el asesinato de Sharon Tate, asegurando que Susan Atkins no llegó siquiera a tocarla.



Virginia Graham

Susan Atkins también reveló que los asesinatos de “Leno” y Rosemary LaBianca en Los Ángeles, ocurridos una noche después del asesinato de Sharon Tate, fueron a su vez obra de miembros de “La Familia", incriminando, entre otros, a Leslie Van Houten. Mary Brunner y Susan Atkins fueron acusados posteriormente, junto con “Bobby” Beausoleil, por el asesinato de Gary Hinman. Brunner recibió inmunidad judicial para testificar en contra de Beausoleil y Atkins. A pesar de ello, Brunner aceptó a regañadientes. El primer juicio contra Beausoleil, que comenzó en noviembre de 1969, terminó con un jurado en desacuerdo, pues Beausoleil alegaba que Manson era quien había asesinado a Hinman.


El 1 de diciembre de 1969, basada en la información de estas fuentes, la policía de Los Ángeles emitió órdenes de aprehensión para Charles “Tex” Watson, Patricia Krenwinkel y Laura Kasabian en el Caso Tate; se mencionó además la participación de los sospechosos en los asesinatos LaBianca. Charles Manson y Susan Atkins, ya en custodia, no fueron mencionados; la conexión entre el Caso LaBianca y Leslie Van Houten, que también estaba entre los arrestados en el Rancho Barker, aún no había sido reconocida. “Tex” Watson y Patricia Krenwinkel fueron detenidos por las autoridades de McKinney, Texas, y Mobile, Alabama, después de haber recibido el aviso por parte de la policía.



Ficha de detención de Charles "Tex" Watson

“Tex” Watson y sus abogados lucharon para impedir la extradición de regreso a California durante nueve meses. Cuando finalmente perdieron el recurso, Watson entró en estado catatónico. Dejó de hablar y de comer, perder 20 kilos de peso. Fue ingresado en el Hospital Estatal de Atascadero por un período de evaluación de noventa días para determinar si era adecuado para ser juzgado. Permaneció allí hasta febrero de 1971, cuando se le consideró capaz de enfrentar un juicio.



Huellas dactilares de Charles "Tex" Watson

Linda Kasabian se entregó voluntariamente a las autoridades en Concord, New Hampshire, el 2 de diciembre. La escrupulosidad de los detectives del Caso LaBianca dio como resultado la captura de Al Springer, y ésta, la de Danny de Carlo, miembro de la pandilla Straight Satans. Según rumores y pruebas circunstanciales, De Carlo tenía mucho que decir.



Al Springer

Gente de fuera del círculo de Manson, como el productor discográfico Terry Melcher o Greg Jakobsen, aportaron, entre otras cosas, pruebas de que Manson había estado algunas veces en la residencia Tate cuando era la casa de Terry Melcher, y que había regresado allí poco antes de los sucesos.



Danny de Carlo

El 5 de diciembre, Susan Atkins tomó la decisión de declarar ante el Gran Jurado, y describió lo que ocurrió realmente la noche del 8 de agosto en el 10050 de Cielo Drive. Fue el inicio de una serie de procesos penales que durarían casi diez meses y se convertirían en los más extensos juicios por asesinato hasta ese momento en la historia de Estados Unidos.



Ficha de detención de Charles Manson

Durante marzo de 1970, se celebró un nuevo juicio contra “Bobby” Beausoleil. Brunner insistió en que Beausoleil apuñaló a Hinman hasta la muerte, e intentó absolver a Charles Manson de toda participación en el crimen.



Robert "Bobby" Beausoleil durante el juicio




Varios ex miembros de “La Familia”, como Ella Jo Bailey, contradijeron su testimonio y declararon que Manson les confesó que él, de hecho, estuvo presente en la casa de Hinman y que participó plenamente en el asesinato.



Ficha de detención de Ella Jo Bailey

Beausoleil fue condenado a muerte, luego conmutada por cadena perpetua. Susan Atkins se declaró culpable por su participación en la muerte de Hinman y fue condenada a cadena perpetua.



El 1 de septiembre de 1970, el fiscal del distrito, Aaron Stovitz, mostraba a la prensa varios objetos. Primero, enseñó un par de gafas halladas en Cielo Drive; luego se supo que se trataba de una pista falsa, dejada alli por Manson cuando fue a limpiar el lugar tras los asesinatos.



Aaron Stovitz mostrando las gafas

Después, enseñó la soga utilizada para atar a las víctimas. La misma cuerda usada para inmovilizar a Jay Sebring y Sharon Tate estaba allí, ante los flashes de las cámaras de los asombrados reporteros.



Aaron Stovitz mostrando las sogas

Por último, enseñó el revólver utilizado en los asesinatos Tate y LaBianca. Era el que había sido encontrado por Stephen Weiss, el niño de diez años, en una ladera de Los Ángeles. Era un Buntline Especial del calibre .22, de cañón largo, con capacidad para nueve cartuchos. Sólo quedaban dos por percutir. Faltaba también la parte derecha de la culata, rota cuando Watson golpeó a Frykowski en el rostro.



Aaron Stovitz mostrando el revólver

En ese momento, para sumar otro grave error a una ya larga lista, la policía no supo reconocer la importancia del revólver. Lo etiquetaron, lo guardaron en una bolsa de papel y se olvidaron de él. Reaparecería hasta tres meses y medio después, gracias, únicamente, a la perseverancia del padre de Stephen Weiss. El señor Weiss reconoció una descripción del arma publicada en el periódico Times de Los Angeles. Vinculando la posesión del revólver al Rancho Spahn y éste a Charles Manson, se confirmó una evidencia crucial en el juicio.



El revólver de “Tex” Watson

Después del arresto de Manson y sus seguidores, Lynette "Squeaky" Fromme y el resto de “La Familia” acamparon frente a los Tribunales. Todos ellos proclamaban la inocencia de Manson y explicaban su filosofía apocalíptica a los medios de comunicación, así como a cualquier persona que quisiera escucharles.


Brindle McCan, Sandra Good, Kitty Lutesinger y Capistrano afuera del Palacio de Justicia

Durante el juicio, los miembros de “La Familia” merodeaban cerca de las entradas y pasillos del Palacio de Justicia. Para mantenerlos fuera de la sala del tribunal, la fiscalía los citó como testigos potenciales, que no serían capaces de entrar, mientras que otros estaban testificando. Algunos miembros llevaban cuchillos de caza. Los testigos de la Fiscalía Paul Watkins y John Flynn fueron amenazados; Watkins incluso sufrió quemaduras graves en un incendio sospechoso en su camioneta.



“La Familia” afuera de la Corte



Lynette Fromme nunca fue acusada por su relación con los asesinatos, pero fue encontrada culpable de intentar evitar el encarcelamiento de Manson haciendo que sus seguidores no testificaran, así como de negarse a testificar ella misma. Fue condenada a una corta estancia en prisión por ambas cosas.



Lynette Fromme bajo arresto



El Juicio Manson comenzó el 15 de junio de 1970. El jurado, siete hombres y cinco mujeres, fue incomunicado. Quedaron recluidos en un hotel y supervisados por alguaciles durante todo el juicio, 225 días más que ningún otro jurado anterior. Había una inmensa cantidad de pruebas e información que reunir, y un montón de testigos que localizar. El juicio tuvo una transcripción de más de ocho millones de palabras, formando 168 volúmenes.



Las transcripciones del juicio

También llevó mucho tiempo formar el equipo de la defensa, ya que Manson quería representarse a sí mismo (su petición fue denegada) y rechazaba a muchos de los abogados designados. Gracias a su estancia en prisión sabía lo suficiente de leyes como para conocer todas las prácticas destinadas a ganar tiempo y retrasar el proceso.


Manson estaba desesperado por controlar la defensa. No quería abogadas llevando su propia defensa, representando los intereses de sus clientes individualmente. Todo el equipo estaba allí para defender a Manson y las chicas podían dar el golpe.




Manson fue eventualmente defendido por Irving Kanarek. Aunque Manson no lo escogió, era el abogado ideal para quien quisiera ganar tiempo. Era famoso por su comportamiento obstruccionista. Una vez transformó un simple caso de robo en una audiencia de dos años.



Irving Kanarek

Manson apeló a su derecho de oponerse a que William Keene presidiera el juicio (esto está permitido por la ley en Estados Unidos) y fue reemplazado por el juez Charles Older. Representando al pueblo, el equipo de la acusación estaba dirigido por el infatigable fiscal Vincent Bugliosi, apoyado por Aaron Stovitz.



Vincent Bugliosi

El 6 de marzo de 1970, Manson editó el álbum Lie. The love and terror cult para poder financiar su defensa. Una de las canciones del disco había sido grabada previamente por los Beach Boys, uno de cuyos miembros había sido Dennis Wilson, el amigo cercano de “La Familia”. La carátula era una burla de la portada de la revista Life sobre Manson y su grupo.



El álbum de Manson: Lie. The love and terror cult

Hicieron falta 8,750 horas de trabajo policial para ver a Charles Manson en el banquillo de los acusados, junto con sus seguidores. El juicio comenzó el 15 de junio de 1970. Originalmente, se hizo un acuerdo con Susan Atkins, señalando que la fiscalía no iba a pedir la pena de muerte en su contra, a cambio de que su testimonio ante el gran jurado inculpara a Manson, a “Tex” Watson, a “Bobby” Beausoleil y a Patricia Krenwinkel; en principio ella aceptó, pero después repudió ese testimonio y el acuerdo fue retirado.




Dadas las circunstancias, el principal testigo de la acusación fue Linda Kasabian, quien había sido acusada de siete cargos de asesinato y uno de conspiración junto con Manson, Atkins y Krenwinkel. Ella decidió traicionar a su gurú y hacer un trato con la fiscalía.



Manson escoltado rumbo al juicio




Dado que Kasabian, a todas luces, no había participado en los asesinatos, se le concedió inmunidad a cambio del testimonio que detallase todo lo ocurrido las noches de los crímenes. También tendría que prestar testimonio en cualquier juicio posterior relacionado con cualquiera de los acusados.






“Mi fe en mí es más poderosa que todos sus ejércitos, gobiernos, cámaras de gas o cualquier cosa que quieran hacerme”, aseguró Manson. Desde el comienzo, el juicio estuvo caracterizado por extrañas escenas y un comportamiento sin precedentes dentro y fuera de la sala.


El viernes 24 de julio, el primer día de su testimonio, Manson apareció en la Corte con una “X” tallada en la frente. Émitió un comunicado en el que aseguraba que se consideraba “inadecuado e incompetente para hablar o defenderse él mismo" y que además “me he inmunizado contra su sociedad”.



Manson con la équis en la frente

Durante el fin de semana siguiente, sus cómplices femeninos colocaron la misma marca en sus propias frentes, al igual que la mayoría de los miembros de “La Familia” que estaban en libertad. La “X” de Manson poco después fue reemplazada por una esvástica en la frente que se había grabado con el filo de una sierra.



Manson con la esvástica en la frente

Pocos días después, los demás acusados lucían la misma marca y al terminar la semana, las devotas chicas de “La Familia”, acampadas en un rincón cerca de los juzgados, habían hecho lo mismo.


Cuando Manson se afeitó la cabeza, las chicas lo imitaron. Cuando obstruía el proceso dando la espalda al juez, ellas lo seguían.



Susan Atkins rapada y marcada

Hubo un momento en que Manson se levantó del banquillo de los acusados y se abalanzó hacia el juez gritando que debería haberle cortado la cabeza.



Kitty Lutesinger, Sandra Good, Maria Alonzo y Mary Bunner



Manson aseguraría: “Yo no he matado a nadie. No he ordenado que maten a nadie. Esas criaturas que van por ustedes con sus cuchillos son sus hijos. Yo no les enseñé nada; lo hicieron ustedes”.


A lo largo del juicio, Atkins y los demás acusados intentaron interrumpir el procedimiento y mostraron tanto la falta de remordimiento por sus víctimas, como la ausencia de preocupación por su propio destino.



Susan Atkins, Leslie Van Houton y Patricia Krenwinkel

Las "Chicas Manson" se vestían con ropa idéntica, cantaban canciones escritas por su gurú mientras eran llevadas a la sala de audiencias y le sonreían a las cámaras como si estuviesen en una pasarela.



Patricia Krenwinkel, Susan Atkins y Leslie van Houten

Mary Brunner reunió a los miembros de “La Familia”que estaban en libertad y pidió apoyo para los acusados por los asesinatos Tate y LaBianca. Mientras tanto, su hijo Valentine fue enviado a vivir con sus abuelos.



Patricia Krenwinkel y Leslie van Houten

Durante el juicio contra Manson, Catherine Share, una de las llamadas “Chicas Manson”, diría: “Charlie es la única persona totalmente sincera que he encontrado. Es difícil convivir con una persona que dice siempre la verdad”.



Catherine Share y Mary Brunner

Barbara Hoyt, una ex miembro de “La Familia”, que había oído a Susan Atkins describir el asesinato de Sharon Tate a Ruth Ann Moorehouse, accedió a acompañar a esta última a Hawaii. Allí, Moorehouse supuestamente le dio una hamburguesa que contenía varias dosis de LSD.



Leslie Van Houten

Hoyt fue encontrada tirada en una acera de Honolulu en un semiestupor, completamente drogada. Fue llevada al hospital, donde hizo todo lo posible para colaborar como testigo en el juicio. Antes del incidente, Hoyt había sido renuente a ser testigo; pero después de que intentaron silenciarla, su reticencia desapareció.



Barbara Hoyt

El fiscal Bugliosi tuvo que presentar los cargos en una atmósfera de amenazas de muerte y anónimos telefónicos provenientes de los entusiastas miembros de “La Familia”, que querían ver libres a sus compañeros. El juez y los abogados tuvieron que ser protegidos por guardaespaldas y se les proporcionaron walkie talkies por si sus teléfonos fueran cortados.



Las "Chicas Manson" durante el juicio



Vincent Bugliosi recordaría: “Manson sorprendió a todos diciendo que él también quería declarar. Estuvo hablando durante una hora. Empezó hablando tan bajo que los espectadores que llenaban la sala tenían que inclinarse hacia adelante para oírle. Pero después de pocos minutos la voz cambió, se fue haciendo más fuerte, más animada y, como ya había descubierto de mis conversaciones con él, cuando esto ocurría parecía que su rostro también cambiaba. Manson el Don Nadie, Manson el Mártir, Manson el Maestro, Manson el Profeta. Fue pasando por éstas y más personalidades”.


Una novelización del juicio basada en las transcripciones del mismo, recoge el duelo verbal entre el fiscal Vincent Bugliosi y Charles Manson en el Palacio de Justicia de Los Ángeles, en junio de 1970:

“–Le comprendo perfectamente, señor Manson –contesta el fiscal Bugliosi al acusado–. Usted es Cristo o Satán según su estado de ánimo... y es por amor que ha organizado esa masacre en la mansión de Polanski. Y según sus declaraciones ante este tribunal, fueron los Beatles quienes guiaron sus actos.
–Usted no lo entiende. Puedo haber dado a entender que soy Jesucristo, pero todavía no he decidido lo que soy. Lennon, el profeta, me dijo: ‘Charlie, levántate; ¡degüella a esos cerdos que se lo pasan felices en sus mansiones de Hollywood! Los tiempos han llegado. ¡Tú eres el Hijo del Hombre y el Ángel Exterminador...!’



Los miembros del jurado permanecen expectantes mientras el letrado coloca el disco bajo la aguja del tocadiscos. Sosteniendo la carátula del Álbum Blanco de los Beatles, el fiscal se dirige a la tribuna en la que se sienta el acusado: un extraño hombrecillo que apenas supera el metro y medio de estatura y con cuyo rostro se han impreso miles de camisetas. El tocadiscos comienza a tocar.
–¿Reconoce esta cacofonía?
Ensimismado durante unos segundos, Charles Manson alza la cabeza y presta atención.
–¡’Helter Skelter’! –exclama.
–Exacto –confirma el fiscal–. El Apocalipsis según los Beatles; o en otras palabras: el Quinto Evangelio.
–‘Helter Skelter’ es confusión. La confusión se esparce rápido. No es mi conspiración, no es mi música. Yo oigo lo que la música relata. Dice ‘¡Sublévense!’ Dice ‘¡Maten!’ ¿Por qué echarme la culpa a mí? Yo no escribo la música. Yo no soy la persona que la proyectó en la conciencia social de ustedes”.


En su testimonio en el juicio, Gregg Jakobson describió un mural que había visto en el Rancho Spahn: “Brillaba con luz azul. Representaba el concepto Helter Skelter, y tenía escritas esas palabras. Había una imagen de las montañas y el desierto, y así sucesivamente, y la frase ‘Helter Skelter’, que bajaba del cielo. Un mural que cubría toda la pared. Era bastante impresionante”.


El testigo más perjudicial fue Charles “Tex” Watson, quien fue sacado de la prisión de Texas donde había sido encarcelado por primera vez. Manson intentó desesperadamente presentarlo como el cerebro maligno de los asesinatos, pero cuando el jurado vio al típicamente estadounidense “Tex”, no le creyeron.



Ficha de detención de Charles "Tex" Watson durante el juicio

Lo que “Tex” Watson declaró fue terriblemente nocivo: “Aunque lo que Charlie nos decía sobre Helter Skelter lo tengo fragmentado, resultó ser una cosa muy complicada, pero que consistía en todo lo que Manson había descubierto y desarrollado en los tres meses que habíamos estado separados. Fue emocionante, increíble. Charlie estaba enseñándonos, y nos sentaba a su alrededor durante horas. Nos contó acerca de la tierra de leche y miel que encontraríamos debajo del desierto y disfrutaríamos al mismo tiempo del mundo por encima de nosotros, que estaría empapado en sangre…”



"Tex" Watson durante el juicio

“Tex” Watson aseguró que antes del asesinato de los LaBianca, Manson iba canturreando la canción “Piggies”, de The Beatles. En especial, repetía la parte que decía: “En todas partes hay un montón de cerditos / viviendo, viviendo. / Se les puede ver cenando / con sus esposas cerditas, / usando sus tenedores y cuchillos / para comer su tocino”. El fiscal Bugliosi haría hincapié en que “Leno” LaBianca terminó con un cuchillo en la garganta y un tenedor en el estómago. “Charlie me llevó detrás de un coche. Me dijo que cogiera el revólver y un cuchillo y fuera a la antigua casa de Terry Melcher en Cielo Drive. Dijo que matara a quien estuviera dentro de la casa tan espantosamente como pudiera”.


A finales de julio de 1970, mientras el juicio de Manson continuaba, tres personas relacionadas con “La Familia” fueron asesinadas a martillazos en la playa cerca de Santa Bárbara, California. Una de las “Chicas Manson” habló de este incidente como "El martillo de plata de Maxwell” (“Maxwell silver hammer”), en referencia a la canción de The Beatles incluida en el disco Abbey Road. “Es una canción que sencillamente trata de la locura homicida”, aseveró. A este suceso y a las declaraciones de Manson sobre la influencia del Álbum Blanco de los Beatles en sus acciones, se le bautizó desde entonces como “La teoría ‘Helter Skelter’”.



El martillo de plata de Maxwell

La reacción de los Beatles al asunto Manson fue de horror. Ringo Starr, amigo de Polanski y Tate, no podía creer que el Álbum Blanco hubiera sido el detonador para esa cadena de crímenes. George Harrison declararía años después: “Todo el mundo quiso aprovecharse del fenómeno Beatle: la policía, los promotores, los alcaldes y hasta los asesinos. Los Beatles constituían un tópico, el tema más comentado en el mundo y todos quisieron sacarle jugo fuera o no por nuestra culpa. Nos disgustó mucho que nos asociaran con un tipo tan indeseable como Charles Manson”.


El corolario de esta historia eran las relaciones peligrosas. En 1968, Roman Polanski filmó una cinta que se convirtió en un clásico del cine de horror y que, por una extraña y macabra serie de coincidencias, se conectó de varias maneras con The Beatles. Se trataba de El bebé de Rosemary, protagonizada por Mia Farrow, cuya hermana menor, Prudence Farrow, fue compañera de los Beatles durante su retiro con el Maharishi y a quien John Lennon le compuso la canción “Dear Prudence”, incluida en el Álbum Blanco.



Leslie Van Houten, Susan Atkins y Patricia Krenwinkel

La actriz Mia Farrow era una de las chicas a quien el Maharishi acosaba sexualmente, por lo cual los Beatles se desencantaron de él y por lo que John Lennon le escribió la canción “Sexy Sadie”, que inicialmente decía: “Maharishi, what have you done? / You made a fool of everyone”. Sin embargo, George Harrison lo convenció de sustituir la palabra “Maharishi” por “Sexy Sadie”, lo cual permitió que Charles Manson le atribuyera el tema a Susan “Sadie Mae” Atkins. La película de Polanski fue rodada en el espeluznante Edificio Dakota, en el mismo departamento del mismo edificio neoyorkino donde, once años después, John Lennon viviría sus últimos días y a cuyas puertas sería asesinado. Polanski incluyó en el reparto de este filme a Sharon Tate.



El bebé de Rosemary

El testigo más importante de la acusación fue Linda Kasabian. Linda había estado presente en los asesinatos Tate y había oído cosas sobre las muertes de los LaBianca. Linda, que había dicho a Manson: “Yo no soy como tú, Charlie, yo no puedo matar a nadie”, parecía no tener miedo de contar todo lo que sabía. Tuvo que permanecer incomunicada durante todo el proceso para proteger su vida. En el estrado de los testigos, Linda Kasabian fue la principal testigo de cargo. Llorando, relató los asesinatos con vívidos detalles. Contó al jurado todo lo que había visto y oído durante su estancia con “La Familia" y durante la comisión de los asesinatos. Su testimonio fue considerado como el segmento más dramático del juicio y recibió una cantidad sin precedentes de cobertura por parte de los medios.



Linda Kasabian durante el juicio


Durante su testimonio, los miembros libres de “La Familia" encabezaron una campaña de intimidación contra Kasabian, en un esfuerzo por evitar que ella siguiese testificando. Los acusados interrumpieron constantemente su testimonio con gritos, risas y canciones. Manson se pasó un dedo por el cuello, mirando a Kasabian directamente, un acto que se repetiría durante la declaración de otros testigos de la acusación. Susan Atkins le gritó a Linda a través de la sala del Tribunal “¡Nos estás matando!”, a lo Kasabian respondió: “Yo no los estoy matando, se mataron ustedes mismos”.



El testimonio de Linda Kasabian duró dieciocho días. Los abogados defensores intentaron, sin éxito, desacreditarla aludiendo a su amplio uso del LSD. Kasabian resistió bien el intenso interrogatorio y su testimonio coincidió con las pruebas que se habían presentado, además de ser ratificado por otros testigos de la acusación. Durante el interrogatorio, el abogado defensor de Manson, Irving Kanarek, mostró grandes fotografías en color de la escena del crimen de los asesinatos Tate.



La reacción emocional de Kasabian contrastaba con los otros miembros de “La Familia". Lanzó una mirada al otro lado de la sala del tribunal a los acusados. "¿Cómo pudieron hacer eso?", preguntó. Las acusadas rieron. El abogado Kanarek le preguntó a Kasabian cómo podía estar tan segura de que no había participado en los crímenes, teniendo en cuenta que su consumo de LSD superaba las 300 dosis.



Robert Kasabian, esposo de Linda, durante el juicio

"Porque yo no tengo ese tipo de cosas en mí, para hacer algo tan bestial", respondió ella. El testimonio de Kasabian, más que cualquier otra cosa, contribuyó a la condena de Manson, Watson, Atkins, Krenwinkel y Van Houten. El 3 de agosto, el recientemente elegido presidente Richard Nixon puso en peligro la legalidad del proceso, declarando a los reporteros que Manson era culpable y permitiendo que esto apareciera en la prensa. Debería haber sabido el efecto que eso podía tener, ya que él mismo era abogado. El 4 de agosto, a pesar de las precauciones tomadas por el tribunal, Manson mostró al jurado una portada de Los Angeles Times, con las declaraciones de Nixon. Los miembros del jurado afirmaron que el titular no les había influido.



Los titulares sobre las declaraciones de Nixon

Manson le respondió al presidente: “He aquí un hombre que está acusado de asesinar a cientos de miles en Vietnam. ¿Qué creen que hubiera ocurrido si ‘La Familia’ no hubiera hecho lo que hizo? ¿No es cierto que por un momento todos se olvidaron de la guerra?” Al día siguiente, las acusadas se levantaron y dijeron al unísono que, a la luz de la observación de Nixon, no había sentido en seguir con el juicio.


Manson negó siempre que él fuera el instigador de los asesinatos. Pero sus seguidores fueron persuadidos para matar. Él les lavó el cerebro con una mezcla de técnicas cienciológicas y deformación del lenguaje. La palabra favorita para matar era “desmaterializar”, que era lo que el protagonista del libro Extraño en tierra extraña de Robert A. Heinlein hacía con sus enemigos.



Leslie van Houten, Patricia Krenwinkel y Susan Atkins


Antes de la conclusión del juicio, un reportero del diario Los Angeles Times localizó a la madre de Manson, la cual se volvió a casar y vivía en el noroeste del Pacífico. Kathleen Maddox afirmó que, en la infancia, su hijo había sufrido abandono; pero que había sido "mimado por todas las mujeres que lo rodeaban". Por su parte, Patricia Krenwinkel pasó gran parte del juicio haciendo dibujos de demonios y figuras satánicas, sin importarle lo que se decía en su contra.



Mientras el proceso se desarrollaba, Manson se afeitó la cabeza y se recortó la barba; luego le dijo a la prensa: "Yo soy el Diablo, y el Diablo siempre tiene una cabeza calva”. Luego añadió: “Si ustedes abrieran las puertas, yo saldría a la calle y tendrían esta cosa llamada Charlie Manson que han creado. Porque no me han visto. No realmente. Yo solo podría asesinar a toda la humanidad".



El 15 de junio de 1971, transcurridos siete meses desde el inicio del juicio, el jurado salió a deliberar. Les llevó diez días tomar una decisión, pero el 25 de junio de 1971 pronunciaron el veredicto de culpabilidad de todos los cargos. Pero la ley californiana exige dos juicios. Uno para establecer la culpabilidad del acusado y otro para decidir la sentencia correspondiente.



Charles Manson y Susan Atkins durante el juicio


En el segundo juicio, repleto de más bufonadas, el fiscal Vincent Bugliosi pidió la sentencia de muerte. En el Juicio Manson, el juez Charles H. Older evaluó de acuerdo a la ley antes de que los abogados hicieran sus discursos finales, y no hizo comentarios sobre las pruebas.



El juez Charles H. Older

En California, durante un proceso de pena de muerte, la defensa y la acusación pueden hacer unas veinte recusaciones perentorias, así como un número ilimitado por causa.





En un caso de pena de muerte, el jurado delibera no sólo sobre la culpabilidad o inocencia del acusado, sino, en una fase posterior, sobre si la pena de muerte debiera ser impuesta. Antes de someter a juicio el problema principal, los miembros del jurado son cuestionados acerca de si, en caso de que el veredicto sea de culpabilidad, tendrían alguna objeción en pronunciar un fallo de pena capital.




En un juicio por asesinato no hay obligación de demostrar el móvil. Confesión y evidencias probaron, sin lugar a dudas, que los acusados en el Juicio Manson eran culpables. Por qué lo hicieron era otra historia. Charles Manson, Susan Atkins, Patricia Krenwinkel y Leslie Van Houten fueron sentenciados a la pena capital entre el el 29 de marzo y el 19 de abril de 1971. Tras ser declarada culpable Susan Atkins, nadie en su familia quiso asumir la responsabilidad legal sobre su hijo. Se dio al niño en adopción y se cambió su nombre a partir del momento de su encarcelamiento en 1969. Ella no tuvo más contacto con él.



Los titulares sobre el veredicto

Tras el juicio, Manson felicitó al fiscal Vincent Bugliosi “por hacer un excelente trabajo y consolidar sus convicciones”. Luego hubo otros procesos. Primero, Charles “Tex” Watson finalmente fue llevado ante la justicia por los asesinatos Tate y LaBianca. Vincent Bugliosi, apenas repuesto del extenuante Juicio Manson, llevó la acusación contra “Tex” Watson. En su relato de los crímenes, “Tex” Watson es el único que participa directamente en cada uno de los siete homicidios y mata al menos a tres de las víctimas. "Parecía como si tuviera que hacerlo todo", afirma.



Charles “Tex” Watson en prisión


El jurado fue incomunicado, esta vez durante unas tres semanas. El 12 de octubre de 1971, “Tex” Watson fue declarado culpable de siete cargos de asesinato en primer grado y otro cargo de conspiración para cometer asesinato.



Patricia Krewinkel durante el juicio




Una semana más tarde, el mismo jurado tomó sólo dos horas y media para determinar que Watson estaba cuerdo. El 21 de octubre fue condenado a muerte.



Los padres de Patricia Krewinkel

Luego Steve Grogan, Bruce Davis, Charles Manson y Susan Atkins fueron llevados a juicio por los asesinatos de Gary Hinman y Donald “Shorty” Shea. Durante el juicio, Atkins aportó además una lista de celebridades que seguían en la macabra carnicería: Richard Burton, Elizabeth Taylor, Steve McQueen, Frank Sinatra y Tom Jones. Todos ellos iban a ser asesinados en sus casas.



Ficha de detención de Bruce Davis

Atkins aseguraría acerca de Manson: “Charles Manson cambia de segundo en segundo. Puede ser cualquier persona que quiera ser. Puede ponerse la máscara que quiera”.



Bruce Davis durante el juicio

Los otros corrieron una suerte similar. Susan Atkins “Sadie Mae” fue sentenciada a la pena capital por su participación en el asesinato de Hinman. “Bobby” Beausoleil iba ya camino de la muerte. Manson, Bruce Davis y Steven Grogan fueron procesados individualmente. Manson y Davis siguieron con vida. Steve Grogan fue sentenciado a muerte, pero el juez Kolts conmutó la pena el 23 de diciembre de 1971, por considerarlo incapaz de decidir nada por sí mismo.



Steven Grogan durante el juicio


El director de cine y esposo de Sharon Tate, Roman Polanski, llegó a admitir después, que en los meses siguientes a los asesinatos sospechó de varios amigos y colegas, y que su paranoia sólo se apaciguó con el arresto de los verdaderos culpables. Regaló todas sus posesiones después de los asesinatos, incapaz de soportar ningún recuerdo de la eṕoca que éĺ llamó "la más feliz de mi vida".



Polanski durante el juicio de Manson



Permaneció en Los Ángeles hasta que detuvieron a los asesinos, asistió a los juicios y después regresó a Europa. Dedicó Tess, su película de 1979, “a Sharon”, debido a que Tate había leído la novela Tess of the d'Urbervilles de Thomas Hardy durante su última estancia con Polanski en Londres, dejándoselo para que lo leyera con la premisa de que sería una buena historia para filmar juntos.




Susan Atkins "Sadie Mae" durante el juicio



Polanski intentó explicar su angustia después de la muerte de su esposa e hijo nonato en su autobiografía de 1984 Roman by Polanski, diciendo: "desde la muerte de Sharon y a pesar de poder parecer al contrario, mi disfrute de la vida ha estado incompleto. En momentos de tragedias personales insoportables, algunos encuentran consuelo en la religión. En mi caso pasó lo contrario. Cualquier fe religiosa que tuviera se acabó con el asesinato de Sharon. Se vio reforzada mi fe en el absurdo".



Con toda seguridad, el número de víctimas de “La Familia” no se reducía a nueve. Otras muertes tuvieron lugar a lo largo del período comprendido entre 1969 y 1972. El 5 de noviembre de 1969, en una casa de la playa alquilada por un hombre llamado Mak Ross, John Phillip Haught, alias “Zero”, aparentemente se disparó a sí mismo.




Haught había sido arrestado en el Rancho Barker con los demás miembros de “La Familia” y liberado poco después. Otras personas del grupo presenciaron su muerte: Catherine Share, Linda Baldwin, Sue Bartell y Bruce Davis.



John Phillip Haught

Cuando llegó la policía, varios miembros de “La Familia” estaban presentes: Catherine Gillies, Bruce Davis, Susan Bartell y Linda Baldwin. De acuerdo a Madeline Joan Cottage, ella y Haught estaban en la cama, cuando él cogió un revólver calibre .22. Haught aseguró que sólo había una bala en la pistola, así que giró el cilindro, colocó el cañón contra su cabeza y se pegó un tiro. Los otros también aseguraron que sucedió jugando a la ruleta rusa, pero la pistola estaba completamente cargada y no había huellas dactilares en ella. Ni siquiera las del propio Haught. La policía descartó la muerte como un suicidio. Más tarde, un hombre anónimo le dijo a un reportero del periódico Los Angeles Times que él estaba presente cuando murió Haught. Según el hombre, “Zero” no se suicidó; una de las chicas le disparó. Sin embargo, el hombre desapareció antes de que las autoridades pudieran interrogarlo.



El cadáver de John Phillip Haught

El 16 de noviembre de 1969, se encontró el cuerpo de una joven integrante de “La Familia” abandonado en Laurel Canyon. Había sido apuñalada 157 veces. Nunca se averiguó su nombre.



Susan Atkins, Patricia Krenwinkel y Leslie van Houten tras anunciarse la sentencia de muerte

El 21 de noviembre, los cuerpos de dos jóvenes adeptos a la Cienciología, James Sharp y Doreen Gaul, fueron encontrados en un callejón de Los Ángeles. Aunque la policía sospechaba que “La Familia” estaba implicada en el crimen, jamás se demostró nada.



Doreen Gaul

El 1 de diciembre de 1969, el cadáver de Joel Pugh fue encontrado en el Hotel Talgarth, en West London. Tenía el cuello cortado y presentaba heridas en ambas muñecas, producidas con una navaja de afeitar. La policía lo catalogó de suicidio. Un poco después se descubrió que Joel Pugh, ex miembro de “La Familia”, fue el primer esposo de Sandra Good.



Joel Pugh y Sandra Good

Leslie Van Houten fue juzgada en Los Ángeles junto con Manson, Krenwinkel y Atkins por su participación en los asesinatos. Era la más joven de los acusados y se le consideraba la menos comprometida con Manson, por lo que se creía que tenía más probabilidades de recibir una recomendación de clemencia. Sin embargo, a lo largo del juiciom su actitud era perturbadora, no cooperativa, y presentaba una desagradable tendencia a reírse al escuchar los testimonios, sobre todo cuando el asesinato de los LaBianca y el de Sharon Tate se discutieron. Como resultado de ello, rápidamente perdió la simpatía del jurado.



Leslie Van Houten durante el juicio



En noviembre de 1970, el abogado defensor de Leslie Van Houten, Ronald Hughes, se fue a acampar un fin de semana y no volvió. El juicio tuvo que ser aplazado. Su cuerpo en avanzado estado de putrefacción fue encontrado por dos pescadores en Sespe Creek, condado de Ventura, cuatro meses después. Al respecto, Lynette "Squeaky" Fromme afirmó que los miembros de “La Familia” habían matado "entre 35 y 40 personas", y que "Hughes fue el primero de los asesinatos de represalia".



Ronald Hughes

El ayudante del fiscal, Stephen Kay, quien ayudó a Vicent Bugliosi a procesar a los miembros del grupo de Manson, dijo que Manson siempre mostró un abierto desprecio hacia Hughes durante el juicio. Kay añadió: "Lo último que Manson le dijo a Hughes fue: 'No quiero verte en la sala de nuevo’. Y nunca se le volvió a ver con vida". Sin embargo, muchos consideran que su muerte fue accidental.



Vincent Bugliosi tras el juicio

El 5 de enero de 1971, mientras estaba encarcelada, Catherine Share dio a luz un hijo llamado Phoenix. El bebé fue enviado a un orfanatorio. Durante años Share negó a revelar la paternidad de su hijo. Después de su salida de la cárcel, se reunió con su hijo y confirmó que Steve Grogan era el padre.



La madre, el hermano y el hijo de Wojciech Frykowski


El 21 de agosto de 1971, Mary Brunner, acompañada por Catherine Share, Dennis Rice, Charles Lovett, Larry Bailey y Kenneth Como, conducía una camioneta blanca en Hawthorne, California. El grupo llegó a una tienda de armas llamada Surplus, a la que entraron blandiendo pistolas y cuchillos. Mary Brunner ordenó a los clientes de la tienda y a los empleados que se tumbaran en el suelo. A continuación, los miembros de “La Familia” se llevaron 143 rifles, cargándolos en su camioneta. Sin que se dieran cuenta, un empleado de la tienda activó la alarma silenciosa. Mientras tanto, el grupo discutía sobre si debían matar a todos los que estaban en la tienda. Cuando una patrulla de la policía llegó, Catherine Share abrió fuego contra el vehículo, destrozando el parabrisas. Como llegaron más patrullas, bloquearon la furgoneta para que no pudieran huir y empezaron a dispararles.


En el tiroteo, la camioneta recibió más de cincuenta disparos. Cuando la policía finalmente se hizo con el control de la escena y aprehendieron al grupo, Mary Brunner, Catherine Share y Larry Bailey resultaron heridos. El plan del grupo era secuestrar un Boeing 747 y amenazar con matar a un pasajero cada hora, hasta que Manson y sus compañeros fueran liberados de la prisión.



La camioneta acribillada

Mary Brunner y Catherine Share fueron condenadas y encarceladas en la Institución para Mujeres de California, la misma donde Leslie Van Houten, Susan Atkins y Patricia Krenwinkel cumplían condena por su participación en los asesinatos Tate y LaBianca.



Charles Lovett y Kenneth Como


El 16 de febrero de 1972, el estado de California revocó la pena de muerte. Esto le salvó la vida a Manson y a los miembros de “La Familia” que habían sido sentenciados. Sus condenas fueron permutadas por cadena perpetua.



Terry Melcher durante el juicio

Tras la condena de Manson y sus secuaces, Lynette Fromme se mudó a Stockton, California, con sus amigos Nancy Pitman y Priscilla Cooper, un par de ex convictos llamados Michael Monfort y James Craig, y una pareja, James y Lauren Willett.



Nancy Pitman

El 8 de noviembre de 1972, el cuerpo de James Willett fue encontrado por un excursionista cerca de Guerneville, California. Lo habían obligado a cavar su propia tumba, antes de que le disparasen y enterrasen. Su cuerpo fue encontrado sobresaliendo de la tumba; había perdido la cabeza debido a los animales. Después de que el cadáver de James Willett fuera encontrado, los compañeros de piso fueron arrestados como sospechosos de asesinato.



James y Lauren Willett

La oficina del juez de instrucción del Condado de Sonoma concluyó que James Willett fue asesinado en septiembre de 1972, aunque su cuerpo no fue encontrado hasta principios de noviembre del mismo año. Había sido enterrado cerca de Guerneville en el Condado de Sonoma. Durante la noche del sábado 11 de noviembre de 1972, la policía de Stockton obtuvo la información de que una furgoneta propiedad de los Willetts había sido encontrada en la zona. Estaba aparcada en frente del 720 de W. Flora Street. "El sargento de policía Richard Whiteman fue a la casa y, cuando se le negó el paso, forzó su entrada en la misma. Todas las personas en el interior fueron arrestadas excepto Lynette Fromme, quien estaba afuera. Ella telefoneó a la casa mientras la policía estaba allí, preguntando si alguien podía ir a recogerla, siendo arrestada entonces. La policía encontró una importante cantidad de pistolas y munición en la casa, y se dieron cuenta de que había tierra que había sido removida recientemente junto al edificio”.



Lauren Willet con su hija Heidi y Nancy Pittman

La Policía de Stockton obtuvo una orden y excavó hasta encontrar el cuerpo de Lauren Willet a las 05:00 horas del día siguiente. Cooper contó a los investigadores que Lauren se había disparado accidentalmente y la habían enterrado cuando se dieron cuenta de que estaba muerta. Cooper sostuvo que Monfort estaba "demostrando los peligros de las armas de fuego, jugando a una forma de ruleta rusa con una pistola del calibre .38". Al principio había apuntado contra su propia cabeza, pero como la pistola no se disparó, apuntó a la de la víctima; esta vez sí disparó.



Lauren Willett

La policía de Stockton indicó que Lauren Willett "estaba con los otros por su propia voluntad antes del tiroteo, y no era prisionera". Heidi, una niña pequeña que era hija de los Willett, estaba en la casa y fue llevada al orfanato Mary Graham Hall. Michael Monfort y James Craig se declararon culpables del asesinato. Lynette Fromme fue puesta en libertad por falta de pruebas. Al caso se le conoció como “Los crímenes de Stockton”.



Michael Monfort y James Craig

Fromme se mudó después al departamento de una amiga en Sacramento: su compañera en “La Familia”, Sandra Good. Las dos en ocasiones usaban vestidos iguales y cambiaron sus nombres para simbolizar su devoción por la nueva religión de Manson.


Fromme se convirtió en "Red" (“Rojo”) en honor a su color de pelo y a la secoyas, y Good se convirtió en "Blue" (“Azul”) por sus ojos azules y el color del océano.


A partir de 1974, Susan Atkins aseguró que era una cristiana renacida después de ver una visión de Jesucristo en su celda. Se convirtió en un miembro activo en los programas de la prisión, dando clases a otras presas. Inclusive recibió dos menciones por ayudar en intervenciones sanitarias de emergencia con otras reclusas, una de los cuales fue un intento de suicidio.



Susan Atkins con un ejemplar de su libro

Atkins se casó dos veces mientras estaba en prisión. Su primer matrimonio fue con Donald Lee Laisure en 1981, pero los dos se divorciaron al poco tiempo. Se casó por segunda vez en 1987 con un hombre quince años menor que ella, James W. Whitehouse, quien obtuvo un título de la Escuela de Derecho en Harvard y representó a Atkins en sus audiencias de libertad condicional de 2000 y 2005. Mantuvo una página web dedicada a su representación legal.



Susan Atkins en prisión

En 1975, como tantos otros asesinos, “Tex” Watson también se convirtió en un cristiano renacido, afirmando que creía que Dios lo había perdonado. Will you die for me?, su autobiografía, fue publicada en 1978.



“Tex” Watson en su nuevo rol cristiano

Catherine Share estuvo cinco años en prisión y fue liberada en 1975. Después de su salida de la cárcel, Share se distanció de “La Familia" y buscó tratamiento quirúrgico para quitar la "X" que se había tallado en la frente como un signo de solidaridad con Manson.



Catherine Share en libertad

En marzo de 1975, Lynette Fromme se encontró con Danny Goldberg, el publicista de la banda de rock británica Led Zeppelin, que estaba haciendo una gira de conciertos por los Estados Unidos. Le dijo que quería ver a Jimmy Page, el guitarrista del grupo Led Zeppelin, porque ella había visto algo maligno en su futuro y pensaba que podría ocurrir aquella noche durante la actuación del grupo en el Long Beach Arena. Ella juró que la última vez que esto le había ocurrido, a alguien le habían disparado en la cabeza junto a ella. Goldberg la persuadió para escribir una larga nota a Page; después de esto ella se fue. La nota fue quemada sin leer.



Dibujo realizado por Manson

La mañana del 5 de septiembre de 1975, Lynette Fromme fue al parque del Capitolio de Sacramento, supuestamente para hablar con el presidente Gerald Ford sobre la difícil situación de las secoyas de California. Iba vestida como una monja, con una hábito rojo y armada con una pistola automática Colt del calibre .45, con la que apuntó a Ford. La pistola estaba cargada, pero ninguna bala estaba en el disparador.



El atentado contra Gerald Ford




Fromme fue inmediatamente reducida y apresada por agentes del Servicio Secreto de los Estados Unidos, y mientras la esposaban, tuvo tiempo para decir unas cuantas frases a las cámaras que había en la escena, indicando que la pistola no se había disparado.





Fromme contó posteriormente al The Sacramento Bee que ella había vaciado el cargador de la pistola antes de salir de su casa aquella mañana. Los investigadores encontraron más tarde un cartucho de una pistola calibre .45 en su cuarto de baño.




El 22 de septiembre de 1975, diecisiete días después del intento de asesinato de Fromme, otra mujer, Sara Jane Moore, intentó asesinar al presidente Gerald Ford en San Francisco disparándole en dos ocasiones; ella tampoco consiguió su objetivo. Fue sentenciada a cadena perpetua y se le concedió la libertad bajo palabra el 31 de diciembre de 2007, tras pasar 32 años en prisión.



Sara Jane Moore bajo arresto


Después de un largo juicio, en el que ella se negó a cooperar con su propia defensa, Lynette Frome fue encontrada culpable de intento de asesinato del presidente y sentenciada a cadena perpetua según la ley de 1965, creada a partir del asesinato del presidente John F. Kennedy, que especifica una sentencia máxima de vida en prisión por intentar asesinar a un presidente. Cuando el fiscal de los Estados Unidos, Duane Keyes recomendó un severo castigo porque ella estaba "llena de odio y violencia", Fromme le tiró una manzana, golpeándole en la cara y rompiendo sus gafas.




Steven Grogan fue puesto en libertad tras cumplir 13 años de condena. Probablemente, ayudó el hecho de que Grogan revelara el paradero, hasta ese momento desconocido, del cuerpo de Donald “Shorty” Shea. Cuando quedó en libertad empezó a trabajar como pintor de interiores en San Fernando Valley.



La policía desentierra los restos de Donald "Shorty" Shea




Mary Brunner estuvo seis años en la cárcel y fue dejada en libertad en 1977. Tras su salida de prisión, Brunner se distanció de “La Familia” y recuperó la custodia de su hijo. Posteriormente se cambió el nombre y se fue a vivir a Eau Claire, Wisconsin.



Reporte de la autopsia de Donald "Shorty" Shea


En 1978, seis años después de que la pena capital fuera abolida en California, se planteó la posibilidad de que los asesinos quedaran en libertad provisional. Desde entonces, se mantuvo una batalla legal para asegurar que ninguno de ellos, especialmente Manson, saliera de la cárcel. Pero las oportunidades de Manson de ser puesto en libertad siempre fueron mínimas.



En 1982, fue confinado en una celda de máxima seguridad de la prisión de Vacaville, California, tras descubrir que pretendía fugarse en un globo. Un catálogo de globos aerostáticos, una cuerda, un recipiente con líquido inflamable, una sierra para metales y otras herramientas fueron encontrados en su celda.



Manson en el jardín de la prisión

El caso de las “Chicas Manson” fue paradigmático. Recurriendo a abogados especializados, Susan Atkins, Patricia Krenwinkel y Leslie Van Houten intentaron por todos los medios, durante varios años, encontrar las triquiñuelas legales que permitiesen su puesta en libertad. Leslie Van Houten era quien más probabilidades tenía de quedar libre. Se convirtió en una presa modelo en la Californian Institution for Women de Frontera, donde además se licenció en Psicología y en Literatura.


Además, su implicación en los asesinatos LaBianca fue secundaria, ya que cuando apuñaló a Rosemary LaBianca esta ya estaba muerta. Leslie Van Houten permaneció encarcelada después en la Institución para Mujeres en Chino, California, junto con Patricia Krenwinkel. El cineasta John Waters abogó activamente por la liberación de Van Houten; sin embargo, la Junta de Libertad Condicional se la negó en veinte ocasiones.



La anciana Leslie Van Houten en prisión


En 1979, Catherine Share fue condenada en ausencia en el estado de California por seis cargos de fraude postal, transporte interestatal de propiedad robada y uso fraudulento de una tarjeta de crédito. Share había huido inicialmente a Canadá y luego regresó a los Estados Unidos para cumplir su sentencia.


Ese mismo año, Fromme fue trasladada de la prisión de Dublin, California, por atacar a otra presa, Julienne Busic, usando un martillo. El 23 de diciembre de 1987, escapó de la Prisión Federal Alderson en Virginia Occidental, intentando encontrarse con Manson, porque había escuchado que tenía cáncer testicular. Fue capturada dos días más tarde y desde entonces cumplió condena en Texas en el Centro Médico Federal de Carswell. Aunque desde 1985 podía solicitar la libertad condicional, Fromme renunció constantemente a su derecho a solicitarla. Finalmente se le concedió la libertad provisional en agosto de 2009.


A comienzos de los años ochenta, Stephen Kay, quien había trabajado para la acusación en el juicio, se enteró de que Leslie Van Houten había conseguido reunir 900 firmas para pedir su puesta en libertad condicional. Contactó a la madre de Sharon Tate para intentar reunir firmas para que se le denegase dicha libertad condicional. Estaban seguros de su éxito, por lo que ambos montaron una campaña publicitaria, consiguiendo reunir más de 350.000 firmas.


“Tex” Watson fue encarcelado en la Prisión Estatal de Mule Creek en Ione, California. Dado que se había convertido al cristianismo en la prisión, se hizo ayudante del pastor protestante de la cárcel, pero eso terminó cuando Stephen Kay alegó que Watson estaba utilizando su cargo para asentar una base de poder personal. “Tex” terminó volviéndose el mecánico de la prisión.



“Tex” Watson en prisión

Kay dedicó el resto de su vida a luchar contra todas las peticiones de libertad condicional de los asesinos de “La Familia" y trabajó de cerca con otras víctimas de crímenes violentos. Se enfrentó en varias ocasiones a Charles “Tex” Watson en audiencias de peticiones de libertad condicional, diciendo: "Siento que Sharon Tate debe estar representada en esats audiencias. Si están los asesinos suplicando por sus vidas, pues debo estar allí para representarla".



Doris Tate, la madre de Sharon, le dijo a “Tex” Watson: “¿Qué misericordia, señor, mostró cuando mi hija suplicaba por su vida? ¿Qué misericordia mostró con mi hija cuando le dijo: ‘denme dos semanas para tener a mi bebé y después me pueden matar’? ¿Cuándo obtendrá Sharon la libertad condicional? ¿Saldrán de sus tumbas estas siete víctimas o posiblemente más si usted consigue la libertad? Usted no es de fiar”. Se le negó la libertad condicional catorce veces.



El ejemplar del Álbum Blanco de Manson, las sogas y el auto de "Tex" Watson en un museo

En 1979, “Tex” Watson se casó con Kristin Joan Svege. A través de las visitas conyugales procrearon cuatro hijos: tres varones y una mujer. Esas visitas fueron prohibidas en octubre de 1996. En 2003, después de 24 años de matrimonio, Svege se divorció después de conocer a otro hombre. En 2009, Watson se graduó de la Universidad de la Costa de California con una licenciatura en Administración de Empresas.



Kristin Joan Svege

Patricia Krenwinkel fue recluida en el Instituto de California para la Mujer, en Chino, California. Al comienzo de su nueva vida en la cárcel, permaneció leal a Manson y a “La Familia”, pero con el tiempo empezó a romper con ellos. Se convirtió en una prisionera modelo. Recibió una Licenciatura en Servicios Humanos por la Universidad de La Verne. Se volvió parte activa en los programas de la prisión, como Alcohólicos Anónimos y Narcóticos Anónimos, y le enseñó a leer a los presos analfabetas. Escribía poesía y la música, tocaba la guitarra, jugaba en un equipo de voleibol de la cárcel y daba clases de baile. En una entrevista realizada por Diane Sawyer, Krenwinkel declaró: “Me despierto cada día sabiendo que soy una destructora de la cosa más preciosa que es la vida. Abigail Folger fue una joven a la que que maté, que tenía padres. Se suponía que debía vivir una vida y sus padres nunca deberían haberla visto muerta”.



Patricia Krenwinkel en prisión

El 25 de septiembre de 1984, Jan Holmstron, un hare krishna de 36 años, parricida y consumidor de LSD, convicto en la prisión de Vacaville y compañero de Manson, trató de quemarlo vivo vertiéndole encima un bote de solvente para pintura y prendiéndole fuego. A pesar de sufrir quemaduras de segundo y tercer grado en el 20% de su cuerpo, Manson se recuperó de las heridas.


En 1987, Manson habló, en la prisión de San Quintín, con el escritor Nuel Emmons, quien había estado en dos ocasiones en prisión con Manson antes de escribir el libro Sin conciencia. Charles Manson en sus propias palabras.



Charles Manson y Nuel Emmons

Linda Kasabian regresó a Nueva Hampshire con su esposo y sus hijos, tratando de escapar de la mirada de los medios de comunicación. Vivió en una comuna hippie durante un tiempo y trabajó como cocinera más tarde. Fue llamada de vuelta al condado de Los Ángeles en varias ocasiones: fue testigo contra “Tex” Watson en el juicio de 1971, y también en contra de Leslie Van Houten en sus dos nuevos juicios en 1977.



Linda Kasabian tras los eventos

Linda se divorció después de su marido, Robert Kasabian, y luego se volvió a casar. Fue detenida por numerosos violaciones de tráfico, hasta que un accidente automovilístico la dejó parcialmente incapacitada. Durante una celebración de Pascua en Nueva Hampshire en 1978, ella y algunos amigos interfirieron con los bomberos que intentaban apagar una fogata. A pesar de que había roto todos sus lazos con “La Familia", el Servicio Secreto la mantuvo siempre bajo vigilancia.


“Bobby” Beausoleil cumplió su condena a cadena perpetua en la Penitenciaría Estatal de Oregón. El escritor Truman Capote entrevistó a “Bobby” Beausoleil mientras estaba encarcelado en la prisión estatal de San Quintín.



"Bobby" Beausoleil cumpliendo su condena

Capote publicó la entrevista en la forma de un cuento: "Luego todo se vino abajo", incluido en su libro Música para camaleones. Después, con el permiso de la prisión, Beausoleil compuso y grabó la banda sonora de la película Lucifer Rising, de Kenneth Anger.



Lucifer Rising


Este le había pedido originalmente a Jimmy Page que hiciera la banda sonora, pero el músico se tardó tres años y no entregó material suficiente. El soundtrack compuesto por Beausoleil fue lanzado en CD en 2004, teniendo un gran éxito. También grabó y lanzó tres álbumes de material instrumental: Orb, Mantra y Dreamways of the mistic.



Orb, Mantra y Dreamways of the mistic




En 1989, se formó la banda Marilyn Manson & the Spooky Kids. Para sus presentaciones en vivo, la banda eligió adoptar seudónimos teatrales que incluían el nombre de un artista famoso y el apellido de un asesino. El vocalista Brian Warner adoptó el nombre de “Marilyn Manson”, el guitarrista Scott Putesky tomó el de “Daisy Berkowitz” y el bajista Brian Tutunick fue conocido como “Olivia Newton Bundy”. Luego se les unió Stephen Gregory Bier en el teclado bajo el nombre de “Madonna Wayne Gacy” y Brad Stewart como “Gidget Gein” remplazando al bajista Bundy, quien escogió alejarse de la banda. Fred Streithorse más tarde se les unió como “Sara Lee Lucas” y completó la formación en el puesto de baterista.



Marilyn Manson

Los nombres utilizados por cada miembro eran representativos del concepto que consideraron central en su presentación; la dicotomía entre el bien y el mal, junto a su existencia en un todo. “Marilyn Monroe tenía un lado oscuro”, explicó el vocalista Marilyn Manson en su autobiografía, “como Charles Manson también tenía un lado bueno e inteligente”. En sus comienzos, con frecuencia se utilizaban carteles promocionales de sus conciertos, que incluían imágenes de Monroe y Manson entre otros famosos.




Carta de Charles Manson a Marilyn Manson

El residente final de la casa de Cielo Drive fue el músico Trent Reznor, del grupo Nine Inch Nails. Reznor comenzó a alquilar la casa en 1992 y tenía un estudio de grabación construido en el interior. Este estudio fue llamado "Pig" (a veces nombrado "Le Pig") como una referencia al letrero dejado por Susan Atkins en la puerta principal de la casa. Fue el lugar de las sesiones de grabación del álbum The Downward Spiral de Nine Inch Nails



“Le Pig”: El estudio de Trent Reznor en Cielo Drive

En 1992, Doris Tate, la madre de Sharon que se enfrentara a “Tex” Watson, fue diagnosticada con un tumor cerebral maligno, por lo que le fallaba la fuerza y la salud; una reunión con el presidente George Bush significó su última aparición pública. Ese mismo año, Doris, tras fallecer, legó a su hija pequeña Patti su trabajo. También contribuyó en la fundación del Doris Tate Crime Victims Bureau, una organización no gubernamental dedicada a influenciar la legislación de Estados Unidos para dar protección a las víctimas de crímenes violentos.



El mundo musical posterior a los asesinatos se relacionó con Manson de muchas maneras. La banda Ramones, en su canción “Glad to see you go”, hacían referencia a él. En el documental Rattle and hum, Bono, vocalista del grupo U2, declara antes de entonar su versión de “Helter Skelter”: "Charles Manson le robó esta canción a Los Beatles. Ahora nosotros se la robamos a él". Y el tema “Look at your game, girl”, canción donde Manson suena muy inspirado cantando solamente con una desafinada guitarra, fue versionado años más tarde por la banda Guns ‘N' Roses en su álbum The Spaghetti Incident?



El álbum The Spaghetti Incident?

Patti Tate se enfrentó a David Geffen y a los directivos de Geffen Records en 1993, por los planes de incluir en el álbum de Guns N' Roses la canción compuesta por Charles Manson. Comentó a un periodista que la compañía discográfica estaba "poniendo a Manson en un pedestal, para que la gente joven que no lo conozca, lo venere como a un ídolo".



Curiosamente, en el estudio “Le Pig” de Trent Reznor en el 10050 de Cielo Drive, se grabó también el disco debut de Marilyn Manson, Portrait of an american family. Reznor se mudó de Cielo Drive en diciembre de 1993, más tarde explicando que "había demasiada historia en esa casa, más de lo que yo podía manejar". Reznor se llevó la puerta principal de la casa con él cuando se mudó, y la instaló en su nuevo estudio de grabación en Nueva Orleans.



Portrait of an american family

En 1994, el productor Jeff Franklin, el nuevo dueño, demolió la antigua casa y la reemplazó con una nueva mansión llamada "Villa Bella", con una nueva dirección: el 10066 de Cielo Drive. La propiedad actual no se parece en nada a la residencia en la que se produjeron los asesinatos. El único remanente de la propiedad original que todavía existe es el poste de teléfono cuyos cables cortó “Tex” Watson antes de su sangrienta incursión.



Jeff Franklin

En 1997, Trent Reznor hizo una declaración sobre su trabajo en Cielo Drive durante una entrevista para la revista Rolling Stone: “Mientras me encontraba en una espiral descendente, estaba viviendo en la casa donde mataron a Sharon Tate. Entonces un día me encontré con su hermana Patti. Fue una cosa al azar, sólo un breve encuentro. Y ella me dijo: '¿Estás explotando la muerte de mi hermana¿ ¿Por qué vives en su casa?' Por primera vez, todo el asunto me impactó como una bofetada. Le dije: 'No, es sólo parte de mi propio interés en el folklore americano. Por eso estoy en ese lugar, donde se ha producido una parte extraña de la historia’. Ella perdió a su hermana en una situación absurda, que no quiero apoyar. Cuando ella me estaba hablando a mí, me di cuenta de eso por primera vez. '¿Y si hubiera sido mi hermana?’, pensé. '¡Jódete, Charlie Manson!’ Me fui a casa y lloré esa noche. Me hizo ver que hay otra cara de las cosas”.



Trent Reznor

Patti Tate murió de cáncer de mama en 2000. Debra Tate, su hermana mayor, continuó con el trabajo representando a la familia Tate en las peticiones de libertad condicional. Debra Tate dijo de los asesinos: "No muestran ningún tipo de responsabilidad personal. No han hecho expiación ante ninguno de los miembros de la familia". También peleó por conseguir que se le concediese a Sharon Tate una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, sin éxito.


En 2000, durante la audiencia de libertad condicional de Susan Atkins, quien declaró que deseaba salir para vivir en Laguna Beach, Debra Tate, la hermana de Sharon, leyó una declaración escrita por su padre que decía: "Hace treinta y un años me senté en una sala de tribunal con un jurado y observé con los demás. Vi a una mujer joven que se rió, se rió y gritó insultos. Incluso al prestar declaración sobre el último aliento de mi hija, ella se rió. Mi familia quedó destrozada. Si Susan Atkins es liberada para reunirse con su propia familia, ¿dónde está la justicia? Se escuchan diferentes opiniones con respecto a su liberación, pero se oye nada de las nueve personas que yacen en sus tumbas y sufrieron muertes horrendas a manos de Susan Atkins. Si ella fuera capaz de comprender lo que nuestra familia ha pasado, estaría avergonzada de venir ante esta junta de libertad condicional y pedir una solicitud de este tipo. Es importante que ella muera en la cárcel”.



Susan Atkins en la cárcel

Vincent Bugliosi, que llevó la acusación contra Atkins, dijo que no se oponía a su liberación dada su condición, y agregó que ella había pagado "sustancialmente, aunque no del todo, por sus horrendos crímenes. Pagar completamente significaría la imposición de la pena de muerte". Bugliosi también declaró que apoyaba su liberación con el fin de ahorrarle dinero al estado. El costo de la atención médica de Susan Atkins desde que fue hospitalizada, superaba $1,150,000 dólares, con un costo adicional de más de 300,000 dólares para proteger su habitación del hospital.




En 2001, Manson (también llamado “Taker”) decidió publicar un álbum de estudio titulado Air. El álbum contiene doce canciones. Fue una recopilación de temas y de pensamientos compuestos por el mismo Manson en prisión, unas grabaciones totalmente orgánicas. Sin embargo, fue un fracaso comercial.



Air

Durante una audiencia de libertad condicional de 2004, cuando se le preguntó que iba a colocar en la parte superior de la lista de personas a las que les había hecho daño, Patricia Krenwinkel respondió: "A mí misma". Se le negó la libertad condicional después de que la Junta determinara que ella “todavía plantea un riesgo inaceptable para la seguridad pública”. Se le negó la libertad condicional en trece ocasiones; su última audiencia fue en enero de 2011. No sería elegible de nuevo hasta 2020.



Patricia Krenwinkel tras su última audiencia de libertad condicional



En julio de 2006, Catherine Share regresó a los restos del Rancho Spahn para ser entrevistada acerca de su papel en “La Familia” para un programa de History Channel. Después se convirtió al cristianismo y se dedicó a hablar en contra de los cultos.



Catherine Share en History Channel

En 2008, se llevó a cabo una búsqueda de restos humanos en los restos del Rancho Barker, motivado por los constantes rumores de que “La Familia” había matado autoestopistas y fugitivos que habían llegado a ese lugar. La excavación exploratoria comenzó el 20 de mayo. Después de dos días de trabajo, el sheriff había encontrado cuatro tumbas, de las que desenterraron restos humanos.


El fiscal del distrito del condado de Los Angeles, Steve Cooley, le había dicho en una carta al Presidente del Tribunal que Susan Atkins, encarcelada durante 37 años, no debería ser liberada por razones humanitarias. "Permitir la liberación de Atkins sería una afrenta a la población de este Estado, al sistema judicial de California y a las familias de las numerosas víctimas de asesinatos", añadía Cooley en su carta. Entre los que se mostraron contrarios a su libertad se encontraban algunos de los familiares de sus víctimas. "La señora Atkins debería morir con dignidad en el cumplimiento de su pena. Mi tío murió con dignidad en la peor de las circunstancias", afirmaría Jay Sebring, sobrino del famoso estilista. En julio de 2008, el Comité de Evaluación de la Libertad Condicional del estado de California rechazó otra vez la petición de liberación de Susan Atkins. A sus sesenta años, “Sadie Mae” padecía cáncer en el cerebro en fase terminal; quedó con medio cuerpo inmóvil, tenía problemas para hablar y le amputaron una pierna. Deseaba morir en su casa. Después de haber escuchado los argumentos a favor y en contra de su liberación, los doce miembros del jurado encargado de pronunciarse sobre la liberación, se declararon en contra, sin explicar los motivos de su decisión. Atkins había sido llevada ante la Junta de Libertad Condicional en una camilla y durmió durante la mayor parte de la audiencia, despertando hacia el final de la misma para recitar el Salmo 23 con ayuda de su esposo, el abogado James Whitehouse.



Susan Atkins en 2009, durante sus días finales


El 24 de septiembre de 2009, Susan Atkins murió en la enfermería de la prisión de Mujeres en Chowchilla, California. Un portavoz de la prisión, anunció a la prensa que la causa de su muerte fue clasificada como “causas naturales” porque su familia no solicitó una autopsia. Su marido, James Whitehouse, emitió la siguiente declaración: "Susan falleció en paz, rodeada de sus amigos y seres queridos, y el personal increíble en el centro de enfermería especializada. Su última palabra susurrada fue: 'Amén’".


En 2009, sorprendió al mundo la aparición de Matthew Roberts, el supuesto hijo que Manson procreó con una de sus antiguas seguidoras, Terry, en 1967. Ella fue violada por Manson y quedó embarazada durante una orgía ritual. La revelación significó un choque para el joven estadounidense.



Matthew Roberts

En 2010, el diario Los Angeles Times informó que Charles Manson había sido sorprendido con un teléfono celular en 2009, y que había contactado con gente en California, Nueva Jersey, Florida y Columbia Británica. Un portavoz del Departamento de Correccionales de California declaró que no se sabía si Manson había utilizado el teléfono para fines delictivos.




Manson apareció en un episodio de la caricatura South Park titulado “Feliz Navidad, Charlie Manson”, como parodia del capítulo de Snoopy llamado “Feliz Navidad, Charlie Brown”.



Charles Manson en South Park

Un tiempo después, conoció a una chica: Afton Elaine Burton, a quien se conoció como “Star”. Ella se topó con algunos de los escritos de Manson cuando tenía 19 años y se convirtió en su amiga por correspondencia. Poco después, hizo sus maletas, tomó el dinero que había ahorrado mientras trabajaba como cocinera en un asilo de ancianos y se mudó a California.



Afton Elaine Burton y Charles Manson



Cuando Afton Elaine cumplió 25 años, decidió que se iba a casar con él. Interrogado al respecto, Manson respondió: "¡Ah! Eso. En realidad es un montón de basura. Ya lo sabes, hombre. Eso es basura. Sólo estamos jugando que para el consumo del público".





Él tenía 79 y ella 25; una chica muy joven y hermosa. Afton Elaine lucía en su frente una equis grabada, como la que tenía el propio Manson antes de convertirla en una esvástica. La joven provenía de una familia muy religiosa del otro lado del país, pero se mudó a California para estar cerca de su hombre. Los medios se hicieron eco de una frase de la chica: “La gente podría pensar que estoy loca, pero ellos no saben. Esto es lo correcto para mí. Para esto nací. Nos vamos a casar”.




Manson pasó más de cuarenta años encerrado solo en una celda. Entre sus ilustres vecinos estaban Sirhan Sirhan, el asesino de Robert Kennedy, y el multihomicida Juan Corona. Siempre le negaron la libertad condicional. Se le denegó por doceava vez el 11 de abril de 2012. Manson no asistió a la audiencia. Se determinó que no se volvería a examinar la posibilidad de su libertad condicional por otros 15 años, hasta 2027.


En 2014, fue autorizado para casarse con su joven novia. Ambos declararon estar felices. Afton Elaine abrió varios sitios web para apoyar la libertad de Manson. Quizás el pensamiento del célebre asesino se trasluce en la frase que pronunció a los 80 años, durante una entrevista: "Si alguien es asesinado es la voluntad de Dios. Sin matar, no tenemos oportunidad".




VIDEOGRAFÍA:

Charles Manson en Asesinos en Serie
video


Charles Manson en Crímenes del siglo XX
video


Charles Manson en Índice de maldad
video


Charles Manson en Killing of America
video


Charles Manson en Biografía
video


Charles Manson en History Channel

video


Charles Manson en Caso Abierto
video


Charles Manson en Cuarto Milenio
video


Cielo Drive tras el crimen
video


Los funerales de las víctimas
video


Charles Manson cantando
video


“Feliz cumpleaños, Charlie Manson” (capítulo de South Park)
video


The Helter Skelter Murders (trailer)
video


Inside the Manson Gang (trailer)
video


Helter Skelter (1976) (trailer)
video


Helter Skelter (2004) (trailer)
video


Manson (trailer)
video


The Manson Family (trailer)
video


House of Manson (trailer)
video


Manson Girls (trailer)
video


Leslie: my name is evil (trailer)
video


Life after Manson (trailer)
video


Multiple maniacs (trailer)
video


Simon: King of the Witches (trailer)
video


Deathmaster (trailer)
video


Manson Family Movies (trailer)
video


Charles Manson cantando "Piggies" en South Park
video


“Helter Skelter” – The Beatles
video


“Piggies” – The Beatles
video


“Sexy Sadie” – The Beatles
video


“Happiness is a warm gun” – The Beatles
video


“Blackbird” – The Beatles
video


“Revolution 9” – The Beatles
video


“Helter Skelter” – U2
video


“Look at your game, girl” – Charles Manson
video


“Look at your game, girl” – Guns ‘n’ Roses
video


“Glad to see you go” – Ramones
video




BIBLIOGRAFÍA:















































FILMOGRAFÍA:





























DISCOGRAFÍA:













46 comentarios:

Daniela Hernández dijo...

Hola!
Muy padre tu blog... le he estado echando unas miradillas. Muy interesante, eh.
Saludos, Carlos!
Estamos en contacto.
Daniela

vitokogvy dijo...

Muy buena info sobre este caso de Charles manson

el mike dijo...

por cierto, que a inicios de año, charles saco otro disco, esta mas o menos

Anonymous dijo...

me ha encantado, muy trabajado, felicidades y sigue así

27 de marzo de 2008 7:21:00 CST

Anonymous dijo...

Excelente recopilacion de datos para que los que no conocemos mucho podamos informanos.

31 de marzo de 2008 11:57:00 CST

Anonymous dijo...

Felicidades, buen trabajo de investigacion. Ánimo, y buena vibra !!!!!

29 de marzo de 2008 16:10:00 CST

Anonymous dijo...

excelente trabajo de investigacion! felicidades

14 de abril de 2008 22:04:00 CDT

Anonymous dijo...

EXCELENTE TRABAJO,QUERIA SABER DEL CASO Y ME PARECIO MUY COMPLETO.

29 de junio de 2008 15:59:00 CDT

Anonymous dijo...

Hola! Muy bueno el blog!

18 de mayo de 2008 22:42:00 CDT

Anonymous dijo...

me parecio muy buena informacion felicidades pero tambien esta muy fuerte encuanto a todo lo que fue o es capaz de hacer un satanico cuidado chavos no ay que meterse en cosas que no sabemos

23 de julio de 2008 1:48:00 CDT

Anonymous dijo...

Excelente recopilación de datos. No abundan en castellano. Gracias.

19 de julio de 2008 9:56:00 CDT

Edgar Allan Poe dijo...

lo has clavao, un blog de medalla!!felicidades!, y lod eManson impresionante esta bien trabajado

20 de agosto de 2008 11:31:00 CDT

lizzy dijo...

caray! q rebien te documentas. felicidades

Bárbara dijo...

Hola, muy completos los informes, mis felicitaciones por eso.
Pero para que este informe esté más completo sugiero adherir laúltima versión sobre los hechos que termina con el enigma sobre la muerte de Sharon Tate.

http://www.magicasruinas.com.ar/revistero/aquello/revaquello103.htm

Es el link donde se explica que la sádica matanza no iba destinada en realidad a Tate, sino que hay una turbia cuestión de fondo alrededor del nombre Jay Sebring, una de las víctimas esa noche.

Como es de suponer, se conoce sobre esta teoría mucho tiempo después de los asesinatos, juicio, condena, etc.

Espero les sirva la información.

Bárbara.

Lindita! dijo...

Hola, muy completo tu artículo.
pero creo que una traducción más adecuada para el "turn me on dead man" de revolution 9 sería "excítame hombre muerto".

weed dijo...

Super tenaz, tu información y saludos cordiales

Anonymous dijo...

Excelente! Muy entretenido, me he pasado la tarde entera leyendolo. Felicitaciones!

Rodrigo (Argentina) dijo...

CARLITOS!: A ESTE LOCO HABIA QUE HABERLO ELIMINADO HACE MUCHO, CULPA A LA SOCIEDAD DE SUS PESARES Y TRAUMAS PSICOLOGICOS, TIPICO PSICOPATA! EL MUNDO ME HIZO DAÑO Y VOY POR EL! NO PUEDE ESTAR SUELTO UN PSICOPATA,NOTIENE CURA, NO HAY SOLUCION LAMENTABLEMENTE ESA ES LA REALIDAD Y PAR AUNO DE ESTE CALIBRE DIOS ESTARÍA DE ACUERDO PORQUE UN INDIVIDUO ASI NO PERTENECE A NUESTRA SOCIEDAD SENCILLAMENTE. NO PUEDE PERTENECER AL MUNDO DE PAZ Y ARMONIA QUE QUISIERA DIOS PARA EL SER HUMANO. UNO LO PUEDE ENTENDER DESDE SU INFANCIA DESOLADA Y DAÑINA PERO SI NO LE INTERESA CAMBIAR Y QUIERE HACER DAÑO A SU PROPIO MUNDO DEBE SER ELIMINADO DE URGNENCIA!

A FAVOR DE PROTEGER LA SOCIEDAD DE LOS PSICOPATAS!

PD: cabe mencionar que el leyendario Bruce Lee se salvó de que lo asesinen ese 8 de agosto porque fué invitado a la casa de Polanski, que habría pasado Asesino Vs Justiciero cara a cara!
Saludos!

Karuna dijo...

Hola Escrito con Sangre...
Hace un mes leí el caso de Charles Manson.

Es para mí cruel que Susan Atkins haya matado sin piedad tanto a la actriz Sharon Tate. Pero es tan perverso que le hayan quitado la vida a una criatura indefensa como el bebé que la propia Sharon esperaba.

En fin se me hace un insulto que Charles Manson le haya dado una versión bizarra y cruel al álbum blanco de The Beatles.

Bueno... tal vez deba de leer y buscar las letras de las canciones del álbum blanco para entenderlo con cuidado.
Porque como persona tengo que respetar la manera de pensar de otras presonas.

En mi opinión el álbum blanco no es uno de mis favoritos... pero como una gran fan de esta gran banda, me llamó la atención la forma de intrepretación de Charles Manson.

Saludos Karuna ^^

POGO1980 dijo...

POR FAVOR YA SON SERES DEMENTES TRAEN LA MALDAD DESDE QUE NACEN SON DE FAMILIA DISFUNCIONAL LA MAYORIA DE ELLOS.Y ES SENCILLO CULPAR A LA MUSICA DE SUS ACTOS.YO ESCUCHO A MARILYN MANSON,KORN,LIMP BIZKIT,LINKIN PARK Y NO POR ESO HE PENSADO EN ASESINAR AL MUNDO.ES VERDAD QUE HAY GRUPOS QUE SU MUSICA ES BASURA,PERO RECORDEMOS QUE ACTUALMENTE A AL GRUPETE DE RBD SE LE VINCULO COMO MUSICA SATANICA Y SON CANCIONES TAN ABSURDAS Y RIDICULAS QUE TE ASESINAR NI A UN RATON.NO ES LA MUSICA LO QUE LOS HACE COMETER CRIMENES ES SOLO UN PRETEXTO YA SON ENFERMOS NACIERON PARA JODER Y EN OCASIONES LA LEY LES PERDONA SUS CRIMENES Y LOS PONEN EN CENTROS PSIQUIATRICOS Y SUPUESTAN LOS CURAN Y SALEN DE NUEVO AL MUNDO COMO PARTE DE NUESTRA SOCIEDAD AQUI EN MEXICO TENEMOS AL CLAN TREVI QUE ES TAN INOCENTE COMO UN PERRO DE LOS QUE MUERDEN A ESCONDIDAS.PERO A MIS QUERIDOS MEXICANOS YA SE LES OLVIDO Y AHORA LE CELEBRAN,SUS DISCOS,ES LA REYNA DE LOS MAR.CAS Y HAN OLVIDADO EL DAÑO QUE CAUSARON A FAMILIAS MEXICANAS.PERO BUENO ESTO ES MEXICO NO.

julio elias dijo...

hey que pues con la info de leonard lake. felicidades!!!!

Albert dijo...

muchas gracias por la informacion hay una cancion de un artista de hip hop que habla de Charles Manson y ahora he logrado entender muchas de las cosas que comenta, muy fuerte la taradura de Manson

albert dijo...

creepy crawl de Necro, se me olvidaba ya,http://www.youtube.com/watch?v=cNrMKoqrt9U

Anonymous dijo...

Vampire K.I.S.S.

muy interesante, quiero estudiar criminalística y criminología así que me daré varias vuelta spor aquí.

P.D: sigo pensando que Marilyhn Manson no tiene nada que ver con lo de Columbine, de hecho nunca he visto ninguna foto de Erick o Dylan que tenga algo que ver con él, más bien en una tienen una playera de Rammstein.

Anonymous dijo...

Vampire K.I.S.S.

muy interesante, quiero estudiar criminalística y criminología así que me daré varias vuelta spor aquí.

P.D: sigo pensando que Marilyhn Manson no tiene nada que ver con lo de Columbine, de hecho nunca he visto ninguna foto de Erick o Dylan que tenga algo que ver con él, más bien en una tienen una playera de Rammstein.

Anonymous dijo...

interesante, muy bueno

Anonymous dijo...

Manson nunca fue fans de los beatles esa es una vil patraña, y lo del album blanco un chiste, hay un documental del 89 que se llama "Charles Manson Superstar" que aca esta puesto como bibliografia. Ahi sale hablando el propio manson y le preguntan por the beatles el dice que los beatles eran para el como niños porque el pertenecia a una generacion anterior a los beatles, recomiendo mucho el documental. SALUDOS muy bueno el blog pero un poco amarillista.

Sois escoria dijo...

charles manson (en minúsculas porque no merece respeto alguno) es un enajenado mental y un gilipollas nato.

La de tiempo que empleas en recopilar todos estos datos.... podrías estar plantando árboles o estudiando los logros de la humanidad.

Hay que estar un poquito mal de la cabeza para hacer un blog de deficientes mentales. ¿Qué pasa, se te pone dura con estas cosas?

manson... un artista mediocre y un cobarde ante la vida, incapaz de vivir con dignidad.

Ojalá cuando salga de la cárcel con la condicional en el 2012, lo torturen hasta la muerte y le hagan a su familia lo mismo que le hizo famosillo a él.

Esos son tus ídolos... pedazos de mierda humana, escoria de la humanidad.

¿Qué será lo próximo, un blog sobre heces caninas?
En fin, sigue pajeándote mientras contemplas vísceras, yo de ti iría al psiquiatra cuanto antes.

¡Viva la vida!

Anonymous dijo...

Soy de las que respeta todas las opiniones, y encuentraria hasta aburrido el que todos pensaramos igual, pero el respeto se acaba cuando las cosas no se dicen con educacion. El que publico esta entrada NO MATO A NADIE, por tu logica cada vez que un telediario habla de un asesino deberiamos de enviar a su director a un manicomio ¿?. La clase de personas que pretenden censurar lo que pasa en el mundo y quieren vivir en la ignorancia, son los realmente enfermos. Creo que seria preocupante el hecho de que cualquier persona se interese tan solo por un tema tan morboso como los asesinos en serie, pero llevando una vida normal hay que interesarse por todo, lejos esta eso de tener el mismo pensamiento que un asesino...
Agradezco que exista ese blog, que como muchos otros tratan de temas que en cierto modo dan miedo pero es necesario que sepamos que existen.
Muy desagradable e innecesario tu comentario, de verdad, porque no creo que llegaras a este blog buscando recetas de cocina.

Anonymous dijo...

Por cierto escrito estoy realmente sorprendida, ya que tengo por costumbre ver el telediario y me tenia por una persona informada, ver como estas cosas siguen pasando. Hay casos muy recientes que no conocia.
Y repito felicidades por el blog, tu no tienes la culpa de que alguno al leer cosas asi vea su propia naturaleza y se asuste. Yo di con tu pagina por casualidad y aun sigo mirandola de vez en cuando, y lejos de tener la mente retorcida ni si quiera como carne porque me da repelus hahaha

Anonymous dijo...

Enhorabuena!

Daniela dijo...

Buenísima la entrada, felicitaciones al dueño/a!. Y, bueno, siempre se va a encontrar a alguien que te quiera llevar por delante solo por pensar de una forma distinta a la tuya, la verdad, es que choca, bastante!. Yo, por mi parte, estoy metida en el tema Manson desde hace bastante, me llamó la atención, pero no por eso soy una demente ni algo parecido, por favor, gente!. Si, viene de una familia disfuncional, sería anormal pensar que el tipo iba a terminar bien...Aún así, no se comprobó que él haya cometido alguno de los crímenes, ojo, no lo estoy defendiendo. Pero, separemos las cosas, influenció a su Clan y el se quedo "con las manos limpias" De ahí a sacar conjeturas de sí los Beatles lo guiaron o no, va en cada uno, les dejo mi comentario y mi pequeño granito de arena en forma de aporte!:
[El siguiente enlace pertenece a un tema que un rapero de acá, Argentina, hizo en base al caso Charles Manson, que lo considero Excelente por cierto!]

http://www.youtube.com/watch?v=ZjCBkcQl6I8

Me despido citando un fragmento de la misma= "Es que no pueden soportar, ellos eligen no escuchar,
él solo dice incoherencias que saben hipnotizar.
¿Qué es lo que pasaría si estuviera en libertad?,
¿Las cosas cambiarían, o sería todo igual.?
Es digno de admirar un líder que supo entender,
e influenciar a muchos jóvenes sin nada que perder.
Un artista rechazado que les prometió esperanza,
Solo si se redimían y cumplían su venganza.
Rompiendo el estatuto que te quieren enseñar,
Los que temen que La Familia hoy los venga a visitar." Y, sí, coincido con la letra del tema, señores!

Saludos.

Anónimo dijo...

Mucha foto, mucho documento gráfico, pero...hay mil y un errores en la descripción de los asesinatos. Hay que informarse mejor antes de escribir sobre algo.

Anónimo dijo...

ESTA MUY BUENO.....QUIERO SEGUIR LOS PASOS DE MANSON....SU IDIOLOGIA....COMO PENSABA EL, SU SICOLOGIA PARA MANIPULAR LA GENTE....

Anónimo dijo...

Matthew Roberts no es hijo de Manson, una prueba de ADN lo confirmo el año pasado.
Saludos

http://articles.cnn.com/2012-04-23/us/us_ohio-manson-grandson_1_charles-manson-manson-family-father?_s=PM:US

Yarelys Reyes dijo...

Saludos! Estoy haciendo un trabajo de investigacion para una clase de psicologia y me gustaria utilizar informacion de tu blog. El unico problema es que mi investigacion es estilo APA y en mi bibliografia necesito escribir nombre del autor y la fecha de su publicacion para que no sea un plagio. Mi pregunta es si me podrian dar un nombre y una fecha para este articulo?

Anónimo dijo...

Me pareció muy completo el estudio. Felicitaciones!!! algo más que se aprende de la vida.

Anónimo dijo...

Vaya que si estaba enfermo el tipo muy dañado sobre todo porque tenía una obsesión con la figura materna que nunca tuvo he ahí su obsesión con las mujeres jóvenes (reflejo de su madre) en fin... lo mas triste es que lo hagan "famoso" como si hubiese sido un héroe osea!!! es como aplaudirle a un sicario cada vez q mata o mucho peor ya que éste hombre es aún mas peligroso ya que fungiría como autor intelectual y no creo conveniente que sea un ejemplo a seguir para las nuevas generciones ya que todo lo que tega que ver con sangre les llama la atención y me incluyo, solo que lo miro del lado crítico nada más, saludos.

Anónimo dijo...

Exelente Historia para la consiencia de los seres humanos de lo que no deveria volver a pasar !!!!

jangel dijo...

...no se porque tanta pinche habladuria con un pendejo que ni siquiera metio las manos, muy chingon pero corria a la hora de sacar sangre , cuanto pendejo hay en la humanidad que se deja engatuzar por un "palabritas"...ahi les encargo a los de mentecita debil, miren lo que les pasa por vivir pensando en babosadas...

Claudia Páez dijo...

Muy interesante la historia , gracias por la recopilación de Info!!

Unknown dijo...

Tarde tres dia en leer todo y en investigar la veracidad de la información. Hay algunos errores y circunstancias poco fiables...ademas q esta desactualizado. Pero por lo demas Excelente! !!! Me ha fascinado la historia aun q no encontre indicios de algo "SATANICO" mas bien pienso q todo resulto de la mala interpretación sobre la s canciones ... ademas q con un don sobre el habla...logro q los demas hicieran lo que el decia...osea manson.
Pero de lo q estoy seguro es que quiero y deseo q se muera en la carcel y que se muera enfermo. Quiero q sufra con esa enfermedad.

Anónimo dijo...

Joder, que cosa taaaaan larga :S

Ampersand dijo...

Impresionante la recopilación de datos sobre el quizá más emblemático "asesino" (porque nunca se manchó las manos) de la historia, al que se atribuyen hechos, males, leyendas, malinterpretaciones, etc.... ese hecho por sí sólo lo convierte en un verdadero manipulador, peligroso por influenciar gente susceptible, un perdedor que encontró la forma de arrastrar con él a gente influenciable, lo vuelven un personaje temible.

Pero coincido que un desperdicio de materia de esa magnitud como lo es Charles Manson dista de compararse o temer como algunos de los personajes de tu blog, verdaderos asesinos y dementes extremos ... sus hechos son similares a los cometidos por "líderes" y tiranos políticos que han sido obedecidos y seguidos no por un grupo reducido de personas, sino por millones de ellas .... eso si es verdadera peligrosidad, un tema para analizar y profundizar muy aparte .... excelente trabajo ECS, saludos, hasta luego !!!!!

Anónimo dijo...

Lo que no se entiende es como a tex watson y susan atkins se les permitiera casarse, watson hasta hijos tuvo cuando originalmente fueron condenados a muerte y se salvaron por que la pena de muerte fue abolida temporalmente en California.

Fe dijo...

Una aclaración: iniciando esta historia la sexta fotografía corresponde a Sandra Good con el cabello rapado. Hay declaraciones de Melody Patterson-actriz de tv en USA,vieja amiga de Sharon Tate y ex miembro del grupo Manson- quien cuenta al periódico Los Angeles Times que Jay Sebring a quien conocía bien tenía en el sotáno de su casa un set de sadismo sexual a donde eran conducidas jóvenes a cambio de unos cuantos doláres,Jay habría contactado en el barrio hippie de Los Angeles a dos chicas muy drogadas y que por veinte doláres las llevo al mencionado sotáno, por seis horas las humilló y maltrató, estas chicas eran Patricia Kerwinkel y Leslie Van Houten,a raiz de este suceso Manson planeó una venganza: Jay fue espiado visitando la residencia de los La Bianca-padrino y madrina de Jay y única familia- días después se le siguió hasta otra residencia donde finalmente se asesinó a Jay y sin estar contemplados a Sharon Tate y otras personas.Dos dias después la venganza alcanzó al matrimonio La Bianca . Melody Patterson había abandonado al grupo Manson diez días antes de los asesinatos.