Marcel Barbeault: “El Asesino de las Sombras”


“Hay que ser realista. El mundo se compone de dos clases: los cazadores y los cazados. Afortunadamente, usted y yo somos los cazadores”.
“El juego más peligroso”. Richard Connell.


Marcel Henri Barbeault nació el 10 de agosto de 1941 en Liancourt, Oise (Francia). Su padre era conductor de locomotoras de vapor y su madre, Micheline, trabajaba en la industria textil. Barbeault dejó la escuela muy joven y sin haberse graduado, y entró a trabajar en una fábrica a la edad de 14 años como remachador.



Micheline Barbeault

Un tiempo fue un ladrón de poca monta. Al cumplir la mayoría de edad se alistó en el ejército y estuvo destacamentado durante la guerra de Argelia, donde estuvo de 1954 a 1962. A su regreso del frente, regresó a la fábrica y se convirtió en boxeador amateur. Poco después se casó con una hermosa chica llamada Josiane Vandeponselle. Barbeault era un padre de dos hijos y siempre fue un buen marido. Amaba a su mujer profundamente.



La boda de Marcel Barbeault y Josiane Vandeponselle

Luego, las cosas comenzaron a ir mal. Dos de sus hermanos murieron en 1967 y poco después, su madre murió de cáncer de mama en 1968; dos semanas después de su fallecimiento, Barbeault comenzó a matar.



La tumba de su madre

Según diría tiempo después, para él las mujeres eran piezas de caza, por lo que decidió dedicarse a acecharlas o perseguirlas armado con un rifle de alto poder.



Marcel Barbeault

El 10 de enero de 1969, una mujer llamada Francoise Lecron, radicada en Nogent-sur-Oise, fue herida por un disparo en el hombro mientras estaba en su casa, pero sobrevivió.



El ataque a Francoise Lecron y los titulares al respecto


El 14 de enero de 1969 por la mañana, Michele Louvet, una joven de 17 años que vivía en Nogent-sur-Oise, recibió un disparo en el estómago. Sobrevivió pese a la gravedad de la herida.



Michele Louvet


El 23 de enero de 1969, Barbeault agredió a Teresa Adam, una mujer de 49 años, a quien luego mató con un disparo en el cuello, con una bala calibre .22.



Teresa Adam







También estaba radicada en Nogent-sur-Oise. Por primera vez, se llevó la ropa interior de la víctima como trofeo.



El cadáver de Teresa Adam y los titulares sobre el crimen



El 16 de noviembre de 1969, Suzanne Merienne, de 44 años, y su hija adolescente, fueron atacadas en Nogent-sur-Oise por un hombre que llevaba puesta una máscara. Él las arrastró afuera de su casa y le disparó a quemarropa a la mujer.



Suzanne Merienne


La chica logró escapar. Ella vio a los ojos del hombre: “eran ojos como los de un gato”, declararía. Barbeault se robó la ropa interior de la víctima.



La hija de Suzanne Merienne


La secuencia homicida de Marcel Barbeault se interrumpió por más de tres años, por causas indeterminadas. Para entonces, se había establecido un patrón de sus ataques: todas sus víctimas eran mujeres de pelo castaño.



Las investigaciones




Los asesinatos ocurrieron en la noche o el crepúsculo, siempre en la zona de Nogent-Sur-Oise, al norte de Francia.



La cacería

Se ocultaba en las sombras de los árboles cercanos para dispararle a sus víctimas, como un auténtico cazador. Por este motivo, la prensa comenzó a llamarlo “El Asesino de las Sombras”.



El arma de Barbeault

Nada ocurrió hasta el 6 de febrero de 1973, cuando Annick Delisle, de 29 años de edad y también radicada en Nogent-Sur-Oise, fue muerta a tiros; esta vez, Barbeault violó primero a la chica, antes de llevarse sus pantaletas.



Los titulares









Durante la noche del 28 a 29 mayo, una joven pareja de amantes fue muerta a tiros en Nogent-Sur-Oise.



Eugene Stephan

Se trataba de Eugene Stephan, de 25 años, y su novia Mauricette Van Hyfte, de 23.



Mauricette Van Hyfte

Durante la investigación del asesinato de Eugene Stephan y su novia, el investigador Daniel Nebeu encontró un cargador de pistola metido en un tubo vertical de un cementerio cercano.


El funeral de Mauricette Van Hyfte

El objeto estaba junto a una llave de agua que había sido usada recientemente.



Los titulares sobre el asesinato de Mauricette Van Hyfte


El agente consideró que el asesino había ido a lavarse las manos, con la finalidad de quitarse polvo o sangre de las mismas.



Daniel Nebeu

Dado que el crimen ocurrió a la mitad de la noche, el oficial investigador llegó a la conclusión de que el asesino conocía el cementerio, quizás por ser un visitante frecuente.



La policía en el cementerio

Así que recopiló los nombres de todos los que tenían motivos para visitar el cementerio, alrededor de 2,500 personas; en la lista aparecía el nombre de Barbeault, ya que allí estaba enterrada su madre. También halló una huella de bota en el lodo de una de las escenas del crimen. De inmediato se hizo un molde de la misma.



La huella de bota

El 8 de enero de 1974, la joven Josette Routier, de 29 años, fue muerta a tiros en su departamento. El asesino le quitó toda la ropa interior para llevársela como recuerdo y violó el cadáver.



Josette Routier

El 25 de noviembre de 1975, en Hebert Park, Julia Goncalves, de 29 años, fue agredida por Barbeault, quien le dio varios golpes.



Julia Goncalves

Una vez que ella estaba tirada en el suelo, ejecutarla con varios disparos de su rifle calibre .22, antes de desnudarla y violarla. También se llevó sus bragas.



El funeral de Julia Goncalves

La última víctima fue atacada el 6 de enero de 1976. Se trataba de Francoise Jakubowska, de 20 años, quien vivía en Villers-Saint-Paul.



Los titulares sobre el ataque a Julia Goncalves

También fue golpeada, apuñalada en el pecho y luego asesinada a tiros con un rifle largo del .22. El asesino la violó y se llevó su ropa interior como recuerdo.



Francoise Jakubowska

El 14 de diciembre de 1976, la policía registró la casa de Barbeault. En su bodega, la policía encontró el rifle largo calibre .22 con el que mató a sus víctimas, varias balas del mismo calibre, una maza, un cuchillo de paracaidista y una daga. Fue finalmente arrestado; había sido denunciado por una llamada anónima.



Retratos robot del sospechoso


Barbault dijo que había encontrado todas las armas en un cementerio y que era inocente, pero desde que fue arrestado, los asesinatos cesaron. Fue acusado de cinco de los ocho asesinatos (las evidencias no fueron concluyentes en los otros tres).



Mapa de los crímenes

El Abogado General solicitó la pena de muerte, aunque no pudo ser aplicada, dado que François Mitterrand acababa de ser elegido Presidente de la República y anunció su inminente supresión.



El arresto de Barbeault













Su juicio fue un circo mediático. Durante semanas, la prensa habló de “El Asesino de las Sombras” y de su obsesión por convertir la zona de Nogent-Sur-Oise en su coto de caza particular. Las mujeres eran piezas de caza mayor para él; la policía encontró sus trofeos: la ropa interior robada a las víctimas.



La gente hace fila para entrar al juicio



Pese a las evidencias en su contra, siempre sostuvo que era inocente. Después de varias semanas, fue declarado culpable de dos cargos de asesinato, tres cargos de homicidio, dieciséis robos y una serie de otros delitos menores.



El juicio


El juez se mostró inflexible y dictó una sentencia muy dura. Marcel Barbeault fue condenado a cadena perpetua en mayo de 1981. Para entonces, su esposa exigió el divorcio. Barbeault nunca volvió a verla, tampoco a sus hijos.





En marzo de 1982, tras una serie de apelaciones, su condena fue anulada y un nuevo juicio se llevó a cabo en noviembre de ese año. El veredicto fue una vez más culpable.



El segundo juicio


Su sentencia fue reducida a cadena perpetua, con un mínimo de veinte años de prisión. Fue encarcelado en la prisión central de Saint-Maur, en el Indre, donde permanece hasta la fecha. Todas sus víctimas fueron enterradas en el mismo cementerio.




BIBLIOGRAFÍA: